Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 3: Imágenes y sonidos en el aula (Vol. 2 - 1994)

Cultura y civilización británicas

https://doi.org/10.3916/C03-1994-23

María-del-Carmen Castro-Rodríguez

Abstract

En este artículo se explica cómo es esta asignatura, que surgió para remediar una situación a la que ha puesto solución la Reforma. Asimismo se cuenta cómo usar la prensa como un medio auxiliar muy importante en una asignatura de EATP, al mismo tiempo que se les fomenta a los alumnos el hábito de leer periódicos y de comentar las noticias que hayan leído.

Keywords

Archivo PDF español

En el Diseño Curricular Base de Lenguas Extranjeras, se da una gran importancia a los aspectos socioculturales de los países en los que se hablan las lenguas estudiadas. No podía ser de otra forma, ya que con demasiada frecuencia los profesores de Inglés, hemos podido comprobar que nuestros alumnos no saben prácticamente nada sobre Gran Bretaña, a pesar de que llevan varios años estudiando inglés. Sólo saben los cuatro tópicos que conoce todo el mundo. Esta importante laguna va a quedar salvada con las directrices de los DCB que en su apartado de aspectos socioculturales para Secundaria -también en Primaria- se hace especial hincapié, porque indica en cuanto a conceptos, entre otras cosas:

- «Aspectos de la cultura y de la sociedad de los países donde se habla la lengua extranjera estudiada, cercanos a los intereses y motivaciones de los alumnos».

- «El medio en el que se vive en algún otro país: aspecto físico de alguna ciudad: calles, servicios públicos, tiendas, conservación del medio ambiente, consumo, calidad de vida etc».

- «El mundo de los jóvenes: estudios, trabajo, deportes, tiempo libre, música, vídeo, comics, cine, etc».

- «Medios de comunicación: revistas para jóvenes, programas de radio y televisión, etc».

En el apartado relativo a procedimientos, podemos ver:

- «Análisis de determinados aspectos socioculturales de los países donde se habla la lengua extranjera estudiada».

- «Utilización de los conocimientos adquiridos de la lengua extranjera para interpretar los mensajes presentes en el medio (anuncios en periódicos, en establecimientos públicos, etc.)».

- «Utilización de materiales orales y escritos auténticos procedentes de distintas fuentes con el fin de obtener las informaciones deseadas».

Por lo que respecta a las actitudes, también podemos encontrar:

- «Curiosidad, respeto y valoración crítica de las formas de vida y de otros aspectos socioculturales de los países donde se habla la lengua extranjera estudiada».

- «Valoración del enriquecimiento personal que supone la relación con personas pertenecientes a otras culturas».

- «Actitud receptiva ante las informaciones disponibles en la lengua extranjera».

Sólo he copiado algunos puntos de cada apartado, pero creo que son suficientes para darnos cuenta de la importancia que se le da a estos aspectos culturales, que han estado durante mucho tiempo postergados.

Como se ha dicho antes, los alumnos suelen tener un desconocimiento grande sobre estos temas, que muchas veces no se pueden ver en clase con la extensión necesaria. Por esta razón me surgió la necesidad de crear una asignatura, de las EATP, donde se estudiaran en profundidad los aspectos socioculturales de Gran Bretaña, que más interesaran a los alumnos. En el año 1989, presentamos el proyecto en el IB «San Pablo» de Sevilla, y en el año 90 empezamos las clases de la nueva asignatura que se llama «Cultura y Civilización Británicas». Ya llevamos tres años con la asignatura y vemos muchos temas de los que han sido recogidos posteriormente en el Diseño Curricular Base.

Lo fundamental de esta asignatura es enseñar y aprender cultura británica mediante técnicas de estudio que deben practicar, como son los esquemas, resúmenes, toma de apuntes, etc. La metodología es muy variada y se busca sobre todo que los alumnos disfruten mientras aprenden. Para ello utilizamos películas de vídeo, documentales grabados de la televisión, montajes de diapositivas, juegos, rompecabezas...

Pero no me interesaría que mis alumnos supieran mucha cultura británica y poco de la española o andaluza, que son las culturas en las que ellos están inmersos. Por ello, siempre que vemos algún tema británico lo relacionamos con el tema correspondiente español y andaluz. Por ejemplo al hablar de las fiestas inglesas, vemos también las españolas y las locales. O como ocurre con el tema de Londres. Hay un itinerario de los muchos que se pueden hacer en Londres, que se llama «Londres Azul». Está formado por las casas de personajes célebres que han vivido en Londres a lo largo del tiempo, que suelen estar amuebladas como lo estaban en la época en que esos personajes vivían y están llenas de recuerdos de ellos. Estas casas tienen en la fachada una placa azul en la que está escrito el nombre del personaje, por qué es célebre y la fecha en que vivió allí o en la que nació y murió. Pues bien, mis alumnos tienen que hacer un trabajo en el que escriban las distintas placas que hayan visto en las calles de su ciudad, a quién hacen referencia, por qué es célebre el personaje, en qué calle está... Este trabajo se lo suelo encargar para después de Navidad, ya que en esos días suelen salir mucho y al mismo tiempo que van por las calles pueden fijarse en las placas que vean. Me han dicho que además de ser un trabajo entretenido, han aprendido mucho sobre su ciudad.

Todos sabemos que por desgracia nuestros alumnos suelen leer muy pocos libros y periódicos aún menos. Por eso me propuse desde el principio que mis alumnos adquirieran el hábito de leer periódicos, ya que me parece una de las mejores costumbres que se pueden tener. Así que en esta asignatura utilizamos la prensa como un material de apoyo muy importante.

Para todos los niveles

Los medios de comunicación deben ser utilizados desde los primeros niveles hasta la enseñanza de las personas adultas, pasando por la enseñanza Secundaria y la Universidad. Es posible, y de hecho se están utilizando también con mucha eficacia, tenerlos en cuenta en cursos de formación del profesorado, en la formación profesional y ocupacional y en todo lo que tiene que ver con el reciclaje y perfeccionamiento de profesionales de la empresa, de la animación socio cultural y en general de los que profesionalmente se acercan al mundo de la cultura y la sociedad.

Se puede partir de lo que publican periódicos y revistas

Lo que es utópico encontrar en un buen libro hasta dentro de muchos años, es posible hallarlo con facilidad en un periódico, revista, noticiario, etc. el día en que se producen los hechos. La prensa y las revistas de divulgación tan denostadas, a veces con razón, por los científicos, son la única base de que se dispone en muchas ocasiones para entrar en contacto con un descubrimiento, una cultura o una ideología. Si esperamos a la edición del “buen libro”, siempre llegaríamos con retraso al conocimiento, estudio y tratamiento de temas e invenciones de actualidad.

Los expertos, profesionales de la enseñanza, que utilizan los medios de comunicación, son los que deben ajustar las posibles diferencias entre noticia divulgativa y realidad científica. Esto hace que en muchas ocasiones, por su rapidez de divulgación, los medios de comunicación realizan el papel que antes efectuaba el libro de texto, o el texto científico, que siempre es importante pero su publicación no se realiza a la igual velocidad.

Por poner algunos ejemplos ligados a las Ciencias Sociales: la unión o desmembración de un país -tan frecuente en nuestros tiempos- se publica como noticia años antes de que llegue a los atlas o a los libros de texto; la historia del día a día, las interpretaciones históricas, que se encuentran en los artículos de opinión de periódicos o revistas de divulgación, tardan normalmente años en llegar a los textos escolares o a verse publicadas por autores de prestigio.

En la Universidad, los medios de comunicación son necesarios en todas las asignaturas que tienen que ver con la sociedad o con el pensamiento. Los autores que marcan la pauta actual de las ciencias de la cultura y de la sociedad: la sociología, la filosofía, la antropología, la educación, etc. publican constantemente en periódicos o revistas, haciendo posible seguir sus descubrimientos, ideología o pensamiento casi al mismo tiempo que se va desarrollando. Muy raras veces o con dificultad llegan a ver la luz en textos.

Hay que prestar atención a lo que se publica en los medios de comunicación escritos

Los profesores de cualquier nivel, así como los alumnos de Enseñanza Secundaria o Universidad, deben por ello estar atentos de forma continua a lo que se lee, se oye o se ve en los medios de comunicación y recortar noticias u opiniones, reportajes, grabar informaciones o documentos radiados o filmados, etc. puede ser en muchos casos la clave de un dato, o de un debate.

En muchas ocasiones -como decíamos más arriba- los grandes expertos rehuyen los medios de comunicación por considerarlos poco serios o superficiales y sensacionalistas. No les falta razón, ya que el periodista en la mayoría de los casos no es técnico del tema del que escribe, o al editor le interesa más la venta que la veracidad de la información. Sin embargo, no deben olvidar quienes así piensan que no hay por qué tener miedo a la información; la noticia puede ser contrastada y la opinión debatida, enriqueciendo de manera importante una clase o explicación. Todo lo que genera debate, plantea ciertos interrogantes y por lo tanto puede servir de inicio de una investigación, base de la actual metodología didáctica.

Lo que dicen los diseños curriculares

En los nuevos diseños curriculares sin excepción, se hace mención constante a la necesaria implicación de la comunidad educativa, y más en concreto a profesores y alumnos, en el entorno social. En la enseñanza Secundaria, la investigación se convierte en método nuclear y eje principal del aprendizaje del alumno y de la metodología del trabajo del profesor. En la universidad, la investigación pasa a transformarse en la única posibilidad de lograr la formación de futuros profesionales.

Es aquí, donde en conjunto con otros elementos, tienen cabida los medios de comunicación, prensa, radio y televisión, que son los que directamente afectan la nueva cultura social de nuestro entorno, y por lo tanto, no solamente deben ser tenidos en cuenta como instrumento o medio didáctico, sino que deben tomar parte prioritaria como contenido en el currículum, en las actividades de clase y en el debate ideológico que promueven.

Los medios aportan sus propias técnicas de investigación, de búsqueda de información, de contraste de pareceres, de evaluación y de feed-back, similares en muchos casos a las que utilizan otras ramas de las Ciencias Sociales.

No olvidemos tampoco el carácter de instrumento integrador, interdisciplinario y globalizador de los medios de comunicación y su importancia en la investigación. Es imposible realizar cualquier tipo de investigación en las aulas sin tener en cuenta los medios de comunicación.

Las posibilidades de investigación que aportan los medios de comunicación al estudio de las Ciencias Sociales

Los medios de comunicación tienen en sus entrañas la posibilidad de ser utilizados en las aulas de dos maneras fundamentales: como instrumento técnico de trabajo, bien como sustento conceptual, ideológico y cultural.

Como instrumento técnico de trabajo, sirve de punto de partida para conocer diversos modos de acceder a la sociedad y descubrir la realidad. Las técnicas propias del periodismo son en muchos casos un soporte ideal para iniciarse en la investigación de hechos, novedades, formas de comportamiento social, etc.

Hemos visto en algunas aulas de BUP y Universidad, utilizar entrevistas filmadas para televisión, con el fin de cuestionar o debatir el trabajo del entrevistador, compararlo con el de otras ciencias y ayudar a mejorar así los propios comportamientos. Igualmente, podríamos apoyarnos en materiales periodísticos, impresos o grabados, para analizar otras formas de extraer información, contrastarla y exponerla a la opinión pública.

Como sustento conceptual, ideológico y cultural, lo que se escribe día a día en los periódicos, se oye en la radio, o se ve en televisión, es normalmente la misma vida. Esta vida, o una parte de ella, es la forma de comportarse en un momento dado el país y el mundo, y merece ser tenida en cuenta para profundizarla más y para valorarla e incluirla en las acciones de aprendizaje. Ni que decir tiene que el análisis, aunque sea como contraste, debe cuestionar la misma realidad que presentan con frecuencia los medios de comunicación, con el fin de defenderse de la manipulación y evitarla en la medida en que se pueda.

El análisis constante de lo que entra en nuestra cultura a través de los medios de comunicación debe servir para iniciarse en el conocimiento de la sociedad, de la cultura y en el perfeccionamiento de los comportamientos sociales.

Por citar solamente unos pocos ejemplos, todos ellos significativos, no falta jornada en que podamos encontrar en los medios de comunicación, información u opinión sobre los problemas más candentes de nuestra sociedad, entendida como grupo humano o como “aldea global”: hábitat, ecología, infancia, demografía, hambre, racismo, cambios culturales, el papel de la mujer, consumo, derechos humanos, conflictos, guerras, etc.

La televisión y el cine: iconicidad en movimiento

Es difícil encontrar un solo tema o núcleo de contenidos abarcado por lo que llamamos Ciencias Sociales, que no esté tratado de alguna forma en la televisión o en el cine. Siempre es posible encontrar alguna filmación, reportaje, entrevista o noticia filmada, para utilizar como punto de partida en un debate, o como rasgo, dato o documento en una investigación o estudio.

La imagen en movimiento y sus contenidos son elementos de indiscutible valor y de indispensable estudio en las aulas. Es una de las estrategias globalizadoras por excelencia y al mismo tiempo base y fundamento de análisis y estudio de cualquiera de las áreas de un programa de trabajo.

El cine posee una historia ligada íntimamente al último siglo; es arte y técnica, lenguaje e imagen, documento y diversión, fantasía y realidad; es además cantera inagotable de relatos y de temas, de creatividad y de estética cultural.

La televisión es fuente riquísima de información y de cultura, aun de la que no nos gusta, y permite entrar realmente en el estudio de nuestra sociedad y en el de otras realidades culturales cercanas o lejanas.

El cine y la televisión son grandes desconocidos por demasiado cercanos. Hay que entrar en ellos con seriedad, con investigación y con esfuerzo, ya que aportan a la cultura unas formas de comunicación y de lenguaje que de otra forma y por otros caminos sería imposible conocer y aplicar en las aulas.

Llevar la televisión y el cine a las aulas

Lo que se puede realizar con la televisión y el cine en las aulas no cabe la menor duda de que está en relación con las aspiraciones de cada grupo de alumnos y que tiene mucho que ver con el nivel de los mismos. Es conveniente integrar el cine, la imagen en movimiento, en las actividades de clase en todos los niveles, pero es de fundamental importancia tenerlo en cuenta en BUP y en el Ciclo Superior de la EGB. No es un juego solamente ni un mero entretenimiento, ya que ambos medios se han infiltrado -más la televisión que el cine- en nuestra forma de vivir, y no nos podemos permitir el lujo de perderlos en las aulas. El profesor responsable de formar -educar- en los conocimientos y comportamientos sociales, debe aprender a «coger el toro por los cuernos », evitando la fácil y cómoda postura de tachar de infantil la utilización de los medios de comunicación o de pensar que son una pérdida de tiempo en detrimento de la «ciencia pura».

Hace varios años que se usan con profusión en la formación de profesores, en la educación de adultos, en la formación de profesionales de la animación sociocultural y en la Universidad. La experiencia de muchos profesores los ha convertido en uno de los instrumentos más eficaces en el proceso de enseñanza y aprendizaje de adultos en lo que se refiere fundamentalmente a los comportamientos socioculturales y a los conocimientos sobre ellos.

Los contenidos que puede aportar el cine a las Ciencias Sociales

Los contenidos que sobre cine se pueden llevar a las aulas pueden ser tan variopintos y dispares como el mismo cine: historia del cine (que es la historia del siglo XX), la base literaria y el guión, la relación entre el cine, la literatura y otras artes, el cine y el cómic, el documental cinematográfico, el lenguaje y las técnicas cinematográficas, la ambientación, los decorados y el vestuario, la producción, la dirección y la interpretación, la filmación, el montaje y la sonorización, el doblaje y los efectos sonoros, los efectos especiales, el cine como elemento transmisor de cultura, el documental, el cine como arte, el cine de dibujos animados y de animación, el vídeo, la televisión, la crítica de cine, el mensaje cinematográfico, la subliminalidad, etc.

Análisis de la publicidad en todos los medios

Otro instrumento, técnica y elemento importante que debe ser estudiado en profundidad en las Ciencias Sociales es la publicidad y su papel, su influencia, sus estrategias de entrada en el comportamiento humano y, en fin, la posible utilización de sus técnicas en las aulas con fines de aprendizaje.

La publicidad se da en todos los medios de comunicación sin excepción, y es el soporte económico de ellos. Al mismo tiempo, es arte e ideología, cultura de un momento histórico y manipulación consciente. Por medio de la publicidad se pueden conocer y aceptar o rechazar las culturas que vienen de afuera. Se puede analizar mediante ella la mejor técnica cinematográfica o la peor, o entrar en los mecanismos que permiten que los pueblos se comporten de una forma o de otra.

La publicidad permite estudiar e investigar sobre comportamientos culturales actuales, analizarlos y esperar cambios de comportamiento de los alumnos al conocer la manipulación a la que están expuestos.

Los spots publicitarios en televisión son películas en pequeño, muy útiles para establecer debate, descubrir nuevas técnicas, buscar situaciones de posible ilegalidad, analizar costumbres actuales o de años atrás, detectar subliminalidad, etc.

Estudio de la realidad contemporánea

Los medios de comunicación se hacen indispensables para el estudio y comprensión de la geografía, la historia y la cultura contemporánea, ya que nos podemos remontar a través de ellos con bastante facilidad hasta el siglo XIX. La prensa de principios de siglo es fácil encontrarla en hemerotecas o por los menos, se pueden extraer datos de libros especializados. La prensa más cercana en el tiempo es fácil de adquirir o de encontrar -y como se decía más arriba- da lugar a estudiar el día a día de un hecho histórico o cultural, por amplio en el tiempo que parezca, y los cambios geográficos, políticos que se producen mientras tanto. El cine, que actualmente seguimos en televisión, es la historia de este siglo. La televisión y la radio del día son los recursos mejores para conocer nuestra propia cultura.