Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 25: Televisión de calidad (Vol. 13 - 2005)

Influencia de la televisión en la educación familiar

Influences of television on the family education

https://doi.org/10.3916/C25-2005-183

Antonio-Salvador Jiménez-Hernández

Luisa Torres-Barzabal

Abstract

La presente comunicación se centra en las opiniones que sobre la influencia televisiva en la educación familiar, tienen los alumnos de segundo curso de la titulación de Educación Social de la Universidad de Huelva. También se aborda en una segunda parte del trabajo, las opiniones de los miembros familiares del alumnado objeto de esta investigación, poniendo mayor énfasis en aquellas personas que por su avanzada edad, llegaron a no conocer la existencia de la televisión o su uso restringido a sectores privilegiados de la población. Esta segunda parte del estudio, está orientada a la realización de un análisis comparativo entre las opiniones resultantes de ambas generaciones: el alumnado de Educación Social y sus familiares. Como instrumento de recogida de información, se ha utilizado un cuestionario de preguntas abiertas que los destinatarios del estudio han respondido. Dichas preguntas han sido las mismas que con posterioridad han realizado a sus familiares. Los aspectos tenidos en cuenta en el cuestionario de preguntas abiertas y sobre los que interesa obtener información versan principalmente sobre: aquello que enseña la televisión, la contribución al proceso educativo de los miembros familiares, la incidencia en el tiempo de estudio y la influencia sobre la comunicación familiar. Los datos analizados resultan ser significativos en cuanto a las coincidencias producidas por la mayor parte de los destinatarios del estudio. No obstante, existen algunas diferencias claramente acentuadas en cuanto a las finalidades de la televisión, pues un sector se pronuncia a favor de su carácter educativo y otro se muestra contrario al mismo. En cuanto a los datos analizados en la segunda parte de la investigación, es decir, aquellos derivados de los familiares mayores del alumnado de Educación Social, podemos encontrar también algunas diferencias, al comparar las opiniones de ambas generaciones. Pero en contra de lo que inicialmente se llegara a aventurar, las diferencias no son tan significativas. En este estudio, se obvia cualquier interpretación de los investigadores sobre las causas que han podido conducir a una cierta similitud en las opiniones de ambas generaciones. Se ofrecen únicamente los datos y se deja abierto el terreno de la especulación.

This communication is centered on the opinions that the students of the second year of the degree of Educación Social of the University of Huelva have of the influence of television on the family education. In the second part of the piece of work, we deal with the opinions of the relatives of the students that are the object of the research. Some of them are their elders, people that lived when television didn’t exist or its use was a privilege for some sectors of society. This part of the research is directed towards the comparative analysis between the opinions of both the students of Educación Social and their relatives.

Keywords

Enseñanza, educación, televisión, programas culturales, telebasura.

Teaching, education, television, cultural programs, tele-rubbish.

Archivo PDF español

«La televisión ha hecho maravillas por mi cultura.

en cuanto alguien enciende la televisión,

voy a la biblioteca y me leo un buen libro»

(Groucho Marx)

1. La televisión como medio informativo de utilidad

Hablar de televisión en nuestros días, es hacer manifiesta referencia a los acontecimientos sociales más candentes del planeta. Constantemente se mantiene informado al teleespectador de los sucesos que asolan la superficie terrestre: guerras, atentados, elecciones políticas, actividades deportivas y un sin fin de noticias que se ofrecen a diario a través de los informativos. Desde una óptica utilitaria de este medio de comunicación, se podría considerar la televisión como uno de los grandes inventos tecnológicos del siglo veinte. Pero lamentablemente ante las ventajas consideradas, se sitúan una serie de factores que contrarrestan la balanza de lo positivo, creando un dilema entre los efectos beneficiosos y perjudiciales del uso de este medio de comunicación.

En dicho sentido, manifiesta Sevillano (2003): «la información televisiva se ha constituido en uno de los focos de máximo interés de investigación para los diversos ámbitos de la vida. Importa conocer el mensaje que se difunde en todas sus dimensiones cuantitativas, cualitativas, asociativas y de tratamientos mediante una semiótica que sitúe los contenidos en los marcos o conceptos particulares y generales en los que se presentan. Es imprescindible una profundización en los condicionantes, posibilidades y límites que impone el medio y las transformaciones que por sí mismo introduce en la sociedad. El medio También aporta su mensaje».

La televisión en los hogares juega un papel determinante en el proceso educativo de las personas que los habitan. La familia consume programas televisivos sin analizar la aportación de los contenidos que en ellos se emiten. No existe una formación previa en este sentido, digiriéndose por tanto, todo cuanto ofrece la pantalla televisiva. Existen algunas experiencias en las que se ofertan programas formativos dirigidos principalmente a las familias. Las escuelas de padres de algunos centros educativos ponen en marcha actividades de esta índole, presentando a las familias consejos para hacer un uso adecuado de la televisión. Jiménez, (2001), presenta en un diseño de programa de escuelas de padres, una serie de estrategias a tener en cuenta por los mismos para conseguir una buena educación en el uso de la televisión. Entre otras señalan:

- No utilizar la televisión como un medio alternativo cuando el niño desee salir para jugar con sus amigos.

- Opinar en familia sobre los distintos programas y series.

- Motivar a los niños para que vean programas de interés cultural.

El presente trabajo opta por conocer las opiniones que sobre la influencia de la televisión en la educación familiar, presentan dos sectores de la población: por un lado los jóvenes universitarios y por otro, personas de avanzada edad. Para ello se ha pasado un cuestionario de preguntas abiertas a los alumnos de segundo curso de la titulación de Educación Social de la Universidad de Huelva, que a su vez, han actuado de mediadores en la cumplimentación del mismo cuestionario por parte de familiares o conocidos suyos.

Han participado en esta investigación un total de 76 alumnos y 70 personas mayores, entre conocidos y familiares.

Las preguntas realizadas en el cuestionario pasado a ambas poblaciones de la investigación, son las siguientes:

¿Educa la televisión? ¿Cómo?

¿Enseña la televisión? ¿Cómo?

¿Existen programas culturales en la televisión? ¿Qué opinión te merecen? Nombra algunos que conozcas.

¿Impide la televisión la comunicación entre los miembros de la familia?

¿Reduce la televisión el tiempo de estudio?

¿Crean adicción determinados programas televisivos? ¿Por qué? Nombra algunos que conozcas.

¿Qué es la telebasura?

¿Constituye la televisión un medio de conocimiento?

¿Qué televisión quiere la familia?

2. Opiniones del alumnado

En este apartado se consideran aquellas opiniones más significativas emitidas por el alumnado y que expresan en mayor medida el sentir general de los encuestados.

2.1. ¿Educa la televisión? ¿Cómo?

- Los que opinan que la televisión educa:

La televisión es un gran agente socializador y una importante arma para la educación y el aprendizaje que hay que saber como utilizar, aprovechando lo que ofrece y sabiendo seleccionar y discriminar correctamente. Existen programas que educan, pues transmiten información, cultura, actitudes y valores.

Los padres juegan un papel fundamental, pues si no prestan atención a lo que ven los niños, se puede educar en valores que no son adecuados.

La televisión educa, pero no sabemos con que fin, pudiendo educar en valores negativos.

La televisión en determinados momentos te hace reflexionar e interiorizar, por tanto te está educando. Existen distintas ideologías según los diferentes canales de televisión, educándonos según los que más frecuentemos.

La televisión es un medio formativo que nos enseña cosas que quizás en nuestra experiencia no habíamos tenido la ocasión de conocer y gracias a la pantalla, podemos observar, juzgar y criticar. Pero a la vez, educa y enseña a su antojo, mostrando y escondiendo aquellas cuestiones que más le interesan.

- Comentarios literales:

«Hoy día la televisión es la que educa y la familia pasa a ser un apoyo de dicho medio de comunicación, al contrario que en el pasado».

«La televisión educa, instruye en múltiples cuestiones a los que se relajan frente a ella, enseña cosas más atractivas que las que nos dicen los padres y nosotros elegimos el lado de la contradicción al que queremos acercarnos».

- Los que opinan que la televisión no educa:

Cada vez educa menos. Antes se emitían programas expresamente para educar a los niños. Por ejemplo: «Barrio Sésamo».

No educa en valores positivos, sino que transmite aquellos predominantes en una sociedad capitalista, basada en el consumismo, la competencia, el individualismo, el materialismo y el egoísmo. Por lo tanto no educa, sino manipula. A través de la publicidad se impone en la sociedad determinados valores que pueden ser negativos, como la competitividad, o ideales como la belleza o el bienestar físico.

- Comentarios literales:

«La televisión es antieducativa, lejos de transmitir valores. Nos impugna una sociedad y un modelo de familia irreal; nos presenta un prototipo de familia feliz, donde el padre se va a trabajar vestido de forma elegante con su traje de chaqueta, mientras que la madre prepara el desayuno a sus hijos, que después de llevarlos al colegio en su flamante coche, se dispone a organizar la empresa en la que ejerce un alto cargo ejecutivo, nada más lejos de la realidad».

«La educación entraña una vida de observación, imitación, aprendizaje en general, que no se estudia de memoria, pero si con la repetición de conductas adecuadas, largas charlas enriquecedoras y biridireccionales; lo cual una televisión jamás podrá realizar».

2.2. ¿Enseña la televisión? ¿Cómo?

- Los que opinan que enseña de forma positiva:

Es un buen medio para el aprendizaje siempre que se sepa sacar provecho, pues según a quien vaya dirigido habrá que seleccionar un programa u otro.

Hay cosas que no se aprenden en la escuela y se aprenden en la televisión, dependiendo del canal elegido.

La televisión enseña nuevos modelos: ideologías, pautas de consumo, formas de vestir, modos de comportamientos. Mediante el sonido y la imagen la televisión enseña muchas cosas de la vida.

Transmite información y entretenimiento, por lo que se adquiere conocimiento, rasgos culturales y políticos, sentido crítico, etc. A través de los programas de preguntas y respuestas, se aumenta la cultura. Existen algunos programas infantiles que enseñan a los niños determinadas pautas de conductas.

Enseña otros tipos de destrezas, como hacer manualidades, aprender a cocinar y saber inglés.

- Los que opinan que enseña de forma negativa:

Cada vez enseña más valores erróneos. La televisión es violencia, agresividad, descaro, poca vergüenza, etc.

La televisión no enseña, sólo muestra.

- Comentario literal:

«Lo único que enseña la televisión a los niños es dar ejemplo de cómo no se debe ser».

2.3. ¿Existen programas culturales en la televisión? ¿Qué opinión te merecen? Nombra algunos que conozcas

Estos programas desarrollan una labor importante en la identidad cultural de una comunidad autónoma. Sirven para conocer mejor el mundo que nos rodea.

Los programas culturales son los menos vistos por los teleespectadores. Se emiten en horas de baja audiencia. La mayoría se hacen pesados y poco amenos. Las cadenas televisivas lo utilizan para rellenar los espacios en la programación mientras llegan los platos fuertes como los cotilleos y demás.

Deberían existir más documentales pensados para el público infantil. Las horas de emisión no coinciden con las que un público infantil pueda disfrutar de ellos.

Difícilmente los programas culturales se emiten dos temporadas seguidas.

Hay una serie de programas que el público duele confundir con programas culturales y que en realidad sirven de puente entre la cultura y el espectáculo, como son: «Los ratones coloraos», «Las cerezas», «Pasapalabras», etc.

- Programas culturales según los encuestados:

«Versión española», «Andalucía de cine», «Historia de España», «Mil y una noches», «Tesis», «Las cerezas», «Saber y vivir», «Salud al día», «Documentos Tv», «En portada», «Informe semanal», «La noche temática», «Viaje.com», «Telediario», «Pasapalabras», «El Discoveri Chanel», «Memorias de España», «59 segundos», «Los Lunnis», «Al filo de lo imposible», «Redes», «Saber y ganar», «Grandes documentales», «El club de las ideas», «Ratones coloraos», «Mira la vida», «La mirada crítica», «Versión española», «Sierra y Mar», «El Conciertazo», «Solidarios», «Dos rombos», «Estudio cero», «Matrícula», «Generación XXI», «La aventura del saber», «La noche temática», «That’s English», «Al sur», «Los reporteros», «El público», «Los desayunos de TVE», «Ruedo Ibérico», «Miradas», «Mejor lo hablamos», «Ciudades para el siglo XXI», «España es», «Andalucía turismo», «Flamencos», «Metrópolis», «De punta a cabo» y «Andalucía directo».

2.4. ¿Impide la televisión la comunicación entre los miembros de la familia?

En esta pregunta la respuesta afirmativa es casi unánime entre todos los encuestados, con algunas excepciones que consideran que no impide la comunicación.

- Los que opinan que impide la comunicación:

Cuando se hace un mal uso o se abusa de ella, la televisión quita a la familia tiempo para leer, formarse, hablar e intercambiar conocimientos y experiencias. Impide que haya más diálogo, desviando la atención hacia el medio.

En muchas ocasiones se desaprovecha el tiempo que se tiene para comunicarse debido a la televisión. Sobre todo a las horas de las comidas y sobremesas. Debido a esto, los padres no saben como les van a sus hijos en el colegio y demás. Entonces los hijos buscan respuestas en sus amigos y compañeros y a sus padres, apenas le cuentan cosas. Por la tanto, personas que no se han visto durante el día, prefieren observar la televisión antes de contar como les ha ido la jornada.

También afecta a las relaciones interpersonales con el grupo de iguales, pues los niños prefieren quedarse en casa para ver su programa favorito antes que salir a la calle y jugar con los amigos.

Se cumple una gran paradoja, pues la televisión que se considera un medio de comunicación, en estos casos tiende a conseguir todo lo incomunicando cada día más a las familias.

- Comentario literal:

«Recuerdo que en mi casa mi padre no permitía que encendiéramos el televisor a la hora de sentarnos en la mesa para comer, momento dedicado a hablar entre nosotros. Desde hace un año el televisor nos acompaña mientras comemos. Cada vez nos comunicamos menos».

- Los que opinan que no impide la comunicación:

En ocasiones la televisión también fomenta la comunicación cuando se comenta en la familia algo que ha salido en imagen.

Se puede tener un buen funcionamiento familiar con la presencia del televisor siempre que exista una correcta organización de la familia.

No sólo podemos culpar a la televisión, porque la falta de comunicación es un problema que surge a raíz de cambios continuos en nuestra sociedad.

2.5. ¿Reduce la televisión el tiempo de estudio?

Al igual que en el anterior subapartado, las respuestas afirmativas a esta pregunta son casi unánimes.

- Los que opinan que reduce el tiempo de estudio:

La televisión reduce notablemente el tiempo de estudio, aunque también influyen capacidades personales como la responsabilidad y la fuerza de voluntad. Los niños se sumergen en ella durante muchas horas cuando llegan del colegio, ya que es entretenida y de fácil acceso.

Los adultos tienen que tener un control sobre el horario de los menores, dejándoles tiempo no sólo para ver la televisión, sino para jugar y hacer las tareas escolares.

Por otra parte, las nuevas tecnologías están creando más obesidad infantil, pues es mucho el tiempo que el niño permanece inactivo sentado frente al televisor o al ordenador.

- Comentario literal:

«Existen estudios recientes que dicen que ver excesivamente la televisión afecta al aprendizaje y al comportamiento en la escuela».

- Los que opinan que no reduce el tiempo de estudio:

La televisión quita tiempo de estudio a aquellas personas que no quieren estudiar, quienes quieren no necesitan excusas.

Siempre ha habido cosas que distraen a los niños en su tiempo de estudio. En este punto cobra especial importancia la constancia de los padres en la revisión de las tareas de sus hijos, fomentando a la vez la comunicación entre ambos.

- Comentarios literales:

«Tengo tres hijas con televisiones en sus habitaciones y nunca les he tenido que decir que las apaguen para estudiar».

«En las familias debería existir un tiempo fijado para ver la televisión y así evitar que los niños se hicieran teleadictos en un futuro».

2.6. ¿Crean adicción determinados programas televisivos? ¿Por qué? Nombra algunos que conozcas

En esta pregunta la respuesta afirmativa es unánime.

Estos programas se emiten expresamente para que alcancen un seguimiento masivo en la audiencia. Están prediseñados desde un plano psicológico para alcanzar un fin adictivo. Utilizan fórmulas para seguir enganchados, pues terminan los episodios en el momento más interesante, emiten avances el capítulo en la publicidad, etc.

Estos programas reflejan elementos cotidianos de nuestra sociedad.

- Programas que crean adicción según los encuestados:

«Telenovelas», «Teleseries», «Aquí no hay quien viva», «Un paso adelante», «Salsa Rosa», «Aquí hay tomate», «Gran Hermano VIP», «Crónicas Marcianas», «La isla de los famosos», «A tu lado», «El diario de Patricia» y «Números locos».

- Comentarios literales:

«Mucha gente llega del trabajo y se engancha al televisor en vez de descansar».

«Algunos programas crean violencia. Hay estudios que correlacionan fuertemente las horas de televisión con las actitudes agresivas de los niños».

«Crean el morbo en los adultos».

«La publicidad nos induce diariamente al consumo. El niño es una esponja que absorbe todo lo que en la pantalla, sea bueno o malo».

2.7. ¿Qué es la telebasura?

La telebasura está constituida por aquellos programas que no ofrecen nada interesante, sino valores e ideas negativas. Te enseña a olvidarte de los verdaderos valores democráticos, resaltando así la competencia social, la hipocresía, la ironía, el cotilleo, etc.

La telebasura resalta el morbo, el sensacionalismo, mediante peleas, insultos, sacando los trapos sucios, con el fin único de actuar como palanca de atracción de la audiencia.

Son programas que buscan beneficios sin tener en cuenta ni los sentimientos ajenos ni la validez de la información que llega al receptor.

- Comentario literal:

«Es un concepto bastante relativo, porque cada uno puede entender como tal los programas que no sean de su agrado».

2.8. ¿Constituye la televisión un medio de conocimiento?

A esta pregunta las respuestas afirmativas son casi unánimes.

- Los que opinan que constituye un medio de conocimiento:

Nos informamos al instante de sucesos que ocurren en el planeta.

Por ser accesible a toda la población, ejerce una influencia clave en la educación, en los valores y en la cultura. Gracias a la televisión conocemos temas importantes como las drogas, el sida, los maltratos; antes desconocidos.

Pero si no se hace un buen uso de ella, puede resultar perjudicial para la persona.

- Los que opinan que no constituye un medio de conocimiento:

Únicamente los informativos constituyen a la televisión como medio de conocimiento, porque los demás contenidos televisivos sólo sirven para entretener a los teleespectadores.

2.9. ¿Qué televisión quiere la familia?

La familia desea una televisión para todos, que dependa de los valores inculcados en cada familia.

Educativa, no discriminatoria ni sexista, divertida y sin telebasura. Que se base en el entretenimiento sano y que facilite la comunicación con programas que puedan ser comentados por todos, fomentando la participación familiar. Además que no les haga pensar en la vida cotidiana, rutinaria con sus problemas y necesidades.

Una televisión democrática, tolerante e informativa. Que ayude a abrir nuestras mentes a la diversidad cultural que puebla la tierra.

- Comentarios literales:

«Una televisión que ofrezca más diálogo entre sus miembros y que emita programas para educar tanto a niños como a mayores. Esto no quiere decir que muchas madres consideren la televisión como un canguro de sus hijos mientras ellas desempeñan las tareas de casas».

«La familia se ha acomodado demandando el entretenimiento fácil y el descenso de programas donde se muestra la realidad que supone un compromiso social y no un puro espectáculo».

3. Opiniones de los familiares

En este apartado del trabajo se consideran las opiniones aportadas por los familiares de los alumnos que opinaron en el apartado anterior. Las respuestas emitidas, la mayoría por personas de avanzada edad, son más escuetas que las ofrecidas por el alumnado, de ahí que la extensión de los siguientes subpartados sea también más reducida.

3.1. ¿Educa la televisión? ¿Cómo?

- Los que opinan que educa:

Es el medio más utilizado por tiempo y por número de personas, por tanto tiene un efecto muy importante en la educación de la población.

- Los que opinan que no educa:

La televisión no es un medio que eduque hoy en día, sino un medio que entretiene y ayuda a pasar el tiempo. Antiguamente la televisión si educaba, aunque sólo existía un canal.

Lo que verdaderamente educa es un libro.

- Comentarios literales:

«Pienso que la televisión lleva a cabo el trabajo del educador familiar, aunque con los papeles invertidos. Es decir, que la labor que hacen los padres con los hijos no sirve para nada cuando el niño ve demasiado la televisión. Los más pequeños de la casa creen más a un presentador que a un familiar».

«Si dejan ver Shin Chan los niños adquirirán sus modales».

«Creo que las nuevas tecnologías han creado una nueva sociedad en la que se fomenta aún más el separatismo entre las personas y aún más dentro de la propia familia».

3.2. ¿Enseña la televisión? ¿Cómo?

- Los que opinan que enseña:

Puede ser utilizada como una escuela virtual.

En ocasiones se enseñan cosas útiles a través de los programas de salud, que favorece la misma en los televidentes aconsejándoles sobre las pautas alimenticias que deben seguir. También se enseña a cocinar.

La televisión enseña porque muestra las cosas con imágenes y eso marca y nunca se olvida.

- Comentario literal:

«Si no fuera por la televisión la mitad de los españoles no se enterarían de nada de lo que sucede en el mundo, porque ya ni se lee ni se escucha a penas la radio. Antes se leía la prensa y se escuchaba la radio para estar informado de las noticias»

- Los que opinan que no enseña:

La televisión si enseña, pero no precisamente valores. El que tiene más poder y grita más alto es el más admirado en esta sociedad. Esto es lo que trasparentan los programas de televisión.

- Comentario literal:

«La televisión no enseña nada bueno. Antes aprendíamos más de nuestros padres con las historias que nos contaban que con lo que hoy en día vemos en la televisión. Mi padres nos cantaban a mis hermanos y a mi, cosas que les habían sucedido en la guerra y era mucho más interesante que lo que vemos en la televisión actualmente».

3.3. ¿Existen programas culturales en la televisión? ¿Qué opinión te merecen? Nombra algunos que conozcas

Muy pocos. Algunos son muy aburridos e interesan poco al público. Todos se basan al fin y al cabo en ganar dinero y en la competitividad.

- Programas culturales según los encuestados:

«Caza y Pesca», «Salud al día», «Parlamento», «La botica de la abuela», «Cine de barrio», «Un país en la mochila» y «Cifras y letras».

- Comentario literal:

«Muy pocos. Las misas del Papa y los toros».

3.4. ¿Impide la televisión la comunicación entre los miembros de la familia?

Aquí las respuestas afirmativas de los encuestados son unánimes.

Anula completamente la comunicación. Cuando se ve la televisión, todo lo demás carece de valor.

Antiguamente cuando no existía televisión, los miembros de la familia hablaban más entre ellos y no era necesaria para entretenerse. Después incluso de haber dialogado sobre todo lo sucedido en el día y de estar muy agotados tras el duro trabajo, los padres contaban cuentos a sus hijos antes de ir a dormir.

- Comentarios literales:

«Mis hijos antes que hablar con nosotros de sus problemas o cualquier otro tema, prefieren sentarse delante del televisor. Creo que no he tenido con ellos una conversación desde hace muchos años».

«Antes cuando no teníamos televisor, todos los miembros de la familia hablábamos durante horas sobre algún tema que se escuchaba en la radio, único medio accesible para muchos de nosotros los mayores».

«La televisión es la que manda en casa: cuando ella habla, todos callan».

3.5. ¿Reduce la televisión el tiempo de estudio?

- Los que opinan que reduce el tiempo de estudio:

La televisión reduce el tiempo de muchas cosas, pero sobre todo de aprender de los demás.

Antes gustaba hacer las tareas del colegio porque así se prendían cosas de la vida, pero hoy la televisión las ofrece de manera más cómoda.

A veces cuando se están haciendo los deberes se tiene puesta la televisión de fondo y distrae mucho a los niños.

- Comentario literal:

«Muchísimo, porque es una caja tonta».

- Los que opinan que no reduce el tiempo de estudio:

Cualquier actividad reduce el tiempo de estudio. La única actividad que no reduce el tiempo de estudio es el propio estudio. Cada persona debe saber dosificarse en este sentido. Los padres son los responsables de que sus hijos racionalicen este medio.

3.6. ¿Crean adicción determinados programas televisivos? ¿Por qué? Nombra algunos que conozcas

Por supuesto que crean adicción determinados programas televisivos.

El fútbol. Sobre todo en los chicos.

3.7. ¿Qué es la telebasura?

Telebasura es aquello que atenta contra la dignidad de las personas, porque vulnera las leyes sobre todo, pero también, los valores, la legitimidad y los derechos de las personas, porque se pone al servicio de razones espurias.

Se da en aquellos programas donde se producen insultos y no se respeta a nadie.

Son aquellos programas donde se producen insultos y no se respeta a los demás.

- Cometario literal:

«El problema de la telebasura viene determinado en un principio por la conceptualización del constructo, pues lo que puede ser telebasura para unos, puede no serlo para otros. ¿Es telebasura un programa el corazón? ¿No es telebasura la retransmisión en directo de la guerra de Irak?»

3.8. ¿Constituye la televisión un medio de conocimiento?

- Los que opinan que constituye un medio de conocimiento:

Si constituye un medio de conocimiento. Todo lo que emite estímulo, produce respuesta.

La televisión constituye para las personas impedidas que no pueden salir a la calle, un nexo de unión con el mundo exterior, conociendo lo que acontece a través de las noticias.

- Comentario literal:

«Gracias a la televisión los niños aprenden muchas cosas y se entretienen con los dibujos animados. Además la televisión ayuda a mucha gente que se siente sola y buscan compañía. Por ejemplo, mi programa favorito es el de Juan y Medio porque la gente se divierte y encuentra pareja. Aunque también hay muchos programas q no enseñan nada útil, como las novelas o los programas de los famosos donde sólo se cotillea o se critica tonterías. En general, creo q la televisión es un buen invento porque antiguamente no se sabían tantas cosas como ahora».

- Los que opinan que no constituye un medio de conocimiento:

Un medio de conocimiento son los libros, aunque leemos poco.

3.9. ¿Qué televisión quiere la familia?

Cada familia querrá una televisión muy particular. En general la familia quiere una televisión gratuita, optativa y que pueda ser dirigida por los padres, que son los responsables de la educación en la familia.

Una televisión educativa, plural, donde se persigan la igualdad de oportunidades sin distinciones de razas o capacidades físicas de las personas.

Una televisión que transmita a los niños valores, provechosa para la formación, enriqueciendo la cultura.

Una televisión entretenida, que libre de las preocupaciones y que al mismo tiempo enseña a ser realista.

Una televisión que pueda verse sin ser necesario cambiar de canal por miedo a que los más pequeños vean cosas desfavorables para ellos.

- Comentarios literales:

«Que sea para todos y que sea bonita. Que muestre virtudes que hay que tener y que sea educativa para los niños. A la vez que sea entretenida porque a las personas mayores nos gusta eso y también que nos informe».

«La que sea, porque hoy día una familia no podría vivir sin ella. Una familia sin televisión, sería como un jardín sin flores».

4. Conclusiones

Una vez expuestas las opiniones más comunes, que sobre la influencia de la televisión en la educación familiar presentan los encuestados, se procede a realizar algunos comentarios a modo de comparación entre ambas poblaciones encuestadas: los alumnos de la titulación de Educación Social y sus familiares mayores.

Este análisis comparativo no persigue una interpretación subjetiva de las opiniones emitidas por los sujetos encuestados. Simplemente pretende destacar aquellas preguntas donde se observe una diferencia significativa en las respuestas de ambas poblaciones.

En cuanto a la pregunta que cuestiona el carácter educativo de la televisión, las opiniones de los alumnos están equiparadas entre los que piensan que si educa la televisión y los que creen lo contrario. Sin embargo, las opiniones de los familiares se posicionan más hacia la negación del carácter educativo de la televisión.

Las respuestas emitidas por ambas poblaciones objeto de estudio, ante la pregunta que cuestiona el carácter de enseñanza de la televisión, tanto las posicionadas a favor, como las posicionadas en contra, suelen guardar bastante parecido. Un dato coincidente es la alusión que ambas poblaciones realizan comparando la enseñanza con la educación. Pues se posicionan ambas más a favor del carácter enseñante que del educativo.

Cuando se pregunta por la programación cultural, los familiares manifiestan mayor descontento que los alumnos, considerando que dicha programación es insuficiente. Un dato significativo es que los programas considerados culturales por los familiares encuestados, presenta una mayor carga axiológica en cuanto a las costumbres y tradiciones que están en desuso en la sociedad.

La pregunta que alude al impedimento de la comunicación familiar producido por la televisión, muestra una correspondencia máxima entre las opiniones de ambas poblaciones. Expresándose en ambas una respuesta afirmativa unánime. Un dato a destacar en el 70% de los encuestados, es que en sus comentarios hacen mención a la importancia que conlleva el momento de la comida como favorecedor de comunicación entre los miembros familiares y sin embargo no es aprovechado.

En las respuestas ofrecidas ante la pregunta que cuestiona si reduce el tiempo de estudio la televisión, se observa como los alumnos en sus comentarios se posicionan más a favor de la respuesta afirmativa, como queriendo utilizarla de justificante ante la pérdida de tiempo para el estudio. Sin embargo, los familiares mayores mantienen una opinión intermedia, aludiendo quizás más a la responsabilidad de la persona que debe saber cuando debe y cundo no ver televisión.

Sobre la adicción creada por los programas televisivos, ambas partes del estudio coincide en la opinión afirmativa de la respuesta.

Las opiniones ante lo que se considera telebasura tampoco resultan diferir de manera significativa.

En la pregunta que se cuestiona la televisión como medio de conocimiento, se ofrece un dato bastante significativo en cuanto al nivel de correspondencia entre ambas poblaciones del estudio. Dicho dato constituye en ambas partes encuestadas, una referencia hacia la televisión como un medio que ofrece un acercamiento de lo que acontece en la calle a aquellas personas que están impedidas físicamente y no pueden tener mucho contacto con el mundo exterior.

Por último, al preguntar sobre la televisión que quiere la familia, ambas partes del estudio ofrecen argumentos muy variopintos, pero con un nexo de unión en común que fomenta un mismo ideal de televisión para todos.

Una vez comentado lo que se considera más relevante de cada pregunta del cuestionario, en cuanto a su grado mayor o menor de correspondencia entre ambas poblaciones, se concluye diciendo que a pesar de las diferencias de edades, en algunos casos tan significativas entre los destinatarios de ambas partes del estudio, las diferencias en las opiniones emitidas entre uno y otro sector, no resultan ser tan elocuentes.

Por lo tanto y en contra de lo que pudiera pensarse a priori por las diferencias de edades entre las poblaciones destinatarias del estudio, se deduce finalmente de los análisis realizados, que la televisión como medio educativo en la familia está igualmente considerada tanto por personas jóvenes, como por adultas o como por ancianas.

Al margen de otras interpretaciones a las que rehuye este estudio, se puede concluir pensando como señala Alcázar y Padial (2003), que encontramos que la televisión tiene una gran función socializadora, la cual está muy consolidada dentro de nuestra sociedad occidental. Dicha función hace que nos pongamos en contacto con la televisión desde la infancia.

Pero quizás se deba plantear como señala Jiménez (2003), el hecho de que se siga cumpliendo una gran paradoja, al existir menos comunicación social cuanto más avances en la tecnología comunicativa se dan.

Referencias

ALCÁZAR, A.M. y PADIAL, E. (2003): «La televisión como recurso tecnológico en los centros educativos», en ALMAZÁN, L., ORTÍZ, A. y TEJADA, G. (Coords.): Formación inicial del profesorado en medios de comunicación social. Jaén, Jabalcuz.

JIMÉNEZ, A.S. (2001): «Escuela de padres. Modelo de prevención en la infancia para reducir el tiempo de uso de la televisión y mejorar la calidad en la selección de los programas», en PANTOJA, A.; CAMPOY, T.J. y CAÑAS, A. (Coords.): Nuevas perspectivas de la orientación educativa. Jaén, Cámara oficial de comercio e industria de la provincia de Jaén.

JIMÉNEZ, A.S. (2003): «Incidencia de Internet en la población escolar», en ALMAZÁN, L.; ORTÍZ, A. y TEJADA, G. (Coords.): Formación inicial del profesorado en medios de comunicación social. Jaén, Jabalcuz.

SEVILLANO, M.L. (2003): «Los programas culturales en la televisión pública: su conocimiento y valoración», en ALMAZÁN, L.; ORTÍZ, A. y TEJADA, G. (Coords.): Formación inicial del profesorado en medios de comunicación social. Jaén, Jabalcuz.