Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 8: La educación en medios de comunicación (Vol. 4 - 1997)

Lectura de imagen

https://doi.org/10.3916/C08-1997-21

Sonia Ferradini

Reneé Tedesco-Prieto

Abstract

El lenguaje de las imágenes es, sin duda, un medio de expresión que las personas deben comprender y aprender a usar. En este artículo se nos presenta una original propuesta para trabajar en el aula la lectura de imágenes, con la finalidad de capacitar a los alumnos y alumnas para que lleguen a usarlas como recurso expresivo personal empleando sus códigos comunicativos.

Keywords

Archivo PDF español

Pretendemos realizar una introducción al tema de la imagen, considerando las exigencias de la sociedad actual, que supone el dominio de los lenguajes por los que se expresa el mundo moderno.

A lo largo de la historia, el hombre fue buscando formas de reproducir la realidad y de comunicarse. Así fueron surgiendo distintos códigos y en la actualidad las imágenes y los sonidos tienen gran influencia en la comunicación humana.

Los llamados medios de comunicación, especialmente la televisión, han permitido la familiarización con los signos audiovisuales. Las palabras, los sonidos, las imágenes –como señala F. Gutiérrez– no son lenguajes diferentes, sino formas de expresión de un único lenguaje, el lenguaje total. La importancia que la imagen tiene en la vida de cualquier ciudadano contemporáneo refuerza la necesidad de educar desde la escuela hacia un «lenguaje total».

Tradicionalmente, se le otorgaba a la imagen y a la comunicación audiovisual un carácter secundario en el aula y eso trajo como consecuencia una falta de preparación para interpretar los múltiples mensajes audiovisuales del entorno.

La iniciación a la comunicación audiovisual tiene su principal aliado en el análisis de la cantidad de imágenes que nos rodean a diario. Nos corresponde a los docentes orientar la construcción de conceptos que permitan al alumno interpretar y utilizar las distintas clases de signos.

El trabajo con la imagen en los centros educativos debe convertirse en un eje central del proceso enseñanza-aprendizaje. J.I. Aguaded indica que: «Una escuela comprometida con la realidad social ha de ofrecer un conocimiento creativo del lenguaje audiovisual, una pedagogía comunicacional que ofrezca resortes de interpretación y recreación de los nuevos códigos».

1. Concepto de imagen

De acuerdo a las raíces etimológicas, podemos considerar: del latín imago... figura, sombra, imitación; del griego eikon: icono, retrato. En el enfoque semiológico de Pierce icono significa «todo signo que originariamente tiene cierta semejanza con el objeto a que se refiere». Moles define imagen como «un soporte de comunicación visual que materializa un fragmento del universo ».

Si es un signo la imagen, no es la realidad, sino que la representa. Según Prieto Castillo, la imagen es entonces:

• Representación, porque de alguna forma estamos en presencia de un sector de la realidad.

• Intencionalidad, porque dicho sector ha sido recortado entre otros, ha sido presentado de una forma determinada y no de otra.

• Construcción, porque al recordar puedo añadir, por montaje o edición, elementos que cambien totalmente el sentido de lo representado en primera instancia.

• Expresión, porque a través de la imagen, es posible comunicar información, emociones, sentimientos de todo tipo. Sí podemos afirmar que ninguna imagen es copia de la realidad, siempre existe en ella intencionalidades, recortes, comunicaciones y expresiones.

F. Gutiérrez considera las siguientes características de la imagen:

• Recreación de la realidad: «aunque analógicamente está relacionada con el objeto que representa, se distingue en cuanto que forma una realidad ontológicamente distinta».

• Inmediatez: «Las imágenes como representación de formas (contornos) se imponen fuertemente al hombre con la atracción de la inmediatez perceptiva. Esta inmediatez provoca comportamientos empáticos, razón por la cual la comunicación social genera actitudes de participación».

• La imagen forma de expresión: «Por las imágenes –y los sonidos– nos comunicamos con nuestros semejantes. Es un lenguaje que ha existido desde las épocas más remotas ».

• La imagen es significativa: «... Se nos presenta cargada de una intención, con posibilidades de comunicar un mensaje».

En la actualidad contamos con un recurso excelente de comunicación: la televisión, cuyas imágenes están en función de quien las mira. Estas imágenes están pensadas para llegar al destinatario con múltiples finalidades: informarlo, convencerlo, impactarlo, entretenerlo, entre otras.

2. Uso de la imagen

Para comprender la imagen hay que saber leerla, o sea, que hay que atender no sólo a la identificación de los elementos que presenta a través de distintos recursos expresivos –significante–, sino también al contenido inmaterial del signo –significado–.

Aparici y Matilla proponen diferenciar en la lectura de las imágenes una fase objetiva, dedicada al análisis de los elementos básicos de la imagen (línea, punto, forma, color, luz, encuadre, sonido, etc.), una descripción conceptual de la misma (personas-objetos-ambientes- localizaciones) y un estudio descriptivo global de las imágenes en función de sus características elementales (iconocidad o abstracción, monosemia o polisemia...).

Barthes propone tres momentos para la lectura de la imagen (que en la práctica difícilmente se dan separados):

• Captación de elementos... enumerar.

• Captación iconográfica... describir.

• Interpretación general.

La imagen, por lo general, es polisémica; su lectura es múltiple, implica diversos significados. Por lo tanto, es necesario distinguir la lectura denotativa (identificación de los elementos que presenta la imagen, enumerar y describir las representaciones sin incorporar valoraciones personales) y la lectura connotativa (interpretación del signo-imagen).

Gutiérrez señala: «salta a la vista que existe una relación directa entre el signo y el objeto que es el valor denotativo u objetivo del signo y que existe una relación de signo-objeto- sujeto que hace referencia a sus valores connotativos o subjetivos».

Una imagen puede ser denotada de la misma manera por diversas personas pero connotada, interpretada de forma diferente por las mismas.

En la lectura de la imagen, tenemos que considerar entonces al emisor; ya que el mensaje no sólo está dado por el qué se dice sino también por la forma en cómo se dice y para ello tenemos que conocer los elementos técnicos de la imagen y al receptor ya que en la connotación de imágenes incide el llamado por algunos autores «mano referencial» o sea todas las vivencias y los aprendizajes del sujeto.

La realidad es interpretada de manera subjetiva a través de la imagen; por ello el receptor ha de recorrer el proceso contrario: de la imagen a la realidad, analizando los contenidos, las intenciones y los valores sociales que el emisor de la imagen ha querido transmitir.

Según Vilches «las cosas no las vemos, sino que las percibimos y la percepción es un proceso creativo que nos permite relacionarnos con nuestro entorno físico y social».

En un próximo artículo desarrollaremos el tema refiriéndonos a todos los elementos que intervienen en la lectura de la imagen y a los aspectos a considerar para reconocer la mediación técnico-retórica que existe entre la imagen y la realidad.

Referencias

AGUADED, I. (1993): Comunicación audiovisual en una enseñanza renovada. Huelva, Grupo Pedagógico Andaluz «Prensa y Educación».

GRAVIZ A. y POZO, J. (1994): Niños, medios de comunicación y su conocimiento. Barcelona, Herder.

GUTIÉRREZ, F.: El lenguaje total. Madrid, Popular.

PRIETO CASTILLO, D. (1994): Apuntes sobre la imagen y el sonido. Mendoza (Argentina).

RODRÍGUEZ DIÉGUEZ, J.L. (1988): Comunicación y Educación. Barcelona, Paidós.

VARIOS: Diálogos Educacionales, 7 . Valparaíso (Chile), Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la Educación.