Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 1: Aprender con los medios (Vol. 1 - 1993)

Medios de comunicación y educación secundaria

https://doi.org/10.3916/C01-1993-04

Juan-Manuel Méndez-Garrido

Manuel Monescillo-Palomo

Abstract

En este artículo se pretende analizar las posibilidades e incidencias que los medios de comunicación pueden tener en la nueva Enseñanza Secundaria, a partir de los cambios derivados de la puesta en marcha de la LOGSE en este nuevo tramo obligatorio. El período trascendental que adolescentes y jóvenes viven en esta etapa de su vida, encuentran en los medios y la comunicación audiovisual una óptima respuesta para facilitar sus procesos de aprendizaje, al tiempo que los profesores pueden ver enriquecida su metodología de enseñanza, empleando estos nuevos lenguajes que repercuten en un acercamiento motivador al entorno y a la realidad social en la que se desenvuelven las alumnas y alumnos de hoy.

Keywords

Archivo PDF español

Una sociedad competitiva y continuamente cambiante no puede funcionar y progresar bajo esquemas organizativos inflexibles y formalistas, que dificultan la evolución y el necesario cambio de las estructuras sociales, así como el desarrollo y la formación polivalente de cada persona. El nuevo Sistema Educativo propugnado en la LOGSE, lleva implícita una potencial ruptura con los tradicionales modelos curriculares y didácticos, con los anquilosados enfoques metodológicos, con las cerradas e inflexibles formas de organizar y planificar la educación, con los venerados y clásicos estilos docentes, con la forma de entender y valorar la evaluación y el proceso de enseñanza-aprendizaje, y con los roles encontrados de docentes y discentes. En este clima de innovación educativa, los medios de comunicación -que hasta hoy para bastantes educadores vienen a ser rivales que interfieren y dificultan el proceso de enseñanza aprendizaje- se alzan como imprescindibles recursos aliados de la educación formal e informal, que pueden facilitar tanto la actividad de enseñar, como la de aprender, al intervenir como fuente de acercamiento y motivación de los procesos educativos que se dan tanto dentro como fuera del aula. Los medios además dan la oportunidad, a través de su análisis y estudio, de descubrir sus características técnicas, sus claves de funcionamiento, sus códigos y poder captar a su vez sus ventajas, descubriendo y valorando sus limitaciones y peligros, para poder utilizarlos e interpretarlos razonadamente.

En los distintos niveles educativos, los medios de comunicación social van a convertirse en preciados resortes que desde una perspectiva de transversalidad, faciliten un aprendizaje constructivo y significativo en cada una de las áreas y/o disciplinas curriculares, permitiendo globalizar e integrar los aprendizajes, dando un sentido real, funcional y motivador. En concreto, y centrándonos en el nivel de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), los medios serán abordados «en» y «desde» las distintas áreas curriculares, especialmente, a través de las disciplinas de Lengua y Literatura, Lengua Extranjera, Ciencias Sociales, Educación Plástica y Visual, Matemáticas, Ciencias... Su empleo no debe entenderse sólo como un simple recurso o medio material que el profesor/a utiliza para reforzar su metodología y proceso de enseñanza, sino que también y además se pueden usar como elementos de estudio y como herramientas de expresión personal.

La LOGSE viene a fundamentar, razonar y sistematizar el uso de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje, permitiendo y facilitando que centros y equipos de profesores y profesoras elaboren con autonomía proyectos curriculares flexibles y adaptados a su entorno, en los cuales se integren cuantos elementos se estimen de interés por su incidencia en la información/formación y educación de los alumnos y alumnas. Los medios racionalmente empleados, nadie puede ponerlo en duda, promueven y provocan cambios de las capacidades, actitudes y valores sociales y culturales.

El profesorado de ESO debe reflexionar sobre su práctica para entender y valorar la importancia que los medios tienen en la sociedad actual y los lenguajes que ponen en marcha. No debemos olvidar que en este campo de la comunicación audiovisual, los jóvenes tienen intuitivamente más resortes en el lenguaje de la imagen que los propios adultos, que no fueron educados en su niñez a captar la globalidad de los mensajes icónicos. En este sentido, el autoperfeccionamiento cobra un especial interés en la medida que la reflexión conjunta y la crítica compartida entre compañeros/as, en una dinámica de investigación-acción, surge como la más óptima propuesta para entender los medios y enseñarlos, tanto como auxiliares didácticos que favorezcan la actividad participativa de los alumnos y su espíritu crítico, como recursos motivadores que sirvan de instrumentos para posibilitar la interdisciplinariedad. Los medios pueden ser, además de fuentes de información, vehículos de expresión, facilitadores de interacción entre la institución escolar y la comunidad.

El alumnado, receptor involuntario de una información filtrada de la realidad por los medios, está acosado continuamente por estímulos auditivos y visuales que lo sumergen en un «universo icónico», muchas veces alejado de lo que aparentemente representan. Por ello, los diseños curriculares deben considerar las diferentes fuentes mediadas de información audiovisual, de forma que se aproveche su potencia cautivadora, para capacitar a los alumnos/as en el conocimiento, comprensión, análisis y utilización de los medios de comunicación y de sus mágicos códigos lingüísticos, aprovechándose de sus ventajas, escapando de sus manipulaciones y adoptando una actitud crítica que les permitan enfrentarse a su realidad de forma autónoma y responsable.

Se pretende, por ello, que en la nueva legislación curricular, se prepare a alumnos y alumnas que superen la pasividad y el consumismo indiscriminado que imponen los medios, desarrollando actitudes que les conviertan en receptores críticos, activos,participativos, creativos... Todo ello sólo será posible en la medida en que los medios entran de una forma generalizada,sistemática y eficaz en las aulas, fomentando la reflexión conjunta de profesores y alumnos. Hay que tener presente, no obstante, que la mera utilización de los medios no asegura automá-ticamente un aprendizaje innovador, sino que depende de la interacción de una serie de variables que determinan su eficacia (entre otras, cabe destacar, la actitud y el conocimiento de docentes y discentes hacia la realidad que se analiza, la metodología del profesor, la participación de los alumnos, las características del contexto, el grado de interés y motivación de los participantes, etc.)

Los adolescentes y los medios

La adolescencia es el período evolutivo que de forma más patente, manifiesta la importancia que las diferencias individuales entre personas tienen en la educación. Es por ello que los alumnos y alumnas de Educación Secundaria Obligatoria se caracterizan por una clara diversidad de necesidades, motivaciones, intereses, actitudes, valores..., al tiempo que se aprecia en ellos/as una reafirmación controvertida de sus personalidades, que conllevan actitudes de choque, rebeldía, inconformismo, críticas... ante todo lo que le rodea. Son momentos realmente difíciles psicoevolutivamente, pero bien aprovechados y orientados por parte de los docentes y padres, pueden marcar muy positivamente la personalidad de estos chicos y chicas que definen su adultez.

La ESO tiene en cuenta y debe respetar esta diversidad a través de una enseñanza comprensiva que partiendo de un tronco común, atienda las diferencias individuales de alumnos. En este sentido, son necesarios, junto a las adaptaciones curriculares en los diferentes niveles de concreción, contar con una gran diversidad de recursos e instrumentos que favorezcan el aprendizaje. Los medios de comunicación son, sin duda, dentro de este contexto, una herramienta clave para conseguir esa necesaria individualización, permitiendo dar respuesta motivadora, actualizada y funcional a las peculiaridades y características personales y a las necesidades de los alumnos. La comunicación audiovisual, por ello, nos permite contar con un cauce accesible y viable para acercar a los adolescentes a su realidad de una forma atractiva y lúdica, al tiempo que se favorece el conocimiento de su mundo a través de la realidad audiovisual.

La institución escolar, en su Proyecto Educativo de Centro (PEC), en su Proyecto Curricular de Centro (PCC) y unidades didácticas (UD), podrá, aprovechando la apertura y flexibilidad del nuevo modelo curricular, diseñar un planteamiento autónomo que tenga en cuenta la integración de los medios en el currículum en las distintas disciplinas, sirviéndose de ello para fomentar y hacer realidad en la práctica un enfoque interdisciplinar que dé sentido a los aprendizajes diversificados de los alumnos.

Los equipos docentes, en su trabajo reflexivo e investigador, deben valorar el papel real que los medios pueden jugar de cara a ofrecer respuestas educativas adaptadas y motivadoras para los alumnos y alumnas en la ESO y buscar formas y estrategias metodológicamente rentables a través del uso de los medios.

Los medios de comunicación en el currículum de Secundaria

La integración de los medios de comunicación en el currículum escolar es una realidad en nuestro nuevo Sistema Educativo. Ya en el Real Decreto 1007/1991, de 14 de Junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la ESO, aparecen dos objetivos a alcanzar en esta etapa en los que podemos encontrar conexiones con los mass media, cuando se persigue de una parte “interpretar y producir con propiedad, autonomía y creatividad mensajes que utilicen códigos artísticos, científicos y técnicos, con el fin de enriquecer sus posibilidades de comunicación y reflexionar sobre los procesos implicados en su uso”; y de otra “obtener y seleccionar información utilizando las fuentes en las que habitualmente se encuentra disponible, tratarla de forma autónoma y crítica, con una finalidad previamente establecida y transmitirla a los demás de manera organizada e inteligible” .

No sólo los medios tienen la consideración de recursos didácticos sino que pasan a formar parte del programa de varias disciplinas como principios didácticos de sus enseñanzas mínimas. Todo ello va a dar lugar a experiencias integradas e interdisciplinares con la consiguiente participación conjunta de profesores y alumnos. Su integración en el currículum ha quedado de manifiesto en la normativa legal (DCB, Decretos de enseñanzas mínimas y currículo de la ESO, así como los decretos aparecidos en las Comunidades Autónomas con competencias en educación) unas veces como objetos de estudio y recursos didácticos y otras como técnicas de trabajo. A modo de síntesis podemos hacer un breve recorrido por las distintas áreas.

Lengua y Literatura. Bloque: Sistemas de comunicación verbal y no verbal. Los objetivos que lo orientan radican en la valoración de los lenguajes no verbales, de sus códigos respectivos y de las normas que regulan su uso; en la actitud crítica ante los mensajes de los medios de comunicación; el interés ante las nuevas tecnologías de comunicación y actitud crítica ante su uso así como ante la publicidad.

Bloque: Usos y formas de comunicación escrita. Los lenguajes específicos de los distintos medios son considerados como objeto de estudio. La utilización de los diferentes medios para la producción de textos orales y escritos supondrán el uso de los mismos en sus tres vertientes.

Los restantes bloques pueden tener en los distintos medios unos recursos de primer orden para trabajos e investigaciones. En los criterios de evaluación queda patente su importancia como instrumentos evaluativos.

Lenguas extranjeras. Hay una referencia clara en los objetivos generales cuando se pretende mantener una actitud receptiva y crítica hacia la información procedente de la cultura que las lenguas extranjeras transmiten y utilizar dicha información para reflexionar sobre la cultura propia.

En todos sus bloques hay alusiones continuas. Un aprendizaje moderno de una lengua extranjera no se entendería sin la inestimable ayuda de los distintos medios de comunicación unas veces como recursos didácticos, otras como técnicas de trabajo.

Ciencias de la Naturaleza. Bloque: Las personas y la salud. Tema: la relación y la comunicación humana. La percepción de la información, su procesamiento y la elaboración de respuestas.

Aunque sólo en este bloque hay una referencia directa, es de suponer que en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los demás bloques el uso de los medios tanto como recursos didácticos como técnicas de trabajo, será absolutamente necesario metodológicamente. De hecho en los criterios de evaluación propuestos, se hacen referencias claras y precisas, proponiéndolos como instrumentos que ayuden a la evaluación del alumno.

Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Hay una referencia directa en sus objetivos generales cuando se aboga por obtener y relacionar información verbal, icónica, estadística, cartográfica... a partir de distintas fuentes, y en especial de los actuales medios de comunicación, tratarla de manera autónoma y crítica de acuerdo con el fin perseguido y comunicarla a los demás de manera organizada e inteligible.

En todos sus bloques, encontramos alguna integración de los medios tanto como contenidos conceptuales (el papel de los medios de comunicación) como procedimentales y actitudinales -obtención, selección y registro de información relevante sirviéndose de distintos medios y fuentes de información (incluido el trabajo de campo); investigación, indagación, contraste, análisis y evaluación crítica de las informaciones proporcionadas por la prensa, radio o televisión sobre un mismo hecho o cuestión de actualidad, interpretación de documentos audiovisuales, trabajos o investigaciones, producción propia, interés por estar bien informado y actitud crítica ante la información de los medios-.

En los criterios de evaluación se toman como instrumentos evaluativos relevantes.

Educación Física. Aunque no hay referencias directas a los medios de comunicación, es indudable que en desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje se utilizarán como recursos didácticos para trabajos de investigación, exposición de temas, producción propia, etc.

Educación Plástica y Visual. Hay unas referencias continuas en esta área a los distintos medios de comunicación: cine, televisión, vídeo, fotografía periodística, publicidad... como transmisores de múltiples imágenes visuales. En sus objetivos generales cuando se propugna, entre otros, percibir e interpretar críticamente las imágenes y las formas de su entorno; expresarse con actitud creativa, utilizando los códigos, terminología y procedimientos del lenguaje visual y plástico con el fin de enriquecer sus posibilidades de comunicación; comprender las relaciones del lenguaje visual y plástico con otros lenguajes, eligiendo la fórmula expresiva más adecuada en función de sus necesidades de comunicación.

Bloques: Principalmente en lenguaje visual, elementos configurativos del lenguaje visual, procedimientos y técnicas utilizados en los lenguajes visuales y apreciación del proceso de creación en las artes visuales, aparecen integrados totalmente contenidos tanto conceptuales, procedimentales y actitudinales que tienen que ver de modo específico con los medios de comunicación como pueden ser: la imagen representativa y simbólica, lectura de imágenes, sintaxis de los lenguajes visuales específicos, interacción entre los distintos lenguajes, utilización de las nuevas tecnologías de la comunicación, actitud crítica ante las necesidades de consumo creadas por la publicidad, reconocimiento y valoración del papel que juegan los medios de comunicación de masas en nuestra cultura actual, soportes químicos, magnéticos y técnicas de la imagen fija y secuencial (cómic, cine, televisión, vídeo...), experimentación y utilización de técnicas, mensajes y funciones de las artes visuales, fases de los procesos de realización...

En los criterios de evaluación los distintos medios de comunicación son tomados como instrumentos para evaluar los objetivos propuestos.

Matemáticas. Aunque no haya referencias directas a los medios de comunicación, es indudable que en esta área su uso es también posible no sólo como recurso didáctico sino también como técnica de trabajo y se deja entrever en algunos de sus bloques cuando se persigue interpretar y valorar informaciones (generalmente las aparecidas en los medios de comunicación) que pueden ser objeto de interpretación, representación o tratamiento matemático.

Música. Bloque: Música y comunicación. Se analiza y valora el papel de la música en los medios de comunicación y en relación con los lenguajes visuales (cinematográfico, teatral y publicitario).

Tecnología. Podemos encontrar algunas referencias en el bloque de Tecnología y Sociedad cuando en los contenidos procedimentales se aboga por un análisis a partir de un conjunto de informaciones pertinentes, del contexto productivo y profesional del entorno cercano y de su evolución, aunque el uso de los medios como objeto de estudio, auxiliar didáctico y técnica de trabajo son posibles perfectamente en esta área.

Como vemos, la integración de los MCS en el currículum escolar de la Enseñanza Secundaria es una realidad que nos confirma que la institución escolar no puede estar al margen de la influencia tan extraordinaria que los medios tienen en la sociedad y en nuestros alumnos. Ha habido un avance cualitativo y cuantitativo muy apreciable en este sentido. Por fin podremos introducir en nuestras aulas el apasionante reto no sólo de enseñar sino también de aprender con los medios de comunicación valorándolos, leyéndolos críticamente y creando. Esta integración no supone como antaño algo aislado y añadido al proceso enseñanza-aprendizaje sino que forma parte del entablado curricular de las distintas áreas, siendo objeto de estudio en muchas ocasiones.

Efectivamente, sus posibilidades educativas son amplísimas si atendemos a su enfoque global en las tres vertientes que hemos venido citando: como auxiliar didáctico, como objeto de estudio o como técnica de trabajo. Por ello, se hace imprescindible su concreción a nivel de centro tanto en el Proyecto Educativo como en el Proyecto Curricular y posteriores programaciones de aula. El trabajar con los medios implica no sólo el poseerlos de forma material (aspecto, sin embargo muy importante que no se debe obviar, para evitar la improvisación) sino que es necesaria una planificación adecuada donde no sólo los docentes sino también los alumnos y demás miembros de la comunidad escolar se impliquen. Y no podemos olvidar que trabajar con los MCS es enmarcarse en el campo de la innovación educativa.

El hecho de no tener sólo la consideración de recursos didácticos sino que forman parte del programa de las distintas áreas como principios didácticos de sus enseñanzas mínimas va a dar lugar, en muchas ocasiones, a experiencias integradoras e interdisciplinares. Es por ello por lo que se hace del todo necesario una planificación adecuada entre el equipo docente, no sólo entre los componentes de un Departamento sino también abiertos a los de otras áreas o especialidades. En definitiva, es necesaria su inclusión en un primer momento en el PEC con la implicación de toda la comunidad desarrollando unos objetivos claros, destacándose la consideración de elemento innovador que influye en el nivel de calidad educativa, que se hace eco de su influencia tan voraz y que por ello es necesario preparar a nuestros alumnos para que sepan leer crítica, plural y creativamente los medios de comunicación. En un segundo momento, el equipo docente ha de concretarlo en el PCC, reflejando su integración como objetivos y/o contenidos conceptuales, procedimentales o actitudinales, previendo los recursos materiales necesarios y perfilando las posibles conexiones interdisciplinares. Hacer un montaje audiovisual, realizar un vídeo o confeccionar un periódico o revista escolar, por citar algunos campos de actuación, requiere la participación de un equipo donde colaborarán, sin duda alguna, profesores de distintas áreas que necesariamente se tienen que coordinar y planificar en conjunto. En un tercer momento, los profesores y profesoras tendrán que concretarlos en las programaciones de aula y posteriores desarrollo de las unidades didácticas. Éstas deben ser realistas, operativas, creativas y motivadoras para los alumnos y alumnas del centro.

La introducción de los medios de comunicación en el currículum de la Enseñanza Secundaria de una forma institucionalizada puede traer consigo algunas dificultades en la práctica, en el aula, al sentirse quizás algunos docentes no suficientemente preparados de forma específica en esta tarea. Entendemos ese miedo y por ello desde las administraciones educativas se debe potenciar el desarrollo de cursos que capaciten debidamente al profesorado en el uso de los MCS en los centros escolares.

En definitiva, las posibilidades didácticas de los medios de comunicación son tan amplias y dan tanto de sí que los docentes tendrán un abanico de utilización amplísimo, tanto como su propia imaginacióm y creatividad abarque. A modo orientativo exponemos en esta página un cuadro resumen con posibles líneas de actuación en medios de comunicación.

Los medios como fuente de actualización del currículum

Una de las características primordiales de la nueva legislación curricular, presente en la Enseñanza Secundaria Obligatoria, es la diversificación de los recursos en el proceso de enseñanza. Frente al modelo tradicional, fundamentado casi exclusivamente en los libros de texto, como material de aprendizaje para los alumnos, el nuevo planteamiento didáctico propone una apertura hacia otros medios y recursos más óptimos y apropiados para optimizar el aprendizaje: diccionarios, trabajos, investigaciones, ordenadores... y medios de comunicación: prensa, radio, televisión, cine, comics, publicidad, etc.

En ESO los contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales) de las distintas áreas curriculares, evidentemente no son estáticos y están sujetos a constantes cambios, actualizaciones e innovaciones. En este sentido, los profesores/as y alumnos/as tienen en los medios, especialmente en la prensa, una apreciada fuente de actualización que viene a compensar la quietud e inmovilismo de los materiales curriculares editoriales.

Educar y aprender a partir de lo real, actual y cercano al alumno es más motivador para él y facilita un aprendizaje más significativo, constructivo, participativo, capaz de integrar los aprendizajes de las distintas asignaturas y en conexión con los distintos ejes transversales. Indirectamente, este planteamiento tiende a lograr una enseñanza de calidad y un aprendizaje funcional que refuerce las capacidades tanto cognitivas como expresivas, de autonomía, autoestima, de integración social, de equilibrio personal, de sensibilidad estética, creatividad, solidaridad, comprensión, respeto y de tolerancia.

En definitiva, los medios suponen un complemento adecuado de actualización del currículum ya que incorporan la vida cotidiana, con sus aconteceres, al entorno escolar.

La innovación y el perfeccionamiento del profesorado a través de los medios

Los medios de comunicación social pueden ser unos excelentes colaboradores curriculares, puesto que aunque por sí mismos no producen una mejora metodológica, sí pueden ser unos magníficos revulsivos para transformar el proceso de enseñanza y aprendizaje, de cara a mejorar la práctica educativa y los resultados de los alumnos/as.

Los medios de comunicación tienen un lenguaje, una estructura y un funcionamiento singular, que es necesario estudiar y conocer, de forma que se vaya favoreciendo la necesarias alfabetización audiovisual que todos como ciudadanos y ciudadanas necesitamos para comprender los mensajes que los medios transmiten. Los profesores/as, por ello, tienen inicialmente que sensibilizarse ante la importancia que la comunicación audiovisual tienen en la sociedad actual, y muy especialmente en los jóvenes y adolescentes que cursan la ESO. Esta sensibilización debe llevar consigo la toma de conciencia de la urgencia de una actualización científica y didáctica en medios de comunicación, que no puede, bajo ningún concepto, reducirse a un conocimiento tecnológico de los aparatos, sino más bien a la búsqueda de estrategias de inserción curricular de los medios desde una vertiente crítica, creativa y lúdica.

La formación del profesorado en medios de comunicación se convierte de esta forma en el eje clave para su inserción en el currículum escolar. Por ello, éste debe asumir el reto de enfrentarse con actitud activa a los medios, a través de una formación y actualización, que revierta en un mejor aprendizaje de calidad para los alumnos/as.

Los grupos de trabajo, seminarios permanentes, proyectos de innovación, proyectos de formación en centros... ofrecen una línea de autoformación que, sin duda, es la mejor alternativa de actualización en los medios, en la medida que el corpus científico y didáctico en torno a éstos está aún por construir. La reflexión compartida, el trabajo en equipo, el análisis sobre la práctica es la idónea vía para la integración de los medios en las aulas. De todas formas, este autoperfeccionamiento, puede y debe complementarse con otros cursos específicos de sensibilización, que deben partir de las demandas de los propios profesores y de las iniciativas que la propia administración y otros grupos pedagógicos y colectivos realicen.

Las experiencias personales, creativas e innovadoras de los grupos de educadores que trabajan con y desde los medios deben ser canalizadas y transmitidas al resto de los profesores que imparten clase en otros centros, para que, de alguna manera, puedan servir de base o punto de partida de otras prácticas incipientes con medios, emprendidas en otros grupos o instituciones.

Conclusión

En la ESO los medios de comunicación social deben considerarse en los distintos niveles de concreción del currículum e introducirse en las distintas áreas y disciplinas, tanto comorecursos didáctico auxiliares, como elementos motivadores que contex-tualicen las informaciones y favorezcan los tratamientos interdisicplinares, como instrumentos que informan y son utilizados por los alumnos para expresarse y desarrollar su espíritu crítico y participativo, como generadores de materiales curriculares que actualicen el currículum y como pretexto motivador para facilitar el cambio, la innovación, la formación y autoperfeccionamiento de los profesores/as y equipos docentes. En definitiva, su consideración y uso en la Educación Secundaria Obligatoria va a ser un singular indicador de la calidad de la enseñanza que se imparte en los centros.

Referencias

MÉNDEZ GARRIDO, J.M. (1990): «Reflexiones en torno al uso didáctico de los medios de comunicación», en II Congreso Andaluz Prensa Educación, Huelva.

MÉNDEZ GARRIDO, J.M. (1992): «Propuestas formativas en medios desde los centros educativos» en Enseñar y Aprender con Prensa, Radio y TV, Grupo Pedagógico «Prensa y Educación» de Andalucía, Huelva.

MÉNDEZ, J.M. y AGUADED, I. (1991): «Proyectos de prensa en la escuela: propuestas para una planificación de centro», en Profesores Dinamizadores de Prensa, Grupo Pedagógico «Prensa y Educación».

MONESCILLO PALOMO, M. y AGUADED, I. (1992): «Propuestas formativas en medios desde los equipos de profesores», en Enseñar y Aprender con Prensa, Radio y TV, op. cit.

VARIOS (1989): Actas I Congreso Provincial Prensa Educación, Grupo Pedagógico «Prensa y Educación» de Andalucía, Huelva.

VARIOS (1992): Enseñar y Aprender con Prensa, Radio y TV, Grupo Pedagógico «Prensa y Educación» de Andalucía, Huelva.

VARIOS (1992): Medios audiovisuales para profesores, ICE/CEPs, Huelva.