Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 10: La familia y los medios de comunicación (Vol. 5 - 1998)

Efectos en la inteligencia mediante la integración curricular de la prensa

https://doi.org/10.3916/C10-1998-32

María-Luisa Sevillano-García

Abstract

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se han introducido de forma masiva en distintos campos de la sociedad, produciendo cambios en las estructuras mentales y en las formas de organización, e incidiendo en los lenguajes, en las formas de comunicación, en la expresión y en el pensamiento. Se recogen en este trabajo los resultados de una investigación sobre los efectos en la inteligencia que el uso periódico de la prensa diaria en el aula conlleva, concluyéndose sus consecuencias favorables como elemento estimulador del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Keywords

Archivo PDF español

1. El marco teórico y conceptual

1.1. La nueva enseñanza de y con los medios de comunicación

Nace una nueva cultura medial, propiciada en gran parte por los medios de comunicación y las nuevas tecnologías de la comunicación. Los periódicos y revistas antes de llegar a los kioscos se pueden ver en las pantallas del ordenador vía Internet, escuchar sus resúmenes en la radio a primera hora de la mañana o conservar sus mensajes en CD ROM, discos flexibles o en microficha. No pocas veces estas formas de iniciarse en el mensaje finalizan en el manejo del medio periódico impreso en su totalidad. Los mensajes concebidos para el consumo masivo, se individualizan y personalizan con las nuevas tecnologías.

La oferta de los medios electrónicos ha experimentado un gran crecimiento cuantitativo y un cambio cualitativo. Estos cambios, sin embargo, a quienes crean más problemas es a los adultos. Los mundos vitales de niños y jóvenes son mundos mediales. Competencia, competencia medial, competencia comunicativa... se entiende algo así como un concepto que forma y potencia las cualidades del hombre para convertirlo en un ser con habilidades integrales. También la capacidad de penetrar y comprender los medios, sus estructuras, sus formas de presentación, sus posibilidades de influencia, de utilizarlos con sentido, mesura y sabiduría. Esta realidad puede ser objeto de la Didáctica Medial.

Por otra parte, hay que considerar el hecho de que las tecnologías y las informaciones que las posibilitan, influyen, tanto en el nivel consciente como en el inconsciente del receptor, provocando cambios en su inteligencia y en las actitudes culturales, dado que inciden directa e indirectamente en los valores comunes de la sociedad. Además los medios tecnológicos están produciendo cambios en las propias estructuras mentales, por lo que una enseñanza conectada con la realidad, debe de reconceptualizar los conocimientos mediados por ellos. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se han introducido de forma masiva en distintos campos de la sociedad. Quizás el aspecto más significativo de ello sea su incidencia en diversos componentes básicos de la cultura, como son los lenguajes, las formas de comunicación, la expresión y el pensamiento.

1.2. El desarrollo de la inteligencia mediante la integración de la prensa

El término «inteligencia» ha estado en uso durante mucho tiempo, pero su interpretación no es unívoca. A lo largo de los años ha ido adquiriendo nuevos significados. El problema se plantea cuando se quiere medir la inteligencia y luego interpretar los resultados. La conducta inteligente es esencialmente adaptativa, en cuanto representa modos eficaces de satisfacer las demandas de los cambios ambientales. La influencia del aprendizaje sobre la conducta inteligente se ha visto potenciada. La dificultad de este estudio estriba en que, según nuestro conocimiento, es la primera vez que se toma la prensa como elemento estimulador de la inteligencia. En este riesgo de la investigación reside también su originalidad, grandeza y aportación.

La inteligencia, en una de las acepciones más corrientes, se entiende como la capacidad de afrontar con éxito situaciones y problemas nuevos. También se entiende por inteligencia una cierta habilidad mental resultante de una serie de factores tales como la capacidad de razonamiento lógico y abstracto, la comprensión y fluidez verbales, la habilidad numérica, la habilidad espacial, la memoria, la atención y la capacidad de solucionar problemas.

1.3. La inteligencia en el marco de este estudio

Cuando hablamos de inteligencia entendemos en el marco de este estudio lo siguiente:

1. Capacidad de enjuiciamiento, de valoración, que es cuando llega el acto intelectual a su culmen.

2. Capacidad de estructuración de datos, medible mediante procedimientos empíricos o bajo perspectivas análogas.

3. Capacidad de adaptación a situaciones nuevas, con autonomía y dominio del medio, siguiendo las teorías biológicas (Stern, Spencer, etc.).

4. Capacidad de aprendizaje, acentuando los procesos cognitivos, resaltando la reorganización perceptiva de las situaciones, comprensión, invención, dirección y crítica, abstracción y relación. En este punto nos inclinamos por las teorías psicológicas de la inteligencia (Hull, Skinner, Piaget, Spearman...).

5. En nuestra cultura la inteligencia está dominada por un factor general caracterizado por la actividad abstractiva, relacionante, integradora y flexible y se puede apreciar y medir mediante tests especiales y escalas de inteligencia general. Los dos grandes campos de la actividad inteligente son: el verbal y el no verbal (espacial, mecánico, manipulativo) cuya medida es posible y proporciona una gran información sobre los avances.

6. También hemos considerado que la inteligencia se manifiesta en otros niveles más especiales que a veces se denominan aptitudes primarias como son la inteligencia verbal, la numérica, el razonamiento lógico, memorístico, espacial (todas ellas presentes en los tests aplicados).

7. Consideramos en este estudio también el análisis factorial que Guillford hace de la inteligencia. Para él se manifiesta en cinco operaciones, que serían: producción convergente, producción divergente, memoria, conocimiento y evaluación. Estas operaciones actuarían sobre cuatro clases de contenidos, imágenes, símbolos, significados y conductas y en seis niveles diferentes: unidades, clases, relaciones, sistemas, transformaciones e inferencias o implicaciones. Tanto las operaciones, como los contenidos y los niveles están presentes y vertebran los tests aplicados. Todo es de enorme importancia para la toma de decisiones en la vida real. La combinación de las operaciones, contenidos y niveles proporciona un total de 120 factores teóricos que conforman la inteligencia, algunos de los cuales se tienen en cuenta en las pruebas aplicadas.

8. La capacidad de comprensión verbal es entendida como la habilidad para captar sin dificultad las explicaciones de los profesores o los textos de los libros de estudio o de consulta, lo que implica también un grado suficientemente elevado de lectura comprensiva.

9. La abundancia de vocabulario para expresarse con corrección; que implica un buen dominio del razonamiento lógico que permita llegar a conclusiones y deducciones y que deberá evolucionar con agilidad hacia el razonamiento abstracto.

10. Una notable soltura en el cálculo mental que garantice el automatismo.

11. Una buena capacidad de comprensión espacial que permita interpretar cómodamente mapas, croquis, dibujos, etc.

12. Una buena retentiva para memorizar datos, nombres, imágenes, etc.

13. Una suficiente capacidad para concentrarse en lo que está haciendo sin distracciones.

14. Una actitud curiosa y creativa para afrontar los problemas y encontrarles solución.

El objetivo de la experiencia que nos ocupa se sitúa dentro de la perspectiva de favorecer todo tipo de estimulación que ayude a los alumnos a alcanzar niveles de inteligencia satisfactorios. Es decir, que les permitan obtener el éxito en su formación personal para poder afrontar también con garantías las imprevisibles circunstancias que les depare la vida y les abra camino para seguir cultivando el desarrollo de la inteligencia. Pues la inteligencia crece y se desarrolla si se la estimula y ejercita. Por consiguiente, toda actividad que, sobre todo durante la época de desarrollo intelectual, directa o indirectamente fomente actuaciones tendentes a potenciar esta capacidad, debe producir un incremento del desarrollo de la misma.

2. Hipótesis

Qué es lo que los alumnos mejoran cuando integran en su aprendizaje normalizado según la reforma la prensa periódica escrita según la reforma. Para ello se planeó fomentar la familiarización con la lectura de la prensa diaria, al menos en un recorrido mínimo por los titulares de los periódicos, entre los alumnos de 7º y 8º de EGB, durante dos años consecutivos. Con ello se perseguía despertar intereses variados, pues no todos los alumnos reaccionan igual, y potenciar de esta forma la curiosidad por diferentes áreas que propiciaría el ejercicio de habilidades mentales y, en consecuencia, el mejor desarrollo de la inteligencia.

3. Metodología seguida con los grupos experimentales

3.1. La prensa como fuente de información

– Lectura diaria de la prensa escrita. Profesores y alumnos introducen las variables metodológicas de:

• Selecciona y lee el profesor.

• Seleccionan y leen los alumnos de forma individual.

• Seleccionan y leen los alumnos de forma grupal.

• Seleccionan y leen sólo una noticia.

• Seleccionan y leen titulares.

• Seleccionan y leen ad líbitum.

• Compra el periódico el profesor.

• Compran el periódico el alumno-los alumnos que lo leen.

– Explotación didáctica de la información:

• Preparación de periódicos murales temáticos.

• Preparación de periódicos murales informativos.

• Archivo de las informaciones y su catalogación temática curricular.

– Verificación de lo aprendido: Aplicación cada 15 días de una encuesta con las siguientes preguntas:

• Escribe hasta diez informaciones que recuerdes.

• Ordénalas según te gusten de más a menos.

• Resume en cinco líneas lo que has aprendido con este ejercicio.

(Cada alumno tiene un cuaderno para esta actividad, evitándose que pierdan los ejercicios).

3.2. La prensa como recurso curricular

Los profesores introducen a lo largo del tiempo las siguientes estrategias:

1. Los alumnos libremente miran, estudian, integran informaciones de la prensa como complemento a las explicaciones del profesor sobre el libro de texto u otros recursos didácticos. Se aplica en todas las asignaturas.

2. En sesiones determinadas por el profesor los alumnos miran, estudian, seleccionan artículos de interés para la asignatura y los trabajan de acuerdo con los modelos de ficha diseñado para ello.

3. El profesor organiza debates para profundizar en lo buscado, encontrado y elaborado en y con la prensa. Precede siempre un trabajo en equipos y sigue la información por parte de un miembro del equipo.

4. Los alumnos disponen de un cuaderno especial, donde conservan todos los recortes de prensa que les sirven como complemento curricular.

5. Verificación de lo aprendido.

Cada mes el profesor les formula las siguientes preguntas:

1. Nombra hasta diez las informaciones que te han parecido más interesantes.

2. Escribe dos motivos por los que te gusta este método de trabajo. (La prueba se puede hacer en el mismo cuaderno).

3.3. La integración del periódico «Intercentros ZA 49».

– Fase de creación. El grupo de profesores y alumnos siguen participando de forma habitual en la elaboración del periódico «Intercentros ZA 49»

– Fase de aplicación informativa-curricular. Se le integra igualmente como instrumento didáctico en fases de lectura informativa y conocimientos curriculares.

4. Resultados

Véanse las siguientes Tablas:

Tablas

5. Conclusiones

1. La prensa representa globalmente, según datos bien confirmados en nuestro estudio –modesto y con limitaciones, pero riguroso en el método, valoración e interpretación– un elemento importante en la conformación de la inteligencia general, la inteligencia verbal, la inteligencia no verbal, la comprensión verbal, el razonamiento lógico, la madurez integral, la armonización y cohesión de los grupos y otros valores propios de la escuela y enseñanza moderna, en la que primen los valores del razonamiento crítico, la participación colaborativa y la integración de los recursos como fuentes de conocimiento y procedimientos de trabajo provenientes de los medios de comunicación y nuevas tecnologías de forma curricular, transversal y opcional.

2. Globalmente, los resultados son favorables aunque no en el alto grado esperado para los grupos experimentales. La variable prensa como elemento estimulador del proceso produjo su efecto positivo. Las siguientes Tablas corroboran científicamente la hipótesis. Las comparaciones de las sigmas que en los experimentales son más bajas al final que al principio, indican la tendencia a cohesionar y armonizar los grupos.

3. El largo tiempo de la experimentación, dos cursos –diciembre 1993 a mayo de 1995– y la dependencia de recursos estimuladores externos –prensa– originó un cansancio en alumnos y profesores, así como abandonos temporales de las secuencias estructuradoras del proceso. Esta realidad no invalida la experimentación y nos alerta simplemente para diseñar con intervalos de interrupción programada. Una mayor intensidad en el seguimiento de todos los pasos posiblemente hubiera repercutido en unos resultados aún más significativos para los grupos experimentales.

4. La amplitud de la muestra, 106 alumnos del grupo de control repartidos en cinco grupos de clase, cuatro profesores distintos y cuatro centros, uno rural y tres urbanos; 108 alumnos del grupo experimental repartidos en cinco grupos de clase, cinco profesores distintos, cinco centros, uno rural y cuatro urbanos, si bien enriquece la pluralidad, dificulta la atención al propio profesorado y su interrelación durante la fase de experimentación. Ésta última se subsanó con reuniones de grupo

5. El hecho de no crear artificialmente grupos para experimentar, sino que se tomaron aquellos grupos tal y como fueron organizados académicamente con criterios de orden alfabético, genera dificultades sobre todo de cohesión intragrupos: ofrecen sin embargo el realismo de operar con grupos tal y como cada profesor habitualmente debe de llevar a cabo su práctica docente. La investigación se hace así más cercana a la realidad escolar y docente.

6. Globalmente los resultados son favorablemente positivos para los grupos y alumnos que participan de la experimentalidad. La variable «prensa» como recurso estimulador de la inteligencia generó efectos positivos. Las sigmas que en los grupos experimentales son más bajas al final que al principio, indican el buen resultado obtenido y representan un factor de mucha importancia puesto que a pesar de no haber sido contemplada esta hipótesis, los resultados ponen claramente de manifiesto que la prensa ha operado como un elemento aglutinador, cohesionador y armonizador intragrupo e intergrupo dentro de los experimentales.

7. En el factor «inteligencia general» se produce claramente un progreso a favor de los grupos experimentales. El grupo de «La Villarina » es con notable diferencia el que menos acusa el avance, pero globalmente progresa. El grupo de «Jacinto Benavente» obtiene unos resultados muy superiores a los demás y los otros tres muestran un avance considerable. El progreso es notorio tanto en ellos mismos como en comparación con los grupos de control. Tanto pues intragrupos como intergrupos. Además las sigmas han bajado en todos los grupos experimentales lo que indica el gran avance cohesionador, armonizador que para el desarrollo de la «inteligencia general» protagonizó la prensa. Por tanto, en inteligencia general, de los cinco grupos experimentales, cuatro registran un alza clara y mantenida en cuanto a progreso y cohesión se refiere. La prensa ha sido en ello un factor determinante.

8. En el factor «comprensión verbal» los grupos de control suben menos que los experimentales y la falta de cohesión en los de control se mantiene o acrecienta a lo largo de los dos años que dura la experiencia. Por el contrario, en los grupos experimentales, se aprecia un progreso notable y una cohesión eficiente. Los alumnos de menores puntuaciones en la primera valoración avanzan mucho en el tiempo intermedio, mostrando su progreso real en la segunda prueba.

9. En el factor «razonamiento lógico», el grupo experimental EA que corresponde al Colegio «La Candelaria» experimenta una subida en el 76% de sus integrantes. Todos ellos se encuentran por encima de la media en la segunda evaluación con una diferencia positiva en centiles de 10.80 puntos. Ante preguntas y cuestiones difíciles el grupo responde positivamente. Hay un progreso manifiesto. El grupo EE, de Jacinto Benavente, registra un desarrollo en el «razonamiento lógico» en número y medias. El 60.1% suben. La media de subida considerando a todos los alumnos es buena con 2 puntos en valores absolutos y 15.2 en valores relativos. El grupo EF del Colegio «Viriato» experimenta una gran subida en el factor «razonamiento lógico» pasando en su globalidad de 235 puntos a 326 y en centiles doblando los resultados, puesto que registra un ascenso de 679 a 1308 puntos siendo 18 los que suben y 4 los que bajan con un promedio de subida intragrupo de 3.96 en puntuación directa y 26.56 en indirecta y sobrepasando la media de 10.21 en la primera toma de datos a 14.17 en la segunda. Concluimos también en este grupo que en «razonamiento lógico» la prensa juega un papel estimulador significativo.

10. En el factor de «inteligencia no verbal» el grupo EA correspondiente al Centro «La Candelaria» sube bastante, pasando de 697 a 826 puntos directos y de 931 a 1479 indirectos, lo que significa una diferencia de medias de la primera a la segunda exploración de 5.16 puntos absolutos y 21.92 puntos centiles. Los alumnos que suben representan el 92.0% del total y sólo el 8.0 repiten o bajan. El efecto altamente positivo y significativo de la prensa queda bien patente. El grupo EB, de «La Villarina », no sube tanto como el anterior, pero excepcionalmente en este factor también progresa pasando en las medias directas de 25.29 puntos en la primera exploración a 27.58 en la segunda con una subida media por alumno de 2.29 puntos integrando incluso los cinco que bajan.

11. El grupo EE de 15 alumnos pertenecientes al Colegio «Jacinto Benavente» experimenta un gran avance en «inteligencia no verbal» ya que pasa de 447 puntos a 521 dando una media de subida de 4.93 puntos. En centiles la subida es de 711 a 1013 lo que significa una media de 20.13 puntos. El grupo muy cohesionado sube en un 93.3% de alumnos. El grupo EF del Colegio «Viriato» en «inteligencia no verbal» experimenta una subida de 74 puntos directos y 222 centiles lo que representa una media de 3.21 y 9.6 puntos respectivamente. Considerando que son un total de 16 alumnos los que suben, lo que representa un 69.56% y 7, el 30.43, los que bajan el grupo en su mayoría tiene un progreso significativo merced a los efectos de la integración de la prensa.

12. En el factor «inteligencia verbal» el grupo EA de «La Candelaria», registra un progreso que va de 685 puntos a 732 y de 1.034 a 1.311 centiles. Estando el grupo bien situado en el momento de iniciarse la experimentación con una media de respuestas de 27.4 sobre 48 posibles, al final pasa a una media de 30.08 puntos, es decir con una subida de 2.68 puntos directos y de 9.48 puntos centiles y esto a pesar de que el 40% de los integrantes del grupo bajan o repiten puntuaciones. Se verifica una vez más la hipótesis de que la prensa genera un progreso positivo especialmente significativo en los alumnos más aventajados en el factor estudiado. El grupo ED «La Concha» registra una subida significativa en el tiempo que transcurre desde la primera a la segunda exploración con 94 puntos directos y 419 centiles. Esto representa una media por alumno de 4.28 puntos directos y 19.04 puntos centiles. También el grupo experimenta una mayor cohesión puesto que el 81.8 del total suben y el resto, la mitad, repiten o bajan. Igualmente en este grupo, que al principio ya respondió positivamente a más de la mitad de cuestiones llegando a una media de 26.72 puntos sobre 48 posibles, en la segunda valoración la media sube a 31. Una vez más en «inteligencia verbal » se confirma positivamente la hipótesis de forma significativa. El grupo EE del Colegio Jacinto Benavente y en el factor analizado «inteligencia verbal» experimenta un progreso significativo atribuible al estimulador prensa. Los 15 alumnos que componen el grupo suben en total 71 puntos directos y 242 centiles. Esto representa una media por alumno de 4.73 puntos directos y 16.13 centiles. La subida es por tanto muy sustantiva y significativa, atribuible a la prensa. La dimensión cohesionadora aparece con plena nitidez puesto que suben el 100% de los alumnos. Si ya al principio de la experimentación el grupo se situaba por encima de la media con 28.33 de respuestas positivas sobre 48 posibles pasa a 33.06 de media en la segunda exploración. Se repite la verificación de la hipótesis de forma más significativa aún, ya que la incidencia en grupos y alumnos aventajados es más considerable y constatable.

13. El grupo EL del Colegio «Viriato» en «inteligencia verbal» experimenta también una subida global significativa. El conjunto de 23 alumnos experimenta una subida media de la primera a la segunda exploración de 6.34 puntos directos y 12.34 centiles. Este dato aporta un nuevo elemento a las hipótesis iniciales y es el de que el número de alumnos que conforma el grupo influye poco, cuando se integra la prensa de forma curricular, puesto que la subida se da tanto en grupos menos numerosos como es el caso del EE, como en los más numerosos. Si en la primera exploración la media de respuestas era justo la media de las posibles con 24.08 puntos, en la segunda sube a 29.16 puntos. También es validada la hipótesis de la cohesión intragrupo debida a los efectos de la prensa ya que el 78.26% de los alumnos suben.

14. En «inteligencia verbal » globalmente concluyendo las diferencias son favorables a los grupos experimentales y esto a pesar del efecto producido por el grupo de «La Villarina», que aunque sube algo, en el conjunto de todos los experimentales, sin embargo es tan poco, que al unir y sumar resultados, el grupo total acusa su efecto. A pesar de todo, las diferencias en relación con el grupo de control son significativas

15. En «inteligencia no verbal», el crecimiento a favor de la totalidad de los grupos experimentales es más claro con una diferencia de +1.01 puntos. También pese al efecto negativo del grupo de «La Villarina», que incluso en este factor retrocede de la primera a la segunda exploración.

16. En «inteligencia general» se constata un crecimiento en ambos grupos, siendo la diferencia en positivo a favor de los experimentales. La subida total de puntos fue de 38.57 lo que significa una media por grupo de 7.71 puntos para los experimentales, frente a los 22.89 de los de control, lo que equivale a una media de 4.45 Puntos. Por tanto, la diferencia para los experimentales llega a +3.42 puntos.

17. En el factor «razonamiento lógico o abstracto», los grupos de control obtienen una subida global de seis puntos lo que significa una media de 1.2 puntos positivos sobre 24 posibles. Los experimentales suben un total de 10.87 puntos lo que equivale a una media de 2.77 puntos sobre 24, esto es un 9%, siendo pues la diferencia de +0.97 puntos a favor de los grupos experimentales.

18. Si analizamos globalmente las categorías de alumnos que suben, repiten, bajan en los grupos experimentales y de control llegamos a los siguientes resultados significativos:

En «razonamiento lógico», el número de los alumnos que suben en puntuaciones, es favorable en +6.4% a los grupos experimentales, frente a los de control.

En «inteligencia no verbal» las diferencias en favor de los grupos experimentales en relación con los de control es de +15.20%.

En «inteligencia verbal» la diferencia igualmente a favor de los grupos experimentales es de +5.6%. Se registra una subida al 100% en el grupo correspondiente al Colegio «Viriato». En «inteligencia general» la diferencia a favor de los grupos experimentales es de +10.20% registrándose una subida del 100 en el grupo del Colegio «Jacinto Benavente». La subida es por tanto perceptible y significativa en todos los factores analizados a favor de los grupos experimentales.

Notas

El estudio completo aparece en forma de libro en la Editorial CCS de Madrid.

Referencias

BARTOLOMÉ CRESPO, D. (Coord.) (1996): Prensa en las aulas II. Actas del II Congreso Internacional prensa en las aulasen Zamora. Madrid, CCS.

RIVA AMELLA, J.L. (1990): Aprender. El desarrollo de la inteligencia . Barcelona, Marín.

STERNBERG, J. y OTROS (1992): What is intelligence? ¿Qué es la inteligencia? Madrid, Pirámide. (Traductores: Rafael Burgaleta y María Manuela Pérez).