Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 1: Aprender con los medios (Vol. 1 - 1993)

La comunicación social en educación primaria

https://doi.org/10.3916/C01-1993-03

Antonio Feria-Moreno

Abstract

El tratamiento pedagógico de la comunicación social en la etapa de Educación Primaria (uso didáctico de los medios de comunicación social, estrategias de análisis crítico, producción escolar ...), dista mucho de ser una realidad en la práctica educativa de nuestros centros docentes. Este artículo invita a maestras y maestros de Primaria a superar barreras, a abandonar reticencias y, en definitiva, a buscar modelos didácticos donde la comunicación social tenga cabida.

Keywords

Archivo PDF español

El que los niños y niñas de primer ciclo de Primaria sean muy pequeños o que se aburran o, incluso, que no haya espacio ni tiempo para trabajar con el periódico en el aula, son razones que han ido sustentando modelos de escuela básica alejados de la realidad social, del entorno inmediato y más cercanos a la contemplación pasiva del “libro de texto” como organizador de nuestras clases.

La experiencia recogida aporta que ni los niños se aburren con la prensa, ni existen límites de edad, ni mucho menos se está perdiendo el tiempo cuando abrimos un periódico en el aula. La realidad evidenciada en multitud de escuelas y por gran cantidad de enseñantes es que al trabajar la comunicación social con los niños y niñas, jóvenes en general, además de adentrarnos en un inmenso mundo alucinante que nos desvela secretos, misterios y realidades cercanas o exóticas, nos permite aprender lo que nos interesa de forma más interesante y adecuada a la realidad psico-pedagógica de las personas que se están formando.

En cualquier caso, la escuela básica desarrolla estrategias organizativas y metodológicas que se ajustan a modelos no transmisivos de los contenidos de aprendizaje; no ya por posicionamientos o modelos personales de entender el proceso enseñanza-aprendizaje, sino por la propia idiosincrasia del alumnado que se forma en los centros de Primaria. ¿Quién apuesta ya por transgredir las exigencias de unos niños y niñas que, a esa edad de 6 a 12 años, desarrollan un modelo de vida dinámico en base a actitudes participativas? ¿Podemos seguir obligando a la infancia y juventud a mantener planteamientos pasivos en una escuela alejada de la realidad social?

En oposición a la idea anteriormente expuesta, sigue costando un ingente trabajo llegar a comprender que no sólo se trata de utilizar elementos participativos y no transmisivos a la hora de abordar la docencia. El activismo por el activismo, vacío de contenido y de implicaciones, nos lleva irremisiblemente al desarrollo de prácticas educativas que poco o nada aportan a la “formación integral de las personas”. Los modelos de escuela crítica, creativa, participativa, implicada en la realidad cultural del entorno, pasan necesariamente por entender los procesos que sigue el tratamiento de la información.

La comunicación social es un recurso, un modelo y un contenido no extraño al hecho educativo y ha de ser un núcleo fundamental del trabajo en el aula.

Análisis del contexto

“El lenguaje es, pues, una herramienta culturalmente elaborada para la comunicación en el entorno social”.

Decreto de Educación Primaria, BOJA 20/6/92, Pág. 4053

La etapa educativa de Educación Primaria cuenta con tal cantidad de peculiaridades psicopedagógicas y socio-culturales que se articula como un momento específico en el conjunto de la educación obligatoria con características propias y diferenciadas del resto. Un primer principio que vamos a defender desde estas páginas es el hecho de que la Educación Primaria no ha de ser entendida ni valorada en función de las necesidades que tiene la Educación Secundaria, ya que la Primaria cuenta con sus propias necesidades, contenidos y estrategias específicas. No hay que preparar para las etapas siguientes, hay que formar a las personas en su contexto propio e independiente.

Los medios de comunicación social (MCS), tradicionalmente se han encontrado vinculados a los niveles “superiores” de la enseñanza. Desde aquí planteamos un cambio de orientación en este sentido, puesto que su uso debe iniciarse desde los primeros años, ya que es éste un ámbito privilegiado para poner en contacto al mundo de la «escuela» con el entorno real donde se contextualiza la actividad cotidiana de nuestros alumnos y alumnas.

En la educación, la comunicación social es un elemento a tener en cuenta a la hora de profundizar en el trabajo del aula, desde donde se posibilitará la adquisición de conceptos, hábitos, estrategias, destrezas, valores... promovidos desde el diseño de los Proyectos Educativos de cada Centro.

La realidad que rodea al alumno de Primaria ha de ser la base en la selección de los contenidos de enseñanza en esta etapa educativa. La actividad de los alumnos y alumnas debe estar condicionada por los hechos y acontecimientos inmediatos y concretos. Así, la prensa (tanto escrita como audiovisual y hablada) trata de acercar la realidad social a la escuela, estudiando no sólo temas académicos, sino analizando los hechos que están sucediendo fuera de ella, desarrolla el sentido crítico, utiliza una metodología distinta a la convencional, mejora la lectura y la comprensión, el conocimiento del idioma, técnicas de análisis y síntesis... En definitiva, contribuye a formar a las personas con una actitud crítica y valorativa de la sociedad de la que forma parte.

En un primer acercamiento global a la adecuación y niveles de profundización de la comunicación social en los diferentes ciclos de la Educación Primaria, los medios de comunicación social tienen un carácter progresivo y completo en esta etapa educativa. Se pueden utilizar todos los procedimientos, técnicas y estrategias de la comunicación social en la Educación Primaria, únicamente se requiere secuenciarlos en función del índice de dificultad con que cuentan. En el esquema que sigue, se puede valorar globalmente la propuesta, describiendo posteriormente cada uno de los ciclos y su especificidad propia.

Consideramos que en el primer ciclo de Primaria, el uso de los MCS en las aulas ha de estar marcado por el interés que las noticias o las imágenes pueden despertar en los niños y niñas. Es fundamental partir de la motivación en todo caso y en todas las materias y, qué más motivante que incardinar el trabajo del alumnado en su entorno inmediato y buscar los hechos y acontecimientos que se relacionen íntimamente con las estructuras de conocimiento que de ese mundo el niño tiene. De esta forma los alumnos y alumnas perciben los MCS no como algo alejado de sí, es más, la percepción de su contexto inmediato propicia al alumno sentirse predispuesto a recibir la información que le aporta el entorno donde vive a través de los medios de comunicación social. La introducción de los MCS en el primer ciclo ha de tener un carácter progresivo, desde la utilización para actividades puntuales hasta su sistematización como recurso didáctico junto con otros tantos medios educativos. Lo ideal sería utilizar noticias próximas a su entorno inmediato o que tengan relación con él mismo. Los periódicos deben de entrar en el aula y estar al alcance de las niñas y niños que en ella se forman.

Si partimos de la base de que la comunicación social en el primer ciclo de Educación Primaria debe ser ocasional y progresiva, aprovechando acontecimientos que atraigan la La Comunicación Social en los distintos ciclos de la Educación Primaria Uso puntual como complemento en las estrategias de enseñanza Iniciación al análisis: titulares, 6 W's, descripción simple valorativa Acercamiento a la imagen a través del periodismo gráfico Producción propia. Taller de comunicación social TERCER CICLO SEGUNDO CICLO PRIMER CICLO Desarrollo del análisis crítico: lectura de la imagen, chequeo de la noticia, fichas de prensa ... Uso frecuente de los medios de comunicación social como recursos didácticos La comunicación social en sí misma: elaboración, géneros, estilo... Uso sistemático de los medios de comunicación social zarlos de forma continua y sistemática, planificando su conocimiento en particular e atención del niño para conseguir la familiarización con los «media» y contactar el mundo de la escuela con el mundo real; la comunicación social en el segundo ciclo de Primaria debe representar un nuevo paso en la profun-dización; es decir, debe hacerse un uso más frecuente a medida que vaya desarrollándose las capacidades del niño. Se ha de tender a que el alumnado del segundo ciclo pueda tener una mayor iniciativa a la hora de buscar información. La utilización de los MCS no es, por tanto, un método educativo sino una estrategia, un recurso, para facilitar el aprendizaje, por lo que los medios de comunicación deben estar al alcance de los niños y en el aula, para reflejar el entorno social en el que viven, al que pertenecen y en el que se sienten integrados.

Dentro de los sucesivos niveles de inclusión de los MCS, en el tercer ciclo de Primaria ha de buscarse la manera de utiliintroduciéndolos en las restantes unidades didácticas de carácter general. Si en el primer ciclo se caracterizaba el uso de los MCS de forma ocasional y progresiva y en el segundo ciclo se hacía más frecuente; en el tercer ciclo, la comunicación social toma cuerpo definitivo al introducirnos en su conocimiento específico, su elaboración comercial y su análisis en profundidad. Los alumnos y alumnas utilizarán todo tipo de noticias y realizarán actividades relativamente complejas: seminarios temáticos con apoyo de textos periodísticos, trabajos monográficos, análisis interdisciplinar de contenidos periodísticos... Además de las actividades ya realizadas en los ciclos anteriores (lectura en corro, murales, chequeo de las 6 W’s de una noticia...). En definitiva, el uso de los MCS en el tercer ciclo de la Educación Primaria ha de ser continuo y sistemático.

Estudio de los principios que relacionan comunicación social y Educación Primaria

A lo largo de la legislación administrativa que define la etapa de Primaria se explicitan una serie de principios fundamentales para el desarrollo de los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Concretamente, vamos a utilizar los principios definidos en los “aspectos generales de la Educación Primaria” del Decreto por el se establecen las enseñanzas correspondiente a esta etapa en Andalucía (BOJA, nº 56, del 20/6/92), siendo ésta la fuente fundamental para la elaboración de los Proyectos de Centro y planificar el trabajo en el aula.

El listado de principios a los que se hace referencia van a tomar cuerpo y contenido en función de su relación con aquellos otros principios y elementos del medio periodístico en el marco de una adecuada Educación en materia de Comunicación Social.

Muchos son los principios educativos que se modifican o asumen en la propuesta curricular que se desarrolla a partir de la LOGSE. También son muchos los principios que se mantienen, dada su repercusión, adecuación y valoración positiva, constatada a través de años de docencia educativa. Vamos a analizar, describir y valorar los primeros al ser los más impactantes en la actualidad y, además, al significar una fuente de incertidumbre y ansiedad en los profesionales de la enseñanza. Sirva como marco la siguiente afirmación:

“La Educación consiste en un conjunto de prácticas o actividades ordenadas a través de las cuales un grupo social ayuda a sus miembros a asimilar la experiencia colectiva culturalmente organizada y a preparar su intervención activa en el proceso social.

Todo aprendizaje supone la interiorización y reelaboración individual de una serie de significados culturales socialmente compartidos”.

Con este enunciado, el Decreto de Educación Primaria de Andalucía establece las definiciones de educación y aprendizaje. Como puede observarse la “socialización cultural” es el elemento fundamental que define ambos y, consecuentemente, la Educación en materia de Comunicación Social es un elemento indispensable en el desarrollo coherente de estos procesos.

Se inicia este estudio con la explicitación de un gráfico en la página siguiente, que puede permitirnos tener una visión global, en un primer momento, de los principios educativos y periodísticos que van a ser tratados, así como las relaciones que se establecen entre ellos; posteriormente, se describirá de forma específica cada uno de los principios, aportando la claridad necesaria a la terminología utilizada y el papel que los MCS juegan a la hora de desarrollar en la práctica las estrategias educativas que se infieren de los enunciados pedagógicos.

Aprendizaje significativo

El primer principio pedagógico de los apuntados en el esquema anterior hace referencia al modelo de aprendizaje del proceso educativo: el aprendizaje significativo y funcional. El Decreto de Primaria nos dice:

“El aprendizaje se produce cuando un conocimiento nuevo se integra en los esquemas de conocimiento previos llegando incluso a modificarlos. Para que esto suceda, el alumno tiene que ser capaz de establecer relaciones significativas entre el conocimiento nuevo y los que ya posee.

La funcionalidad del aprendizaje escolar quiere decir que las competencias y los conocimientos que se adquieran puedan ser utilizados en cualquier situación de la vida cotidiana que lo requiera”.

Como vemos, el aprendizaje es significativo cuando relacionamos de forma adecuada el nuevo conocimiento con lo que ya sabemos, de tal manera que se asuma lo nuevo o se modifiquen los conceptos previos que ya se poseen.

Es obvio que si intentamos enseñar algo que los alumnos y alumnas ya saben se nos van a aburrir, pero si lo que pretendemos que aprendan está muy alejado de los conocimientos que ellos y ellas poseen no van a llegar a aprenderlo, por lo que se angustian en unos casos y se aburren por falta de interés en otros. Una consecuencia educativa de este principio es el que antes de aportar los nuevos contenidos se han de detectar las ideas previas que el alumnado tiene sobre los mismos.

La comunicación social es utilizada muy frecuentemente a la hora de iniciar el trabajo con cualquier bloque de contenidos o temática específica. Nadie duda del carácter motivante de los MCS para abordar contenidos: presentación de una imagen gráfica de un periódico para suscitar un debate o, simplemente, una descripción de lo observado; lectura y comentario de una noticia aparecida en prensa y/o televisión que se relacione con la temática de trabajo... Las informaciones recibidas desde el periódico, la radio o la televisión, sirven, además de para ser procesadas como contenidos de aprendizaje, para trasladar las vivencias allí expuestas a la realidad social y personal de alumnos y alumnas. Las posibilidades son innumerables, permitiéndonos, en definitiva, detectar los preconceptos, conocimientos previos, errores conceptuales..., es decir, las ideas previas que sobre los contenidos de aprendizaje se van a desarrollar en el aula con los niños y niñas concretos y específicos de nuestro centro.

Selección de contenidos

Otra de las grandes novedades para la Educación Primaria es la concepción de los contenidos de aprendizaje como algo más que la simple relación de hechos y conceptos. El Decreto de Primaria dice al respecto:

“Junto al aprendizaje de datos, informaciones, hechos y conceptos, se destaca hoy la necesidad de entender, también, como contenidos, el conjunto de procedimientos a partir de los cuales se construye el conocimiento, y asimismo, el sistema de actitudes, valores y normas que rigen el proceso de elaboración de la ciencia y la vida en sociedad (...) En la práctica educativa, el tratamiento de hechos y conceptos es indisociable de los procedimientos y actitudes correspondientes”.

Los medios de comunicación social juegan un papel indiscutible en la formación de actitudes y valores, ya no sólo en el periodismo de opinión sino, además en el tratamiento informativo de las distintas noticias que aparecen. El análisis crítico de la prensa comercial nos lleva a estudiar valorativamente los conceptos y hechos que allí se relacionan, pero también a cuestionarnos los contenidos implícitos que lleva asociada toda información, la cual nunca se puede considerar aséptica ya que el posicionamiento personal del periodista o de la propia cabecera del diario ha de ser valorada para solventar las posibles manipulaciones o, simplemente, el modelo ideológico-cultural en que se sustenta. Los MCS crean actitudes y valores en función de unos hechos que se nos presentan elaborados mediante unos procedimientos concretos. El procedimiento periodístico por excelencia, la técnica de las 6 W’s, ha de ser también el procedimiento de análisis crítico del medio y su mensaje.

Globalización

Continuando con la caracterización de los contenidos en la etapa de Educación Primaria, el principio fundamental que organiza los contenidos en el aula es el de la globalización. El Decreto de Primaria hace las siguientes apreciaciones:

“Los criterios básicos para la organización de los contenidos como medios para la consecución de los objetivos (...) se centrarían en el carácter integrador o globalizado de los contenidos.

Por ello, el trabajo en el aula se estructurará mediante propuestas globalizadoras de los contenidos escolares, que tomen como referencia nuevos ámbitos de organización, más próximos a la actividad globalizada del aula, más sensibles a la integración de nuevos requisitos sociales, y más respetuosos con los intereses y necesidades de los alumnos y alumnas que los planteamientos disciplinares de las áreas clásicas”.

La globalización en la etapa de Primaria es un principio teórico asumido en los centros y por los equipos docentes, pero las realizaciones prácticas que conlleva la generalización en el aula de este principio, en muchos casos no se corresponden con él mismo o se parcializa, terminando por ser una suma de contenidos impartidos en sucesivos momentos del día lectivo. Caricaturizando un poco: resulta que de 9 a 10, leemos un cuento sobre las flores; de 10 a 11, contamos las flores de un jarrón; de 11’30 a 12’30, deshojamos margaritas para ver que hay dentro y de 12’30 a 14 horas, dibujamos flores y dramatizamos que estamos en un campo de amapolas.

Sintiéndolo mucho, esto no es globalización. Existen implicaciones diversas y distintas en cualquier modelo globalizado de tratar la educación de forma integral, pero todas ellas pasan por eliminar compartimientos estancos en el tratamiento de cualquier materia o temática; acercar los contenidos de aprendizaje al alumnado no solamente integrando los procedentes de varias áreas sino además relacionándolos significativamente para darles un verdadero sentido de realidad, comprensión y coherencia; respetar a las personas y su formación integral a través de superar planteamientos disciplinares que se alejan de los intereses y necesidades de los niños y niñas; y, por último y fundamental, trasladar modelos de intervención, conocimiento, valoración y actuación social al aula, ya que los requisitos sociales que actualmente se exigen y se viven obligan a entender una escuela integrada tanto en la cultura social como en la propiamente educativa.

En definitiva, la globalización exige tener una visión amplia donde se integren de forma íntimamente relacionada los contenidos culturales, las estrategias de enseñanza y los estilos de aprendizaje. Pensemos en unos contenidos que traten la pluralidad de ideas y la participación. Si esta temática se trabaja en un aula dominada por la actitud transmisiva del o la docente y la pasividad y silencio del alumnado, por mucho que tratemos la participación desde todas las áreas de forma integrada, la concepción global queda rota por un modelo metodológico que se opone al discurso empleado.

En este contexto y en base a estas ideas, la prensa y los otros MCS son instrumentos muy adecuados para el tratamiento globalizado del currículum educativo.

El periódico es información y opinión de contenido social (Conocimiento del Medio) en forma de texto (Lengua escrita) con datos numéricos, estadísticos y gráficas (Matemáticas) e imágenes (Educación Artística).

Entre las razones y consideraciones que se pueden apuntar en favor del apoyo que los MCS hacen de la globalización en Primaria, se encuentran.

En primer lugar, el propio tratamiento que se hace de las noticias en los periódicos: las informaciones en prensa tienen un carácter integrador y entienden la noticia como un todo global en el que los datos y restantes contenidos u opiniones se interrelacionan tal y como es la realidad.

En segundo lugar, las estrategias de enseñanza que el profesorado ha de realizar se ven abocadas a tratar la información periodística como un todo. El propio medio didáctico (los MCS) induce a utilizar estrategias pedagógicas de carácter global.

Otra consideración es el hecho de que los contenidos que se relacionan en la información pueden ser claramente tratados por área sin tener por ello que romper con su carácter global: una noticia sobre los perjuicios del alcohol aborda contenidos específicos de matemáticas (datos y estadísticos del índice de alcohólicos en la población, edad...), con lo que aprendemos a hacer estadísticas y gráficos con un sentido más real.

Además de otros muchos argumentos, se ha de resaltar desde esta página el hecho de que los contenidos que se obtienen de las informaciones en prensa, se encuentran implicados en un posicionamiento concreto en función de las tendencias de opinión en la información, por lo que además se garantiza un aprendizaje crítico que va más allá del meramente tecnológico.

Adaptación curricular y atención a la diversidad

Dos principios pedagógicos que van a caracterizar el modelo educativo en los centros de enseñanza van a ser la adaptación curricular y la atención a la diversidad. Según el Decreto de Primaria:

“Se caracteriza el currículum como único para toda la enseñanza obligatoria, al mismo tiempo que se le concibe lo suficientemente abierto y flexible como para hacer posible su adaptación a cualquier contexto o situación específicos.

Los distintos equipos de profesores son los que tienen que adaptar el currículum a las características peculiares de cada contexto y grupo de alumnos. De esta manera, no sólo se respeta el pluralismo cultural y la diversidad de capacidades e intereses de los alumnos y alumnas, sino que se reconoce al profesorado un amplio margen de autonomía profesional en las tareas de diseño y desarrollo curricular”.

Este último párrafo es fundamental para entender el protagonismo que el alumnado y profesorado han de tener en el proceso educativo. Alumnos y alumnas han de ser respetados en función de sus capacidades y de su realidad cultural. Esto implica que la selección de los contenidos de enseñanza han de ser adaptados a estas características mencionadas, por lo que cada centro debe elaborar su propio Proyecto Curricular que se adapte realmente al entorno socio-cultural donde se ubica y a las características de las personas que se están formando. Pero, además, la posibilidad de seleccionar y adaptar los contenidos y el modelo educativo, confiere al profesorado la dimensión profesional que tantas veces hemos exigido.

La comunicación social facilita la selección de los contenidos culturales que van a ser tratados en el aula. Seleccionando informaciones periodísticas en función de los contenidos que se traten, estamos realmente protagonizando procesos de toma de decisiones que, hasta ahora y de forma general, habían tenido la administración educativa y las editoriales de incidencia escolar.

El principio anteriormente señalado de atención a la diversidad es el segundo, junto con el de adaptación, que nos permite directamente respetar a las personas que se forman. Como principio constitucional, el respeto a las personas en su diversidad de razas, culturas, sexo... es también un principio educativo que a través de la prensa puede ser magníficamente analizado. Los tratamientos sexistas, raciales, etc. que desde los medios de comunicación social se hacen o se denuncian representan el modelo social que existe en el entorno real al niño. En los centros educativos, los MCS han de ser utilizados para desenmascarar las discriminaciones y modificar esquemas culturales que puede configurar una sociedad más solidaria y respetuosa de las diferencias individuales, sociales y culturales.

Para finalizar con los principios que se han seleccionado para definir la etapa de Educación Primaria, de entre los muchos posibles, vamos a tratar el que se refiere a la investigación como estrategia metodológica. El periodismo de investigación es un modelo que puede servir para estimular y ofrecer pistas a la hora de utilizar metodologías investigativas en la búsqueda del conocimiento en el ámbito educativo. La elaboración de hipótesis, la búsqueda de información, el análisis de datos y la redacción de un informe donde se describan las conclusiones alcanzadas tras contrastar las hipótesis, es un procedimiento de uso generalizado para realizar aprendizajes significativos. La estrategia denominada “monografías de prensa” o “seguimiento monográfico a través de los medios de comunicación”, es una técnica de investigación específica de la Educación en materia de Comunicación Social que se encuentra ampliamente difundida en los centros donde se trabaja con los periódicos. En próximas páginas se describirá ésta y otras técnicas y estrategias muy interesantes para planificar y desarrollar en la práctica el trabajo con la transversal que aquí defendemos: La Educación en materia de Comunicación Social.

Propuestas, procedimientos y estrategias para la Comunicación Social en Educación Primaria.

De entre las distintas estrategias y modalidades de uso de los MCS, se van a seleccionar aquéllas que más y mejor se acomodan a Primaria, adaptándolas a cada ciclo, dentro del modelo que se ha fundamentado en las páginas precedentes.

Como se puede comprobar en el siguiente esquema, las distintas modalidades de trabajo en el aula con los MCS giran en torno a tres propuestas concretas: el análisis del medio, la producción escolar y la utilización didáctica. Las estrategias de análisis crítico de los MCS en la etapa de Educación Primaria giran en torno a los cuatro puntos del esquema anterior, adaptándolos en función del ciclo que se trate. La producción de medios en el centro educativo puede ser desde el sencillo periódico mural hasta la difusión por los canales televisivos del vídeo comunitario. En ellos, los niños y niñas de nuestro centro pueden expresar sus ideas, sus opiniones, sus conocimientos y ayudar a crear un modelo cultural que utiliza la comunicación en el entorno escolar y social.

Finalmente, se defiende desde estas páginas que los MCS van mucho más allá del mero archivo de información para ser utilizada en momentos puntuales. La Educación en materia de Comunicación Social tiene un cuerpo propio de conocimientos que posibilita la organización de los contenidos aportados por las distintas áreas educativas.

Las modalidades de trabajo con los MCS utilizados como instrumentos didácticos son innumerables, siendo ya clásicas las “monografías”, el uso de las “fichas”, el ejercicio matutino de “lectura en corro”, etc. Pero además de estos procedimietnos y estrategias de amplia difusión y conocimiento general, los MCS, como materiales curriculares que son, se sustentan en proyectos de cambio, favoreciendo modificaciones importantes y necesarias en el proceso educativo e implicando al profesorado en su propia profesio-nalización a través de un modelo de reflexión crítica dentro de un proceso autoformativo en el seno de los equipos docentes.

Referencias

FERIA MORENO Y PRIETO FALCÓN (1989): “La prensa en el aula. Cuerpo curricular para un instrumento interdisciplinar”, en Actas I Congreso Provincial Prensa Educación. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

FERIA MORENO, A. (1990): “La prensa en los diseños curriculares andaluces”, en Actas II Congreso Andaluz Prensa Educación. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

FERIA MORENO, A. (1991): “Prensa y áreas curriculares. Elaboración de unidades didácticas”, en Profesores dinamiza-dores de Prensa. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

FERIA MORENO, A. (1991): “Unidades didácticas de prensa”, Murales Prensa Escuela, nº 4. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

FERIA MORENO, A. (1992): “Propuestas para el análisis crítico de los medios”, en Enseñar y Aprender con Prensa, Radio y TV, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

FERIA MORENO, A.: “Unidades didácticas de Prensa en Educación Primaria”. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación», colección «Aula de Comunicación»(2) (en prensa).