Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 24: Educación en comunicación (Vol. 12 - 2005)

El ensayo periodístico: una propuesta didáctica

Journalistic essay: a didactic proposal

https://doi.org/10.3916/C24-2005-27

Jenny Bustamante-Newball

Marisol García-Romero

Abstract

Dados los problemas que plantea la enseñanza y el aprendizaje del ensayo periodístico en la carrera de Comunicación Social y la importancia de este texto para el ejercicio de esa profesión, se formula una propuesta didáctica a fin de hacer explícitas las expectativas de los docentes, establecer elementos básicos y concretos para la realización y evaluación de este texto, y aumentar la satisfacción tanto de los estudiantes como de los profesores con los resultados del proceso educativo.

Considering the problems that occur in the teaching and learning of the journalistic essay in the career of Social Communication and the importance of this text in the practice of that profession, a didactic proposal is formulated in order to make explicit the expectations, to establish basic and concrete elements for the writing and evaluation on this essay and to increase the students as well as the professors satisfaction with the results of the educational process.

Keywords

Ensayo periodístico, propuesta didáctica, evaluación del ensayo periodístico, enseñanza de la escritura periodística

Journalistic essay, didactic proposal, evaluation of the journalistica essay, teaching of the journalistic writing

Archivo PDF español

Escribir un ensayo es una tarea frecuente para los estudiantes de la carrera de Comunicación Social. A pesar de que ello podría interpretarse como una ventaja para dominar la escritura de este género, los estudiantes de esa especialidad universitaria tienen serias dificultades para su construcción. Hemos de reconocer que algunas de ellas se deben a que su competencia lingüística y comunicativa está aún en desarrollo, así como a una ineficiente intervención pedagógica en los niveles educativos anteriores, tal como lo evidencian algunas investigaciones (Barrera, 1996; Páez, 1990; Sánchez, 1990; Serrón, 1999; Vásquez y Pérez, 1998). Otras dificultades, sin embargo, se deben al género y al proceso de interacción docentealumno. Estas últimas han sido objeto de una investigación (García Romero, 2002) en la carrera de Comunicación Social en la Universidad de Los Andes (Venezuela) en la que exploramos las representaciones de un grupo de docentes acerca del ensayo. Como resultado nos dimos cuenta de que sus representaciones variaban y, por tanto, era necesario aportar orientaciones en ese sentido.

Por otra parte, la exploración de las definiciones de ensayo y sus características en las obras de referencia (diccionarios especializados y manuales de periodismo) nos ratificó la diversidad de criterios –incluso contradictorios– que los autores tomaban en cuenta, lo que en nuestra opinión requería de un esfuerzo de organización documental, ya que en vez de orientar a los alumnos podría confundirlos.

Todo lo anterior, aunado a nuestra experiencia como docentes de la carrera de Comunicación Social durante varios años, solicitando y evaluando ensayos, nos condujo a elaborar una serie de reflexiones sobre la enseñanza del ensayo periodístico. Ese es el objetivo del presente artículo: sistematizar en una propuesta didáctica la información que hemos obtenido de los profesores, de las obras de consulta y, por supuesto, de nuestra experiencia docente.

1. Propuesta didáctica para la enseñanza del ensayo periodístico

La propuesta que presentamos seguidamente intenta fomentar el intercambio comunicativo y el acuerdo entre los docentes y los alumnos sobre el proceso de construcción y evaluación del ensayo, no sólo dentro del aula o en una asignatura específica, sino en la carrera de Comunicación Social, en general, tomando en cuenta desde la formación universitaria los requisitos y la utilidad de este tipo de texto para los fines del ejercicio profesional y procurando eliminar la confusión sobre las expectativas de los actores principales involucrados en el proceso educativo. Asimismo, la propuesta pretende:

• Establecer puntos de partida y de llegada claros, accesibles, comunes a las asignaturas de la carrera y al ejercicio profesional, y explícitos en torno al ensayo en oposición a la amplitud o ambigüedad que genera el «tratamiento del tema desde una óptica personal» (Russotto, 1989).

• Proporcionar a los estudiantes herramientas que les den seguridad no solo para la realización del ensayo (ayuda en la suerte de encendido de la chispa creativa o final del síndrome de la hoja en blanco), sino también a los fines de la evaluación y satisfacción personal con el proceso educativo.

• Familiarizar a los estudiantes con ensayos de interés tanto desde el punto de vista académico como laboral.

Estos objetivos se lograrían mediante dos estrategias: a) la realización de una publicación institucional y de autoría colectiva sobre el ensayo; b) el establecimiento en un instrumento de los elementos generales de caracterización y evaluación del ensayo periodístico a fin de que cada profesor seleccione los de aplicación en sus asignaturas.

Realización de una publicación institucional de autoría colectiva sobre el ensayo.

Una de las mayores dificultades de los estudiantes como escritores de ensayos es que, aunque deben escribir para un público, la mayoría de los casos sus textos sólo son leídos por el docente, cuyo criterio puede variar considerablemente en relación con el de sus colegas en la carrera. En virtud de ello, consideramos necesaria la realización colectiva de una publicación sobre el ensayo periodístico que se convierta en una referencia concreta y común a todas las asignaturas sobre los aspectos en torno a los cuales hay consenso a fin de hacer explícitas las características que los estudiantes deben tomar en cuenta para su elaboración. Esta publicación (ver Cuadro no 1), que necesariamente requeriría del diseño de una suerte de curso introductorio o módulo presencial o virtual dentro de una asignatura del nivel académico inicial, permitirá marcar desde el principio de la carrera y de manera inequívoca la formación del estudiante en cuanto a este tipo de texto; evitar confusiones, aclaratorias, contradicciones y, en el peor de los casos, 185 Instrumento con los elementos generales para la caracterización y evaluación del ensayo periodístico en ladesencuentros entre las representaciones de este texto en los estudiantes y en los profesores; aumentar la familiaridad y seguridad del alumno con respecto a este tipo de texto; y contribuir al establecimiento de elementos mínimos para este texto a fin de aportarle unicidad de criterio a su evaluación.

Si la universidad contara con el soporte tecnológico necesario para la creación, actualización y mantenimiento de un sitio web, la publicación podría ser electrónica en lugar de tradicional. Así, los estudiantes podrían publicar sus ensayos y las correcciones estarían a disposición de todos y, además, habría enlaces con los ensayos seleccionados por los profesores (partes IV y III de la publicación, respectivamente).

• Establecimiento de criterios básicos de elaboración y evaluación del ensayo.

El instrumento con los elementos generales de caracterización y evaluación del ensayo periodístico se incluiría dentro de la publicación señalada (II parte) de manera que pueda ser comentado a los estudiantes antes de la asignación de este texto y, por ende, antes de la calificación del mismo. Se trata, pues, de una herramienta que ayudaría tanto en la construcción como con la evaluación del ensayo. ¿Qué debe incluir este instrumento? En primer lugar, los elementos generales (comunes) a los ensayos de todas las asignaturas. A partir de una muestra bibliográfica de dieciocho obras1, elaboramos a manera de columna vertebral del instrumento un resumen de las concepciones de este texto y, a partir de allí, definimos los elementos de caracterización y evaluación y sus respectivas preguntas-guía (cuadro 2).

Con el suministro de estos elementos a los estudiantes se fomentaría la tan indispensable comunicación en el aula sobre el ensayo periodístico. Asimismo, los alumnos podrían autoevaluarse o coevaluarse previamente a la entrega del texto al profesor, se unificarían los criterios de evaluación por parte del docente y se fortalecería el vínculo entre la formación universitaria y las exigencias del mundo laboral.

Debemos hacer, sin embargo, dos acotaciones. Por un lado, esta propuesta está sujeta a modificaciones por cuanto en la práctica requeriría de la discusión, definición y consenso de los profesores de cada institución en torno a los elementos de evaluación allí planteados, además de la consideración de las normas editoriales de los medios impresos de comunicación social de interés para cada cátedra en particular. Por el otro, hay otros aspectos que podrían ser discutidos por los docentes de la carrera y que influyen tanto en la elaboración como en la evaluación del ensayo. Consideramos de particular importancia el tiempo y el lugar de realización del texto. Este factor no puede ser desestimado, puesto que tal como lo hemos señalado el ensayo requiere «reflexión erudita y profunda», revisión documental amplia, juicios de valor originales y, además, la consideración del aspecto estético y ameno en la escritura. En ese sentido, consideramos conveniente su escritura fuera del aula y, a los fines de revisar gradualmente el proceso de elaboración, sugerimos realizar entrevistas o tutorías con los autores como las propuestas por Cassany (1996).

Conclusión

Considerando los problemas pedagógicos que plantea el ensayo periodístico desde el punto de vista de su definición, caracterización, enseñanza y aprendizaje, formulamos una propuesta didáctica centrada, fundamentalmente, en el aspecto comunicativo.

La propuesta incluye una síntesis de los criterios de las obras de consulta especializadas sobre los ensayos periodísticos estudiantiles, establece orientaciones y elementos básicos y concretos para su realización y evaluación, y da margen para incluir las peculiaridades o exigencias de este texto para las diferentes asignaturas de la carrera de Comunicación Social o para las publicaciones de interés docente o profesional. Así, se pretende contribuir a aumentar la satisfacción de los principales actores del proceso educativo y a solucionar la necesidad que tienen los estudiantes de aprender a elaborar este tipo de texto, no solo para aprobar algunos cursos universitarios, sino también para su futuro ejercicio laboral.

Notas

1 La muestra incluyó obras publicadas a partir de la década de los años ochenta: Bastenier, 2001; Baena, 1990; Castelli, 1983; Diezhandino, s/a; Guargurevich, 1982; Moreno, 1998; Santamaría Suárez, 1997; Tello, s/a; Vilamor, 2000; Armañanzas y Díaz, 1996; Calvo, 1997; Del Río, 1991; Esteve, 1999; González, 1991; Gutiérrez Palacio, 1984; Martínez, 1998 y Vivaldi, 1998, García, 1993. Esta última (García, 1993) es de especial importancia por cuanto fue incluida en una de las revistas de Comunicación Social de mayor prestigio en América Latina (Chasqui, editada por el Centro Internacional de Estudios Superiores de la Comunicación para América Latina), que publica precisamente ensayos –entiéndase por la periodicidad, el carácter y los colaboradores de la revista, «periodísticos»–.

Referencias

ARMAÑANZAS, E. y DÍAZ, J. (1996): Periodismo y argumentación. Géneros de opinión. Bilbao, Universidad del País Vasco.

BAENA, G. (1990): Géneros periodísticos. México, Pax.

BARRERA, L. (1996): «Las habilidades verbales del estudiante de la Universidad Simón Bolívar (USB)», en Clave, 5; 55-64.

BASTENIER, M. (2001): El blanco móvil. Curso de periodismo. Madrid, Ediciones El País.

CALVO, M. (1997): Manual de periodismo científico. Barcelona, Bosch.

CASSANY, D. (1996): «La cultura de la escritura: Planteamientos didácticos», en Educación abierta, 122; 11-46.

CASTELLI, E. (1983): Lengua y redacción periodística. Argentina, Colmena.

DEL RÍO, J. (1991): Teoría y práctica de los géneros periodísticos informativos. México, Diana.

DIEZHANDINO, M. (s/a): El quehacer informativo. El «arte de escribir» el texto periodístico. Bilbao, Universidad del País Vasco.

ESTEVE, F. y OTROS (1999): Áreas de especialización periodística. Madrid, Fragua.

GARCÍA ROMERO, M. (2002): Análisis discursivos de ensayos escolares. Trabajo de investigación inédito. Barcelona, Universidad Autónoma de Barcelona.

GARCIA, L. (1993): «Breve ensayo sobre el ensayo», en Chasqui, 46; 91.

GONZÁLEZ, S. (1991): Periodismo de opinión y discurso. México, Trillas.

GUARGUREVICH, J. (1982): G é n eros periodísticos. Quito, Belén.

GUTIERREZ PALACIO, J. (1984): Periodismo de opinión. Madrid, Paraninfo.

MARTÍNEZ, J. (1998): Los estilos y los géneros del periodismo escrito. Madrid, Paraninfo.

MORENO, P. (1998): Curso de redacción periodística. Sevilla, Mad.

PÁEZ, I. (1990): «Algunos resultados de una investigación sobre las competencias y las deficiencias lingüísticas del estudiante de la USB», en Argos, 12; 7-23.

RUSSOTO, R. (1989): «La técnica del ensayo: Un instrumento para la enseñanza de la redacción», en Letras 46; 83-91.

SÁNCHEZ, I. (1990): «¿Por qué son tan incoherentes los ensayos que escriben los estudiantes?», en Tierra Nueva, 1; 87-93.

SANTAMARÍA SUÁREZ, L. (1997): Géneros para la persuasión en periodismo. Madrid, Fragua.

SERRÓN, S. (1999): «La situación de la enseñanza de la lengua materna en las instituciones de educación superior. Revisión y propuesta preliminar», en Letras, 59; 165-182.

TELLO, N. (s/a): Periodismo actual. Guía para la acción. Buenos Aires, Col hue.

VÁSQUEZ, D. y PÉREZ, A. (1998): «Gramática textual y gramática oracional: un enfoque integrador para la enseñanza de la producción escrita en estudiantes de Educación Superior», en Letras, 57; 53-70.

VILAMOR, J. (2000): Redacción periodística para la generación digital. Madrid, Universitas.

VIVALDI, G. (1998): Géneros periodísticos. Madrid, Paraninfo.