Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 9: Educación en valores y medios de comunicación (Vol. 5 - 1997)

La prensa en la enseñanza y el aprendizaje de la lengua francesa

https://doi.org/10.3916/C09-1997-26

Rosaura Serra-Escorihuela

María-Luisa Villanueva-Alfonso

Abstract

Los medios de comunicación ofrecen una gran cantidad de documentos auténticos que pueden ser utilizados no sólo en la educación de las lenguas maternas sino también en la enseñanza aprendizaje de las lenguas extranjeras. Los documentos auténticos pueden ser utilizados con estudiantes principiantes, pues la dificultad no reside tanto en el documento como en las propuestas de trabajo. En cualquier caso, la prensa escrita forma parte del entorno sociocultural de los alumnos y es un soporte fácilmente utilizable en las aulas. En el caso de las lenguas extranjeras, se pueden programar actividades de comprensión que, al mismo tiempo, favorezcan el desarrollo de estrategias de aprendizaje.

Keywords

Archivo PDF español

1. Los medios de comunicación en el currículum de Lenguas Maternas y Extranjeras en la Comunidad Valenciana

Los medios de comunicación cumplen dos grandes funciones sociales: una confesada y confesable: informar; otra menos evidente y menos confesable: modificar las opiniones de los receptores y crear opinión.

El lugar preponderante que ocupan los medios en nuestra sociedad hace comprensible que éstos hayan sido incorporados a la escuela mediante experiencias didácticas innovadoras o bien a través de programas específicos de «Prensa y Escuela». Asimismo, el Decreto Curricular de la Enseñanza Secundaria Obligatoria de la Comunidad Valenciana1 contempla, en el área de Lenguas (Valenciano y Castellano), un bloque de contenidos específico: «La lengua en los medios de comunicación ».

De forma general, cabe señalar que la utilización de los documentos de los medios de comunicación, tanto en las aulas de Educación Primaria como en las de Secundaria, se justifica con razones diversas:

Metodológicas: Existe el convencimiento de que resulta motivador y formativo el hecho de llevar la realidad a los centros educativos o bien el de hacer salir a los aprendices del Centro para que aprendan de la realidad extraescolar. Directa o indirectamente se pretende que los estudiantes adquieran capacidad crítica. Para ello han de conocer los hechos a través de distintos medios, plantearse pequeñas investigaciones o bien expresar sus propias opiniones.

Para conseguir dichos objetivos, el profesorado suele tener dos grandes intenciones: fomentar la lectura en general y la prensa en particular, así como convencer al alumnado de que se puede aprender mucho fuera de los libros de texto, siendo los medios un instrumento privilegiado en el cumplimiento de estas funciones.

Ahora bien, se utiliza preferentemente la prensa escrita porque, frente a otros medios relacionados con los recursos audiovisuales o informáticos, se trata de un tipo de soporte más fácil de utilizar.

Ideológicas: Se trata de desarrollar el espíritu crítico de los estudiantes, al mismo tiempo que se les habitúa a «leer» la prensa o escuchar programas formativos con el fin de que se conviertan en ciudadanos que valoren positivamente el papel de los medios de comunicación, al tiempo que son capaces de ir construyendo sus propias opiniones.

Sociales: Las capas sociales cultas valoran positivamente la lectura de la prensa en los momentos de ocio o de trabajo, para desentrañar «la verdad» de los hechos o de los acontecimientos políticos o bien conocer y estar al día de los temas concernientes a las artes, a la economía, etc. El periodista se presenta como persona que busca la verdad y cuyo trabajo está al servicio de la sociedad. Existe una carrera y una profesión reconocida tanto como especialista de prensa escrita como de cualquier otro medio de comunicación: cada vez más, el individuo se reconoce con derechos y deberes de informador.

Además de estas razones, en el ámbito escolar, la prensa puede ser utilizada como texto y como pretexto de enseñanza-aprendizaje, por la riqueza de subgéneros que incluye, (noticias, crónicas, reportajes, artículos de opinión, publicidad...) y por la variedad de relaciones contextuales, paratextuales e intertextuales que su contenido ofrece.

En cuanto al área de las Lenguas Extranjeras, en el Decreto currícular de Secundaria, la lengua de los medios de comunicación no tiene un bloque propio. La referencia a los medios de comunicación está incluida en el bloque de «La lengua como instrumento de comunicación». En este bloque se hace hincapié en la «utilización de una variedad de discursos: discurso didáctico, discurso simulado, discurso de los medios de comunicación », al mismo tiempo que se insiste en la «utilización de una variedad de soportes y de documentos, siempre, en la medida de lo posible, documentos auténticos, tanto escritos como orales».

2. La prensa en el aprendizaje de la Lengua Extranjera

La utilización de documentos auténticos se justifica, desde un punto de vista de didáctica de las lenguas maternas o extranjeras, como soportes con una gran carga informativa y con múltiples facetas para un trabajo sobre la interculturalidad.

Los medios de comunicación constituyen una fuente inagotable de producciones «langagières»2 reales, diversas según la intención comunicativa perseguida. Los documentos de los medios de comunicación tienen valor de documentos auténticos, que los investigadores del CRAPEL definen como «tout document produit à des fins autres que l’apprentissage d’une langue seconde»3. Evidentemente, su utilización en el campo de la enseñanza- aprendizaje de las lenguas tiene una meta central: servir como modelo de lengua, así como de material de investigación para el aprendizaje, en situaciones de comunicación variadas.

Inevitablemente, tener en cuenta los medios de comunicación en la enseñanza-aprendizaje de las lenguas, implica tener en cuenta tres grandes modalidades de comunicación: prensa escrita, radio y televisión.

Desde un punto de vista metodológico, la decisión de trabajar a partir de una modalidad u otra, está inevitablemente ligada a objetivos de enseñanza-aprendizaje de la lengua oral o bien de la lengua escrita, así como al desarrollo de habilidades de comprensión o de expresión. No se pueden abordar todas las modalidades del mismo modo dentro del concepto del lenguaje de los medios de comunicación.

Por esta razón, en el ámbito de la enseñanza-aprendizaje de las lenguas extranjeras, el medio de comunicación utilizado como soporte de un texto de base tendrá que estar en relación con los objetivos específicos de comprensión y de expresión.

Por otra parte, conviene tener en cuenta que los estudiantes están familiarizados con los medios de comunicación desde sus características de usuarios competentes de su lengua materna o incluso de dos lenguas «oficiales» (catalán y castellano). Desde un punto de vista pragmático, esto significa que los conocimientos lingüísticos y los extralingüísticos que posee una persona como usuario en una lengua materna pueden favorecer un «transfer» positivo para la comprensión en situación de aprendizaje de una lengua extranjera. Los estudiantes, aunque en su propia lengua no sean lectores o espectadores críticos en el sentido pleno de la palabra, poseen unos conocimientos de partida que les permiten reconocer un texto de los medios de comunicación aunque éste se ofrezca en Lengua Extranjera. Tenerlo en cuenta permitirá una planificación metodológica por parte del profesorado y una participación activa en el desarrollo del proceso de aprendizaje por parte del alumnado. Es, pues, tarea del profesorado favorecer la explicitación de los conocimientos previos que ayudan a contextualizar un texto concreto facilitando el desarrollo de estrategias de comprensión y aprendizaje. Comprender un texto es ser capaz de establecer con él una relación interactiva.

Los textos de los medios de comunicación pueden clasificarse teniendo en cuenta los parámetros siguientes:

• Canal: escrito, oral, audiovisual.

• Soporte: periódico, revista, radio, TV, vídeo, etc.

• Tipo de discurso: periodístico.

• Género del discurso periodístico: noticia, reportaje, editorial, etc.

• Intención comunicativa: informativa, argumentativa, narrativa, etc.

• Tipo de texto (organización del texto): narrativo, argumentativo, etc.

Esto significa que no cabe abordar el trabajo de la prensa como si todos los textos fueran intercambiables. Hay textos que por sus características pueden favorecer el aprendizaje de ciertos conceptos de lengua o de comunicación, pero sobre todo es necesario que las propuestas didácticas sean adecuadas al texto y a las propuestas que de ella se derivan.

La prensa puede incorporarse en el aula de lengua materna de diversas maneras. La más espectacular es la creación de un periódico o revista escolar: este trabajo se asemeja a un proyecto de trabajo, en el que el producto final será un periódico. Pero son más frecuentes las actividades de comprensión sobre un artículo de prensa (comprensión de texto), la confección de un dossier temático (recogida de material para un trabajo, un debate...), el análisis de titulares (trabajo gramatical o trabajo pragmático), etc. La selección de los artículos suele responder a criterios de brevedad de un texto, de facilidad estructural y léxica, y también de motivación. Los objetivos de enseñanza-aprendizaje de una Lengua Extranjera son: aprender a desarrollar estrategias de aprendizaje para comprender y comprender para aprender.

Las razones principales que suelen esgrimirse para usar documentos auténticos de prensa como documentos de base son la motivación y el desarrollo del espíritu crítico. Curiosamente no suele aludirse a la importancia del aprendizaje de la lengua a través de la lectura de textos. No obstante, cuando se opta por un «enfoque comunicativo» de la enseñanza- aprendizaje de las lenguas, la prensa escrita ofrece textos cuyas características son fácilmente «explotables» por las razones siguientes.

• Existen textos cortos y completos, como son: sucesos, noticias breves, textos publicitarios. Trabajar con textos completos, no escolares, puede permitir el desarrollo de estrategias de comprensión global.

• Los artículos y las noticias cuentan con una entradilla que resume lo esencial y por tanto se puede trabajar un mismo texto en distintos niveles de dificultad.

• Los documentos, que son aprehendidos en su globalidad, pueden ser utilizados para desarrollar estrategias de aprendizaje reflexivo y autónomo. Así, por ejemplo, trabajar con un suceso puede dar pistas para la lectura de otros sucesos. Si se favorece la lectura interactiva de los textos, el aprendiz irá comprendiendo que no es necesario traducir todas y cada una de las palabras para trabajar y aprender del propio texto.

Así pues, si se trabaja el discurso periodístico como tal, conviene atender a la diversidad de géneros (reportaje, noticia, editorial, etc.) y su relación con los tipos de texto4 para realizar propuestas de trabajo ajustadas a las necesidades de los estudiantes y acordes a las características del texto.

3. Propuesta de actividades

Presentamos algunas propuestas centradas en la comprensión a partir de diversos textos: anuncios publicitarios, un suceso, anuncios de las noticias en primera página.

a) El trabajo sobre la publicidad puede ser muy diverso. En este caso, centraremos la actividad en dos objetivos: uno de aproximación a los textos auténticos y otro de aprender a aprender. Para ello el tipo de propuesta didáctica se hará en castellano o en la lengua materna correspondiente. Se trata de realizar una actividad de descubrimiento, focalizada en la comprensión escrita.

b) Los sucesos son textos muy breves que relatan de manera resumida (máxima concentración) un acontecimiento. La propia estructura facilita la comprensión; en el título o bien en el primer párrafo se dice lo esencial (qué, quién, a quién, dónde, cuándo, cómo, por qué) que posteriormente puede ser ampliado.

c) Finalmente, los avances de noticias en una primera página tienen la misma característica de brevedad y de explicitación de lo esencial.

Las actividades que presentamos se centran en la competencia de comprensión escrita porque creemos que es esencial desarrollar dicha competencia en una situación de ámbito escolar. Se trata de aprender a comprender para aprender, y aprender a desarrollar estrategias de aprendizaje.

Generalmente, las propuestas didácticas no atienden esta competencia con suficiente profundidad, pues el profesorado siempre tiene la mirada puesta en la expresión, sin valorar lo que supone comprender una lengua extranjera.

En las actividades ejemplificadoras, las consignas de trabajo están en castellano5 y las respuestas también habrán de realizarse en lengua materna, porque se pretende que el estudiante se atenga a los textos y desarrolle estrategias de comprensión de los textos.

Para estudiantes principiantes ésta es una de las maneras de focalizar sobre el aprendizaje de estrategias de comprensión y de aprender a aprender. Esto no significa que, en otros momentos, no haya que hacer actividades que necesiten poner en marcha distintas competencias de comprensión y de expresión y por lo tanto se solicite la utilización de la lengua extranjera.

3.1. Actividad

3.2. Actividad
Notas

1 Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, 1992/04/06, Decreto 47/1992 de 30 de marzo.

2 De lengua.

3 ABE, D., CARTON, F. y OTROS (1989): «Didactique et authentique: du document à la pédagogie», en Mélanges Pédagogiques. CRAPEL, Université de Nancy II.

4 ADAM, J.M. (1985): «Quels types de textes?», en LF DM,192. Paris, Hachette/Larousse.

5 Se trata de utilizar la lengua materna del aprendiz.