Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 4: Leer los medios en el aula (Vol. 2 - 1995)

Integración de los medios en la escuela portuguesa

https://doi.org/10.3916/C04-1995-17

Isabel Oliveira

Teresa da-Fonseca

Abstract

Se presentan una serie de iniciativas y proyectos llevados a cabo en Portugal, con la participación del Instituto de Innovación Educativa del Ministerio de Educación, que tienen, entre otras, las finalidades de integrar los medios en la enseñanza y promover su utilización didáctica, lograr un entendimiento y colaboración entre educadores y profesionales de la comunicación y, ante todo, formar a los alumnos para que sean capaces de valorar el pluralismo y tomen posturas objetivas y críticas.

Keywords

Archivo PDF español

Las razones

La expansión de las tecnologías de la comunicación ha alterado profundamente los procesos de conocimiento y de transmisión de la información, hasta el punto de llegar a conceder a los medios un papel fundamental en la representación social de la realidad, promoviendo nuevas formas de socialización y una nueva cultura.

La información ofrecida por los medios es hoy, además de fuente inagotable de conocimiento y de aprendizaje, un factor que condiciona los comportamientos y opiniones, contribuyendo, directa o indirectamente, a priorizar los valores de la sociedad.

Ante esta cultura sensitiva y mediatizada que todos respiramos, la escuela debe asumir necesariamente un papel organizador e integrador de las multivariadas informaciones a las que los alumnos tienen acceso en su entorno cotidiano, proporcionándoles, además de un conocimiento actualizado, una formación que les permita ser reflexivos y críticos.

El reconocimiento de este nuevo papel de la escuela presupone una concienciación colectiva para comprender, no sólo la renovación constante de los saberes, sino también la forma de estar y pensar del mundo.

Sólo mediante la decodificación de los mensajes mediados, a partir de una nueva alfabetización que incluya estos lenguajes y símbolos, y del tratamiento interdisciplinar de la actualidad, será posible desarrollar en los alumnos las capacidades de análisis y de comprensión crítica y holística de los fenómenos, y conseguir la integración de éstas en la construcción de su propio saber.

En este sentido, las prácticas educativas no sólo se centran en el alumno, sino también en la cultura que le es próxima y significativa, haciendo que el aprendizaje sea motivador y promueva la autonomía en los procesos de búsqueda y de intervención en el medio.

Conscientes de la importancia que los medios asumen en la sociedad actual y en la formación de las personas llegamos a sentir la preocupación, como miembros de la Oficina Pedagógica del Instituto de Innovación Educativa -organismo del Ministerio de Educación de Portugal-, de promover la relación entre la escuela y los medios, y llevar a cabo un trabajo de investigación-acción sobre la integración de la actualidad en las actividades escolares.

Sensibilización y movilización

De los proyectos que fuimos responsables, y que hemos venido desarrollando a lo largo de estos años en el área de «Educación para los Medios», destaca la organización de la Semana de los Medios en la Escuela que propició la sensibilización y movilización de la comunidad educativa. Esta semana fue organizada por primera vez, a nivel nacional, en el curso 1992/93, basándose en los principios de colaboración, voluntariedad y de libre iniciativa de los participantes y teniendo como objetivos los siguientes:

• Promover la interacción entre la escuela y los medios, a partir del diálogo entre educadores, educandos y profesionales de los medios de comunicación.

• Invitar y estimular a los docentes para que utilicen los medios como recursos y, también, en la producción de mensajes en distintos soportes.

• Motivar a los alumnos para que utilicen las distintas fuentes de información y hacer que participen en actividades que les permitan valorar el pluralismo como indicador y garantía de una sociedad libre y democrática.

• Desarrollar en los alumnos la capacidad para enfrentarse a los problemas cotidianos buscando soluciones a los mismos.

Para intentar conseguirlos fueron proyectadas y desarrolladas las siguientes iniciativas:

• Reuniones con los representantes regionales del Ministerio de Educación para definir plataformas de colaboración y diseñar un planes de actuación según las necesidades de cada región.

• Traducción y adaptación de las fichas del CLEMI: L´information dans les médias para distribuirlas por todas las escuelas del país.

• Edición de materiales pedagógicos y de apoyo para los profesores. Organización de actividades diversificadas de formación, teniendo en cuenta las necesidades detectadas en cada región.

• Promoción en las escuelas para que participaran en el diario internacional «Fax!».

• Reuniones con los profesionales de los medios para intentar identificar vías de participación y colaboración con los profesores.

Las escuelas interesadas presentaron, en la respectiva Dirección Regional de Educación, un proyecto anual con un conjunto de actividades estructuradas y globalizadas. Fueron un total de 171 instituciones educativas, de los distintos niveles de enseñanza y distritos regionales de educación, las que participaron voluntariamente en esta iniciativa.

En la organización y dinamización de la «Semana de los Medios en la Escuela» del curso 1993/94, teniendo en cuenta la experiencia adquirida en el año anterior, se lograron algunos avances y mejoras. Así, se adoptaron procedimientos de normalización y gestión de la información, para permitir que las actividades pudieran integrarse en el Plan Anual de Actividades de las Escuelas, se identificaron los contextos favorables para su desarrollo y, también, se tuvieron muy en cuenta las necesidades formativas de los docentes implicados. Se presentaron 238 proyectos con actividades que implicaban a 2.089 docentes y a 34.063 alumnos. Analizando los datos aportados, se pudo comprobar cómo los medios se habían introducido y establecido en las escuelas como recursos educativos imprescindibles y de uso cotidiano.

En lo que se refiere a la participación de los profesionales de los medios de comunicación, se observó una mejor articulación a nivel central que se tradujo en definitiva en:

• Distribución gratuita, a las escuelas participantes y durante la mencionada semana, de ejemplares de diarios y de vídeos.

• Producción de un nuevo suplemento -«DN Jovem»- dentro del periódico Diario de Noticias del 10 de marzo, en el que cada página era responsabilidad de un equipo de un periódico escolar.

• Colaboración de los organismos de comunicación social local y regional con las escuelas para apoyar los proyectos, tanto concediéndoles espacios y tiempos de intervención, como participando y dinamizando debates en las propias escuelas.

Algunas tendencias

A partir del análisis de los datos recogidos en los proyectos, fue posible tipificar las actividades y los contextos educativos en que éstas se desarrollaron. Así, las actividades se pueden categorizar en cuatro apartados:

• Utilización pedagógica de los medios en la doble vertiente de análisis del contenido y de la estructura.

• Producciones empleando los diversos soportes.

• Organización de la información.

• Animación, a través de realización de debates, ciclos de cine, exposiciones...

En relación a los contextos educativos en que las actividades se realizaron, se comprobó la preferencia en algunas de las áreas -con principal incidencia en ciencias humanas-, observándose la tendencia al enfoque interdisciplinar y de transversalidad de los saberes. Destacaba la importancia que algunas escuelas otorgan a ciertas actividades complementarias que utilizan como elementos centrales y recursos el vídeo, la radio, la televisión y los periódicos escolares.

Consolidar para avanzar

Consideramos que para una consolidación del trabajo desarrollado en estas escuelas, y para lograr una efectiva expansión de estas prácticas, sería fundamental la estructuración de una red nacional de formadores que, actuando en las distintas regiones, promovieran la práctica de trabajo reflexivo y de investigación- acción y, al mismo tiempo, atendieran las iniciativas locales y las necesidades de los profesores.

Consideramos además que la implementación, por parte del Ministerio de Educación, poniendo en marcha un Programa Nacional de Educación sobre los Medios, sería necesaria para consolidar el reconocimiento de la importancia y necesaria integración de la cultura de los medios en el ámbito escolar, y también, para garantizar una serie de recursos humanos y materiales adecuados que permitan y faciliten una expansión efectiva y equilibrada en las distintas regiones y que favorezca la aparición de condiciones adecuadas para lograr el «cambio » en las escuelas.