Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 29: La enseñanza del cine en la era multipantallas (Vol. 15 - 2007)

La enseñanza del cine en el sistema educativo italiano

Cinema teaching in the Italian educacional system

https://doi.org/10.3916/C29-2007-06

Federica Lariccia

Abstract

En 1999 el Ministerio de Educación ha financiado el «Plan Nacional para la Promoción de la Didáctica del Lenguaje Cinematográfico y Audiovisual en la Escuela», promovido por Lino Miccichè (Universidad Roma III), en colaboración con instituciones y asociaciones nacionales y regionales. El Plan, que preveía una duración de tres años, se paralizó a causa de la inestabilidad del gobierno italiano y de su escasa voluntad de renovar el sistema educativo escolar.

In 1999, the Education Ministry has financed the National Plan for the Promotion of Cinematographic & Audiovisual Language, promoted by Lino Miccichè, from the University of Rome III, in collaboration with institutions and national and regional associations. This Plan for three annualities has been blocked by italian government, due to his inestability and a lack of political will to renew the education system.

Keywords

Cine, medios audiovisuales, enseñanza audiovisual, docencia audiovisual, enseñanza del cine

Cinema, audiovisual media, audiovisual education, audiovisual teaching, cinema teaching

Archivo PDF español

En la actual situación italiana, es opinión difundida que en el currículum escolar vaya introducido el lenguaje cinematográfico y audiovisual. Por lo menos, ese sería unos de los objetivos de la renovación de la escuela italiana, para una completa formación de las nuevas generaciones en un contexto de cotidiana transformación y evolución de los lenguajes y de las tecnologías.

En Italia, desde hace ya unas décadas, el cine ha sido introducido en las escuelas italianas con diferentes finalidades. Podemos distinguir tres ámbitos o aproximaciones:

1) La película como ayuda a la enseñanza: Es la práctica más difundida, la de utilizar la obra de ficción o documental para ilustrar los contenidos de las disciplinas.

2) Promoción y difusión del cine: Dentro y fuera de la escuela se organizan actividades como cineforum o, simplemente, «matinées» en los cines para introducir a los alumnos en reflexiones o discusiones sobre diferentes temáticas.

3) Producción de material audiovisual: Actividad que se va siempre consolidando más: los alumnos, junto a los profesores y/o a expertos, realizan productos audiovisuales con el objetivo de aprender y de utilizar de manera consciente los instrumentos cinematográficos. En la mayoría de los casos, lo más lamentable es la pobreza de material que los profesores y/o expertos tienen a su disposición.

Lo que se ha denunciado en esos últimos años es la falta de «educadores» de la imagen, considerando que los jóvenes, desde la infancia, están inmersos en un universo de imágenes (estáticas o en movimiento). En el 2001 una investigación realizada por «EurispesTelefono Azzurro» ha revelado que a 11.000 horas ofrecidas para las instituciones escolares corresponden, en relación a la misma disciplina, 15.000 horas de fruición de material audiovisual (televisión, videojuegos, cd-rom, Internet, cine...). Se ha estimado así oportuno y urgente empezar a crear una enseñanza no sólo del cine, sino del lenguaje cinematográfico y audiovisual, como ya se ha desarrollado en otros países europeos.

En esta atmósfera político-cultural, en 1998, se presentó al IRRE1 del Lazio el «Plan nacional para la promoción de la didáctica del lenguaje cinematográfico y audiovisual en la escuela» (que denominaremos como el Plan), promovido por Lino Miccichè, presidente entonces de la Scuola Nazionale di Cinema (SNC) y profesor en la Universidad de Roma III. Miccichè, junto a los profesores Giorgio De Vincenti y Vito Zagarrio, ambos implicados en las actividades del Di.Co.Spe. (Departamento de la Comunicación y del Espectáculo de la Universidad Roma III) y al GILAS2, grupo compuesto para consultorías universitarias y formado por diferentes asociaciones que colaboran con Di.Co.Spe.

L’IRRE del Lazio, que tuvo a Simonetta Salacone como presidente hasta el 2002 y Michela Costantino como responsable de la sección de cine, de acuerdo con el Di.Co.Spe., elaboraron un Plan de tres años de duración. El proyecto fue presentado al Ministerio de Educación (Ministerio de la Pubblica Istruzione: MPI), dirigido por aquel entonces por el Ministro Berlinguer. El Ministerio encontró el Plan sumamente interesante y básico y decidió su aplicación a nivel nacional.

Así en febrero de 1999, en la Universidad Roma III, todos los IRRE nacionales (con excepción del de Bolzano), reunidos por el MPI, aceptaron el Plan. El MPI financió el proyecto a nivel nacional y regional. En el primer año se realizó un Seminario Nazionale para que todos los IRRE establecieran los criterios con los cuales identificaran las escuelas y los profesores idóneos para participar. Luego, cada IRRE, con su coordinador, organizó un itinerario de formación, de investigación y de experimentación sobre la enseñanza del lenguaje audiovisual, dirigido a las escuelas de todos los niveles (primaria, secundaria...) con un promedio de 24 escuelas por región y dos profesores por escuela.

En el segundo año se implicaron expertos formados en cursos especiales, promovidos y organizados por la Scuola Nazionale di Cinema. Las aproximaciones metodológicas se fundaron sobre el análisis y la interpretación de películas y audiovisuales con el objetivo de aprender a reconocer los elementos lingüísticos, formales, culturales, estéticos y semánticos, y de contextualizarlos en un sentido histórico, económico, social y cultural.

El primer año se analizó principalmente el concepto del encuadre, mientras en el segundo el de montaje. En cada período también se ha estudiado el tema de la narración y de la relación entre cine y literatura. Se realizaron también laboratorios prácticos para los alumnos con la ayuda de expertos y de profesores. Al final del segundo año, se podría afirmar que el Plan había tenido plenamente éxito en regiones como Lazio, Marche, Piemonte y Sardegna, pero, en cambio, en otras regiones más extensas o con una pobre viabilidad, como Calabria o Sicilia, se detectaron muchas dificultades organizativas. Tal vez, en estas zonas, la falta de financiación no permitió la formación de expertos y los profesores tuvieron que realizar los cursos sin ningún tipo de apoyo. Para expresarlo en cifras, se puede concluir que participaron 500 escuelas a nivel nacional, más de 1.000 profesores y 13.000 alumnos. Por sus potencialidades y riqueza de contenidos, el Plan ha sido incluido por la Comisión Europea entre los proyectos oficiales del «Cined@ys», convirtiéndose en importantísima referencia en el panorama de la enseñanza del cine en toda Italia. A pesar de todas estas reflexiones positivas, el tercer año del Plan no ha sido implementado. La política italiana, con sus constantes momentos de crisis y con sus incoherencias, no ha sabido convertir de proyecto a realidad, lo que podía representar un cambio necesario en el sistema educativo italiano. Sobre todo, el mínimo que los promotores del plan esperaban, y que todavía no han visto realizado, era un currículum que reconocía una nueva disciplina y unas nuevas figuras profesionales. El único punto, entre las propuestas de Lino Miccichè, que parece no haber olvidado el Ministerio de Educación italiano, es la creación de un currículum audiovisual en el marco del Liceo Artístico3 que parece ver su materialización en el curso de «Audiovisual, multimedia y escenografía» aprobado en octubre del 2005. Seguramente el plan ha tenido el mérito de abrirse paso desde el interior un sistema muy cerrado y muy poco actualizado. En estos momentos, es necesario volver a empezar otra vez, como dice el profesor Zagarrio, pero desde donde se ha llegado, porque ya han sido puestas las bases para una importante renovación. Así, las ganas de seguir y el intento de mejorar el sistema educativo italiano continuaba vivo y dinámico en el encuentro organizado en la Universidad de Roma III para la presentación del libro de «Educare al film», ocasión para la que se han reunido todos los protagonistas de un intento de reforma.

Notas

1 IRRE: Istituti Regionali di Ricerca. La denominación de IRRE (Institutos Regionales de Investigación para la Educación) ha sustituido la denominación de IRRSAE (Institutos Regionales de Investigación, de Experimentación y de Actualización para la Educación), utilizada en el momento del inicio del Plan Nacional.

2 GILAS es compuesto por diferentes asociaciones como: ANAC (Associazione Nazionale Autori Cinematografici ed audiovisivi), CENSIS (Centro Studi e Investimenti Sociali), CIDI (Centro di Iniziativa Democratica degli Insegnanti), Associazione Centro Internazionale Cinemavvenire; CUC (Consulta Universitaria Cinema); Associazione Culturale «Ombre Elettriche», Associazione Culturale «Luci della Città».

3 El Liceo Artístico es el Instituto de Secundaria para las Bellas Artes

Referencias

COSTANTINO, M. (2005): Educare al film. Milano, Franco Angeli Editore.

MORALDI, S. (2006): Una proposta di cinema per la scuola. Roma, tesis de licenciatura.