Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 3: Imágenes y sonidos en el aula (Vol. 2 - 1994)

Televisión escolar «Las Montañas»

https://doi.org/10.3916/C03-1994-06

Manuel Morilla-Jarén

Abstract

Ser pioneros y mantenerse es empresa loable e ingente. El equipo de Villamartín (Cádiz) es bien conocido por los que acostumbran a moverse por el mundo de los medios de comunicación en el ámbito educativo. En este artículo, el autor aporta la experiencia contrastada durante años, en el mundo de la producción escolar de medios de comunicación, en este caso la «televisión escolar». Puede hacerse, ellos lo hacen y animan a realizarlo a cualquier centro que esté interesado.

Keywords

Archivo PDF español

Televisión escolar «Las Montañas», nace en el año 1990 como un Proyecto de innovación y experimentación educativa aprobado y subvencionado por la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía , aunque nuestra experiencia había comenzado ya en el curso 1988/89.

Un grupo de profesores del Colegio Público «Nª Señora de las Montañas» de Villamartín (Cádiz), liderados por Modesto Parada Rodríguez habían presentado un proyecto titulado «Medios de comunicación en la escuela», con la intención de avanzar un paso más en la utilización de los medios audiovisuales en la enseñanza.

La Consejería lo aprueba y lo subvenciona enviando un monitor de televisión y un magnetoscopio.

El Centro había organizado un taller de Imagen y Sonido, para formar a los alumnos en las técnicas de la comunicación audiovisual durante el curso escolar 1989/90 y se había empezado a impartir sólo a los alumnos de 8º de EGB. En el curso escolar 1990/91 se extiende también a 7º, continuando así en la actualidad.

1. Contenido de las emisiones de televisión escolar

Cada emisión tiene una duración de tres horas, el tiempo de grabación de una cinta de vídeo doméstico y se emite los miércoles, de seis a nueve, y los sábados, de once a dos), con objeto de que puedan seguirla todos los alumnos.

La práctica totalidad de la emisión es de producción propia o emisión de programas realizados por organismos oficiales tales como la Dirección de Tráfico (Educación Vial), Servicio Andaluz de Salud (Salud y Consumo)...

Una emisión tipo, del presente curso, consta de los siguientes programas:

1. Presentación: duración 7´30 minutos Videoclip que muestra el Centro, sus instalaciones, alumnos, profesores, etc. realizando diversas actividades.

2. Educación Vial: duración entre 10 y 20 minutos. Comienza con la presentación de una canción de Teresa Rabal («Digamos sí a la vida»), seguida de una producción de la DGT sobre circulación y de algunos comentarios de los alumnos del taller de Educación Vial, tutorizados por Federico Chacón, profesor encargado de este área de actividad.

3. Salud y Consumo: duración entre 15 y 25 minutos. Trata temas de salud, tales como cepillado de dientes, accidentes caseros, alimentación sana, etc. obtenidos del material facilitado por el SAS y temas de consumo, tales como etiquetado, caducidad de alimentos, etc. tutorizados por Paqui Gallardo.

4. Destacamos: duración entre media y una hora. Reportajes y entrevistas sobre los temas más variados. En el primer trimestre del presente curso se han incluido concursos de villancicos, cabalgata de Reyes, actuación de la Coral Polifónica «Jaire», presentación de un libro radio escolar, «Tal como somos» de Canal Sur (dedicado a nuestro pueblo), «Operación Quetzal» (entrevista a dos alumnas participantes)... tutorizados por Modesto Parada o Manuel Morilla.

5. Nuestro Pueblo: duración entre 15 y 20 minutos. Reportaje sobre algún aspecto concreto del pueblo: Iglesia de las Virtudes, Ermita de las Montañas, etc., de la comarca, de Andalucía y en general, temas de interés de las Ciencias Sociales, en los cuales recibimos el apoyo del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes y tutorizado por Viki Tinoco.

6. Así se hace: duración aproximada cinco minutos. Documental que muestra cómo se puede fabricar algo: una máscara de carnaval, una cajita de cromos, un portalápices, un cuadro de semillas, una figura de escayola, una figura de un Belén, etc. tutorizados por Rosa Vila, Montañas Pérez, Paqui Gallardo y al que cada vez se suman más compañeros.

7. Deportes: duración aproximada 40 minutos. Retransmisión íntegra de una competición deportiva desarrollada en el Centro. Durante el primer trimestre ha sido una liga de fútbito masculino y otra de futbito femenino, tutorizado por J. Antonio Pérez y Ana Moreno.

8. En el laboratorio: duración aproximada media hora. Trata temas de Ciencias Naturales, Física y Química y va desde la retransmisión de una experiencia de laboratorio (obtener alcohol de una botella de coñac) a la visita a la depuradora de aguas residuales de Ubrique, por citar dos programas. Está tutorizado por Rafael Sancha.

9. School connection: duración 10 minutos. Emite actividades, juegos, canciones, etc. realizados en las clases de Inglés y está tutorizado por Mercedes Lérida y Mª José Segura.

10. Pequelandia: duración 10 minutos. Emite actividades, juegos y canciones realizados en las clases de Preescolar y está tutorizado por J.A. de Haro. Incluye también actividades de logopedia a cargo de Cristina Rodríguez.

11. Noticias escolares: duración aproximada 20 minutos. Abarca noticias de temas escolares obtenidas del propio Centro, tales como gratuidad de libros, implantación de la LOGSE, obras en el Centro, excursiones, visitas al Centro, entrevista a profesores y otras noticias de interés para los alumnos como resultados deportivos escolares, reuniones de delegados, etc. y está tutorizado por Mª José Segura, M. Morilla y Modesto Parada.

12. Despedida: duración 7 minutos. Interpretación del himno de «Nª Señora de las Montañas», a cargo de la Coral Polifónica «Jaire», con imágenes de la Ermita.

Los espacios de continuidad se nutren de campañas antitabaco, vacunaciones, campañas de limpieza... y pantallas informativas sobre teléfonos de interés, horario de visitas al equipo directivo, horario de tutorías, etc.

Obviamente, no aparecen anuncios publicitarios dado nuestro carácter no comercial.

El resto del tiempo, la emisora permanece emitiendo espacios de continuidad o avisos para los padres (el más popular es el que avisa de la suspensión de clases por la enfermedad de algún profesor y el menos el que avisa de su reanudación). Para ello, hemos adaptado un ordenador Spectrum.

2. Proceso de realización de los programas

Al principio, el taller de Imagen y Sonido era el único que realizaba programas. De allí salían los actores, guionistas, cámaras, editores...

Como muestra de la calidad conseguida y sin ánimo de resultar exhaustivos, debemos citar las obras: «Detrás del último, no viene nadie», presentada al IV Encuentro de Comunicación de ámbito iberoamericano de Huelva; «Alguien desconocido», presentada a la Muestra Internacional de Vídeo de Cádiz; «Estás sola», presentada al Festival de Cine de Valencia (Cinema Jove ´92), que obtuvo el premio a la mejor utilización del lenguaje audiovisual; «Un árbol, un amigo o María, eres la más bonita» presentadas ambas en Cinema Jove.

Estas producciones, bastante elaboradas, requerían tal cantidad de tiempo que sólo cubrían una emisión trimestral, por lo que podríamos calificar como esporádicas las emisiones y casi no cabría hablar propiamente de una emisora de televisión estable.

La experiencia acumulada a lo largo de estos cinco años por profesores y alumnos hace que nuestros objetivos se vayan haciendo cada vez más ambiciosos y diversificados, pero también hace que se produzcan más programas por la paulatina incorporación de profesores al proyecto y por el lento, pero continuado equipamiento que se ha ido adquiriendo durante estos años.

El sistema que mejores resultados ha obtenido, consiste en hablar primero con los profesores e invitarles a llamar al taller cuando estén haciendo alguna actividad que crean que podría ser interesante grabar y emitir para que otros puedan verla.

Al principio, los profesores son reacios a la entrada de cámaras en su clase, a llamar al taller y acordar una hora de grabación, a salir en la pantalla. Pero... una vez «pican»...

Entonces se desplaza un equipo formado por cámara y realizador y graban la actividad. Posteriormente, se monta y el profesor la visualiza antes de emitirse. Los alumnos las ven en sus casas y ya tenemos a otro enganchado.

Aspectos a cuidar: no forzar la participación, no emplear nunca horario extraescolar, a lo sumo horario de permanencia en el centro, obtener el guión sobre la marcha y sin muchos detalles, no emplear más decorado que la propia clase... en una palabra, no agobiar.

A partir de este punto, esperamos a la segunda llamada. Los alumnos suelen inducir a sus profesores a que la hagan, sobre todo entre Preescolar y 5º.

Si un curso repite varias veces, creamos la necesidad de formar a un cámara y un realizador propios del curso y por aquí vamos.

Hasta ahora, huimos del empleo de muchos elementos técnicos, entre otras cosas por su precio y por el tiempo que se tarda en producir los programas. En consecuencia, los programas son una narración secuenciada temporalmente. Cosa curiosa a destacar es que alumnos que son poco diestros en hacer una narración escrita, saben hacer muy bien una narración audio-visual. Habría que profundizar más en este tema.

Consideraciones importantes:

1. La cámara, con batería cargada, cinta virgen puesta y trípode debe estar siempre preparada. Si no es así no se hacen ni la mitad de los programas.

2. El programa debe emitirse lo antes posible. Si no, se pierde el interés.

3. Las emisiones tienen que archivarse, con título, contenido y duración, para su reutilización. Son un excelente material didáctico.

3. Formación del profesorado

Modesto realizó un curso de formación a través de la UNED que, en unión de otros realizados en el CEP y de un trabajo autodidacta importante en su tiempo libre, hace que le elijamos coordinador del Proyecto desde el principio. El que suscribe, M. Morilla, empieza a interesarse por las emisiones y sus aspectos técnicos : antenas, amplificadores, conversores de señal, y aprende a base de pegarse a los técnicos cuando vienen a instalar o reparar algo. Continúa con los magnetoscopios y cámaras, para pasar al montaje de las emisiones y a la organización del archivo visual y sonoro. También es el relaciones públicas del ente. Actualmente 12 profesores del Centro, realizamos un curso de formación sobre Imagen y Sonido, en el centro, a cargo de José Luis Sánchez (DERE de Villamartín).

4. Objetivos de la televisión escolar

Es difícil hablar de objetivos en una actividad tan novedosa y poco desarrollada en el ámbito educativo, pero hay unos objetivos que nos movieron a empezar la experiencia y que cada vez se afianzan más y otros que han ido desechándose, no porque hayan fracasado sino porque son muy ambiciosos y todavía no está el ambiente propicio.

El objetivo-eje de toda la experiencia es investigar nuevas fórmulas que motiven al alumnado a formarse lo mejor posible y por su propio esfuerzo.

Algunas condiciones se han tenido también en cuenta desde el principio, con objeto de no propiciar el fracaso de la experiencia.

1. Se procura que todas las actividades se desarrollen dentro del horario lectivo, con objeto de:

* No «quemar» al profesorado empleando horas extras.

* No convertir la televisión en algo distinto del proceso de trabajo normal, sino ensamblarla en él como algo natural.

* Grabar una actividad en vídeo es como hacer una redacción en un cuaderno.

2. Se intenta entrenar primero al profesor en la utilización de la cámara y del vídeo de montaje, para que, poco a poco, vaya entrenando a sus propios alumnos y así extender el taller de Imagen y Sonido a todas las aulas y suprimirle su carácter de «área específica». No todas las actividades que se realizan en el aula son susceptibles de transcribirse por escrito ni parece que sea éste el único sistema de transmisión que debemos utilizar.

* ¿Debería el profesor enseñar a grabar un audiovisual de la misma manera que enseña a escribir?

Si pensamos en la formación de los alumnos y sin tratar de desterrar la lecto-escritura, la respuesta parece ser afirmativa.

3. La influencia de la televisión es innegable. Su atracción también. La desmotivación de los alumnos es algo que se aprecia en continuo aumento.

* ¿Debemos despreciar este poderoso recurso didáctico?

4. Pedimos continuamente la colaboración de los padres en la tarea educativa, pero muchos guardan todavía en su recuerdo la escuela a la que asistieron hace muchos años.

* Si les enseñamos lo que hacemos, es posible que puedan colaborar mejor con nosotros.

Volviendo a nuestro objetivo-eje, pretendemos:

1. Interrelacionar las distintas áreas con el medio televisivo, de forma expresiva, lúdica y comunicativa.

2. Conseguir aprendizajes activos y de carácter significativo.

3. Aumentar la motivación de los alumnos.

4. Establecer un cauce para poder fomentar la comunicación oral en lenguas extranjeras.

5. Luchar contra el miedo al ridículo y afirmar la autoestima en el campo de la expresión oral, utilizando el habla andaluza y evitando los vulgarismos y barbarismos.

6. Elaborar materiales didácticos en vídeo para su utilización en el aula y entrenar al alumno en la utilización de los medios audiovisuales más comunes.

7. Poner a disposición del centro un medio apropiado para llevar a cabo eficazmente las enseñanzas transversales.

8. Poner a disposición de la comunidad educativa un eficaz medio de comunicación, con el que poder continuar con la escuela de padres y servir de nexo de unión entre el colegio y el barrio.

9. Fomentar el conocimiento de los medios de comunicación no de forma teórica, sino como aprendizaje significativo y analizar crítica y constructivamente el medio de comunicación televisivo.

4. Aspectos pedagógicos

Tratamos la totalidad de las áreas con nuestra emisora, aunque esto no quiere decir que las tratemos «únicamente» a través de ella.

Nuestro planteamiento huye de tratamientos que puedan dar al traste con la experiencia. Por eso, nuestras clases son como las de cualquier colegio público.

Los profesores de nuestro centro cumplen con su trabajo y son buenos profesionales, el ambiente del Claustro es agradable y hay un buen clima de trabajo. Las edades oscilan entre los 25 y los 50 años.

Los alumnos son de clase media-baja o baja, no demasiado conflictivos, aunque hay gamberros como en las mejores familias y estudian poco en el Ciclo Superior; suponemos que porque están poco motivados por el desarrollo habitual de las enseñanzas.

Los padres brillan por su ausencia, la APA no funciona y sólo aparecen las madres y no todas, cuando hay problemas con «su» hijo.

El ciclo de Preescolar, realiza un programa («Pequelandia») en el que se reflejan las actividades que realizan estos pequeños. Unas actividades que desarrolla la logopeda, unas canciones, unos juegos... que pretenden, entre otras cosas:

- Que los padres aprendan a jugar con sus hijos

- Que no se pierdan tradiciones culturales andaluzas, juegos, canciones...

- Que los alumnos jueguen juntos para contrarrestar los estragos de las videoconsolas.

El primer ciclo, realiza programas tales como la fabricación de magdalenas, desplazándose al horno de una panadería cercana, los desayunos andaluces, en el patio de colegio comiendo pan con aceite y azúcar junto a un vaso de leche con cacao o chocolate... juegos en el patio, de los que jugaban los maestros y maestras cuando eran niños, etc., con los mismos objetivos que en Preescolar.

El segundo ciclo y 5º de EGB realizan programas cada vez más variados. De tipo medioambiental, comprometiéndose a repoblar una cañada real que pasa cerca del Centro, de Salud y Consumo (vacunaciones, higiene dental, accidentes caseros...) de Manualidades, Educación Vial, Inglés, reportajes de excursiones, reportajes sobre visitas realizadas en la localidad a organismos oficiales, etc.

En el Ciclo Superior se realiza un noticiario escolar, un programa con experiencias de laboratorio, reportajes de las excursiones, entrevistas a personas que visitan el Centro, o que tienen alguna relación con él, reportajes sobre temas de Ciencias Sociales, etc.

Por áreas de conocimiento, la más beneficiada es el área de Lenguaje. La producción escrita (guionización), la expresión oral (presentaciones y comentarios) y la lectura tienen aquí un cauce natural que convierte en significativo un aprendizaje algo descuidado a veces. El habla andaluza se dignifica sólo por el hecho de oírla a través del televisor.

Las Lenguas extranjeras, con las peculiaridades consiguientes, se benefician de los mismos aspectos, a los que hay que añadir la terapia del miedo al ridículo, la reflexión sobre el poder verse posteriormente.

Las Ciencias Naturales ganan en tiempo de exposición al poder emitirse un documental en horario extraescolar y aprovechar el horario escolar para otras tareas. La cámara, en un experimento de laboratorio, puede acercarse más que un alumno, aunque éste se encuentre en la clase y captar detalles que pasarían desapercibidos o que no podrían repetirse.

Las Ciencias Sociales, al igual que las Naturales, se benefician de la exposición extraescolar y ofrecen un cauce para los debates, mesas redondas, etc.

La Música, no sólo a través de las clases, sino a través de las actuaciones del coro escolar, ofrece a los escolares la satisfacción de poder ver el resultado de su trabajo y de ser admirados por los demás.

La Educación Física, por el simple hecho de verse, estimula el esfuerzo y frena los malos modales.

De las enseñanzas transversales se ha hablado bastante, aunque no se ha citado el tratamiento específico que se da a otros temas, tales como la coeducación (indistintamente, los niños o las niñas son cámaras, guionistas, actores, aunque se prima a las alumnas como cámaras y a los alumnos como presentadores... para compensar). Días señalados, como el día de la Paz, de la no violencia, etc. son objeto de programas monográficos.

Los contenidos de Cultura Andaluza, impregnan todas las emisiones, desde el habla a los temas tratados.

En fin, todas las áreas son susceptibles de tratamiento televisivo.

5. Aspectos técnicos

Nuestra emisora no es una emisora de televisión comercial ni pretende competir con ninguna cadena, tanto pública como privada. No emitimos publicidad o producciones sujetas a copyright. Nuestra emisora no es un vídeo comunitario ni una emisora municipal, ni tampoco emite por emitir. No nos preocupa ni el éxito de los programas ni el índice de audiencia.

Lo importante no es emitir, sino poder emitir, es decir realizar programas. Ese es nuestro principal objetivo. No queremos decir que se desprecie la emisión, porque cumple también otros objetivos, sino que no es lo fundamental.

En cuanto a la viabilidad de la actividad, comenzaremos por decir que lo más seguro es buscar acuerdos con los ayuntamientos para que sean éstos los titulares de la emisora y nos cedan un tiempo de emisión. También es más barato.

Esta parece ser la solución más probable a medio y largo plazo a la vista de las intenciones gubernamentales de regular legalmente la televisión por cable y aprobar concesiones a los ayuntamientos.

Por otra parte, la utilización legal de los colegios por parte de los ayuntamientos, posibilita aún más la colaboración entre estos organismos.

Todo ello, si las relaciones son buenas, lo que no ocurre con la frecuencia que sería deseable y si los ayuntamientos son capaces de financiar estas actividades, lo que es más raro aún.

La solución de la emisión aérea, no regulada aún legalmente, es la única viable en la actualidad.

La colocación de una o varias antenas emisoras en el colegio, que distribuyan la señal emitida por un magnetoscopio y la colocación de un amplificador de esa señal entre éste y la antena es lo más barato en la actualidad, pero es quizás lo más complicado no por el precio (menos de 100.000 ptas.) sino por la recepción de la señal.

Es obvio que es rara la casa que no dispone de una antena de televisión orientada hacia el centro emisor o repetidor correspondiente. Por lo tanto, nuestra antena debe colocarse en la misma dirección.

El trabajo con las historietas consiste en hacer un resumen del argumento, en poner nombre a los personajes más relevantes, si no aparecen nombrados en la historieta, en describirlos física y psíquicamente, y por último en poner otro título al cómic. Hago las siguientes precisiones sobre esta cuarta fase.

-De todos es sabido el valor comunicativo y social del cómic. Por ejemplo, en vez de soltarles a los alumnos una conferencia, más o menos magistral, sobre la carencia de la Ética en nuestra sociedad les resulta mucho más atractivo llegar a esa constatación, analizando la viñeta: En busca de la señorita Ética;viñeta que los alumnos/as de 3º han tenido que continuar, creando de este modo historietas francamente significativas.

El diálogo posterior al trabajo de las historietas que establecemos sobre el nombrar y los nombres les resulta muy sugerente. Nos preguntamos sobre el origen de nuestros nombres, de por qué nos pusieron ese nombre y no otro, de si están contentos/as con su nombre, de si les gustaría cambiarlo… Este aspecto de los nombres se completa con una reflexión colectiva sobre el nombrar: ¿conocemos la cosas?, ¿cuándo sabemos nombrarlas?, ¿nos nombran al pasar lista los profesores en clase?, ¿nos nombran al bautizarnos, al casarnos?, cuando nacemos ¿registran nuestro nombre, lo mismo que cuando morimos?, ¿tenemos un carnet de identidad, de conducir, una tarjeta de crédito?… Captan de este modo problemas tan profundos como el de la identidad personal y el de la necesidad de un reconocimiento social para sentirse a gusto y sobrevivir cara al grupo.

Los nombres, que suelen poner a los personajes analizados, suelen ser ocurrentes, extraños, originales o comunes…

He comprobado que también se pueden transmitir mensajes importantes en clave de humor (y no de cachondeo). Reflexiona después de haber reído, podría ser el eslogan.

El ciclo de trabajo con un dibujo, un texto, la prensa y una historieta se repite por segunda vez y todo ello constituye el dossier I del curso de Ética, material a revisar por mi parte y a partir del cual pongo las notas de la 1ª y 2 ª evaluación

Para aprobar la 3ª evaluación, tienen que confeccionar el dossier II, que consiste en un trabajo con películas u otros documentos audiovisuales (como ha sido el caso de 3º de BUP). Este trabajo lo realizan durante el tercer trimestre. Los pasos a seguir son los siguientes: dedico una clase a ofertar las películas de las que disponen ellos. Un alumno/a escribe los títulos en el encerado, indicando, entre paréntesis, el tema central. Los más votados son los que trabajamos. Les entrego seguidamente una carta abierta, en la que les indico el modo y actitud con que tienen que asistir al visionado de las películas y de otros materiales audiovisuales, haciéndoles notar que , después de haber visto cada documento, analizaremos el comportamiento del curso y, si no es el adecuado, suspenderé la actividad. Suelo emplear dos clases para ver cada película. Una vez visionada, les entrego una detallada guía para el trabajo con películas, en la que hago referencia a que tienen que elaborar unos datos del film, analizar física y psíquicamente dos personajes, a valorar éticamente su comportamiento y a exponer unos aspectos críticos sobre el film.

También seleccionamos un tema tratado en la película y dialogamos acerca de él. En casa, tienen que completar los datos sobre el tema con otros documentos.

El comentario de cada película suele llevarme cuatro clases. La primera película la comentamos todos en alto. Las siguientes las trabajan por equipos de dos o tres personas.

Matizo que así los alumnos/ as se vuelven más críticos ante la imagen, liberándose de la pasividad a la que se hallan sometidos, cuando ven la tele o una película en los cines de la ciudad. No obstante, he de precisar que no pretendo formar críticos de cine, sino de iniciarles en lectura crítica de la imagen audiovisual, contribuyendo de este modo a su alfabetización audiovisual, lo que repercutirá en que aprendan a ser más críticos y reflexivos y, por ende, menos manipulables.

Señalo un matiz con respecto a 3º de BUP del curso 92/93: no han trabajado con películas, sino con otros documentos (informes, debates, reportajes, documentales…) que he centrado en cuatro temas monográficos: problemas y conflictos de los jóvenes, relaciones amorosas y sexuales entre los seres humanos, pena de muerte y derechos de la tierra. La guía de trabajo es distinta a la de las películas: tienen que anotar unos datos previos, señalar y comentar el tema principal o un subtema del documento, poner un título al trabajo y complementar el tema elegido con otros documentos impresos o realizando una prueba de creatividad (estilo libre) sobre el mismo.

Para realizar mejor el trabajo les recomiendo que, durante el visionado del material audiovisual, tomen alguna nota para así recordar mejor los datos a recopilar.

Queda de este modo terminado todo el proceso de trabajo con dibujos, textos, prensa, historietas, películas y documentos audiovisuales.

No hacen exámenes. Tienen que entregar y aprobar los dos dossiers. Algunos suspenden, pero apenas hay fracaso escolar. Sí que constato niveles de mayor o menor trabajo y rendimiento.

Al final de curso les hago una encuesta anónima, en la que evalúan los contenidos, el método, mi modo de evaluar… En general, afirman que han aprendido bastante y que el método les ha resultado novedoso. Creo modestamente que he contribuido en el Instituto a que la asignatura de Ética no sea considerada una «maría» más y a considerar por parte del alumnado que en las clases de Ética también se trabaja y que no se va a ellas a pasar simplemente el rato.

3. Conclusiones

Sistematizo aquí y ahora las conclusiones, haciendo referencia a los objetivos que intento alcanzar y, por ende, a las actitudes y valores correspondientes, en los que procuro educar a mis alumnos/as, empleando el método citado.

1. Al trabajar en equipo desarrollan el valor de la cooperación y de la solidaridad.

2. La nota es compartida ( la misma para cada persona del equipo). No obstante, me fijo en quién trabaja y en quién no y ello me obliga a recoger para la evaluación no sólo los dossiers del coordinador/ a del equipo, sino a veces de las dos personas del equipo. Desarrollan de este modo los valores compatibles de una sana competitividad (aspecto individual) con la sociabilidad (dimensión social del trabajo).

3. Los dossiers deben presentarlos a máquina, en un dossier de plástico o de cartulina. Se entrenan así en el valor de saber hacer bien las cosas y de saber presentarlas adecuadamente, aunque, matizándoles que sólo el hábito no hace al monje.

4. Se inician en la lectura crítica de las imágenes (dibujos, fotografías, historietas, imágenes audiovisuales de películas…). Aprenden así a adquirir el valor de la alfabetizacion audiovisual, de la que estamos tan necesitados, al vivir dentro de una «iconosfera» y de una «sociedad democrática ».

5. La primera clase contestan -valiéndose de las guías correspondientes- a las preguntas referidas a cada apartado, y en la clase siguiente ponemos en común los datos de cada equipo. Valor del diálogo, previo a futuros debates.

6. En la puesta en común o diálogos surgen opiniones contrarias. Les insisto en que adquieran los valores del respeto.

7. A veces tienen que dar respuestas personales, aunque pueden solicitar la ayuda del compañero/a de equipo o del profesor. De ahí, desarrollo de actitudes críticas y personales ante «lo recibido» por parte de los demás.

8. El hecho de tener que seleccionar unas noticias de la prensa y comentarlas hace que fijen su atención en los aspectos de la actualidad que más les interesan. Esto hace que desarrollen una actitud de curiosidad selectiva ante la realidad circundante y del medio (periódico) que la transmite, mediatizándola o manipulándola.

9. Realizan algunas pruebas de creatividad. Intento que desarrollen de este modo, el valor de la originalidad, de lo personal, frente a lo ya hecho siempre del mismo modo (estandarizado) y el valor de cierta innovación individual frente a la mistificación anodina y a un tipo de enseñanza preferentemente memorístico.

10. Las valoraciones manifestadas en sus respuestas, a lo largo de todo el proceso, manifiestan entre ellos/as actitudes no sexistas, no racistas, no discriminatorias…

11. A todo el curso les entrego fotocopiadas las pruebas de creatividad. Valor de compartir lo ajeno, a la vez que un sencillo recuerdo de su paso por las clases de Ética. Actitudes de interés por los demás, de compañerismo, de sana competitividad…

Para terminar estas conclusiones, formuladas en términos de objetivos y de las correspondientes actitudes y valores, he de matizar que no se trata de un método -panacea para conseguirlo todo-, sino que tan sólo intento iniciarles en la adquisición de las citadas actitudes y valores. La labor iniciada en clase debe completarse en otras clases (sentido transversal del tema que nos ocupa), en la familia, en la sociedad…

La experiencia es primeriza y no he evaluado todavía plenamente la eficacia del proceso y sus resultados. Sí puedo afirmar que mis alumnos/as se encuentran a gusto en clase y yo también. Seguiré investigando en esta línea, en cursos sucesivos.

4. Matizaciones últimas

1. He descubierto el alto valor didáctico del retroproyector, máquina que no conocían mis alumnos/as.

2. Algunos alumnos/as comprueban que en esta sociedad hay personas con mucha cara o jeta, y que se aprovechan de los demás. Concretamente constatan esto, cuando su compañero/ a de equipo se limita a firmar el trabajo. Esta experiencia lleva a alguna persona a decirme que quiere cambiar de equipo o incluso que quiere trabajar sola.

3. Hay días que trabajan poco en clase, asegurándome que se reúnen en sus casas para terminar el trabajo, que no han hecho en clase…

4. Les insisto en que por el hecho de que trabajen en equipo no tienen por qué tener las mismas opiniones. La idea de solidaridad no elimina la idea de diversidad, sino que ambas son compatibles.

5. El pensamiento conforma nuestro lenguaje y el lenguaje configura nuestro pensamiento. Me refiero a que, a pesar de hacer el trabajo dos o tres personas, emplean el singular y no el nosotros o nosotras.

6. Creo que el método que os he expuesto y que he aplicado en mis clases de Ética es extrapolable a otras asignaturas, sobre todo, del Área de Ciencias Sociales.