Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 15: Medios de comunicación y educación para la solidaridad (Vol. 8 - 2000)

Resolución creativa de conflictos a través del cine

https://doi.org/10.3916/C15-2000-24

María-del-Carmen Gascón-Baquero

Abstract

La resolución de problemas es una de las principales estrategias que han de ponerse en marcha en la escuela en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La autora de este trabajo nos propone una fórmula creativa y original de buscar pautas de superación de conflictos y problemas a través del medio del cine y los anuncios publicitarios, en los que se encuentran múltiples propuestas entresacadas de la vida diaria.

Keywords

Archivo PDF español

«Si el arte puede tener alguna misión es obligarnos a no aceptar las cosas como algo inamovible» (Engels). Es difícil encontrar una película en la que no haya un problema que solucionar. El cine y la vida nos presentan distintos modos de ir resolviendo conflictos. Si nos paramos a reflexionar críticamente y sopesar argumentos estaremos desarrollando destrezas para adoptar decisiones meditadas. «No existe un camino hacia la paz, la paz es el camino ». Yo añadiría que caminar buscando siempre varios caminos para solucionar los problemas son las botas necesarias para poder y querer seguir caminando.

1. Esquema teórico-practico1

El siguiente esquema sobre resolución no violenta de conflictos pretende ser una pauta para analizarlos en cualquier película.

Película: Toma uno de los problemas que aparecen en la película y analízalo creativamente.

1) Stop. Para y cálmate, respira y dite a ti mismo: ¿Estoy ante un problema?, ¿deseo participar en su solución?, ¿se paran los protagonistas a pensar al darse cuenta de que están en un conflicto?, ¿actuarían igual si hubieran pensado antes de actuar?

2) Identificar el problema: personas que intervienen; relación entre ellas; puntos de vista de cada uno; sentimientos de cada uno. ¿Qué personas intervienen?, ¿qué relación hay entre ellas? (personas supeditadas, con complejo de inferioridad y que expresan su inseguridad o incapacidad de forma agresiva, personas cuyos sentimientos hacia los otros les impiden razonar...). Observa sus gestos, ¿qué dicen con ellos?, ¿quiénes desean resolver el conflicto?, ¿hay otras personas o grupos que están influyendo en el problema y no aparecen visualmente? (por ejemplo: familiares, amigos, la publicidad, algún programa televisivo...), ¿quién puede proporcionar información sobre el problema? (Normalmente nos ponemos a solucionar algo sin conocer sus causas psicológicas, afectivas, económicas, educativas, médicas... pensando que somos los únicos que tienen ese problema. Es preciso ponerse en el lugar del otro: ¿por qué actúa así?, ¿qué dificultades encuentra para modificar su conducta, qué sentimientos le inundan?, ¿es capaz de expresarlos?, ¿sería conveniente?

3) Generar montones de ideas. Preguntas para encontrar ideas:cómo empezar, personas que pueden ayudar, consecuencias si el problema se hace mayor... Piensa que todos los problemas pueden tener varias soluciones: ¿cómo puedo empezar a cambiar el ambiente que se ha creado?, ¿quién puede ayudar?, ¿qué consecuencias tiene el problema a corto y medio plazo para cada una de las personas o grupos que están implicados en él?, ¿cómo puede prevenirse para que no vuelva a ocurrir?, ¿qué harían otras personas que conoces o personajes de otros films en una situación como la que se está analizando?, ¿qué haría un mago? ¿Y alguien del siglo que viene?, ¿y alguien de otra cultura?, ¿quién podría hacer de mediador?, ¿has pensado si el conflicto necesita un tiempo para ser resuelto?, ¿qué más soluciones propones tú? Puntos en común con la película; ¿cuál es la idea más tonta que se te ocurre?

4) Evaluar las ideas. Evaluar las decisiones tomadas a medio y largo plazo. Consecuencias para uno mismo y para los otros en tiempo, energía física y emocional, dinero... Es importante recapacitar sobre las consecuencias de las soluciones tomadas o planteadas. Las consecuencias pueden ser de distintos tipos. En la resolución creativa y no violenta de conflictos uno debe preguntarse: ¿servirá esta idea para todos los implicados?, ¿es una solución sin perdedores? ¿Alguien sale del conflicto con la idea de venganza?, ¿qué repercusiones puede tener a medio plazo el aplastar al contrario? 5) Puesta en práctica. Orden de ejecución de las ideas, ¿cómo se lleva a cabo la solución dada en la película?, ¿y la tuya? Si la propuesta tiene varias partes, ¿en qué orden se pondrían en práctica?

2. Actividades previas

Cuando se va a plantear la resolución no

violenta de conflictos, bien con películas, bien

con situaciones reales, una de las principales dificultades

es la poca costumbre para analizar

los puntos de vista y los sentimientos de cada

uno de los integrantes en el problema.

2.1. Fichas con vocabulario especifico2

Sobre todo si se realiza con niños y adolescentes se enriquece el encuentro si previamente se reflexiona con alguna ficha como las siguientes, en las que se aporta vocabulario necesario para discernir sentimientos y actitudes.

Ser estudiante: ¿realidad o ficción?

Los rasgos que vas a leer a continuación son los posibles de un profesional del estudio. Toma a uno de los personajes de telefilms cuyo papel sea el de estudiante.

Debes calificar cada rasgo de decisivo,conveniente o indiferente según lo que crees que él opinaría3.

2.2. Creación de anuncios

Al incorporar el cine en las Tutorías, en la programación de alguna asignatura, en numerosas actividades de educación no formal, se está estimulando la acción y a través de ella la socialización. El lenguaje publicitario puede ayudar a potenciar algunos personajes y crear con ellos carteles, a elegir frases y crear con ellas eslóganes, a diseñar secuencias o «story boards».

Tomemos una película de acción. Pensemos en la acción como algo muy positivo; actuamos nosotros, actúan los personajes, y cada actividad se razona, cada uno justifica decisiones, analiza errores, considerando siempre la reversibilidad de toda actividad y su posible modificación.

Ante una película de acción con gran despliegue de marketing y tomando el cartel como soporte publicitario pueden crearse dos anuncios, presentados en dos momentos diferentes.

1ª Semana: el eslogan del protagonista es: «Actúa conscientemente...». 2ª Semana: el eslogan se amplía: «Actúa conscientemente, evalúa las consecuencias». Posteriormente se eligen fotografías reales de periódicos o revistas. Pueden ser de un conflicto armado, de un accidente de tráfico, etc. Con ellas se crea un nuevo cartel. El eslogan es el mismo: «Actúa conscientemente, evalúa las consecuencias ».

Haciendo la actividad solamente con el personaje de la película ya se ha trabajado la acción y sus efectos. Con la incorporación de imágenes reales se introduce un nuevo factor, el de fantasía-realidad, tan importante para darnos cuenta de que en la vida real no siempre hay una segunda oportunidad y que es preciso pensar antes de actuar.

Elegir anuncios publicitarios y cambiar a los personajes por los de películas visionadas permite resumir textos emocionales. Y es que el modelo de persona que muchos planteamos está condicionado por el tipo de sociedad que se persigue. Proponemos que, a partir de anuncios convencionales, se creen otros con valores significativos:

• Podemos construir entre muchos una sociedad más justa y solidaria.

• Todo problema social tiene en el fondo un contenido de justicia.

• Todo valor se desarrolla en un mundo de relaciones.

Un eslogan como «Esto es una godzillada», después de ver la película, tiene muy distintas lecturas:

• Ilusiónate con tu trabajo.

• Con tecnología y dinero, se consigue casi todo.

• La segunda vez, a veces es demasiado tarde.

• Las hipótesis increíbles han hecho evolucionar a la ciencia.

• Lo que se destruye no se recompone fácilmente.

Aquellas personas con las que se ha analizado la película llenan las palabras y los personaje de carga afectiva y desde ahí se implican personalmente.

Johan Galtung comentó en un curso sobre resolución no violenta de conflictos internacionales4 que «hay veces que no se desea la reconciliación porque se prefiere acumular la injusticia personal en el Banco Internacional de Traumas».

Ojalá una visión creativa de las películas y de la vida nos ayude a seguir soñando en que ningún problema es inamovible, que siempre hay nuevas salidas.

Que nunca dejemos que los medios de comunicación y las personas que nos rodean, nos dicten qué podemos imaginar, de qué maneras distintas se puede actuar, y qué no podemos ni imaginar ni empezar a hacer.

Notas

1 GASCÓN, M.C. (1999): «Resolución no violenta de conflictos. Análisis de películas y videojuegos». (Investigación sin finalizar).

2 Este apartado se presenta más ampliamente en GASCÓN, M.C. (2000): «El cine, una aventura llena de valores», en Educar Hoy.

3 Adaptado a partir de una actividad del libro Orientación y Tutoría (3º ESO). Valladolid, Vicens Vives.

4 Celebrado en el Seminario de Investigación para la Paz de Zaragoza.

Referencias

DE LA TORRE, S. (1998): Cine para la vida. Formación y cambio en el cine. Barcelona, Octaedro.

HICKS, D. ( 1993): Educación para la paz. Madrid, Morata