Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 25: Televisión de calidad (Vol. 13 - 2005)

Los informativos en televisión: ¿debilidades o manipulación?

TV news: weaknesses or manipulation?

https://doi.org/10.3916/C25-2005-138

Jenaro Fernández-Baena

Abstract

Este trabajo intenta dar respuesta a algunas de las preguntas que diariamente nos planteamos a la hora de cubrir nuestras necesidades informativas a través de la televisión. El telediario, ese «extraño producto que conviene a todo el mundo, que confirma cosas ya sabidas, y, sobre todo, que deja intactas las estructuras mentales», como diría Bourdieu, llama a nuestra puerta varias veces al día y, por lo general, le dedicamos esos momentos importantes de nuestra vida, es decir, los momentos de mayor audiencia, el «prime time». Gonzalo Abril (2003: 1), refiriéndose al concepto de información, lo compara con ese amigo excéntrico 1 que entra en nuestras casas y al que dedicamos espacios y momentos destacados de nuestra vida, disimulando y perdonando sus impertinencias, sin cuestionar su carácter por miedo a romper su amistad o verse controvertido uno mismo en el acto de controvertir al otro. Sin embargo, ¿qué nos ofrece nuestro amigo?, ¿por qué le dejamos pasar cada día?, ¿por qué le dedicamos nuestro tiempo?, ¿por qué le permitimos sus impertinencias? En otras palabras, y centrándonos en el medio televisión: ¿Por qué más del 90% de la población española se informa a través de la televisión?, ¿por qué vemos los informativos de televisión?, ¿por qué las parrillas de las cadenas generalistas están configuradas o articuladas a partir de los espacios informativos?, ¿por qué los partidos políticos están tan interesados en controlar los servicios informativos de las cadenas públicas y privadas a cualquier precio?, ¿qué intereses empresariales se esconden detrás de las cadenas de televisión y sus informativos? Sencillamente, porque el ser humano tiene la necesidad de estar informado y el derecho a ser informado. Esto no quiere decir que la mejor forma de hacerlo sea a través de la televisión. «Informarse cuesta», dice Ignacio Ramonet en La tiranía de la comunicación (1998: 25). Salir de la falsa sensación de que a través de los informativos que emiten las televisiones nos estamos informando supone un esfuerzo intelectual que no todos estamos dispuestos a realizar. Sin embargo, todos tenemos la suficiente capacidad para poder comprender lo que sucede a nuestro alrededor asumiendo nuestra obligación de formarnos para abandonar la ilusión de que vivimos en la sociedad plural, libre y democrática que diariamente es difundida por los medios de comunicación. Para ello es necesario que conozcamos las fortalezas y debilidades que la información televisiva debe afrontar a la hora de comprender e interpretar la realidad; así como los mecanismos que los canales de televisión utilizan para potenciarlas o evitarlas en pos de mantener el actual sistema informacional, basado en el control del espacio público y la obtención del consenso social por parte del poder empresarial y político.

This work tries to answer some of the questions we ask ourselves everyday, whenever we make use of television to meet our information needs. The TV news programme, «that strange product», as Bourdieu would put it, «that suits everyone, that confirms already known things, and that above all leaves intact our mental structures», knocks on our door a few times a day and often we devote to it those important moments in our lives, in other words, the moments with the largest audience, the prime time. Understanding what happens around us means we have to assume the obligation to form ourselves in order to abandon the illusion that we live in that plural, free and democratic society that it is daily spread across the media.

Keywords

Informativos, televisión, debilidades, comunicación

TV news, television, weaknesses, communication

Archivo PDF español

En los últimos veinte años hemos asistido a un gran cambio en los sistemas informativos de los medios de comunicación, y en especial en la televisión. Según Bennet (2000: 249), este cambio ha sido propiciado por la desregulación en la responsabilidad social de las empresas de comunicación, la concentración de medios en megacorporaciones mundiales y las presiones que éstas vienen ejerciendo sobre los gobiernos, los líderes sociales y la opinión pública, cuyo fin último es el beneficio económico amparado en el libre mercado y la libre competencia. Como consecuencia de todo ello se ha producido una devaluación informativa, en general, y un debilitamiento de la información como servicio público al ciudadano, en particular.

Europa no es ajena a este planteamiento que, como siempre, viene del estudio del panorama norteamericano. A pesar de que los sistemas europeos de medios de comunicación televisivos se han distinguido por la convivencia de medios públicos y privados, la realidad es que los primeros han estado siempre bajo sospecha (salvo honrosas excepciones) y los segundos ganan cada vez más terreno.

En España, los últimos años han estado caracterizados por el control político de los medios de comunicación, tanto públicos como privados. Este control se ha traducido en la continua sospecha de manipulación informativa por parte de las cadenas de televisión de hechos tan relevantes como la huelga general de 2002 2, la catástrofe del Prestige, la guerra de Irak y los atentados del 11M.

Manipulación o no, el tratamiento de la información en televisión está bajo sospecha en todo su proceso informativo. Los últimos atentados en Londres han dejado un reguero de reproches de los informadores hacia las fuentes institucionales de información por la escasez de datos, por la limitación de las declaraciones de los afectados, por la falta de imágenes.

Una vez más, el medio televisivo reclama imágenes para poder resolver la ecuación planteada por Ramonet: «Ver es comprender». Una vez más, la necesidad de imágenes limita el quehacer de los informativos en televisión como si de ellas dependiera totalmente la necesidad de ser informados de los ciudadanos.

1. Fuerzas y debilidades de la información televisiva

Xavier Obach (1996:38) resume en una ecuación las fortalezas y debilidades que la televisión informativa posee: la noticia, más la fuerza de sus imágenes, menos sus limitaciones expresivas, estructurales y empresariales, más las técnicas para compensar esas limitaciones y su abuso, es igual a la producción informativa para televisión.

Esta ecuación resume brevemente el proceso mediador por el que pasa la información hasta llegar a nuestros hogares como ese amigo excéntrico e impertinente, y que algunas veces condiciona la producción informativa, pero que otras muchas desembocan en su manipulación.

1.1. La fuerza de las imágenes: la realidad construida desde la emoción, no desde la razón

Todo documento audiovisual registrado por cualquier sistema de grabación y difundido por cualquier medio de comunicación está manipulado. Este tipo de manipulación es entendido como mediación entre la realidad misma, y la realidad que los medios de comunicación construyen a través de las imágenes y sonidos previamente grabados.

Reconocer que la realidad que nos muestran los medios es una elaboración de la realidad, y no su reflejo o una ventana abierta al mundo, es la primera condición para poder diferenciar entre realidad y ficción. Sin embargo, podemos caer a menudo en el error de considerar que los informativos de televisión están más cerca de la realidad sin mediación, que de la ficción construida. La razón puede estar en nuestra confianza en que los medios de comunicación cumplan con su función de servicio público, desde su deber de informar de una manera veraz y objetiva. Nada más lejos de la..., ¿realidad?

Según Obach (ibíd), las imágenes que componen las noticias ejercen una poderosa atracción sobre los espectadores que ven la televisión. El impacto que la imagen nos produce, además de captar nuestra atención, anula todo razonamiento sobre lo que estamos viendo debido a su carga emotiva. El lenguaje audiovisual compuesto por imágenes y sonidos, articulados por el montaje y los efectos visuales y sonoros, es en sí mismo portador de emociones primarias que no necesitan pasar antes por el intelecto para generarse, como puede pasar con una poesía o una novela. Por tanto, si se consigue esquivar el mecanismo intelectual que se interpone entre emoción y razón, el espectador puede sentirse tan confortablemente recompensado que renuncie, consciente o inconscientemente, a la activación de su motor mental (Ferrés, 2000: 33). Esta situación en la que se encuentra a menudo el espectador televisivo es la idónea para manipular sus emociones a través del lenguaje audiovisual.

Para Ignacio Ramonet (1998: 23-24), si esa emoción que sentimos viendo el telediario es verdadera, la información es verdadera. Es decir, se establece otra sencilla ecuación entre el sentimiento emocional y la creencia de verdad. La imagen en movimiento sobre un hecho noticioso consigue que el espectador crea la noticia y la asuma como verdad, sin que pueda llegar a diferenciar entre realidad y construcción de la realidad. El medio televisivo tiene la facultad de convertir en verdad lo que muestra en imágenes a través de la emoción. Esto supone, en palabras de Ramonet, un «chantaje emocional», ya que ver supone comprender. Sin embargo, sólo el cerebro puede comprender a través del razonamiento y la inteligencia.

Esta diferenciación entre realidad y ficción está cada vez más difuminada. De la falsa sensación de realidad que la televisión construye se está pasando a la sensación de ficción. Al dejar pasar a ese amigo impertinente al que hemos aludido, asistimos diariamente a sucesos con imágenes espectaculares, incendios, maremotos, atentados suicidas, secuestros, asesinatos... Como dice Blanca Muñoz (2003: 109), refiriéndose a los atentados de 11 de septiembre en Nueva York, «la sensación de ?haber visto ya? el incendio, y posterior derrumbe de los dos edificios, es significativa y sintomática. Significativa por cuanto se ha hecho habitual ver edificios en llamas en las denominadas películas catastrofistas [...]. Y sintomático por cuanto que ha habido un sentimiento generalizado en la población de asistir a un ficticio espectáculo».

Esta misma sensación de «haber visto ya» se produce con motivo de los atentados en la ciudad de Londres el 7 de julio de 2005. Desde el primer indicio sobre la presunta autoría de grupos radicales islámicos, los medios de comunicación, y entre ellos la televisión, se lanzaron a encontrar parecidos entre el 11-M en Madrid y el 7-J en Londres. Sin caer en la cuenta de que una de las principales conclusiones a las que se había llegado tras el atentado en Madrid era que se habían vulnerado todos los derechos a la intimidad y la propia imagen de las víctimas. En una vorágine por emitir la imagen más sensacionalista, se volvía a la captación de símbolos o iconos para deleite del espectador. Esta vez, la imagen de Davinia Turrell, envuelta en una máscara quirúrgica para el tratamiento de quemaduras, quedará en nuestras retinas como símbolo de esa tragedia, junto al hombre del maletín de las Torres Gemelas y el joven ensangrentado de la estación de Atocha.

Además de la manipulación inherente al medio televisivo, en cuanto construcción de la realidad, existe también la manipulación intencionada que, amparándose en las debilidades y fortalezas de la televisión, distorsiona, tergiversa o cambia la realidad de forma consciente para adaptarla a sus intereses económicos, políticos o culturales de forma inadvertida a través de su discurso persuasivo. Según Roiz (1996: 9), todo mensaje comunicativo persuasivo tiene una intención deliberada destinada a modificar la conducta o producir algo en el receptor a través del control, la coacción y la presión, para «reforzar actitudes, crear nuevas opiniones, modificar creencias o reelaborar juicios». Para este autor, «la manipulación más extrema es aquella que defiende una determinada visión del mundo y de la realidad».

Tras los atentados del 11-S en Nueva York, Bush no dudó un momento en poner en práctica esta manipulación extrema de la que habla Roiz, aprovechando las imágenes de un ataque vivido en directo a través de la televisión. El gobierno estadounidense se puso manos a la obra para conseguir de un país totalmente conmocionado un estado de opinión favorable a la invasión de Irak. La vinculación de Irak con los sucesos del 11 de septiembre, las armas de destrucción masiva y la salvación del pueblo iraquí por parte del ejercito norteamericano constituyeron el eje central de las informaciones difundidas por la cadenas de noticias Fox News, CNN y MSNBC, como correa de transmisión propagandística de la Casa Blanca.

Objetivos: El niño hará consciente la forma en que ve la televisión, se dará cuenta de una serie de cuestionamientos: ¿Cuántas horas ve la televisión? ¿Con quién la ve? ¿Con quién platica sobre lo que ve? ¿Selecciona la programación a la que se expone? ¿Cómo la selecciona? ¿Cuáles son sus preferencias en cuanto a contenido?. Al contestar estas preguntas se intenta que el niño se vuelva más reflexivo en cuanto a su exposición al medio en general.

Pedir a los niños que elaboren durante una semana (incluyendo fin de semana) un «diario de campo» en donde registren diariamente qué programas vieron, qué días, a qué hora, por cuánto tiempo y con quién ven la televisión.

En la sesión de exposición se pedirá que los niños traigan sus registros y que, al frente del grupo, el maestro/instructor anote en el pizarrón la información del grupo por día y por semana. Se planteará al grupo las siguientes preguntas y sediscutirán ampliamente:

¿Cuántas horas vieron la televisión ayer?

¿Ves más televisión durante el fin de semana?

¿Hay algún (os) programa (s) que ves con regularidad? ¿Cúal son? Enlistarlos en el pizarrón.

¿Por qué ves esos programas?

¿Alguna vez te has sentido influenciado por algunos de los programas?¿Cómo?

¿Discutes los programas de televisión con amigos y/o con tus papás?

¿Qué programasde televisión ven tus papás?

¿Ves televisión con tus papás? ¿Qué programas?

¿Usas la programación publicada en el periódico para elegir lo que ves en televisión?

El maestro/instructor puede aprovechar todas estas preguntas para platicar con los niñossobre sus hábitos y preferencias de exposición al medio y al mismo tiempo contestar las preguntas que le surjan a los niños. Como se aclara con anterioridad, dependiendo de cómo se plantee la aplicación del programa en cuanto a tiempos brindados por la escuela, esta actividad se puede adecuar para dividirse por temas. Se recomienda que se dividan por hábitos (tiempo, preferencias y compañía).

2.2. Algunas consideraciones sobre la producción de televisión

Es importante que el niño reconozca ciertas implicaciones de la producción de la televisión pues esto le puede ayudar a entender mejor los mensajes y a distinguir la ficción de la realidad planteada en la televisión. La características del medio son lo que Orozco (1994a: 75) llama mediaciones tecnológicas que ejercen influencia en la comprensión y apropiación del mensaje. De esta forma, trataremos de mediar la comprensión que de la televisión hace el niño a través de la explicación de los códigos manejados por el medio.

Thoman al respecto menciona: «Entender la gramática, sintaxis, y el sistema de metáfora del lenguaje de los medios aumenta nuestra apreciación y disfrute de la experiencia con los medios, además de que nos ayuda a ser menos susceptibles a influencias».

Es muy importante introducir e inducir a los niños en las cuestiones técnicas empleadas en la producción de televisión. Sobre los elementos de la producción de la televisión abordaremos la narrativa, los personajes y la técnica de la producción.

Comenzando por la narrativa (o estructura dramática) de la televisión, tenemos que está compuesta por cuatro elementos básicos, según Maza y Cervantes (1994: 22): personajes, acciones, lugares y tiempo. La estructura dramática de cualquier guión audiovisual dependerá de la manipulación de estos cuatro elementos.

Los autores (1994: 59) describen: «La estructura dramática de los programas televisivos responde a las misma necesidades comerciales que hicieron que la radio adoptara la construcción dramática por capítulos y actos». Por este motivo la corta duración (de media o una hora) de los capítulos causa que la información tenga que ser planteada de forma concisa. Así, las situaciones que en la vida real suceden en un lapso más largo de tiempo, con muchos factores de por medio y una solución un tanto compleja, en la televisión, en contraste, son narradas de forma abreviada, con un matiz de simplismo que les permite contar una historia en poco tiempo con soluciones o desenlaces poco elaborados.

Las personas que ya tienen experiencia exponiéndose a los medios son capaces de entender esta estructura narrativa acortada, pues se da un fenómeno de «entrenamiento» adquirido con la exposición constante al medio.

Lo mismo sucede con las películas. Respecto a la estructura dramática de las películas (se incluye esta información ya que éstas aparecen constantemente en la programación televisiva) Maza y Cervantes (1994, p. 58) establecen: «Todos los filmes dramáticos poseen estructuras semejantes, por ejemplo: no existen diferencias estructurales entre una película de ciencia ficción y una comedia. Ambas comparten un esqueleto básico que contiene los cuatros elementos de la estructura dramática: personajes, acciones, lugares y tiempos».

La cuestión aquí es que los niños a su temprana edad, con la poca experiencia masmediática aún no saben descifrar los códigos de la narrativa de la televisión. Asunto que es de extrema importancia aclarar pues la comprensión y la contextualización de lo que sucede en pantalla hará que los niños mejoren sus procesos de recepción.

Los personajes son definidos por Maza y Cervantes como el elemento principal de la estructura dramática. «Los personajes realizan las acciones, en uno o varios lugares, en un tiempo determinado. Poseen carácter y personalidad. Sin los personajes no puede existir la estructura dramática, pues son ellos quienes conducen la historia» (1994: 23).

Debido a esta estructura dramática preestablecida y muy usada en la producción de televisión y cine, los personajes, por más bien elaborados que sean, nunca serán como una persona real con todos los matices que distinguen al ser humano. Al igual que la aceptación de la convención narrativa, los receptores «educados», aceptan en la mejor de las situaciones y comprenden la naturaleza de los personajes de la televisión. Este elemento de la estructura dramática, los personajes, es de suma importancia que los niños lo observen con una perspectiva más amplia, ya que, se encuentran a esa edad en la que es muy fácil elegir ídolos («role model») de los medios masivos.

Actividad sugerida:

Objetivos: El niño identificará la trama del programa más popular (en su grupo). Contrastará a los personajes de éste con gente de la vida real. Distinguirá el conflicto presentado en la historia y pensará en alternativas de solución.

El maestro/instructor seleccionará el programamás visto por el grupo y lo presentará en clase para que sea analizado mediante las siguientes preguntas: (Si se puede se seleccionará el programa preferido procurando que no sea muy violento para poder dejar ese programa para la actividad del siguiente tópico)

¿En dónde se desarrolla la historia?

¿Cuál era la trama?

¿Cuáles eran las subtramas?

¿Quiénes eran los personajes? En la siguiente pregunta el maestro/instructor analizara con el grupo individualmente los personasjes (ya sean protagonistas o antagonistas) que mas menciona el grupo.

¿Es el «personaje x» siempre bueno o siempre malo? ¿En ocasiones? ¿Cuándo?

¿Los personajes te recuerdan a alguien en la vida real? ¿A quién? ¿Cuál es la diferencia entre el personaje y la persona referenciada?

¿Había algún problema o conflicto en la historia?

¿Cómo fue resuelto el conflicto?

¿Ese tipo de soluciones funcionan en la vida real?

Respecto a la importancia de educar para la recepción de las técnicas de producción, Tyner y Lloyd (1991: 55) explican: «Representan los ladrillos y el mortero de cualquier medio; son las herramientas que permiten a los artífices de los medios de comunicación remontar las esferas más remotas de su imaginación: son los auténticos elementos que hacen de cada medio algo único. Pero también imponen severas limitaciones a sus productores a la hora de expresar ideas». El enseñar a los niños sobre las técnicas de producción de la televisión nos ayudará a que, al descubrirlas, se conviertan en receptores más críticos, pues contarán con mayor información que mediará su comprensión.

Actividad sugerida:

Objetivos: El niño se dará cuenta de cómo el mensaje televisivo está construido por varios elementos: sonido, imagen, efectos. En este caso se destaca el audio y cómo la manipulación de uno de éstos elementos afecta la comprensión del mensaje.

Llevar un programa de televisión (uno que le llame la atención al grupo) a la sesión.

Mostrar un segmento/secuencia (una subtrama) con el monitor sin audio y preguntar:

¿Qué entendieron del programa? Y dejar que los niños relaten lo que entendieron.

Volver a poner el programa pero ahora con audio y preguntar:

¿Coincidió lo que entendimos del programa sin sonido con lo que entendimos la segunda vez, que cuando lo escuchamos también?

Actividad sugerida:

Objetivos: El niño reforzará el conocimiento de que el mensaje es construido a través del análisis de la música como soporte de efectos visuales.

Llevar a la sesión una película de suspenso/terror (procurar que no sea violento)

Exponer sin audio la secuencia más emocionante que a su consideración explote los recursos del sonido, música y efectos auditivos para plasmar el suspenso y preguntar:

¿Les gustó lo que vimos? ¿Estuvo emocionante?

Volver a exponer el mismo segmento pero ahora con audio y preguntar:

¿Les gustó esta ocasión más? ¿Por qué?

Se recomienda hacer lo mismo que en las dos anteriores actividades pero en su lugar dejar solamente el audio, es decir quitarles la imagen y hacer las misma preguntas.

Actividad sugerida :

Objetivos: El niño conocerá la complejidad de la producción de un programa o película, la organización que se necesita, el gran número de personas involucradas, las tareas que cada una de las personas realiza y las decisiones que se tienen que tomar.

El maestro/instructor solicitará una visita a un canal de televisión de la localidad para que los niños vean cómo se hace un programa de televisión. También se recomienda, en caso de que los canales de televisión no sean accesibles a la petición, acudir a la universidades que tengan la carrera en el área de comunicación y pedir que les permitann ver cómo los alumnos preparan sus trabajos de las clases de producción de televisión, de video y de cine.

Después de la visita se repasaráy explicará en el aula los roles de los distintos miembros del equipo que interviene en la producción de televisión, como el director de escena, el productor, el guionista, el camarógrafo, los actores o talentos, el maquillista, el ingeniero de sonido, el encargado de efectos especiales, el escenógrafo etc. A partir de esto, se asignará a cada alumno un rol y se planeará entre todos un programa de cinco minutos de duración. Se asesorará a cada uno en su rol. Se planeará el día de grabación y se llevará a cabo. De esta manera, los niños se darán cuenta de lo que implica hacer un programa y las decisiones que hay que tomar. En caso de que los niños sean muy pequeños (los de primero, segundo e incluso tercer grado) es muy recomendable que se involucren los papás (los que puedan, no es requisito). Después de que vean su programa en pantalla discutir acerca de su experiencia en la producción de televisión.

Sería muy motivante para todos los involucrados que se organizara una presentación de todos los programas y que al final del curso cada niño se lleve una copia de su programa.

2.3 La violencia en la televisión

Con el objeto de contrarrestar los efectos negativos de la violencia se eligió educar para recibir las representaciones problemáticas de la violencia, ya que como se planteó anteriormente, dichas representaciones son las que más daños pueden causar a los infantes.

Actividad sugerida:

Objetivos:A través de la imitación de la aplicación de la técnica de investigación de análisis de contenido, el niño obtendrá información de la cantidad de violencia que es transmitida por televisión. Además, se reflexionará acerca de este fenómeno y sus implicaciones.

a) El maestro/instructor les planteará a los alumnos una definición de violencia que podría ser: Cualquier acto que involucra fuerza física, con o sin arma, que da por resultado herida o muerte al (los) personaje (s) que se le aplica la violencia o la evidencia de que así sucedió. Durante la sesión entre todos validarán la definición así como la versión final para que todos usen, será resultado del trabajo en equipo.

b) Se trabajará individualmente o se formarán equipos pequeños (esta decisión queda a criterio del maestro/instructor). En caso de que los niños sean muy chicos pueden pedir el apoyo de los padres. Deberán seleccionar diferentes géneros de programas (caricaturas, noticieros, deportivos, variedades, series, etc.) de un teleguía o de la publicación de la programación en el periódico (Si se trabajará con varias noches de programación el profesor deberá recolectar la programación del periódico con una semana de adelanto). Se distribuirán los programas seleccionados a los individuos o a los equipos, según sea el caso, por un periodo específico de tiempo, ya sea una noche, varias noches o las noches de una semana, según considere el maestro/instructor. Con sus programas asignados, los alumnos, de acuerdo con la definición de violencia establecida, registrarán (sólo por conteo) las ocurrencias de violencia que puedan identificar. De ser posible, el maestro les proporcionará las «hojas de codificación» donde se incluya la siguiente información general: nombre del programa, horario, día de transmisión y clasificación (si es que la presentan).

c) Basado en la recolección de los datos, el maestro/instructor ayudará a que los alumnos representen gráficamente las ocurrencias de violencia (usando el tipo de gráfica de elección de grupo: histograma, pastel, Tabla) de lo que les fue asignado.

Entre las grandes ventajas que ofrece la televisión para desarrollar la presente investigación están las siguientes:

- Es un medio que puede llegar simultáneamente a muchos lugares dispersos desde el punto de vista geográfico.

- Puede sintetizar en poco tiempo grandes volúmenes de información, lo que se logra gracias al buen manejo e integración de la imagen y el sonido.

- El uso de los primeros planos favorece que el estudiante o la persona que la vea tenga una posición privilegiada.

- Favorece la objetivación de hechos, fenómenos y procesos que son difíciles de observar directamente en su propia realidad ya sea por su lejanía, peligrosidad o tamaño.

- Enriquece considerablemente el factor emocional, crea motivaciones e intereses significativos.

- La combinación imagen y sonido permite explotar al máximo dos de los órganos sensoriales.

- Facilita la formación de sentimientos, convicciones y valores que contribuyen a la formación de la personalidad.

La televisión tiene un amplio espectro y posibilidades para desarrollar la Educación Ambiental, ella posee diferentes géneros de programas tales como noticiarios, telenovelas, animados, infantiles, musicales, programación dramática, fílmica, programas de participación y espacios para publicidad, que además se le conoce como programación de cambios, donde salen, promociones a diferentes espacios, efemérides, campañas políticas y comerciales y campañas educativas de diferentes cortes en el caso de nuestro país. Ejemplo fehaciente de ello en Cuba son espacios como: Este Día, Para la Vida, campañas de Educación Para la Salud y otras.

Precisamente dentro de esta programación de cambios o de publicidad de la televisión, es donde se inserta la propuesta de este trabajo, es decir se pretende con un corto margen de tiempo (45-55 seg.) entre programa y programa, diseñar una propuesta de spots que reflejen algunas de las problemáticas ambientales de la provincia de Camagüey, expresada en su estrategia provincial, haciendo énfasis fundamentalmente en lo referente a los problemas de biodiversidad y ecosistemas en peligro o con cierto valor ambiental.

Este género en ocasiones es mal empleado y se utiliza para campañas publicitarias y para manipular subliminalmente a las masas, como parte de la necesidad de supervivencias de la economía. El especialista Jean-Luc Godard resume los spot como las únicas películas eficaces y bien hechas. Este género es el fruto de una considerable labor investigativa, de diferentes profesiones tales como la psicología, el comunicador, el especialista en la materia de contenido, el semiólogo, la lingüística, la música y otros más, pues en pocos segundos hay que dar un cúmulo enorme de información y «vender el mensaje».

En el diseño de cada spots se estudia desde cada punto de vista antes mencionado, cada plano, cada sonido, el montaje, los efectos de imagen y sonoros, el tiempo, la dramaturgia interna y sobre todo el efecto que se espera después de los pocos segundos que dura cada emisión.

El spots es un género discreto, no se anuncia en carteleras, ni se mencionan en los programas, su verdadero impacto lo alcanzan cuando aparentemente de forma natural, irrumpe entre dos espacios o dentro de un mismo programa cuando la dramaturgia interna y la curva de atención psicológica llegan a su punto cumbre aquí irrumpe el spots y allí va el mensaje que quiere publicar. En esos breves segundos se han utilizado sintetizadamente tantos recursos televisivos, como para un material de varios minutos de duración y el éxito radica en gran medida en su dinámica.

Según el especialista en medios de comunicación, el francés Ignacio Ramonet, en su libro «Propagandas Silenciosas» existen cuatro tipo o categorías de spots: comedias, testimoniales, limpiadores y estéticos. El autor de esta investigación comparte esta tipología y de hecho la asume en el trabajo2.

Las comedias:

Se realizan para elogiar los méritos de una marca de producto ya muy arraigada en el mercado, en ellos se recurre a grandes directores para su realización, así como actores de primera línea, ricos decorados, trucajes, etc.

- Los testimoniales: es donde aparecen personas de la vida misma, testimoniando y certificando la calidad del producto, dando las características de este y cómo lo usa.

Los limpiadores:

Incitan científicamente a la venta del producto, en ellos se usa un lenguaje seudo científico para que pueda ser entendido por el destinatario, les ofrece su composición química, modo de empleo, consecuencias y efectos.

- Los estéticos: corren a cargo de fotógrafos importantes que valoran la sofisticación, la línea de un objetivo, la plástica, el cuidado en su iluminación, así como en el montaje o edición.

En la práctica en todos los spots están presentes los elementos expresados en cada categoría, pero casi siempre se impone alguna corriente. Esto propicia que la lectura del spot sea fácil, se necesite de poco esfuerzo para leerlos, por su sentido elemental, su coherencia, los comentarios en off. Los spots se imponen para cualquier campaña porque son agradables de mirar, fáciles de escuchar y rápidos de comprender y casi siempre se establece una relación de complicidad con el espectador para incitarlo a cumplir el mensaje del spot.

Con este trabajo, no se pretende vender un producto, ni se manipulan las mentes, ni se pretende lavar cerebros, se quiere a partir de las potencialidades que brindan estos materiales y probada su eficacia en otras facetas de la vida, educar al hombre nuevo, crear en él valores, convicciones sobre el cuidado y conservación del medio ambiente y con un carácter provincial y local para accionar en lo que es factible y materialmente posible, cambiar, mejorar y educar al individuo en su terruño.

No podemos absolutizar que el investigador se ha ido por alguna de las categorías antes mencionadas, él las ha tenido en cuenta y las ha adecuado a los principios de la educación en una sociedad socialista, pero con la finalidad de contribuir desde este modesto trabajo a la Educación Ambiental en la provincia de Camagüey, ya sea por la vía formal o por la no formal. En ellos se ha tenido en cuenta la estética de las imágenes, se ha buscado la mayor naturalidad y buen gusto y una banda sonora acorde a la selección de las imágenes a la atmósfera psicológica que se pretende crear.

Esta relación imagen-sonido aporta un conjunto de códigos diferentes pero que a su vez el mensaje sobre Educación Ambiental llegan por ambos canales, teniendo en cuenta que entre programa y programa el televidente cambia de actividad, se para, conversa, realiza otras labores, etc.

2.2. Evolución histórica de la educación ambiental

Desde hace varias décadas el hombre se ha dado cuenta del deterioro que ha sufrido el planeta, con toda la acción que sobre este ha tenido la especie humana en la constante transformación y explotación de la naturaleza en afán de tratar de vivir mejor y desarrollarse económicamente.

La UNESCO realizó estudios sobre el medio ambiente en la escuela en 1948 y en 1968. Por estas últimas fechas se sitúan diversas reuniones sobre el tema y algunas decisiones que demuestran el sentimiento colectivo al respecto. La especie humana de una forma u otra tiene que tener conciencia del deterioro sufrido en cada una de sus geoesferas.

A partir de Estocolmo 1972 se comenzaron a establecer una serie de tratados, convenios y acuerdos para la protección y conservación del medio ambiente y la Educación Ambiental. En lo organizativo, la creación en l973 del PNUMA como instrumento de coordinación entre organismos nacionales e internacionales dará un nuevo impulso a la Educación Ambiental.

Las realizaciones de esta primera etapa del PIEA se examinaron, en 1977, en la muy importante primera Conferencia Intergubernamental de Educación Ambiental de Tbilisi (Georgia, antigua URSS), estableciéndose pautas de actuación y prioridades para el futuro. La declaración y recomendaciones de la Conferencia se convirtieron en referencia indispensable para los organismos y personas interesados por la Educación Ambiental.

Los diez años que transcurren entre Tbilisi y el Congreso de Moscú (1987) son trascendentales para la Educación Ambiental, que de una vaga aspiración pasa a convertirse en un cuerpo teórico sólido y dotado de una estrategia rigurosa y con carácter institucional. En el medio se sitúa un cúmulo de actuaciones e iniciativas entre las que destaca, en 1982 y en el marco del PIEA, la Reunión Internacional de expertos de París. La revisión de todas estas políticas y el diseño de un plan de actuación para la década de l990, fue realizado en el Congreso de Moscú de agosto de 1987 (17/21) con participación de 110 países del mundo. Sus trabajos se organizan en torno a los elementos decisivos de la educación ambiental.

La Conferencia Mundial de las Naciones Unidas de Río de Janeiro (3-14 junio, 1992), conocida como Cumbre de la Tierra o Cumbre de Río, a la que han asistido 178 países durante doce días y que ha reunido a más de cien jefes de Estado o gobierno, es un hecho importante de la serie de reuniones internacionales a la que se viene refiriendo y en la consolidación de la relación desarrollo sostenible-educación ambiental y en la difusión de estas y otras aportaciones de la educación ambiental.

Pocas veces un jefe de estado se ha referido con tanta seguridad, base y conocimiento de causa sobre la protección y cuidado, así como sobre educación ambiental como el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien llevó a la reflexión y al pensamiento a decenas de gobernantes reunidos allí.

Los años posteriores a Río permiten ver de qué manera avanza la necesaria alfabetización medioambiental que en sus declaraciones se reclama. La conferencia ha dado ocasión de insistir y completar los planteamientos de reuniones anteriores que habían dotado ya a la educación ambiental de una serie de objetivos, contenidos y métodos. Lo que sí parece ya claro es que las aportaciones de Río son sustanciales tanto por lo que significan sus aportaciones directas cuanto por lo que conllevan de consolidación y difusión de la idea de desarrollo sostenible ligado a la educación ambiental, idea que no ha dejado de crecer desde entonces.

En Cuba desde el triunfo de la Revolución se ha comenzado a poner de manifiesto un conjunto de hechos y medidas en beneficio del medio ambiente entre las que se encuentran la repoblación forestal, el mejoramiento de suelos, el aprovechamiento racional de las aguas superficiales y subterráneas, etc.

El estado cubano ha rectorado esta actividad primero por la Academia de Ciencias de Cuba y posteriormente por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, que se ocupa tanto del cuidado y protección como de la Educación Ambiental propiamente dicha, para lo que basada en la Constitución de la República y La Ley 33 o Ley del Medio Ambiente, aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular el 11 de julio de1997. Esta ley tuvo sus antecedentes en otra dictada el 10 de enero de 1981 y conocida con el nombre de Ley 33 o Ley de Protección de Medio Ambiente y del Uso Racional de los Recursos, así como en otros decretos dictados anteriormente.

A partir de estos momentos el estado y sus organismos centrales, se ha dado a la tarea de elaborar una serie de documentos que constituyen la legislación ambiental vigente, tales como: el Programa Nacional de Medio Ambiente y Desarrollo, la Estrategia Nacional de Educación Ambiental, así como las estrategias ramales y provinciales, entre otros.

En la Estrategia Nacional de Educación Ambiental quedan bien definidas las líneas a seguir para proyectar y/o ejecutar cualquier trabajo de esta índole por cualquier organismo o institución gubernamental o no gubernamental, así como una serie de términos y conceptos que el autor comparte y los tomó como parte de la teoría de su tesis. En ella se plantea al respecto:

La Educación Ambiental se considera un modelo teórico, metodológico y práctico que trasciende el sistema educativo tradicional y alcanza la concepción de medio ambiente y de desarrollo.

Exige de una concepción integral sobre los procesos ambientales y de desarrollo; se concibe la Educación Ambiental como una educación para el desarrollo sostenible, que se expresa y se planifica a través de la introducción de la dimensión ambiental en los procesos educativos.

Esta dimensión introducida integralmente en todo el sistema educativo debe estar dirigida a la adquisición y generación de conocimientos, al desarrollo de hábitos, habilidades, cambios de comportamientos y formación de valores hacia nuevas formas de relación de los seres humanos con la Naturaleza, de estos entre sí y con el resto de la Sociedad.

Debe ser un proceso continuo y permanente que alcance todos los ámbitos educativos, formales, no formales e informales, dirigida a todas las edades, sectores y grupos sociales.

Debe preparar para la participación y la competencia en la solución de problemas, debe cambiar las visiones de la planificación, enfatizando en el mediano y largo plazo; debe modificar las concepciones de consumo y de bienestar, y potenciar actitudes de austeridad, fortalecer la identidad y las tradiciones culturales, el valor de lo propio, de la independencia y de la soberanía, entre otros muchos conocimientos y valores que es necesario enraizar para transitar hacia el desarrollo sostenible.

La esencia dinámica y el carácter complejo del contenido de la Educación Ambiental requiere de una metodología activa, flexible, y participativa, que estimule la creatividad y el desarrollo de la inteligencia, donde la relación sujeto-objeto sea una interacción de doble sentido, y se potencie la actividad del sujeto.

- Educación formal: se caracteriza por ser planificada, y controlada por planes estables (planes de estudio), generalmente estatales o aprobados estatalmente, o jurídicamente refrendados. Es secuenciada, y permanente. Tiene un público homogéneo y relativamente estable. Se refiere fundamentalmente a los procesos de escolarización de todos los niveles.

- Educación no formal: procesos educativos planificados, que poseen un carácter específico y diferenciado. Pueden ser o no secuenciados y controlados, y generalmente son dirigidos a públicos heterogéneos y no estables. Es el caso de las actividades extradocentes y extraescolares, las que se realizan en los parques, en las instituciones especializadas científicas, y culturales, así como los procesos educativos comunitarios.

- Educación informal: es un proceso educativo espontáneo que resulta de la interacción del individuo con su entorno y que ocurre independientemente de la planificación institucional y familiar. Puede ser incluso cualquier hecho fortuito que ejerza una influencia educativa. Es una tendencia en el contexto latinoamericano, considerar la actividad de los medios de difusión masiva como parte de esta modalidad.

El autor tiene en cuenta este documento íntegramente, asume toda la terminología empleada en la estrategia y el papel que juegan la educación y los medios de comunicación masivos en la misma.

La presente propuesta tiene su radio de acción en el trabajo de la televisión como medio de comunicación masivo, en el marco de la provincia de Camaguey, pero además se plantea puede ser utilizado en la escuela tanto dentro del marco de la enseñanza de la Geografía como para el trabajo con otros materiales en video en el programa audiovisual, por lo que se valora que la vía que fundamentalmente se emplea es la no formal, no obstante puede estar presente en otras vías, en dependencia de cómo se utilice y dónde se utilice. Este trabajo parte desde el punto de vista ambiental además de la Estrategia Nacional de Educación Ambiental, de la Estrategia de Medio Ambiente de la provincia de Camaguey.

3. Propuesta de spots sobre educación ambiental

En este capítulo se expone de forma detallada en qué consiste la propuesta del conjunto de spots sobre algunas de las problemáticas ambientales de la provincia de Camagüey, ellos se han diseñado teniendo en cuenta la Estrategia de Medio Ambiente de la Provincia de Camagüey, así como el resultado de los instrumentos aplicados en el transcurso de la investigación al pueblo en general y a los maestros de diferentes niveles de enseñanza.

Los spots que se han diseñado son un total de seis, ellos tienen en común las siguientes características:

- A pesar de responder a la Estrategia Provincial de Medio Ambiente de Camagüey, no conforman un sistema, por lo que el director de emisión o el editor, en caso de video tape, pueden darle el orden que deseen, repetirlo tantas veces como sea necesario e incluso transmitir uno o varios, en dependencia de su interés.

- Todos los materiales su duración oscila entre 45 y 55 segundos, lo que permite emplearlos, tanto dentro de un material grabado como filmes, documentales, entre otros, así como en la programación de cambios de Televisión Camagüey o los canales nacionales.

- Las temáticas abordadas tratan en lo fundamental sobre ecosistemas en peligro o de gran importancia para el país o la provincia así como temas de biodiversidad, entre ellos especies en peligro de extinción.

- La estructura de los spots desde el punto de vista interno se divide en tres partes: una introducción que es común para todos con un collage de imágenes variadas referentes a la temática de medio ambiente de la provincia de Camagüey, con una banda sonora que funde efectos sonoros de la naturaleza con música incidental; un desarrollo que se destaca por ser diferente en cada material para abundar sobre la problemática que se aborda, donde las imágenes permiten observar al detalle el contenido y la banda sonora los refuerza en cuanto a texto y música incidental y una tercera parte que sirven a modo de conclusiones para reforzar el mensaje ambiental, que es un collage de imágenes y una banda sonora con música incidental y un texto ambientalista, que es común a todos los spots.

- Los spots están diseñados de forma tal, que si el televidente se levanta momentáneamente de frente al televisor, el mensaje puede surtir efecto también al escuchar la banda sonora.

- El empleo de los primeros planos y los movimientos de cámara permite al individuo observar cada problema desde una posición privilegiada.

Así mismo, en la concepción del autor en la presente investigación, la propuesta se circunscribe fundamentalmente al proceso de selección y diseño del conjunto de spots, en la propuesta se llega a considerar algunos elementos del contenido donde puedan ser utilizados los materiales, el momento, la forma y la estrategia metodológica a seguir obra en las manos del maestro.

Los spots para el maestro en la escuela, constituyen un medio más para desarrollar la Educación Ambiental y depende de este y de la forma en que lo haga el éxito, es de destacar que los medios son el soporte material de los métodos, pero que a su vez, la existencia de un medio o el propio diseño de este hace que cambie el método, la estrategia metodológica a seguir y por ende que cada maestro le ponga su sello autoral. Ellos pueden ser utilizados directamente en la docencia, es decir en la clase, dentro de un documental, filme u otro material a proyectar en el aula o aisladamente, también en una actividad extradocente como videodebates, matutinos o vespertinos, reuniones colectivas, entre otros. Este proceso queda en manos de los profesores, de su creatividad, de su preocupación y en especial de su maestría pedagógica.

Todo esto sugiere estar trabajando continuamente por y para el fortalecimiento de la Educación Ambiental en los estudiantes, no solo desde la clase de Geografía, sino desde otras disciplinas como la Biología, la Física, la Química, hasta llegar a todas, ello redundará en el mejoramiento del entorno, de la calidad de vida de la escuela, el barrio, el municipio, la provincia y el país y en particular se revierte en la salud de la población.

3.1. Breve descripción de los spots

- Titulo: El maja de Santa María

Duración: 45 segundos

Objetivo del spots: contribuir a la protección y conservación del medio ambiente de la provincia de Camagüey, al demostrar las falsas supersticiones tejidas en torno a este valioso animal endémico.

- Titulo: Cayería Norte de Camagüey.

Duración: 55 segundos.

Como a montra condenada, a fenestra sinistra

Mas tomada pelo que ela é

De poesia

(...)

Saber calar, saber conduzir a oração

Possa o vídeo ser a cobra de outro éden

Porque a queda é uma conquista

E as miríades de imagens suicídio

Possa o vídeo ser o lago onde narciso

Seja um deus que saberá também

Ressuscitar

(...)

Lua Clara, trilha, sina

Brilha, ensina-me a te ver

Lua, lua, continua em mim

Luar, no ar, na tv

São Francisco

Interpretando essa canção à luz das semelhanças e diferenças entre a música e a poesia, Deheinzelin (1996) diz que a clarividencia é um dom de poetas e cancionistas que usando a voz tornam visível o invisível. Tal como nossa imaginação atua nos filmes, podemos imaginar que nessa espécie de oração em forma de canção, o poeta propoe tomar da televisão em cada claro instante o que ela tem de poesia, invertendo a visão habitual que alguns críticos tem sobre a passividade dos espectadores. Quando pede «que o menino esperto saiba ver tudo», pede o poder de celebrar a visibiliade total, mas como o olho absoluto é improvável, existe um menino de olho esperto, «que entende o sinal certo se perto do encoberto». Ou seja, algo que pode ser revelado pelo entendimento, pois a revelação completa traria a cegueira e não a visão. «Falar certo do perto distante de um ponto aberto» remete para um horizonte a ser descoberto, em que «calar pode ser saber lançar-se no claro instante» intercalando falas e silêncios, plenitudes e vazios, de imagens e sentidos entre pasado e futuro que se lança no instante do agora. «Que a televisão não seja o inferno» da emissão e recepção de imagens da degradação de mundos desencantados e que seu excesso de cores não resulte no branco «quase nada», mas que seja «tomada pelo que ela é de poesia». Nas histórias possiveis que o video-cobra possa contar de outro éden onde a queda pode ser conquista, o desejo é o de que a televisão possibilite outros conhecimentos e lugares de possiveis fulgurações e aberturas com certo grau de independencia das contingências. Enfim, «trilha, sina, brilha, ensina-me a te ver, continua em mim, no ar, na tv», revela o indício da necessidade de um guia legivel necessário para aprender os ensinamentos de quem fez e criou, guia que ilumina, que lança e que permite a necessária abertura de sentidos para essas e outras formas de imagens e imaginações que a televisão nos possibilita.

Assim, diante destas aproximações e distanciamentos entre televisão e cinema e suasdiferentes possibiliades de olhar, parece que caminhei em circulo e não em espiral, como pretendia, pois cheguei de onde parti: se filme é arte e mercadoria, por uma questão conceitual permanece sendo em qualquer meio, mas se filme é o todo da experiencia, mudando o contexto, muda a forma de com ele se relacionar, sendo, contraditoriamente, as duas coisas. Ou seja, sinto-me enriquecida, mas não suficientemente esclarecida no que ainda necessito ver. Os olhares dos teóricos me deram as tintas e os pincéis, mas a pintura ainda precisa ser feita. Os olhares das crianças me trouxeram a voz e a musicalidade que no teclado do computador tornaram-se histórias, criaram imagens e alçaram vôos próprios com palavras quefogem do controle do olhar de pesquisadora. Os olhares interpretativos da poesia me fizeram imaginar que «ver tudo enquadrado televisivo» pode ser apenas um jeito de ver e que «fazer cinema e mostrar o nunca visto, o bem e o mal, o feio e o bonito» pode ser outro. Mas que o desejo de que a televisão seja «tomada pelo que ela é de poesia» pode ser o alentoda arte que pode inspirar as mais diversas mediações educativas. Enfim, frente a questão inicialmente colocada, sinto-me ainda diante de um fluxo com uma pauta difusa e intermitente a espera da edição e montagem de um roteiro sem final definido e ainda por fazer. E que talvez por isso, o coloco em discussão. A pesquisa «Cinema e educação: a formação estético-cultural das crianças» que desenvolvo orientada pela Profª Gilka Girardello, faz parte do Curso de Doutorado em Educação na Universidade Federal de Santa Catarina (Brasil), com Estágio no Exterior financiado pela CAPES, na Università Cattolicadel Sacro Cuore di Milano (Itália), sob co-orientação do Prof. Pier Cesare Rivoltella, a quem agradeço por tal possibilidade.

Comparato(1983) analisa o tempo de atenção diante de um livro, filme ou programa de televisão. No cinema seriam os primeiros vinte minutos; na televisão o tempo de atenção cai para apenas três minutos e num comercial, esse tempo seria de apenas sete segundos.

Notas

1 A pesquisa «Cinema e educação: a formação estético-cultural das crianças» que desenvolvo orientada pela Profª Gilka Girardello, faz parte do Curso de Doutorado em Educação na Universidade Federal de Santa Catarina (Brasil), com Estágio no Exterior financiado pela CAPES, na Università Cattolica del Sacro Cuore di Milano (Itália), sob co-orientação do Prof. Pier Cesare Rivoltella, a quem agradeço por tal possibilidade.

2 Comparato(1983) analisa o tempo de atenção diante de um livro, filme ou programa de televisão. No cinema seriam os primeiros vinte minutos; na televisão o tempo de atenção cai para apenas três minutos e num comercial, esse tempo seria de apenas sete segundos.

Referencias

AIDEKA (2002): Tratamiento informativo de TVE sobre la huelga general del 20J. Madrid, AIDEKA.

APARICI, R. (2003): Comunicación educativa en la sociedad de la información. Madrid, UNED.

BENNETT, W.L. (2000): «La globalización, la desregulación de los mercados de los medios de comunicación y el futuro de la información pública» en Vidal Beneyto, J., La ventana global: 249-267. Madrid, Santillana Ediciones Generales.BOURDIEU, P. (1997): Sobre la televisión. Barcelona, Anagrama.

CARRERAS DE, F. (2000): «Libertad y medios de comunicación» en EL PAÍS.es, 23 de marzo.

CEBRIÁN, M. (2004): La información en televisión. Obsesión mercantil y política. Barcelona, Gedisa.

CHARAUDEAU, P (2003): El discurso de la información: La construcción del espejo social. Barcelona, Gedisa.

CHOMSKY, N. y RAMONET, I. (1995): Cómo nos venden la moto. Barcelona, Icaria.

CONILL, J. (2004): «Economía ética de los medios de comunicación», en Conill, J. y Gozálvez, V.: Ética de los medios: Una apuesta por la ciudadanía audiovisual, 137-159. Barcelona, Gedisa.

CONTRERAS, J.M. (1990): Vida política y televisión. Madrid, Espasa-Calpe.

DÍEZ, A. (2004): «La dimisión de Urdaci», en Pueblos, nº 11 pp. 24-26.

FERRÉS, J (2000): Educar en una cultura del espectáculo. Barcelona, Paidós.

GLASSER, T.L. (2000): «La autorregulación del periodismo: el papel de las asociaciones de profesionales en una sociedad de la información» en Vidal Beneyto, J., La ventana global, 281-299. Madrid, Santillana Ediciones Generales.

GOMIS, L. (2001): Teoría del periodismo. Cómo se forma el presente. Barcelona, Paidós.

GUBERN, R. (2000): El eros electrónico. Madrid, Taurus Ediciones.

IMBERT, G. (2003): El zoo visual. De la televisión espectacular a la televisión especular. Barcelona, Gedisa.

KAPUSCINSKI, R. (2002): Los cínicos no sirven para este oficio. Sobre el buen periodismo. Barcelona, Anagrama.

LOZANO, C. (2003): «Comunicación social y catástrofe del Prestige. Reflexiones en torno a la imagen de un petrolero partido en dos». Comunicación en el V Congreso Nacional de Periodismo Ambiental, Madrid.

MCCHESNEY, R. (2000): «Economía política de los medios y la industrias» en Vidal Beneyto, J.: La ventana global, 233-248. Madrid, Santillana.

MENOR, J. (2000): «La producción de la realidad», en VIDAL, J., La ventana global, 303-326. Madrid, Santillana.

MERCADÉ, M. (2000): Comunicación persuasiva para la sociedad de la información. Madrid, Universitas.

MUCCHIELLI, A. (2002): El arte de influir. Madrid, Cátedra.

MUÑOZ, B. (2003): «¿Realidad o ficción? El impacto comunicativo del 11 de septiembre» en Voces y cultura. Revista de comunicación, nº 19 - I Semestre; 105-143.

OBA nº 2CH, X. (1996): «Los informativos de televisión y su aplicación en el aula», en Educación y medios; 37-51.

PÉREZ, G. (2003): Curso básico de periodismo audiovisual. Pamplona, Eunsa.

RAMÍREZ, T. (1995): «Las rutinas periodísticas al servicio del poder», en Telos , nº 40; 40-47.

RAMONET, I. (1998): La tiranía de la comunicación. Madrid, Debate.

REIG, R. (2004): Dioses y diablos mediáticos. Barcelona, Urano.

ROIZ, M. (1996): Técnicas modernas de persuasión. Madrid, Pirámide.

ROMERO, J. (2004): «La estrategia de la desinformación» en EL PAÍS.es, Madrid, 29 de noviembre.

TUCHO, F. (2003): « La manipulación de la información en los conflictos armados: Tácticas y estrategias». On-line: www.uned.es/ntedu.

VV.AA. (2005): Informe para la reforma de los medios de comunicación de titularidad del estado. Consejo para la reforma de los medios de comunicación de titularidad del estado, Madrid.