Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 3: Imágenes y sonidos en el aula (Vol. 2 - 1994)

La prensa en la escuela rural

https://doi.org/10.3916/C03-1994-14

Rogeli Santamaría-Luna

Abstract

El presente artículo tiene como objetivo básico contar una experiencia en una escuela rural. Consta de varios apartados. Tras una introducción a la prensa en la escuela rural, se localiza la experiencia en su entorno físico y social, después describimos la experiencia en sus dos vertientes: utilización de la prensa en la escuela y realización de una revista escolar. Por último se evalúa la experiencia y se proponen unas mejoras. Además añadimos la bibliografía que utilizamos para definir y desarrollar el proyecto.

Keywords

Archivo PDF español

Este trabajo se basa en datos obtenidos a partir de la experiencia propia y en la consulta bibliográfica referente al tema. No pretende ser un estudio exhaustivo; más bien al contrario, un resumen de opiniones, sugerencias...

1. ¿La prensa en la escuela rural?, ¿por qué? El mundo rural vive sumido en el olvido. La vivencia de este olvido es palpable en todas las instancias (personal, municipal...). Sólo se oye el murmullo insistente de las demandas no atendidas, el desánimo frente a lo que venga de fuera (de la capital) o el martilleante «es como si no existiéramos».

Si, como docentes, caemos en esta autoanulación hemos acabado ya con nuestra labor formadora. Hemos de ser positivos y buscar soluciones a nuestros problemas. Uno de estos problemas es el olvido aparente de que somos objeto nosotros y nuestras escuelas. ¿Cómo romper con este tópico? Cada centro o cada zona debe buscar su solución.

En mi caso, maestro de escuela mixta (unitaria) en el CP «San Vicente de Piedrahita», durante los cursos 1989/90 y 90/91, una de las soluciones fue el proyecto de prensa en la escuela.

2. Contexto de la experiencia

San Vicente es una aldea de Cortes de Arenoso (Alto Mijares-Castellón). La zona es montañosa, considerada por la CEE zona desfavorecida de montaña con arreglo a las directivas de la Unión Europea. La distancia hasta Castellón es de 74 km. que pueden recorrerse en coche particular en hora y cuarto u hora y media.

En San Vicente hay unos 180 habitantes, gran parte de los cuales son jubilados. En el momento de desarrollarse la experiencia había unos 10 niños menores de 15 años.

La población activa censada es principalmente masculina y las principales dedicaciones están ligadas al sector agropecuario, la construcción y el trasporte, combinando trabajos. También había cuadrillas que iban al pinar, pero últimamente con el descenso del precio del pino trabajan muy poco en esto.

Las mujeres son el eje básico de la economía de subsistencia (huerto familiar, corral o pequeña granja). Algunas trabajaron en una pequeña cooperativa textil que con la crisis actual ha cerrado.

A la escuela asistían 6 escolares: 2 de Preescolar-Ciclo Inicial, 2 de Ciclo Medio y 2 de Ciclo Superior.

3. «Premsa-Escola» en CP «San Vicente de Piedrahita»

Antes de llegar al CP «San Vicente de Piedrahita» ya tenía conocimiento de alguno de los programas de alumnos de la Conselleria de Cultura, Educació i Ciència de la Generalitat Valenciana y estaba dispuesto a desarrollar algunos, entre ellos el de «Premsa-Escola». Presenté un proyecto reducido que fue aceptado. Esto nos motivó más todavía a desarrollar el proyecto. La subvención económica no llegó durante el curso 1989/90 y fuimos desarrollando las actividades con restricciones, pero al curso siguiente desarrollamos todas las actividades que teníamos previstas gracias a la experiencia adquirida y al apoyo del programa «Premsa-Escola».

La revista de nuestra escuela no se reduce a la realización de algún número ocasional, está incardinada en el Plan de Centro y con ella se pretende:

1. Relacionar actividades de los distintos proyectos del centro (educación ambiental, estudios de cultura popular, fomento de la lectura y escritura...).

2. Motivar a los alumnos para que lean y escriban.

3. Animar a padres y vecinos a participar en los proyectos del centro.

4. Difundir nuestras experiencias a las otras escuelas de la comarca, intercambiando revistas, correspondencia escolar...

5. Romper con el aislamiento de la zona, promoviendo que los alumnos se relacionen con otros entornos y problemas (a partir del trabajo con prensa).

6. Fomentar el desarrollo personal, la autonomía y la toma de conciencia de la propia situación para definir sus actuaciones.

7. Potenciar la colaboración y la responsabilidad en el trabajo en grupo.

8. Mejorar la autoestima, al sentirnos capaces de hacer la revista, de expresar opiniones y experiencias... para no considerarnos olvidados, para decir que existimos.

9. Conocer la organización básica de un periódico.

10. Aprovechar la prensa en varios ámbitos (lenguaje, documentación, juegos, plástica, reciclaje...).

A continuación se expone la experiencia en sus dos vertientes: uso de la prensa en la escuela y confección de la revista escolar.

3.1. Utilización de la prensa en la escuela

Nos suscribimos al diario Mediterráneo de Castellón, de ámbito provincial, lo cual nos «garantizaba» una información más detallada sobre lo que ocurre aquí.

Antes de comenzar elegimos unos cuantos temas para elaborar nuestro archivo de prensa. Había bloques permanentes y otros ocasionales.

* Bloques permanentes:

San Vicente- Cortes, pueblos de la comarca, medio ambiente, reciclaje de residuos sólidos...

* Bloques ocasionales: volcanes y terremotos, investigación espacial, agricultura, carreteras cortadas, accidentes de tráfico, los países del Este, América del Sur y África, el tiempo que hace, la Guerra del Golfo...

Los alumnos de Ciclo Medio seleccionaban los temas permanentes mientras que los de 2ª etapa organizaban los recortes, hacían resúmenes, esquemas... Los temas ocasionales estaban relacionados con las noticias del momento o con los contenidos que estudiaban en clase (confección de informes).

Los alumnos de 2ª Etapa compararon portadas, noticias y secciones de periódicos distintos del mismo día. También hicieron un estudio de la presencia de países del Tercer Mundo frente a los más ricos. Constataron que USA aparecía todos los días, que incluso las noticias de USA se trataban en el periódico algunas veces dándoles más importancia que a las nacionales o europeas y que los países pobres 99 COMUNICAR 3, 1994 sólo aparecían en relación con guerras, catástrofes... y casi nunca para «cosas agradables».

En Ciclo Medio se hizo un índice de secciones y un estudio de frecuencia de aparición de pueblos de la comarca frente a los de La Plana. Constataron la presencia casi nula del Alto Mijares en la prensa.

Los alumnos de Preescolar y de Ciclo Inicial recortaban fotos, dibujos, titulares... y con todos estos materiales hacían sus propios montajes: palabras, frases, títulos...

3.2. Elaboración de la revista escolar

La idea de realizar una revista escolar no fue mía. En la escuela y durante varios años se había hecho «la revista escolar », una por curso. Era una especie de libro del pueblo con datos, entrevistas, pasatiempos... Se repartía entre los escolares con una tirada de unos diez ejemplares fotocopiados. La fotocopiadora era el único sistema de reprografía que conocían los escolares.

Las revistas que hemos hecho han sido elaboradas totalmente por los alumnos, con una colaboración y responsabilidad creciente desde Preescolar a 2ª Etapa. El maestro participaba como uno más haciendo el trabajo que le tocaba (los apartados que tiene asignados) y además colaboraba con los pequeños a la hora de hacer clichés y composiciones.

Antes de hacer las revistas hubo trabajos previos:

1. Hacer una lista de secciones de la revista. Seguimos este proceso: a) lista provisional de secciones; b) comparación de índices de revistas infantiles, juveniles, del corazón, Tráfico, Natura, periódicos... (partiendo del trabajo de Ciclo Medio); c) lista definitiva de secciones; d) elección de secciones fijas.

2. Elegir temas o ejes centrales para las revistas que publicaríamos cada trimestre.

3. Distribuir las secciones entre los que saben escribir y proponer alternativas de trabajo para las más pequeñas (dibujos, recoger materiales...).

4. Definir la tirada (¿a quién la íbamos a repartir?), poner un tope de páginas, calcular el coste de folios y fotocopias (no disponemos de medios de reprografía). Proponer financiación y elegir el modo de reprografía.

En ese momento presenté algunas revistas escolares. Las vieron, las criticaron, tomaron ideas, se interesaron por los sistemas de impresión empleados (multicopista, máquina de alcohol, limógrafo o coca...). Sólo teníamos posibilidades de hacer una coca (imprenta Freinet). La hicimos y comprobamos cómo funcionaba. Quedaron asombrados. ¡Lo podían hacer ellos! ¡Puede hacerse en colores!...

Los trabajos para la revista se programaban con antelación para que las actividades habituales de la escuela pudieran aparecer en la revista sin que ello supusiera sobrecarga. Hicieron cuentos, comentarios de noticias, dibujos...

Recogieron o inventaron pasatiempos, refranes, canciones, poesías, leyendas... Contamos viajes o experiencias, proyectos de la escuela... Se hacían los climogramas de los meses correspondientes...

El primer número tuvo 36 páginas y se hicieron 30 copias. Los otros 3 números tuvieron 25 páginas de promedio y una tirada de 80 copias. Casi toda la revista estaba hecha con la coca y las fotocopias no llegaban a la cuarta parte.

Las secciones principales fueron: el tiempo, la escuela informa, bloque (cuentos, artículos, informes... sobre el tema central), zampalomos (cocina típica), costumbres, nuestras plantas, la cotorra (noticias), noticias breves, entrevista a..., humor, pasatiempos, dibujos, etc.

Algunos temas centrales fueron: la Navidad, el frío y el matacerdo; San Antonio y el Carnaval; la Primavera y Pascua; el Verano y las vacaciones.

No se estableció ningún precio. Las enviamos a algunas instituciones y escuelas (de la comarca u otras con las que hacíamos intercambio). En el pueblo algunos daban «la voluntad » (para fiestas, meriendas...). Se hizo publicidad escasa, por practicar las propagandas y dar a conocer la aldea, las entidades y comercios...

En Plástica imprimimos con patatas, madera, hojas, con imprentilla de juguete... Hicimos estarcidos, difuminados... También hicimos papel reciclado, figuras con pasta de papel y máscaras.

4. Evaluación y propuestas de mejora

La experiencia ha resultado altamente satisfactoria:

1. Los escolares se lo han pasado bien, han aprendido algunas cosas, han colaborado, se han interesado más por su pueblo y su comarca...

2. El maestro ha experimentado cómo, con seis escolares de una escuela unitaria de zona rural desfavorecida, también se puede hacer una revista escolar. Y ha aprendido otras muchas cosas de los niños, de la gente y del pueblo.

3. El vecindario esperaba la revista, sobre todo los más mayores, participaban más, se interesaban por la escuela y lo que se hacía en ella...

4. Las otras diez escuelas de la comarca en 1990/91 hicieron dos revistas, pero en el 91/92 hicieron sus revistas seis escuelas. Comenzaba a extenderse la experiencia.

De haber seguido en esta escuela habría intentado:

1. Aumentar la participación de padres y vecinos, no como informadores o lectores, sino como redactores...

2. Conectar con los jóvenes de la localidad para que participaran en la confección de la revista.

3. Promover revistas no escolares: de asociaciones, comarcales...

4. Potenciar la utilización de recursos de las distintas escuelas para mejorar la calidad gráfica de las revistas, por medio de préstamos o intercambios de materiales: máquina de alcohol, artículos de otras escuelas...

5. Proponer la creación de un Centro de Recursos en la zona...

Referencias

CORZO TORAL, J.L. (1986): Leer periódicos en clase. Madrid, Popular.

IEPS (1981): El periódico: un diálogo de la escuela con la actualidad. Madrid, Narcea.

JIMÉNEZ SÁNCHEZ, J. (1983): La escuela unitaria. Barcelona, Laia.

ROQUE y ROTGER (1982): Cómo leer la prensa escrita. Madrid, Escuela Española.

SALANOVA, J. (1983): La escuela rural. Métodos y contenidos. Madrid, Zero-Zyx.

VIOQUE, J. (1984): La utilización de la prensa en la escuela. Madrid, Cincel.