Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 2: Comunicar en el aula (Vol. 1 - 1994)

La prensa, un enfoque alternativo en la enseñanza de la lengua

https://doi.org/10.3916/C02-1994-17

Juan Jurado-Martínez

Abstract

El autor de este artículo nos propone una enseñanza de la Lengua mucho más flexible, facilitada por la entrada en vigor de la Enseñanza Secundaria Obligatoria en algunos centros. De afuncional, irreal y no comunicativa califica la actual situación de la enseñanza de esta disciplina, proponiendo cambiar este estado de cosas con una enseñanza que se sitúe dentro de un modelo de aprendizaje significativo y usando la prensa como principal elemento innovador.

Keywords

Archivo PDF español

La implantación y desarrollo de la LOGSE dentro del espectro educativo, independientemente de los aspectos estructurales y organizativos, debería traer consigo, de una forma generalizada, la reflexión profunda, por parte del estamento docente, de toda una serie de cuestiones relacionadas con el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La nueva visión del aprendizaje justificada desde un enfoque cognitivo -aprendizaje significativo- debería condicionar la naturaleza y el desarrollo del proceso de enseñanza, o lo que es lo mismo, cualquier elección de un modelo metodológico debería estar condicionada a qué y cómo aprende el discente en función de su edad, sus intereses y la naturaleza del objeto de aprendizaje.

Si a esto añadimos que el perfil del alumno que se quiere configurar, desde las primeras etapas del sistema educativo, se basa en un desarrollo de la autonomía de aprendizaje, nos encontramos entonces con un banco de pruebas ideal para reflexionar acerca de las virtualidades inherentes al trabajo con la prensa en el aula, como instrumento para desarrollar conceptos como los anteriormente mencionados, que, además, forman parte esencial de toda la fundamentación psicopedagógica, recogida en los nuevos planteamientos curriculares.

Puesto que el tema, por su complejidad, sobrepasa con mucho los objetivos y la extensión de este artículo, considero conveniente establecer desde este momento las coordenadas en las que desarrollo mi reflexión, así como la estrategia que voy a utilizar para ello, ya que el objetivo básico del presente comentario, de alguna forma, ha quedado explicitado en el párrafo anterior.

Mi propuesta se centra en el área de Lengua, en el ámbito de la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Conozco sobradamente las posibilidades interdisciplinares que la prensa tiene, y es mucha la literatura existente al respecto, igualmente soy consciente de la posibilidad de extrapolar muchos de los conceptos que a continuación se desarrollen a otras etapas del Sistema educativo. El hecho de limitar el ámbito de mi reflexión dentro de esas dos coordenadas responde a un intento de ser fiel a mi propio campo experimental, y ésta precisamente va a ser la estrategia.

La situación que voy a describir a continuación pienso que ha venido sufriendo un preocupante proceso de generalización en las dos últimas décadas. Utilizaré para ello los conceptos de impotencia, haciendo referencia al docente; y desmotivación, señalando al discente, para ilustrar el estado de comunicación dentro del aula. Son muchos los elementos que se pueden y se deben considerar como causantes de este estado, pero al centrarnos en el área de Lengua española, desde mi punto de vista hay uno que cobra un mayor peso específico, y ese no es otro que la adecuación o inadecuación de la propuesta curricular que hasta ahora se ha venido haciendo. Una propuesta que a mi juicio se puede calificar de afuncional, irreal y no comunicativa.

Afuncional porque, ¿cuál es el grado de utilización que tienen en la experiencia comunicativa diaria de los alumnos los contenidos desarrollados en clase? Es evidente, y así lo he podido comprobar, que la mayoría de los alumnos entre doce y dieciséis años no conocen con un mínimo de profundidad el objetivo de los mismos (no son pocos los que intuyen que éstos sirven casi exclusivamente para aprobar Lengua).

Irreal, desde el momento en que no se indaga sobre lo que el alumno puede aprender realmente (significativamente) según el estadio evolutivo en que se encuentra. Desgraciadamente no es muy extraño encontrar prácticas docentes en las que se intenta atiborrar a los alumnos de contenidos tan útiles a los doce años como la semántica estructural, y todo ello bajo un halo de altura de difícil comprensión.

No comunicativa, porque son muchas las líneas escritas desde hace algunos años criticando el exceso de gramaticalización o el mal uso que se hace de la reflexión gramatical en una clase donde la creación de situaciones comunicativas diversas debería ser la dinámica predominante.

Esta situación fue el punto de partida, años atrás, desde el que comenzamos nuestro intento por cambiar la dinámica del aula. Conocíamos intentos parciales -fundamentalmente módulos o seminarios complementarios a la dinámica general de la clase de Lengua- en los que empezamos a atisbar las grandes posibilidades que ofrecía el trabajo con la prensa. La inclusión de nuestro centro en el sistema de experimentación, que después ha dado lugar a la aparición de la LOGSE, nos permitió asumir la enseñanza de la Lengua desde una mayor flexibilidad. Se trataba (y se trata) de desarrollar una serie de objetivos, relacionados todos ellos con las habilidades expresivo-comprensivas, en un plazo de cuatro años.

En este nuevo estado de cosas, las virtualidades ya intuidas del trabajo con la prensa se nos mostraron con más fuerza. Sobre todo porque nos encontramos en un tramo del Sistema educativo donde el objetivo básico ya no era atiborrar al alumno con una serie de contenidos de dudosa utilidad, sino desarrollar en el discente sus capacidades expresivo-comprensivas. La prensa ofrece aquí unas posibilidades inmensas; en primer lugar, porque al utilizar el mundo en el que vive el alumno como instrumento y estímulo de aprendizaje, estamos actualizando un viejo principio pedagógico como es el de acercar escuela y sociedad; en segundo lugar, porque el trabajo con los textos periodísticos va a ir desarrollando la conciencia crítica y con ello estamos ayudando a desarrollar uno de los objetivos básicos de toda la Enseñanza Obligatoria, capacitar al ciudadano; en tercer lugar, porque la dinámica de elaboración de textos periodísticos por parte del alumno le va a ayudar a desarrollar el hábito de autocorrección, y esto, en el fondo, no es más que comenzar a incrementar su autonomía de aprendizaje.

Pero también la prensa puede ser, y nuestra experiencia así nos lo confirma, un instrumento adecuado para concretar una serie de principios didácticos específicos para la enseñanza de la lengua materna.

El discurso del alumno deberá ser punto de partida del proceso

El modelo metodológico inherente a un taller de prensa -a un taller de creación- facilita el desarrollo de la expresión-comprensión desde las primeras producciones de los alumnos en contacto con textos modelos extraídos del periódico con un criterio de interés temático.

Es interesante observar cómo desde este modelo metodológico se pueden concretar aspectos muy importantes del enfoque cognitivo del aprendizaje. En primer lugar, en lo referente a la actitud, ya que es el alumno el que selecciona los textos dependiendo del interés que suscite en él su contenido. En segundo lugar, en relación con la aptitud, ya que el contacto con textos modelo, partiendo de la reflexión de sus propias producciones debe favorecer en todo momento un conflicto positivo para el desarrollo de sus capacidades expresivas.

El desarrollo de la expresión-comprensión deberá hacerse desde una perspectiva semiológica

La necesidad de un enfoque global y simultáneo del trabajo con distintos códigos es algo que viene impuesto por el propio medio en el que se desenvuelve el alumno -el ciudadano-. Es evidente que el lenguaje periodístico, por su propia naturaleza, posibilita la reflexión y utilización, junto con el código lingüístico, de otros como el de la imagen, el cromático...

Todo el proceso de enseñanza aprendizaje se integrará básicamente en un modelo metodológico inductivo y comunicativo

El trabajo en un taller de prensa define muy claramente las funciones que docente y discente pueden y deben asumir desde esta perspectiva metodológica. El primero, facilitando y seleccionando los recursos necesarios - textos periodísticos- y provocando la aparición de situaciones comunicativas: la conversión del aula en una redacción periodística es un instrumento valiosísimo donde el alumno pone en práctica su competencia comunicativa y la concreta a partir de los distintos géneros periodísticos.

El segundo, inmerso en un proceso de descubrimiento continuo desde una doble vertiente: la de la óptica que le ofrecen los textos periodísticos del mundo en el que vive y la de sus propias posibilidades expresivas a la hora de opinar, contar o describir aquellos aspectos que su visión personal detecta como más interesantes.

Es evidente que toda la dinámica descrita para la clase de Lengua se puede llevar a cabo con otros recursos, en todo caso complementarios al uso de la prensa en el aula (afortunadamente son muchos los talleres de creación que se ofertan en la actualidad). En cualquier caso, y ése era el objetivo de este artículo, el trabajo con los textos periodísticos en el aula puede ser asumido desde una perspectiva total y sistemática para el desarrollo de los objetivos propuestos en la Enseñanza Secundaria Obligatoria para el área de Lengua española.

Referencias

CORZO TORAL, J.L. (1986): Leer periódicos en clase. Madrid, Popular.

JUNTA DE ANDALUCÍA: Diseño curricular de aspectos generales para la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Sevilla, Consejería de Educación.

JUNTA DE ANDALUCÍA: Diseño curricular de Lengua española para la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Sevilla, Consejería de Educación.

JURADO, J. y GILABERT, L. (1990): Proyecto de programación para Enseñanza Secundaria Obligatoria. Área de Lengua española. Jaén, CEP Úbeda.

JURADO, J. y GILABERT, L. (1991): El taller de prensa. Sevilla, Consejería de Educación.

JURADO, J. y GILABERT, L. (1992): El taller de prensa en tu clase. Barcelona, Octaedro.

VALLÉS CALATRAVA, J.R. (1991): La prensa. Madrid, Alhambra-Breda.

VARIOS (1987): Innovación en la enseñanza de la Lengua y la Literatura. Madrid, MEC