Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 25: Televisión de calidad (Vol. 13 - 2005)

Proyecto educativo, herramientas de educación audiovisual

Educative project, tools for an audiovisual education

https://doi.org/10.3916/C25-2005-024

Luis Boza-Osuna

Abstract

El objeto de este trabajo es examinar la necesidad de informar y formar en educación audiovisual a familias, alumnos y profesores. Desde 1999, Telespectadores Asociados de Cataluña (TAC) decidió apostar decididamente por acercarse al mundo educativo, para dar respuesta a la evidente necesidad de las instituciones educativas de plantar cara a los efectos negativos de la televisión en los alumnos. Los directivos y profesionales de la enseñanza son perfectamente conscientes de la competencia desleal que realiza a diario entre sus alumnos la «escuela paralela» más insistente y omnipresente: la televisión. Por eso, TAC ha puesto en marcha un proyecto educativo que consiste básicamente en ofrecer a las instituciones educativas instrumentos que contribuyan a minimizar esos efectos negativos de la televisión en todos los niveles de la escuela: padres, profesores y alumnos. Al mismo tiempo contribuimos a sacar partido positivo de este medio de comunicación tan importante, por su presencia y uso en los hogares.

TAC is a civil, non-profit, association created in Barcelona in 1985. Nowadays we have more than 15.000 associates and we are still fighting for an objective and transparent quality TV. We present a special attention to children protection issues; we also create opinion for influencing on the media, reach society and enrich public debate. Since 1999 TAC is working in an educative project that consists basically of offering to the educative institutions tools that contribute to diminish those television’s negative effects in all school’s levels: parents, professors and students.

Keywords

Guía familiar, educación audiovisual, efectos televisivos, proyecto educativo

Familiar guide, audiovisual education, television effects, educative project

Archivo PDF español

1. La necesidad de la formación de los escolares en el lenguaje audiovisual

La escuela y los medios de comunicación tienen semejanzas. En realidad, la escuela ya es uno de los primeros medios de comunicación, en el doble sentido que tienen los medios, de que transmiten información y dan esparcimiento. La escuela es un lugar de trabajo, de estudio, para aprender, pero también es un lugar de interrelación de juegos, incluso podríamos decir de entretenimiento y para no olvidarlo conviene recordar que la palabra escuela viene del griego «scolé», que significa divertirse, recreo. Siempre se ha dicho el tópico de instruir deleitando, es decir, que hay que transmitir información y al mismo tiempo entretener al público. Y eso es precisamente lo que pretende hacer la televisión. Escuela y medios tienen otro elemento en común, que es el más formal: los medios de comunicación tienen un emisor que transmite algo a muchos receptores. Es el caso de la escuela con el maestro y los alumnos, y el caso de los medios con los que escriben o hablan en los medios y la audiencia.

Puestos a derivar etimologías, veamos la de esos receptores, que son los alumnos en una escuela. Conviene recordar que en latín el alumno es el que es amamantado, el que es alimentado. Por eso decimos de la universidad que es el «alma mater», que no tiene nada que ver con el alma, porque alma quiere decir ahí lo que nutre, la madre que alimenta.

Los medios de comunicación entretienen, desde luego la televisión singularmente, pero también enseñan. Una buena parte de los conocimientos que tienen hoy los niños, para bien y para mal, no los han recibido por los textos o por las clases, sino por la televisión, no nos podemos engañar. Sin embargo ese conocimiento es un conocimiento parcial, poco sistemático, en el que predomina lo icónico, lo relacionado con las imágenes. Si los medios de comunicación se aprovecharan bien, especialmente los interactivos, como puede ser Internet, la escuela sin duda ninguna sería otra cosa. Vemos, pues, que los medios de comunicación pueden ser un verdadero alimento para el intelecto. Sin embargo, no todo lo que ingerimos es un alimento, puede ser una droga o puede ser un elemento destructor.

La cuestión más espinosa es la de los contenidos perniciosos, fundamentalmente sexo y violencia. Se supone que los niños no deben verlos en el cine, en la televisión o en Internet. Así como en la lectura, mal que bien, se resuelve, haciendo una biblioteca infantil, en las películas, en la televisión y en Internet, ese control es mucho más difícil.

Por eso mismo, TAC defiende la idea de actuar cara a cara con el estudiante, a nivel de formar y concienciar individualmente a los alumnos para hacerles tomar conciencia con debates, cine-forums, conferencias y coloquios de cómo la televisión les manipula, les vende «ideologías», etc.

Los créditos de síntesis impartidos en los centros educativos que así lo han solicitado han sido un verdadero éxito porque en unas jornadas se «discute» con los adolescentes sobre contenidos televisivos que ellos conocen muy bien y se debate sobre personajes de series y sobre la carga ideológica que llevan detrás y así se dan herramientas a los escolares para que sepan «defenderse» de las agresiones, sibilinas o patentes, que la televisión perpetra tan a menudo contra su inteligencia y su voluntad a la vez que se les capacita para que sepan valorar también lo bueno de este medio.

2. Asesoramiento a los profesores

Si educar es preparar para la vida, no es posible una buena vida sin una buena educación. Pero el fracaso escolar crece en España, y esa situación es más preocupante si se la considera como abono perfecto del fracaso existencial entre la gente joven. Varios pueden ser los remedios eficaces, pero coincido con José Ramón Ayllón al pensar que todos han de tener en común una condición imprescindible: llegar a tiempo.

Los medios de comunicación y las nuevas tecnologías ejercen una creciente influencia sobre los niños, los más indefensos ante las pantallas y hay que «llegar a tiempo» para proteger a estos pequeños y evitar malos comportamientos futuros (violencia, agresividad, anorexia, consumo compulsivo…), consecuencias de la mala «socialización» que reciben al consumir esos contenidos que no son adecuados a su edad. La televisión ocupa mucho de su tiempo y muchas veces actúa competitivamente contra la escuela y el trabajo de los profesores. Para contrarrestar o minimizar los efectos negativos de la televisión, dotamos de herramientas que faciliten la educación audiovisual a los centros de educación que colaboran en este proyecto.

Es inevitable que a medio plazo los contenidos de la enseñanza cambien radicalmente para enseñar también a los niños a ver televisión o manejar Internet. Están llegando a la universidad, en los últimos años, con una mejora de su equipaje informativo pero los contenidos son más pobres. Por eso, como TAC ya está haciendo en más de cien centros escolares, si se les enseña a ver televisión o manejar Internet, podremos aprovechar infinitamente más el contenido de transmisión e información que tienen esos medios.

TAC imparte cursos a los profesores de los centros que así lo solicitan además de los créditos de síntesis de los que ya hemos hablado. Sin embargo, conviene destacar que, una vez formados los docentes de cada centro, la labor con los estudiantes es mucho más directa y se expande a lo largo del curso.

3. Información a las familias

En una sociedad donde cada vez son más abundantes los reclamos que atraen y «revuelven» las conciencias de los hijos, la comunicación con los padres se revela como un aspecto fundamental en la educación, en donde se pone en juego la felicidad de cada hijo y la armonía familiar.

Un estudio dirigido por un equipo de la Universidad de Barcelona, realizado en 2004, estableció unas conclusiones nefastas para los que creemos en la familia: las comidas familiares, según demostró el estudio, están en desuso y los nuevos hábitos alimentarios pasan por que cada miembro de la unidad familiar coma solo y cuando le vaya bien.

Eso sí, a ser posible frente al televisor. Es, sin duda, un tema para reflexionar. ¿Cuándo habla la familia?, ¿cómo se establece la comunicación entre padres e hijos?, ¿puede recaer todo lo que consideramos educación sobre los hombros de los maestros, que además carecen de herramientas para marcar unas pautas de actuación correctas? TAC, consciente de esa falta de «herramientas» que tienen los educadores, ya sean padres o profesores, fomenta la formación en estos campos para que así esa falta de capacidad educacional deje de excusarse en, por ejemplo, los horarios laborales que, si bien es cierto en muchos casos dificultan una mínima comunicación en la familia, en muchos otros el verdadero problema es la falta de herramientas pedagógicas.

Las conferencias a padres y los coloquios con ellos que expertos del TAC imparten son una guía pedagógica fantástica ya que los padres exponen sus inquietudes y obtienen la mejor respuesta y orientaciones prácticas. La guía familiar es también junto con la web, una herramienta de consulta muy utilizada por los padres que encuentran en ellas información fiable sobre los contenidos televisivos y cinematográficos más recomendables y con una adecuada clasificación por edad.

4. Síntesis de los trabajos que TAC realiza en los colegios:

4.1. Guía familiar

Es una publicación mensual pensada y dirigida a los padres que tiene como fin dotar a las familias de una guía sencilla y práctica acerca de los programas con contenido positivo que ofrecen las programaciones de las cadenas de televisión estatales y autonómicas, así como una selección de películas de estreno en los cines y novedades en vídeo y dvd. En estos momentos más de 100 instituciones educativas están repartiendo esta publicación entre sus familias. Aunque es el colegio el que se encarga del reparto, habitualmente es la asociación de padres de alumnos del colegio (APA) la que se encarga de financiar este servicio, y por tanto, de contratarlo con TAC.

4.2. Seminarios, conferencias a padres, créditos de síntesis…

TAC dispone de expertos (médicos, psicólogos, abogados, pedagogos, etc.) que estudian aspectos de la televisión desde su ámbito profesional. Estos profesionales acuden a los colegios que así lo soliciten a dar charlas, conferencias, mesas redondas, cine-forums, etc., tanto a padres como a profesores y alumnos.

4.3. Información sobre televisión «on line»

TAC pone a disposición de las instituciones educativas con web, información diaria, semanal y mensual sobre la programación de la televisión, estrenos de películas en cines y novedades en vídeo o dvd. Cada día actualiza en la web del colegio que lo solicite los programas que recomienda para ese día clasificados por públicos: para todos, para niños, para jóvenes y para mayores. Asimismo, cada semana actualiza en la web de cada colegio una selección de las mejores películas que se estrenan en el cine semanalmente y, cada mes, hace lo mismo con los vídeos/dvd de estreno. Este servicio permite a los padres, profesores y alumnos de un colegio disponer, en la propia web, de una información actualizada de mucho interés para las familias y personas individuales. Pensamos que con esta información en la web del colegio estamos dando un valor añadido importante a la misma, pues es una información de consulta muy frecuente.

Cabe destacar nuestro buscador de películas que

cuenta con más de 2.500 fichas técnicas. Es un servicio

muy usado por aquellas personas que quieren hacer

un cine-forum y ponen en nuestro buscador el

tema del que les gustaría debatir, por ejemplo, amistad,

y la edad a la que va a dirigirse la proyección. Al instante

salen varios títulos y uno puede informarse sobre

ellos escogiendo así el más idóneo.