Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 31: Educar la mirada. Aprender a ver TV (Vol. 16 - 2008)

Programas divulgativos y periodismo de misterio: ¿telebasura o rigor informativo?

Informative programmes related to the mystery journalism: rubbish TV or informative rigour?

https://doi.org/10.3916/c31-2008-03-079

Inmaculada Berlanga-Fernández

Abstract

Dentro del ámbito audiovisual, el periodismo de misterio ha sido tratado históricamente como un género menor, desdeñado y reducido al ridículo por la falta de credibilidad absoluta ocasionada por la búsqueda del impacto fácil más que del rigor informativo. Sin embargo, ha habido excepciones: en los últimos años existe toda una corriente de profesionales que se acercan a esta clase de periodismo con seriedad, rigor y pasión. El presente trabajo analiza las claves por las que algunos de estos programas han batido marcas históricas de audiencia y han despertado el interés de millones de españoles. Da, a su vez, las pautas para enseñar al público a distinguir entre la divulgación de una telebasura que hay que desechar y un material informativo riguroso propio de profesionales de la información.

In the audiovisual field, mystery journalism has historically been considered as a smaller and disdained gender, reduced to a ridiculous situation by the lack of absolute credibility. Nevertheless, there have been exceptions: in recent years, a group of professionals have approached this kind of journalism with seriousness and passion. The present work analyzes how some of these programs have broken their historic record of audience. It gives, at the same time, the guidelines to teach the audience to distinguish between the disclosure of a junk TV, which should reject, and a rigorous informative material specific of professionals of the information.

Keywords

Temática de misterio, periodismo de misterio, programas de divulgación, audiovisual, educación en medios

Mystery subject matter, mystery journalism, disclosure programmes, audiovisual, media education

Archivo PDF español

Dentro del ámbito audiovisual, el periodismo de misterio ha sido tratado históricamente como un género menor, desdeñado y reducido al ridículo por la falta de credibilidad absoluta ocasionada por la búsqueda del impacto fácil más que del rigor informativo. Las causas de la opinión generalizada ante estos programas son claras y diversas. De entrada, no se puede negar la presencia en los medios de divulgadores que se han rodeado de personajes más cercanos al mundo de la farándula (médiums, videntes, brujos) que a per sonas serias y consecuentes con las historias que les habían sucedido, habían investigado, o que nos iban a relatar. Sin embargo, son obvias las excepciones: en los últimos años existe toda una corriente de profesionales que se acercan a esta clase de periodismo con seriedad, rigor y pasión. La consecuencia ha sido que algunos de estos programas han batido marcas históricas de audiencia en sus respectivos horarios, han despertado el interés de millones de españoles que han creado foros y comunidades, y han dignificado la profesión del periodista de misterio. Nos estamos refiriendo a programas como «Milenio3» de la cadena Ser; «La Rosa de los Vientos» de Onda Cero Radio o a «Cuarto Milenio» de la cadena de televisión Cuatro. No podemos negar que lo desconocido, misterioso o inexplicable a la razón humana ha sido siempre un tópico de la literatura oral y escrita de todos los tiempos (Berlanga, 1997) y es algo que muy bien ha sabido aprovechar y explotar el mercado de la industria del ocio y del entretenimiento. Prueba de ello, la cantidad de programas y espacios de esta índole que sustentan las cadenas locales (Díaz, 2006). No obstante creemos que el éxito de los programas mencionados más arriba radica en la seriedad de los profesionales que forman parte de ellos y que trabajan la información con todo el rigor posible tratándose de temas sensibles. Por esta razón: rigen su trabajo por la objetividad y el respeto a la verdad; huyen de los tópicos; se apartan de intentar impresionar al oyente/espectador con recursos sencillos; presentan los hechos tal cual dejando la última palabra al receptor final; acuden a las fuentes directamente; no se limitan a contar la noticia, profundizan en los hechos y en los antecedentes; se apoyan en personajes o profesionales prestigiosos en cada ámbito o materia que tratan; han enriquecido su temática, no limitándose sólo a los temas clásicos del misterio como parapsicología u ovnis. A continuación recogemos brevemente los antecedentes de estos programas y analizamos el programa televisivo «Cuarto Milenio» como apoyo de nuestras tesis.

1. Evolución de los programas con temática de misterio

1.1. Antecedentes en radio y televisión

Muchos han sido los comunicadores que se han aproximado a estos temas en la historia de la radio y televisión española. Pero sólo algunos lo hicieron de una manera seria; pasarán por tanto a la historia de este género como pioneros en nuestro país. Algunos nombres importantes y programas que recalaron más hondo en las audiencias españolas de la época:

• Antonio José Alés. Fue el primero en la década de los setenta que en radio empezó a tratar los temas que nos ocupan con un programa de emisión periódica «Medianoche». Alés, como comentan a menudo Jiménez y Cebrián en sus espacios, es el maestro de maestros de las ondas españolas e hizo despertar en ellos la vocación por este periodismo. Como dato interesante de su biografía cabe destacar el logro de un hito casi irrepetible: congregar a doce millones de oyentes pendientes de su programa en la primera alerta ovni que se realizó en España a través de la Cadena SER en la madrugada del 15 de agosto de 1979. Por este hecho entró en el libro «Guinnes» de los récords, dato apenas conocido y récord que a día de hoy sigue en pie.

• Fernando Jiménez del Oso. Si Alés fue la voz del misterio, Jiménez del Oso fue la cara. Podemos afirmar que televisión, misterio y Jiménez del Oso van unidos. Este médico especialista en psiquiatría irrumpió en la pequeña pantalla de la mano de otro ilustre como es Narciso Ibáñez Serrador en el año 1974, presentando una sección semanal. Fue dos años más tarde cuando tuvo su propio programa en la segunda cadena de la televisión nacional, «Más Allá». El programa se mantuvo seis años en la parrilla. Volvió a las pantallas con la serie «La puerta del misterio». Su obra literaria y su obra como documentalista es amplia. Dirigió numerosas colecciones de libros y enciclopedias de misterio. Uno de los campos en los que destacó es el de las publicaciones periódicas: fue el director fundador en 1989 de «Más allá» de la ciencia, revista que cuenta ya con dieciocho años a sus espaldas. También fue el director de la revista «Espacio y tiempo» junto con su colección homónima de libros, y de la revista Enigmas. Acudió como invitado y colaborador de numerosos programas de radio, entre ellos «La Rosa de los vientos» de Juan Antonio Cebrián. El doctor Jiménez del Oso, falleció en marzo de 2005.

• Otros periodistas e investigadores destacados y reconocidos: Juan José Benítez, periodista, investigador y escritor; Fernando Sánchez Dragó, literato, pensador y estudioso de la historia y las religiones; Germán de Argumosa introductor de la parapsicología científica en España, filósofo y profesor del departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Madrid; Pedro Amorós, presidente de la S.E.I.P. (Sociedad española de Investigaciones Parapsicológicas).

• Revistas de tirada nacional que se editan en la actualidad: dos editoriales españolas (MC editores y editorial América ibérica) editan cuatro revistas de referencia en estos campos: más allá de la Ciencia, La Revista de Arqueología, Año Cero y Enigmas.

1.2. El periodismo de misterio en la red, foros, descargas y webs

Desde el año 2000 el fenómeno de comunicación global que es Internet, ha propiciado una avalancha de información, de foros, de comunidades virtuales, de intercambio de archivos y de difusión de contenidos. En consecuencia, cualquier expresión de la sociedad real encuentra hoy día su propio espacio en la sociedad virtual paralela. El éxito de una idea, producto o corriente de pensamiento se puede medir por su repercusión en Internet. También el periodismo de misterio encuentra su sitio en el universo virtual. Es el caso de «Cuarto milenio»; el hermano menor de «Milenio3» se da a conocer en la web de la mano de Cuatro en su «microsite». La página presenta el programa y ofrece varios vídeos online, además del habitual enlace con la página del director del programa. Todo el movimiento web que existe alrededor de estos programas y estos contenidos no queda aquí puesto que, salvo en contadas excepciones, todos los colaboradores de los programas tienen su propio dominio web con páginas y contenidos relativos a la temática del misterio.

1.3. Audiencias, el termómetro de los medios

Los programas de radio y televisión cuentan su éxito por el número de espectadores u oyentes que consiguen semana a semana. Un programa es bueno o malo dependiendo del número de personas a las que llegue (Marín, 2006). Bajo este prisma, estos programas consiguen, trimestre a trimestre en el caso de las radios y día a día en el de las televisiones, cotas que se planteaban hace unos años como imposibles dentro del periodismo especializado en misterio.

2. Análisis de Cuarto Milenio1

2.1. Audiencia

El programa «Cuarto Milenio» obtiene unos índices de audiencia que lo mantienen en su segunda temporada como uno de los programas más vistos dentro de su cadena2. La aceptación por parte del público del programa, de su presentador y su equipo queda reflejada en diversos medios. Sirvan de ejemplo: 1) El diario Heraldo de Aragón en su edición digital del 8 de febrero de 2006 recoge cómo los lectores de laguiatv.com, portal especializado en noticias de televisión, han elegido a Iker Jiménez, el conocido presentador del programa «Cuarto Milenio», como el personaje televisivo del año con un 43,5% del total de los votos registrados. Por detrás de él se situaron el comentarista deportivo de La Sexta, Andrés Montes (20,6%), el actor y presentador de Tele 5, Arturo Valls (13,3%), el creador y director de «La hora Chanante» («Paramount Comedy»), Joaquín Reyes (12.4%) y el presentador de ¿Dónde estás corazón? (Antena 3), Jaime Cantizano (10%). 2) La revista digital ¡Vaya tele! el 12 de enero de 2007 recoge el siguiente titular: «Cuarto Milenio, mejor programa de divulgación de 2006 para los lectores de ¡Vaya Tele!». El autor del artículo se sorprende de que el público invitado a elegir el mejor programa de difusión cultural propusiera como candidato este espacio sobre parapsicología y fenómenos extraños, y posteriormente lo votara como triunfador en esta categoría, por encima de «Redes o Días de Cine». Concluye con la afirmación de que, pasando por encima del contenido pseudo-científico (que genera el rechazo de muchos), «Cuarto Milenio» es un programa bien planteado, que cuenta con reportajes bien ambientados, entrevistas pertinentes y expertos; no en vano se trata de la traslación al formato televisivo de un formato exitoso en radio.

Dichos datos de audiencias y de aceptación en el público confirman la buena acogida de la sociedad a estos espacios cuando se tratan con rigor, veracidad y van acompañados de un formato atractivo.

2.2. Análisis de contenidos y formato de Cuarto Milenio durante la temporada 2006-07

• Medio de comunicación en el que se emite: Cuatro, cadena de televisión que comenzó sus emisiones el 7 de noviembre de 2005. Es una televisión privada generalista que emite veinticuatro horas y que nació con un espíritu urbano, joven, e innovador. Cuatro pertenece al grupo de comunicación PRISA, al igual que el diario El País, las radios Cadena SER y 40 Principales, el diario deportivo AS, y la plataforma de televisión vía satélite Digital+. Es el grupo multimedia más potente de España.

• Horario de emisión. «Cuarto Milenio» se emite el domingo alrededor de las once y media de la noche. Ocupa en la parrilla una posición privilegiada, en «prime time». Su duración aproximada es de dos horas.

• Descripción del programa según el medio que lo emite. Cuatro en su página web3 presenta el programa. Comienza realizando sugestivas peguntas al espectador como ¿Te gusta lo desconocido? ¿Te atraen los fenómenos sin explicación? ¿Eres de los que disfruta con el universo de lo misterioso? Y anima a dejar los miedos y sumergirse de lleno en el programa, eso sí, de manos de un experto. «Cuarto Milenio» invita a los espectadores a compartir sus experiencias, bien a través de su testimonio, o a través de las fotos, imágenes y sonidos que envíen al programa. En cuanto a los objetivos y espíritu del programa, se señala el contar lo que ocurre en torno al misterio, considerando misterio como un amplio campo de temas que nos interesan pero de los que habitualmente no se habla. Temas como los fenómenos paranormales, la investigación criminológica, las incógnitas de la Historia, los hallazgos arqueológicos y científicos, las conspiraciones, los ritos y la antropología, las leyendas urbanas… son abordados por un equipo que sólo persigue un objetivo: que cada espectador extraiga su propia conclusión. Termina señalando como fuentes de sus investigaciones la Historia y la actualidad, e invita al público a sumergirse de la mano de estas fuentes en una aventura que se promete llena de entusiasmo, sorpresa y estremecimiento.

• Colaboradores y expertos habituales. El programa se apoya para todos los temas y opiniones en una serie de expertos invitados al efecto, que en muchas ocasiones son los mismos que dan sus opiniones e informes en su hermano radiofónico Milenio3. Ellos son: Nacho Ares, José Cabrera, Andrés Guijarro, Juan Eslava Galán, José Manuel Vidal, Antonio Piñero, Enrique de Vicente; todos ellos reconocidos profesionales en sus distintos campos de estudio.

• Análisis del programa. Cuarto Milenio emitido el 10 de septiembre de 2006.

• Medio en que se emite: Cuatro.

• Nombre del programa: Cuarto milenio; La clave 11, programa numero 1 de la segunda temporada.

• Fecha de emisión del programa: 10 de septiembre de 2006.

• Horario de emisión: Once y media de la noche.

• Duración de la grabación: 1 hora 28 minutos.

• Formato: XVID clip de vídeo, audio MPEG 3, grabación de programa de televisión.

• Contenidos y secciones. Fotos de Cuarto Milenio, analizan los videos y las fotos que los espectadores mandan a la redacción del programa y que contienen algo inexplicable según los autores de las tomas. Analizan una filmación de un ser alado, que en este caso lo declaran como fraude.

• Presentación del programa y temas a tratar:

— Expediente, La clave 11. Pieza sobre las coincidencias numéricas de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, del 11 de marzo en Madrid, y del 7 de junio en Londres.

— Mesa de redacción aportando claves sobre aspectos de esos acontecimientos, con dos expertos. Pieza sobre el llamado Código 11.

— Mesa de redacción con dos expertos.

— Noticias Cuarto Milenio: la Atlántida en Doñana. Hallazgo en Cuenca de un sepulcro del siglo I

— Pergamino estudiado en Stanford que contiene tratados griegos matemáticos.

— Expediente, Asesinato en la Catedral de Jaén. Pieza sobre un asesinato en la plaza de la Catedral de Jaén. ¿Asesinato ritual?

— Mesa de redacción con tres expertos. Pieza sobre la historia esotérica de la catedral de Jaén.

— Fotografías de Cuarto milenio: Londres, cerca del Támesis.

— Expediente, exorcismo. Pieza sobre la película «El Exorcista». Testimonio de un periodista que participo en un exorcismo real. Pieza en la que se recrea un exorcismo.

— Mesa de redacción con dos periodistas. Pieza, imágenes de un caso real de hipnosis a una supuesta poseída.

— Fotografías de «Cuarto Milenio»: Castillo de Jimena. Acuario de Barcelona.

• Intervienen en el programa

— Presentación: Iker Jiménez. Carmen Porter.

— La Clave 11: Enrique de Vicente, director de la revista Año Cero. Sebastián Vázquez, experto en La Cábala. Santiago Camacho, escritor y periodista. Andrés Guijarro, arabista.

— Asesinato en la Catedral de Jaén: Andrés Moya, corresponsal del diario El Mundo en la provincia de Jaén. Juan Eslava Galán, escritor e historiador. Pablo Villarubia. José Cabrera, psiquiatra y médico forense. Lorenzo Fernández, director de la revista Enigmas. Juan Enrique Espinilla, investigador local. Diego Jerez Justicia, médico.

— Exorcismo: José Manuel Vidal, periodista del diario El Mundo. Alberto Granados, de la cadena SER.

• Música, efectos sonoros. Todo el programa que se desarrolla en plató va acompañado de una banda sonora y efectos sonoros que se escuchan en segundo plano cuando hablan los presentadores o los invitados. Se emplea música ambiental para este acompañamiento sin cambios bruscos en el ritmo ni en los acordes. De esta forma se complementa e inmiscuye al espectador en una atmósfera de expectación; marca los tiempos de desarrollo en las locuciones, y se intensifica y enfatiza cuando el comentario quiere ser resaltado. La música y los efectos sonoros de las piezas son independientes de la música de plató; se emplea en cada pieza unos ritmos y músicas diferentes pero siguiendo la línea argumental y de estilo del programa. En las piezas el uso de los efectos de sonido es más frecuente; se crea así más inquietud en el televidente.

• Tratamiento de imágenes y planos. Se sirven de efectos de imagen, infografía y superposición de textos e imágenes para apoyar los comentarios de los periodistas y expertos en el plató. Utilizan una cámara denominada cabeza caliente, con la que consiguen desplazamientos de planos continuos que imprimen dinamismo a la realización audiovisual. El presentador aparece siempre en planos medios largos cuando se sitúa en la mesa de redacción con otros compañeros para comentar y argumentar los temas o expedientes que son el eje del programa. Se sigue, por tanto, el estilo de los informativos. Al presentar las piezas, el plano del presentador se cierra hasta llegar a un gran primer plano centrando la atención en sus palabras.

Para los redactores del programa que intervienen en el expediente y los diferentes expertos se utilizan dos tipos de planos, medios cortos y primeros planos.

Las piezas que aparecen en el programa son montajes independientes unos de otros. Para «La Clave 11»: se utilizan un efecto de realización simulando el visor de una cámara o una pantalla de televisión; así se consigue distanciar al espectador de las matanzas reales que se ven en las imágenes y que ya han sido vistas con anterioridad. En Asesinato en la Catedral de Jaén se mezclan imágenes reales del crimen (donde incluso aparece la policía) con la crónica teatralizada por actores del suceso, y entrevistas a periodistas. Utiliza imágenes de la película «El Código Da Vinci» para establecer un paralelismo.

Para La Catedral de Jaén: video reportaje sobre la supuesta intrahistoria del templo jienense. Usa las entrevistas en planos medios cortos y medios largos como hilo conductor de la pieza audiovisual. Utiliza foto fija y fragmentos de la película «El Código Da Vinci».

En el «Expediente Exorcismo» se describe la película El exorcista mediante una sinopsis de la misma con sus propias imágenes extraídas del film. Recreación de un exorcismo, dramatización de un exorcismo mediante técnicas cinematográficas y efectos especiales. Grabación mediante cámara fija de una sesión de hipnosis a una supuesta poseída, audio y video real. En la entrevista al testigo del exorcismo se usan planos cortos e incluso primeros planos de entrevistado; plano contraplano en preguntas y respuestas, y planos medios para Íker. Sólo se utilizan primeros planos para recoger su expresión facial ante las respuestas del entrevistado.

• Géneros periodísticos que utiliza y tratamiento de los temas. Utiliza varios géneros a lo largo del programa entre los que destacan el reportaje y las recreaciones teatralizadas a modo de crónica de acontecimientos para las piezas. Usa el debate y la entrevista para plantear y tratar los temas en profundidad. En la sección Noticias de «Cuarto Milenio», usa el formato noticia informativa. En este programa se hace uso de una entrevista en profundidad, sobre la que gira Expediente Exorcismo. Se realiza una investigación de campo y se utiliza una grabación directa con el audio de la misma. La temática en esta ocasión es variada: se trata la temática religiosa, el ocultismo, el esoterismo, la parapsicología, el mundo paranormal, y se abarca en cada tema varios aspectos del misterio. Se trae a colación aspectos que deberían ser tomados en cuenta en las investigaciones policiales (por ejemplo, los sucesos del 11 de septiembre o los de Jaén), para resolver los casos o evitar la repetición de los actos. El expediente Catedral de Jaén, es un reportaje de investigación, donde un equipo de redactores y cámaras se ha desplazado hasta el lugar de los hechos, ha recopilado la información, ha acudido a las fuentes y ha hecho averiguaciones que nos presentan posteriormente. La sección de fotografías, hace ver al espectador que, en su mayoría, todo lo extraño tiene una explicación natural anterior.

• Observaciones. El plató donde se filma el programa esta segunda temporada ha sido construido con dos plantas. La planta baja está presidida por una mesa de redacción en forma de compás con dos brazos y un nudo central. A ambos lados se han reproducido dos laboratorios, un laboratorio policial con una sala de autopsias y aparatos de investigación, y otro laboratorio de la imagen tanto fija como móvil. En el anfiteatro superior existe un espacio reservado para las entrevistas en profundidad donde la gente hace sus testimonios; se sitúa en la parte central del plató. Las cabeceras del programa y las ráfagas que anuncian el principio y el fin del programa son muy dinámicas, tanto por las imágenes como por la música.

Antes de dar paso a publicidad anuncian siempre los temas siguientes a tratar, intentando despertar el interés del espectador para retenerlo tras la pausa.

Cuidan la postproducción y la infografía.

3. Conclusiones

Podemos concluir que el éxito de los programas divulgativos relacionados con la temática de misterio se debe a que los profesionales que se dedican en la actualidad en España al periodismo de misterio son periodistas y divulgadores serios y responsables con el material informativo que manejan. La información por tanto se trata con rigor, se acude directamente a las fuentes, se contrastan los datos, se buscan pruebas lo más concluyentes en cada caso y se intenta mantener la objetividad. No se acude a los tópicos en estos temas que han sido históricamente motivo de burla o sorna. No son espacios o programas de miedo, no aprovechan la temática de la que se ocupan de manera efectista o a la ligera porque, entre otras cosas, perderían la credibilidad que tienen que ganarse semana tras semana.

Estos programas son espacios reservados a la información, unas veces materializada en noticias, otra en reportajes de investigación, y otras en debates de profundidad que en muchas ocasiones responden a discursos universitarios traídos a los medios. No intentan convencer al espectador, simplemente plantean una situación que ha ocurrido para que el espectador se encargue de analizar en su interior y llegue a una conclusión que le satisfaga.

Los espectadores y oyentes son parte muy activa de los programas: con sus mensajes cambian el ritmo y el discurso y aportan nuevos temas e investigaciones. No se repara en medios para llegar lo más cerca del epicentro de la noticia, con lo que se gana en valoración por parte de la audiencia y en calidad por parte de la información periodística. Una vez confirmada la información, y una vez que se queda en el ámbito del misterio, se analiza cada estría y cada apéndice de lo relacionado con el caso para intentar resolverlo en un sentido u otro; por lo tanto nunca se queda en lo superficial de la información, se profundiza hasta donde se puede llegar para descifrar el misterio.

Su temática es mucho más amplia que hace unas décadas, al contrario de lo que se podía pensar; el misterio en todos los ámbitos está más vigente que nunca, los avances en las ciencias nos hacen descubrir nuevas realidades que encierran misterios en sí mismas por novedosas, pero a la vez nos permiten descubrir nuevos matices o claves de antiguos misterios o casos sin resolver.

Otro apoyo importante que desde este periodismo actual se le brinda al género, son los invitados y expertos que acuden a los programas e ilustran con su sabiduría muchas tertulias y reportajes o entrevistas. Son parte fundamental ya que, si un experto no tiene la respuesta a una pregunta, se puede concluir que la respuesta no existe o que no es tan fácil de descubrir.

Partimos de que el escepticismo ante este tipo de informaciones es una corriente asentada en el país; por lo tanto los profesionales del misterio deben tener extremo cuidado al seleccionar sus informaciones, fuentes, temas y, en general, todo lo que interviene en sus programas. De lo contrario, la respuesta negativa del público está asegurada (Jauset, 2000).

Todos estos aspectos distinguen claramente una programación que, aun siendo de divulgación y entretenimiento, es rigurosa y propia de profesionales de la información, de una telebasura que hay que desechar porque empobrece al espectador. También los adultos deben contar con criterios para aprender a consumir de una forma inteligente y racional el medio televisivo (Aguaded, 1999).

Notas

1 Gran parte del análisis de esta programación está realizado por Javier Luque Muñoz, periodista, como queda reflejado en su proyecto final de carrera, El rigor informativo en el periodismo de misterio, presentado en la Escuela Superior de Comunicación de Granada, en junio de 2007.

2 Cfr. http://ideal.laguiatv.com/audiencias.

3 Cfr. www.cuatro.com/microsites/cuartomilenio.

Referencias

Aguaded, J.I. (1999): Convivir con la televisión. Familia, educación y recepción televisiva. Barcelona, Paidós.

Berlanga, I. (1997): Tópicos del folclore universal en la obra de Sófocles. Granada, Universidad de Granada.

Díaz, L. (2006): 50 años de TVE. Madrid, Alianza.

Jauset, J. (2000): Investigación de audiencias en televisión, fundamentos estadísticos. Barcelona, Paidós.

Marín, C. (2006): Periodismo audiovisual. Barcelona, Gedisa.