Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 28: La educación en medios en Europa (Vol. 14 - 2007)

Educación en medios de comunicación en Alemania: desarrollo y situación actual

Media education in Germany: development and current situation

https://doi.org/10.3916/C28-2007-06

Gerhard Tulodziecki

Silke Grafe

Abstract

Este trabajo analiza de las diferentes tendencias y del estado actual de la enseñanza de los medios de comunicación en la República Federal de Alemania. La educación en medios de comunicación en Alemania se centra en la actualidad en el debate sobre cómo usar esa gran variedad de medios que tenemos a nuestra disposición, con unos fines verdaderamente educativos y fundamentados metodológicamente. Se observa, en relación a este tema, que hay no sólo diferentes ideas conceptuales, sino también diferentes proyectos de investigación y desarrollo, que se ocupan principalmente de las aplicaciones prácticas y de un acercamiento a los colegios, a los programas de formación del profesorado y a otros contextos educativos.

This paper analyses the different trends in the current situation of media education in Germany. The discussion point is how to use the large variety of media we have in order to get really educative aims with a scientific basis. The German media education landscape shows not only a lot of different concepts but also a large number of projects on teacher training, school approaching and practical applications.

Keywords

Didáctica de la comunicación, enseñanza-aprendizaje, educación en medios, formación del profesorado, destreza informática

Communication pedagogy, studying-learning process, media education, teachers training, computer skills

Archivo PDF español

En la República Federal de Alemania, niños, adolescentes y adultos tienen acceso a una gran variedad de medios de comunicación, que incluyen libros y otros medios impresos, radio y medios audiovisuales, cine y televisión, ordenadores e Internet. Basándose en los derechos constitucionales que aseguran la libertad de prensa, información y opinión, estos medios ofrecen una gran variedad de programas. El panorama de los medios de comunicación está principalmente en manos de inversores privados. No obstante, y con respecto a la radio y a la televisión, Alemania presenta una estructura que se caracteriza por ambas cosas, la difusión comercial y el servicio público.

Con respecto al uso de los medios, en 2005 casi todos los hogares alemanes estaban provistos con equipos de radio y televisión, y un 60% tenían ordenadores personales. En 2005, el uso de la radio y la televisión alcanzó una media del 84% y 89% respectivamente. Los periódicos de tirada diaria llegaron al 51%, e Internet al 28%. En 2005 el tiempo global de uso de los medios de comunicación fue de 513 minutos al día (Media Perspektiven, 2005: 63). Tenemos que considerar que esta media puede variar considerablemente cuando hablamos de niños y adolescentes. Por ejemplo, el 78% de los adolescentes de 15 años usan regularmente el ordenador en casa (PISA: Konsortium Deutschland, 2004: 180). Dada esta situación, la educación en medios de comunicación en general y particularmente en Alemania tiene que responder a dos preguntas:

• ¿Cómo puede usarse responsablemente la gran variedad de medios de comunicación con fines educativos?

• ¿Qué tareas educativas resultan del uso extensivo de los medios de comunicación y cómo pueden ser llevadas a cabo?

Aunque importantes desarrollos en estos campos se han unido de distintas formas, aún no están adecuadamente interconectados. A nivel práctico, la educación en medios se caracteriza por el uso de los medios en los procesos de enseñanza-aprendizaje por un lado y por la competencia en los propios medios por otro. A nivel de investigación, uno puede por tanto distinguir entre la educación en la didáctica de los medios y la educación en el uso competente de los mismos.

El siguiente estudio trata de nuevos desarrollos en las áreas de uso de los medios con fines didácticos, metodológicos y educativos, y de aprendizaje/adquisición de destrezas en el uso de los medios. Por la finalidad limitada del estudio no será posible destacar o dar igual importancia a todos los aspectos del mismo. Nos centraremos, por tanto, en el uso y competencia en medios de comunicación en las escuelas. Un tratamiento más profundo y detallado se puede encontrar en Tulodziecki (2005).

1. Un acercamiento conceptual al uso de los medios con respecto a su enseñanza y aprendizaje

Hay una larga tradición histórica sobre la cuestión de cómo niños y adolescentes pueden adquirir de manera fructífera contenidos educativos. No mucho después de Comenius y su libro de texto ilustrado «Orbis sensualium pictus» (1659), se despertó un interés especial tanto en la didáctica como en los medios y recursos adecuados para el proceso de enseñanza. Además –y coincidiendo con los nuevos enfoques educativos de las primeras décadas del siglo XX– no sólo materiales de enseñanza adecuados sino también materiales de trabajo para el proceso de aprendizaje empezaron a adquirir gran importancia. Sin embargo, algunas ideas relacionadas con este tema, que pueden ser resumidas bajo los epígrafes de «ayuda al proceso de enseñanza» y «material de trabajo conceptual», fueron parte de los métodos de enseñanza hasta los años cincuenta. En la antigua República Federal de Alemania, una enseñanza de los medios de comunicación independiente se desarrolló únicamente en 1962 cuando Heimann, próximo en objetivos, contenidos y métodos, señaló la importancia en la elección de los medios de comunicación en un contexto educativo. En la antigua República Democrática Alemana, el término «medios de comunicación» fue desaprobado pues se asociaba con los países occidentales. Pero a pesar de esto, también hubo en el Este intensas reflexiones sobre ayudas a la enseñanza y materiales de trabajo para el aprendizaje. El intento de usar los medios de comunicación en la enseñanza y el desarrollo de complejos programas audiovisuales y de televisión para las escuelas enfatizó la importancia de los medios de comunicación con fines metodológicos y educativos.

Con los primeros intentos de usar la película con fines didácticos, y sobre todo con el desarrollo de programas audiovisuales y de televisión más complejos para los colegios, hubo un considerable cambio en la apreciación de los medios de comunicación en los procesos de enseñanza y aprendizaje. En este contexto es importante anotar que películas y programas educativos no tienen sólo contenidos específicos sino también una estructura didáctica concreta. Por tanto, es posible decir que tales medios de comunicación han de ser vistos no tanto como ayudas a la enseñanza o materiales de trabajo para el aprendizaje, sino más bien como los cimientos en procesos de enseñanza y aprendizaje. En Alemania, el llamado «building block concept» (concepto base) del uso de los medios de comunicación fue muy importante en los años sesenta y setenta. Esto es altamente significativo porque estas décadas se caracterizaron por un incremento en la producción de filmes y audiovisuales educativos del Instituto Cinematográfico y de Imágenes para la Investigación y la Enseñanza (FWR), así como el posterior desarrollo de programas de radio y televisión para los colegios por parte de diferentes empresas de radiodifusión. Sin embargo, durante los años sesenta, este concepto base fue influenciado por enfoques angloamericanos, usando enseñanza programada y el desarrollo de máquinas y otros materiales de enseñanza programados. Haciendo uso del llamado «system concept », estos enfoques fueron a veces adoptados, a veces criticados o incluso mejorados. Es típico de este concepto considerar tantos aspectos individuales en los procesos de enseñanza-aprendizaje como sean posibles para llegar a una tecnología programadora que pretende en último término la absorción del proceso de enseñanza como tal. Como en los años sesenta y a principios de los setenta hubo no sólo una escasez de profesores sino también una necesidad de innovaciones curriculares en Alemania, estas ideas cayeron en tierra fértil. Sin embargo, en las escuelas ni tales máquinas programadas ni una tecnología integrada que incluía material de enseñanza programado, como, por ejemplo, programas de televisión, libros, y hojas de ejercicios, pudo triunfar dadas las circunstancias.

Desde los años ochenta ha habido un nuevo desarrollo educativo que se conoce con el nombre de «learning environment concept» (contexto de aprendizaje). Es fundamental para este concepto que el proceso de aprendizaje no se vea como un proceso de impartición de conocimientos, destrezas y habilidades de un profesor o sistema educativo a un alumno. El aprendizaje debe ser más bien entendido como un proceso activo en el que los medios de comunicación estimulan y apoyan ciertas fases del proceso de aprendizaje de un modo interactivo. Elementos de tal contexto de aprendizaje pueden constituirlos los diferentes medios de comunicación, desde los periódicos a Internet. Las ideas básicas de este contexto de aprendizaje son que los alumnos traten con temas relevantes, que sean capaces de distinguir entre distintas tareas, y que ellos estén ahí para defender sus propias ideas. Además, los diferentes medios de comunicación deberían capacitar a los alumnos para que lleven a cabo análisis complejos y que lleguen a soluciones de manera independiente. Finalmente, los alumnos deberían ser capaces de presentar los resultados de su trabajo por medios de folletos, videoclips, una página web, o cualquier otro medio. La puesta en marcha del «contexto de aprendizaje» se apoya en desarrollos tecnológicos, como el ordenador e Internet, en conceptos psicológicos como el aprendizaje de situación, y en principios metodológicos y educativos orientados a la acción (Tulodziecki, Herzig & Blömeke, 2004).

Los medios de comunicación se pueden usar como apoyo a la enseñanza dentro del aula. Pueden tener una gran variedad de funciones, como por ejemplo (Tulodziecki & Herzig, 2004: 202):

• Un medio de presentar una tarea.

• Una fuente de información y una ayuda al aprendizaje.

• Una herramienta o instrumento para llevar a cabo las tareas.

• Un objeto de análisis.

• Un instrumento para planificar, comunicar, compartir y almacenar informaciones y resultados.

2. Un acercamiento conceptual a la competencia en medios de comunicación

Hasta los años 50, las consideraciones en Alemania sobre competencia en medios de comunicación fueron inicialmente asociadas a la distribución masiva de medios impresos de todas clases y más tarde a la difusión de películas. Se basaban en la premisa de que niños y adolescentes tenían que ser protegidos contra los posibles daños de tales medios, pero al mismo tiempo deberían ser conocedores de los productos que merecían la pena. En el contexto de «protecting-supporting context» (proteger apoyando) se intentaba apoyar las películas que tenían un valor educativo mediante trabajos asignados en los colegios, y proteger a los alumnos de peligros potenciales mediante discusiones relevantes. Además es importante subrayar que estos esfuerzos eran fomentados por las leyes alemanas para la protección de menores. Se pretendía que las discusiones arriba mencionadas señalaran los aspectos morales mostrados en las películas y que trataran la puesta en práctica estética y técnica. La protección contra los daños cuidando los valores fue, por tanto, la primera línea maestra para la adquisición de competencia en medios de comunicación en Alemania. Sin embargo, inherente a este concepto era el peligro de que niños y adolescentes siguieran siendo incapaces de tomar sus propias decisiones. Es por lo que, considerando especialmente el desarrollo del cine, se acudió a los llamados «empowered recipients» (destinatarios autorizados).

Como resultado de esto, los años sesenta desarrollaron un «aestetic culture-oriented concept» (concepto de cultura con fines estéticos) que trataba estas situaciones. En este contexto, era uno de los principales objetivos tratar a las películas no sólo como una obra de arte, sino comprender verdaderamente su «lenguaje» y llevar a cabo una reflexión crítica sobre ambas cosas, su contenido y su realización. «Competencia óptica» y «competencia visual» eran considerados como sus principales objetivos. La consideración de estos medios de comunicación como obras de arte y el aprendizaje de juicios adecuados son los principios superiores de la enseñanza de la competencia en medios de comunicación.

La difusión de la televisión en los años cincuenta y sesenta en Alemania trajo consigo grandes esperanzas en el campo de la educación, la economía e incluso la democracia. Los destinatarios autorizados estarían en una posición de comprender adecuadamente, evaluar independientemente y catalogar las ofertas de los programas. Refiriéndonos al llamado «functional systemoriented concept» (concepto de sistema funcional), los medios de comunicación son considerados como importantes instrumentos de información, formación de opiniones y crecimiento económico.

En el contexto educativo, esto condujo al auge de clases especiales que trataban de los medios de comunicación. Estas clases pretendían proporcionar a los alumnos formación para adentrarse en la estructura de los mensajes ofrecidos por los medios, su producción y su recepción. Y otro objetivo importante era una mejor comprensión de la relevancia social de la comunicación pública. En este sentido, el uso autorizado de los medios de comunicación para promover la democracia y la cultura es otra idea base de la enseñanza de la competencia en medios de comunicación. Sin embargo, en esta discusión se ignora el problema de que en un contexto social los medios de comunicación puedan ser acusados de difundir ideologías. En Alemania Occidental al final de los años sesenta este problema fue tratado dentro del contexto del movimiento estudiantil y de ideologías neomarxistas. En referencia a este problema el concepto clave que se desarrolló fue que los niños y adolescentes se deberían mostrar capaces de analizar los medios de comunicación y sus condiciones sociales de un modo crítico con las ideologías y crear una audiencia para sus propios intereses y necesidades por medio de la producción de medios de comunicación alternativos. Así la crítica a las ideologías y la producción de sus propios medios de comunicación aumenta el espectro de ideas a seguir en la adquisición de competencia en medios de comunicación. Todas las ideas presentadas hasta ahora estaban basadas en suposiciones relacionadas con la pregunta «¿Qué hacen los medios de comunicación a los seres humanos?». Con el paso del tiempo esta pregunta se invirtió: «¿Qué hacen los seres humanos con los medios de comunicación?». En la Alemania Occidental de los años setenta, esto sacó a la luz el hecho de que el uso de los medios de comunicación es una actividad social necesariamente controlada. Niños y adolescentes acuden a los medios con sus necesidades e interpretan sus mensajes según sus propios conocimientos, sus actitudes y sus condiciones sociales. Del mismo modo uno puede decir que la producción de sus propios medios de comunicación tiene que interpretarse sobre la base de prerrequisitos individuales y sociales. La utilización de los medios en el sentido de un acto social de recepción o producción es por lo tanto otra idea a seguir en la adquisición de competencia en medios de comunicación. Al mismo tiempo, están dominados por el «action-oriented concept» (concepto orientado a la acción) que ha dirigido hasta ahora la discusión alemana sobre la enseñanza de la competencia en medios de comunicación (Aufenanger, 2001; Baacke, 1997; Bachmair, 1984; Schorb, 1995; Tulodziecki, 1997).

Desde los años ochenta y paralelamente a las consideraciones referidas a la adquisición de competencia en medios de comunicación, una enseñanza de las TIC básica se ha convertido en una de las tareas de los colegios.

En este contexto, la tecnología informática o de microprocesadores fue inicialmente entendida como una tecnología clave para el crecimiento económico. Después surgió una conciencia creciente de la importancia cultural de la información y comunicación proporcionada por los ordenadores. Sobre este fondo, hay dos principios a seguir en el concepto de la Comisión para la Planificación Educativa y de Apoyo a la Investigación de los dieciséis estados de la República Federal de Alemania (BLK). Estos principios que tratan de la enseñanza de las TIC (1987) están muy próximos al sistema de concepto funcional de la enseñanza de competencia en medios de comunicación. El objetivo es la comprensión de la tecnología informática y sus aplicaciones así como su uso responsable para promover la economía y la sociedad. Los principales contenidos conceptuales con respecto a los diferentes Estados Federales son: procesador de datos, procesador de textos, manejo de archivos, cálculo/planteamiento y simulación/telecomunicación. Con respecto al estado actual de la discusión en Alemania, no sólo los aspectos medios de la informática sino también la base de la ciencia informática son partes fundamentales de la educación en medios de comunicación (Herzig, 2001).

En referencia a las discusiones arriba mencionadas, también el término de competencia en medios de comunicación juega un papel importante (Aufenanger, 2001; Baacke, 1997; Groeben, 2002; Schorb, 1995). Con respecto a los colegios, la competencia en medios de comunicación puede resumirse como la habilidad y el deseo de trabajar con los medios de comunicación de una manera competente, autónoma, creativa y socialmente responsable (Tulodziecki, 1997: 116).

Tomando en consideración el uso presente y futuro de los medios, se pueden enumerar los siguientes objetivos y/o tareas para la adquisición de competencia en medios de comunicación:

• Elección y uso de los medios de comunicación.

• Producción y distribución de medios de comunicación propios.

• Comprensión y evaluación de los mensajes.

• Toma de conciencia de las influencias que reciben los medios y afrontarlas.

• Análisis de los medios en un contexto social y de intervenciones relevantes.

Estos objetivos y/o tareas son parte esencial de varios conceptos de los estados federales relacionados con la adquisición de competencia en medios de comunicación en la escuela (BLK, 1995; KMK, 1995 así como un ejemplo de un concepto de estado federal: Bayerisches Staatsministerium für Unterricht, Kultus, Wissenschaft und Kunst, 1996).

3. Sobre investigación y desarrollo dentro del campo de la educación en medios

Las primeras investigaciones alemanas –y también angloamericanas– dentro de la didáctica de los medios se centraba en estudios comparativos, por ejemplo entre la enseñanza estándar y la enseñanza usando los medios de comunicación. Como estos estudios a menudo ofrecían resultados no significativos, los siguientes estudios se centraron en los efectos de tipos específicos de medios de comunicación sobre los resultados de los alumnos. En algunos de estos estudios, se consideró incluso el efecto de los prerrequisitos de los alumnos.

Investigaciones en el campo de la adquisición de competencia en medios de comunicación condujeron a importantes hallazgos internacionales, pero también ayudó a la sustitución de investigaciones orientadas a los efectos de los medios por estudios de recepción o acogida, donde tuvieron en cuenta las circunstancias individuales y sociales.

Estos enfoques estuvieron, y todavía lo están, influenciados por investigaciones etnográficas y estudios culturales. La transición de un enfoque al otro se puede ver en coordinación con un desarrollo de la metodología que pasa de ser cuantitativa a cualitativa.

Actualmente, las investigaciones en Alemania combinan y emplean ambos enfoques. Además, y en especial con la influencia de los ordenadores en los medios de comunicación, se han hecho grandes intentos de unir investigación y desarrollo en el campo de los medios mediante grandes apoyos económicos. Algunos proyectos que merecen la pena mencionarse son:

• La asociación «Colegios on-line» (creada por el Ministerio de Educación e Investigación de la República Federal de Alemania y por Deutsche Telekom AG): 1996.

• «Integración sistemática de los medios y las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje», un programa llevado a cabo en los dieciséis estados de la República Federal de Alemania (BLK): 1998-2003.

• «Nuevos medios de comunicación en la enseñanza » (creado por el Ministerio e Investigación de la República Federal de Alemania en 2000).

Por un lado, estos programas han traído grandes cambios a la escena educativa y han levantado discusiones relativas al uso de los ordenadores e Internet en los colegios y otras instituciones educativas. Por otro lado, sin embargo, cada programa revelaba debilidades específicas. Por ejemplo, las actividades de la asociación «Colegios on-line» y muchas otras iniciativas de los estados federales estaban al principio demasiado centradas en aspectos técnicos, sin relación con estrategias de innovación adecuadas. En todos los programas hay todavía una escasez de apoyo o confirmación.

Además, los programas arriba mencionados estaban específicamente dedicados a desarrollo más que a investigación. Como resultado, las investigaciones no fueron capaces de producir ninguna nueva teoría basándose en estos programas. Así pues, estas evaluaciones condujeron a un desideratum de investigaciones teóricas sobre las relaciones entre prerrequisitos y procesos relevantes en relación con la enseñanza de los medios de comunicación y sus resultados.

4. Situación actual del uso de los medios de comunicación en la enseñanza-aprendizaje y la adquisición de competencias en medios

En relación a los diferentes criterios conceptuales sobre educación en medios, hay una gran variedad de materiales, ejemplos y proyectos llevados a cabo en colegios. Estos son desarrollados bien por profesores o por el Instituto de Investigación y Enseñanza del Cine y la Imagen (FWU), institutos públicos, centros de comunicación, centros cinematográficos de los estados federales, empresas de radiodifusión, agencias federales o estatales de educación cívica, la iglesia e instituciones públicas o privadas. Los materiales incluyen desde folletos impresos y libros de textos a medios audiovisuales, ordenadores e información sacada de la red. Los materiales ofrecidos a través de páginas web son cada vez más importantes. Además, los centros de comunicación alemanes ofrecen una importante infraestructura sobre información y distribución de los medios así como servicio consultivo. Sólo se pueden encontrar unos pocos estudios sobre el uso actual de los medios de comunicación con fines educativos y sobre los esfuerzos en adquisición de competencia en medios a nivel práctico. Como consecuencia, la situación en Alemania no puede ser examinada globalmente. Pero se pueden sacar algunas conclusiones. En relación al uso de los medios digitales que apoyen los procesos de enseñanza y aprendizaje en los colegios alemanes uno tiene que asumir un bajo rendimiento. Aunque los libros de textos, materiales impresos y el retroproyector son usados con regularidad, los datos empíricos relativos al uso de los ordenadores es decepcionante (PISA, 2004: 180).

Podemos encontrar algunas razones a esta situación. En primer lugar, los profesores no son conscientes de las ventajas del uso de los medios digitales debido a una preparación inadecuada en la didáctica de los medios así como el uso hasta cierto punto inadecuado de los medios. Además, ellos muestran una falta de confianza en lo concerniente a cuestiones tecnológicas. Así, los equipos técnicos no pueden ser usados a nivel práctico, son escasos y la calidad del software es inadecuada. Así pues, el uso de medios digitales con fines educativos necesita mayores esfuerzos (Tulodziecki, Six y otros, 2000: 475). Aunque la mayoría de profesores están convencidos de la importancia de tales esfuerzos educativos, la puesta en práctica de una competencia en medios de comunicación es todavía insuficiente. Como los profesores tienen que enfrentarse a diferentes exigencias en clase a diario, ellos establecen distintas prioridades. Además, no se sienten preparados para asumir tareas relacionadas a la adquisición de competencia en medios de comunicación (Tulodziecki, Six y otros, 2000: 94). Podemos asumir que el desarrollo extensivo de los medios depende, sobre todo, de una integración satisfactoria de la didáctica de los medios y de la enseñanza de la competencia en medios dentro de los procesos de desarrollo educativos. Las programaciones escolares y currículos ofrecen en sus objetivos su puesta en práctica. En la actualidad, los contenidos para la adquisición de competencia en medios de comunicación son una parte importante del currículo de diferentes asignaturas y áreas de aprendizaje, por ejemplo, idiomas, arte, plástica, ciencias sociales y música (Tulodziecki, Six y otros, 2000: 361). Y no sólo esto, diferentes programaciones transversales señalan también la importancia de los medios de comunicación (Sächsisches Staatsministerium für Kultus, 2004, Jugend und Sport Baden-Württemberg, 2004). Muchos estados federales han desarrollado contenidos para la enseñanza de los medios en los colegios. Estos contenidos se basan en las recomendaciones publicadas de BLK (1995) y KMK (1995). Tales recomendaciones llevaron a la realización de cursos opcionales que trataban el tema de los medios de comunicación (Kultusministerium des Landes Sachsen-Anhalt, 2000). El actual fomento de programaciones obligatorias y sus correspondientes exigencias de desarrollarlas en las programaciones de aula ofrecen oportunidades fundamentales a la enseñanza de los medios. Sin embargo, uno tiene que esperar y ver si se están llevando a cabo.

5. Sobre la formación del profesorado dentro del campo de la enseñanza de los medios

Además de los aspectos anteriormente mencionados, es particularmente importante para la enseñanza de los medios saber hasta qué punto se complementa la formación inicial de los educadores con una formación continuada. En la República Federal Alemana, la enseñanza de los medios es una asignatura obligatoria o casi obligatoria en diferentes disciplinas y enseñanzas vocacionales: en la formación de maestros de guardería, en el estudio de la pedagogía social en la universidad y universidades politécnicas, en ciencias de la educación, en la formación del profesorado así como en otros programas de estudio, por ejemplo, estudios en medios de comunicación. Es importante señalar que existe un gran número de actividades para llevar a cabo la enseñanza de los medios dentro de los programas de formación del profesorado. En este contexto hay que tener en cuenta los aspectos de la competencia en medios de comunicación (Blömeke, 2000; Apanhel & Tulodziecki, 2001):

• Una competencia general en medios que proporcionen una base.

• Tomar conciencia de la importancia de los medios como una parte de la socialización de niños y adolescentes.

• El uso de los medios con fines educativos.

• Llevar a cabo tareas educativas relacionadas con los medios.

• El desarrollo de contenidos para la educación en medios dentro de las escuelas y su puesta en práctica.

Asumimos que cada programa alemán de formación del profesorado ofrece conferencias y cursos que tratan temas relacionados con los medios (Tulodziecki, Six y otros, 2000: 385). Hay algunas universidades en Bavaria y North Rhine-Westphalia que ofrecen un diploma de cualificación adicional en la especialidad de medios de comunicación. El desarrollo actual de nuevos programas para licenciaturas y estudios de posgrado ofrece nuevas oportunidades para el estudio y la puesta en práctica de una educación en medios. El tiempo nos dirá si de verdad se lleva a cabo.

No obstante, y además de las actividades especiales en el campo de formación del profesorado, han existido y todavía existen en diferentes estados federales un gran número de iniciativas relativas a la formación continua del profesorado. Así pues, en la práctica todos los estados federales han organizado programas de formación continua del profesorado. En este contexto y hasta cierto punto, se crearon diferentes materiales (Landesinstitut für Schule, 2004). El proyecto educativo «Intel: enseñar para el futuro» es otro importante ejemplo (Intel, 2000).

Determinados estados federales ofrecen la oportunidad de usar «portfolios» (carteras) como colecciones específicas que exhiben los esfuerzos, progresos y logros relativos a la adquisición de competencia en medios de comunicación. Estos «portfolios» han sido realizados tanto por profesores expertos como por profesores en prácticas.

Con respecto a la formación del profesorado primero inicial y luego continua, uno puede hacer uso de amplios materiales científicos y/o prácticos que tratan de la enseñanza de los medios. Éstos incluyen presentaciones relevantes, monográficos sobre diferentes aspectos, antologías, libros de bolsillo, anuarios y colecciones de libros así como periódicos y materiales escolares, algunos de los cuales se pueden encontrar online.

6. Perspectivas de futuro

En la última década y haciendo frente a los rápidos avances en el campo de la informática e Internet, el uso de medios de comunicación informáticos en instituciones educativas fue seriamente considerado por el sistema educativo alemán y su provisión de fondos. En principio –y desgraciadamente– estos fondos se usaron principalmente para la adquisición de equipos técnicos. Faltaban, sin embargo, las correspondientes estrategias de innovación y realización. Más adelante, se comprendió la importancia de la formación primero inicial y luego continuada del profesorado y del desarrollo de contenidos e investigaciones para la puesta en práctica con éxito de la educación en medios. Los resultados del estudio PISA han supuesto un cambio de interés de los medios de comunicación a otros campos, por ejemplo, competencia lectora, competencia matemática y científica, criterios educativos estatales, currículos básicos y jornadas escolares más completas. Con este panorama, a menudo se ignora el hecho de que hay una conexión entre estos temas y los relacionados con los medios de comunicación. Hay que constatar que las cuestiones relacionadas con el uso de ordenadores y medios de comunicación así como de adquisición de competencia en los mismos no son ya asuntos fundamentales de la política educativa. En el contexto general de una escasez de recursos económicos, los fondos para la enseñanza de medios de comunicación se han reducido o incluso destinados a otros campos. Además, hay que constatar que el número de instituciones independientes de medios de comunicación ha disminuido o se han incluido en otras. En esta situación y sin el apoyo de un interés público, es cada vez más importante mantener la calidad del trabajo educativo con medios y mejorarlo tanto como sea posible. Y añadir un reconocimiento creciente de la gran importancia de los medios en la educación. No debemos olvidar que niños, adolescentes y adultos adquieren los principales conocimientos y destrezas a través de los medios.

Las perspectivas de futuro en Alemania residen en algunas asociaciones científicas, consorcios e instituciones relacionadas con los medios de comunicación. Las más importantes son las siguientes: la comisión «Enseñanza de los medios de comunicación» de la Asociación Alemana de Ciencias Educativas, la División de «Pedagogía de los medios de comunicación» de la Asociación de Comunicación Alemana (DGPuK), la División de «Psicología de los medios de comunicación » de la Federación Alemana de Asociaciones Psicológicas, la «Asociación de Cultura, Comunicación y Pedagogía de los Medios de Comunicación» (GMK), la «Sociedad de Pedagogía e Información» (GPI), la «Sociedad de los Medios de Comunicación y la Ciencia» (GMW), el Instituto Cinematográfico y de Imágenes para la Investigación y la Enseñanza (FWU) y el Instituto de Investigación y Enseñanza de los Medios de Comunicación (IFF).

En resumen, la enseñanza de los medios de comunicación en Alemania tiene algunos problemas pero también una gran posibilidad de desarrollo. Este potencial se basa en el trabajo conceptual y un enfoque que integre los medios de comunicación en las escuelas, en la formación del profesorado y en otros contextos educativos dotándolos de infraestructuras e instituciones. En este contexto, en los próximos años podemos ser testigos de un desarrollo fundamental en investigaciones y enseñanza de los medios así como de aportaciones de Alemania a discusiones internacionales sobre educación en medios de comunicación.

Referencias

AUFENANGER, S. (2001): «Multimedia und Medienkompetenz –Forderungen an das Bildungssystem», in AUFENANGER, S.;

BAACKE, D. (1997): Medienpädagogik. Tübingen.

BACHMAIR, B. (1984): Symbolische Verarbeitung von Fernseherfahrungen in assoziativen Freiräumen. 1. Teil, Fernsehspuren im Handeln von Kindern. Kassel.

BAYERISCHES STAATSMINISTERIUM FÜR UNTERRICHT, KULTUS, WISSENSCHAFT UND KUNST (Hrsg.) (1996): Medienerziehung in Bayern. Einführung in das Gesamtkonzept. Donauwörth. BLK-Bund-Länder-Kommission für Bildungsplanung und Forschungsförderung (1987): Gesamtkonzept für die informationstechnische Bildung. Bonn.

BLK-Bund-Länder-Kommission für Bildungsplanung und Forschungsförderung (1995): Medienerziehung in der Schule. Orientierungsrahmen. Bonn.

BLOEMEKE, S. (2003): Medienpädagogische Kompetenz. Theoretische und empirische Fundierung eines zentralen Elements der Lehrerausbildung. Manchen.

COMENIUS, J. A. (1659): Orbis sensualium pictus. Faksimile vom Original der Comenius Bücherei, Leipzig. Zürich/ Hitzkirch 1992.

GROEBEN, N. (2002): «Dimensionen der Medienkompetenz. Deskriptive und normative Aspekte», in GROEBEN, N. & HURRELMANN, B. (Hrsg.): Medienkompetenz. Voraussetzungen, Dimensionen, Funktionen. München; 160-197.

HEIMANN, P: (1962): «Didaktik als Theorie und Lehre», in Die Deutsche Schule 54; 407-427.

HERZIG, B. (2001): «Medienerziehung und informatische Bildung: Ein semiotischer Beitrag zu einer integrativen Medienbildungstheorie » in HERZIG, B. (Hrsg.): Medien machen Schule. Grundlagen, Konzepte und Erfahrungen zur Medienbildung. Bad Heilbrunn; 129-164.

INTEL (Hrsg.) (2000): Lehren für die Zukunft. Deutsche Adaption: Akademie Dillingen. Donauwörth.

KMK-Kultusministerkonferenz (1995): Medienpädagogik in der Schule. Bonn.

KULTUSMINISTERIUM DES LANDES SACHSEN-ANHALT (Hrsg.) (2000): Vorläufige Rahmenrichtlinien Moderne Medienwelten. Sekundarschule, Halle.

LANDESINSTITUT FUER SCHULE (Hrsg.) (2004): Medienkompetenz in Schule und Unterricht – MKSU, in www.learn-line.- nrw.de/angebote/mksu (06-02-05).

MEDIA PERSPEKTIVEN (2005): Basisdaten: Daten zur Mediensituation in Deutschland 2005. Frankfurt a.M.

MINISTERIUM FUER KULTUS, JUGEND UND SPORT (Hrsg.) (2004): Bildungsplan 2004. Allgemein bildendes Gymnasium. Stuttgart.

PISA-Konsortium Deutschland (Hrsg.) (2004): PISA 2003. Der Bildungsstand der Jugendlichen in Deutschland-Ergebnisse des zweiten internationalen Vergleichs, Münster.

SAECHSISCHES STAATSMINISTERIUM FUER KULTUS (Hrsg.) (2004): Lehrpläne für das Gymnasium. Radebeul.

SCHORB, B. (1995): Medienalltag und Handeln. Medienpädagogik in Geschichte, Forschung und Praxis. Opladen.

SCHULZ-ZANDER, R. & SPANHEL, D. (Hrsg.): Jahrbuch Medienpädagogik 1. Opladen, 109-122.

SPANHEL, D. & TULODZIECKI, G. (2001): «Rahmenkonzept für neue Medien im Lehramtsstudium: Basis-und Zusatzqualifikation», in BENTLAGE, U. & HAMM, I. (Hrsg.) (2001): Lehrerausbildung und neue Medien. Erfahrungen und Ergebnisse eines Hochschulnetzwerks. Gütersloh, S. 9-25.

TULODZIECKI, G. & HERZIG, B. (2004): Mediendidaktik. Medien in Lehr-und Lernprozessen. Stuttgart.

TULODZIECKI, G. (1997): «Medien in Erziehung und Bildung. Grundlagen und Beispiele einer handlungs-und entwicklungsorientierten », in Medienpädagogik. 3. Aufl, Bad Heilbrunn.

TULODZIECKI, G. (2005): «Zur Situation der Medienpädagogik in der Bundesrepublik Deutschland», in Online-Zeitschrif, in MedienPädagogik 5; 1-44.

TULODZIECKI, G.; SIX, U. & AL. (2000): Medienerziehung in der Grundschule. Grundlagen, empirische Befunde und Empfehlungen zur Situation in Schule und Lehrerbildung. Opladen.