Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 31: Educar la mirada. Aprender a ver TV (Vol. 16 - 2008)

El uso del vídeo digital en clase de enseñanza básica: una propuesta pedagógica

The use of digital video in class: a pedagogical proposition

https://doi.org/10.3916/c31-2008-03-035

Karla-Isabel de-Souza

Sérgio Ferreira-do-Amaral

Abstract

La televisión está en el cotidiano de todos los jóvenes y ahora las facilidades tecnológicas que el vídeo digital posibilita favorece una nueva postura pedagógica, una acción que permite al profesor favorecer una visión crítica de los medios y la construcción de los conocimientos, tan fundamentales en el proceso educativo. Con base en la investigación en escuelas de enseñanza básica en Brasil, este trabajo pretende mostrar las posibilidades pedagógicas de la televisión con la utilización de vídeo digital. El resultado son producciones audio-visuales con objetivos peda-gógicos, sociales, culturales y reflexivos.

Television is part of the young people´s daily life and the new technologies, such as the digital video, make a new pedagogical approach possible. This approach enables the teacher to take a critical view of the mass media and to set the knowledge, which is fundamental in the learning process. This paper is based upon the research carried out in Primary schools in Brazil and it intends to show the pedagogical possibilities of television when using the digital video. The results are audiovisual productions with pedagogical, social and cultural aims.

Keywords

Educación en medios, vídeo digital, formación de profesores, nuevas tecnologías, pedagogía

Media Education, digital video, teachers´ training, new technology, pedagogy

Archivo PDF español

La utilización de la tecnología en el cotidiano de la escuela está ligada a un cambio de propuestas curriculares y pedagógicas. Es necesario observar cuáles son los conocimientos que el profesorado tiene para hacer una nueva propuesta. Sin duda, lo que está en el cotidiano de todos es la televisión. El LANTEC (Laboratorio de Nuevas Tecnologías aplicadas en la Educación) hace proyectos con escuelas, formación del profesorado e investigaciones sobre el uso de la tecnología en clase. Uno de nuestros campos de acción es el trabajo con profesores y estudiantes haciendo el uso del vídeo digital, o sea, el uso de la televisión en clase. Es importan te observar que la formación tecnológica no es nada sin que se comprenda como es el uso del vídeo digital. La producción de vídeo digital puede ser hecha con una cámara, una placa de captura y un ordenador. Sin embargo, si la cámara es digital no es necesario tener una placa para hacer la captura de las imágenes. Hoy la facilidad técnica ayuda en el desarrollo de la producción de vídeos. Como ejemplo tenemos el ‘You Tube’ y otros sitios para publicar vídeos hechos en el hogar. Las herramientas para editar los vídeos son más simples, tienen un visual auto explicativo y ahora pueden tener recursos extras para que los editores puedan hacer sus producciones con más detalles y desarrollar sus creatividades. En una trilla de edición de vídeo digital es posible insertar imágenes, fotos, música, vídeos, textos, es decir, las posibilidades técnicas ahora son innumerables, basta tener un poco de conocimiento de ordenador.

Hoy lo que tenemos es una convergencia; según García (2006), «las tecnologías, en general y específicamente la televisión, la radio, la prensa y las TIC, encuentran también la forma de unirse, de encontrarse, de poner en relación sus estructuras y funciones y hacerlas compatibles para buscar nuevas soluciones a las nuevas necesidades detectadas por el hombre en su fantástica lucha por alcanzar el futuro, por hacer visible la perfecta e ilimitada esfera de un nuevo día de la creación».

No podemos olvidar otros recursos como los teléfonos móviles, algunos tienen tecnología para publicar directamente en la red los vídeos realizados. Por todas estas facilidades que se han comentado en nuestra investigación queremos destacar el vídeo digital. El trabajo con vídeo digital en educación necesita de discusión, mucho trabajo y además, educadores interesados en cambiar sus didácticas y prácticas. Pero, cambiar prácticas de enseñanza no es no hacer caso de sus experiencias, historia, concepciones e ideologías, es buscar una herramienta más para mejorar la comunicación con los estudiantes.

Creemos que la práctica pedagógica necesita estar dentro de la sociedad del conocimiento porque el profesor, que es parte del proceso de comunicación de la sociedad, responsable de la formación intelectual y moral de los jóvenes, además es formador de opinión y necesita comprender esta nueva realidad y mejorar su comunicación.

1. La experiencia en escuelas brasileñas

Desde 2005 hasta 2007 estuvimos acompañando una escuela que hizo uso de los vídeos digitales. Lo que pasó es que incentivamos a los profesores a cambiar algunas de sus clases, hacer una grabación y usar el vídeo con sus estudiantes. Los tres profesores que se implicaron produjeron vídeos que podemos clasificar como ‘vídeo-lección’ (Ferrés, 1992). Cada profesor producía tres vídeos que fueron cambiados y usados por otras clases. Fueron nueve vídeos y cada uno tenía sus propias características, principalmente la característica de su productor: el profesor.

Hay críticas en cuanto al vídeo-lección, pero se trataba de una experiencia de un profesor que conoce el mercado de vídeos para la educación. Sabemos que los programas didácticos llamados por Férres (1992) vídeo-lección no son lo que más existe, aunque son didácticamente eficaces si se utilizan con una función informativa, por lo que observamos que el objetivo de los profesores, fue transmitir informaciones que precisan ser oídas y/o visualizadas. Así, hemos hecho que el objetivo se alcanzara totalmente.

La nueva situación puede ayudar a un cambio de ideas y concepciones en la educación, cuando un profesor es capaz de hacer una comunicación usando otros recursos, principalmente la televisión empieza también a desarrollar nuevas posibilidades. Una es la competencia tecnológica la cual Freire consideraba necesaria para el desarrollo humano.

Otra idea es la visión crítica de los medios que Freire también discutía en el campo de la formación de los ciudadanos y hoy podemos encontrar en las discusiones de los educomunicadores en toda América Latina (Soares, 2001). Según este autor es importante un ambiente para discutir la nueva sociedad que está mediatizada por la tecnología. Sin duda, la tecnología no es una revolución en la educación, según García (2006), ella puede tanto unir, como separar, mantener el status como renovar, involucionar como ayudar en un cambio social profundo, pero para que la tecnología alcance los objetivos de la educación que nos interesa es preciso que tengamos una adaptación o una buena preparación, con una visión crítica de los medios, de su trabajo y su contenido.

Cuando cada profesor pensó en una clase, observamos que cada uno tenía una preferencia de contenido, una profesora prefería hacer una producción en matemáticas, otra en historia y otra prefería asuntos que acreditaban ser del gusto de los estudiantes. Ésta es la primera premisa para el uso del vídeo digital en clase, para que el profesor esté implicado, el asunto debe ser de su gusto o debe atender las necesidades de su comunidad.

Basados en estos vídeos los estudiantes realizaron otras producciones que responden a cuestiones observadas en clase, otras producidas por profesores que buscaban discutir la misma idea bajo la perspectiva de otra realidad, otras experiencias. Según Freire y Gutiérrez, es con la praxis, que es la reflexión de la acción, y con el diálogo, que es un fenómeno humano, la base de la comunicación que tenemos la construcción de los conocimientos.

Las producciones que sucedieron revelaron que el uso de la cámara tiene muy buenos resultados. El experimento llevó a una serie de vídeos con formatos variados, por ejemplo, algunos trabajos de ‘autoobservación’ y del ‘vídeo-apoyo’ (Ferrés, 1992). Cuando los vídeos eran presentados en clase, observábamos una intensa discusión sobre el contenido, un momento muy reflexivo en términos pedagógicos. De igual manera, sin el objetivo directo, los estudiantes acababan entendiendo los medios de comunicación de masas. Es el momento en que el profesor tiene la posibilidad de trabajar con la interdisciplinariedad.

Observamos varias situaciones, hablamos con profesores, estudiantes y otras personas que se implicaron en el proceso, como los técnicos que hacían las ediciones o la comunidad que participaba en las discusiones de los asuntos que eran de su interés. Nuestra participación fue directa, actuamos con las profesoras para hacer un nuevo plan de clase, participamos de las grabaciones, acompañamos las ediciones y estábamos presentes cuando los vídeos se presentaron.

Esta participación fue importante porque pudimos discutir con el profesor situaciones que podrían ser aprovechadas, por ejemplo, cómo un mismo tema puede tener diferentes abordajes o cómo el vídeo puede tener diferentes funciones, ser informativo, descriptivo e incluso divertido.

Otra cuestión observada fue una creciente participación con una ampliación de las capacidades técnicas, además, y lo más importante, fueron las actitudes críticas. Como escribió Gutiérrez, es un proceso de desafío doble, de un lado mejorar la comunicación y de otro educar a los receptores de consumidores pasivos críticos.

En este primero momento las ediciones de los vídeos fueron hechas por técnicos, pero la utilidad del vídeo digital aparece en este momento. Con los avances tecnológicos la edición de los vídeos pueden ser realizada en ordenadores simples; además, los conocimientos técnicos no son muy específicos, al contrario, los estudiantes pudieron tomar conocimiento de la técnica y los profesores pudieron darse cuenta que había una nueva propuesta que situaba a los estudiantes más interesados en los contenidos.

Esta nueva propuesta tuvo nuevas características de trabajo pedagógico (Souza, 2007) que caracterizamos como nuevas competencias para el uso de tecnología en clase. La primera es la selección del proyecto donde todos y la comunidad. También se piensa en los objetivos y acciones, inclusive cómo serán las grabaciones y ediciones, así es cuando los intereses y necesidades de la comunidad pueden aparecer. Después es la organización del trabajo en clase, la comunicación con los estudiantes, cambiar informaciones y planear lo que cada uno buscará. Esta segunda acción es importante porque el grupo responde las preguntas: ¿o que queremos decir? / ¿Cómo lo queremos decir? Enseguida el grupo empezó a elaborar el guión. Observamos aquí que los formatos de programas conocidos en la televisión muchas veces aparecen demostrando que esta forma de comunicación es muy próximo a la vida diaria de los jóvenes; según UNICEF (Veet, 2006), es la televisión su mayor fuente de entretenimiento.

La grabación es un momento de respeto a las habilidades de los estudiantes. Cada uno hace una tarea y, por supuesto, con la coordinación del profesor tenemos la certeza de que los objetivos de la educación se alcanzarán. Además, estábamos observando dos situaciones muy ricas: el protagonismo de los jóvenes y la construcción del conocimiento conocida en la pedagogía de Freire y que ahora podemos encontrar también cuando se trabaja con los vídeos digitales. Por fin, tenemos la edición de los materiales y en el caso de esta escuela, la organización en DVD; una cuestión no menos importante porque conocemos el poder del editor.

En la escuela, después de un año, encontramos una postura pedagógica más ligada a la sociedad de la comunicación. En un mismo espacio había lo que Freire llamó «Centro de Formación y Capacitación». Todo el proceso de producción del contenido estaba dentro de la escuela, bajo el control del profesor que conducía el trabajo para llegar a los objetivos pedagógicos discutidos en las reuniones hechas con todo el equipo de la escuela.

2. Puntos importantes para discutir

• El profesor productor del contenido: Cuando García (2006) hace un análisis sobre el texto hipermedia, hablando sobre la posición del autor y el lector dentro de un texto múltiple, no lineal y abierto, abre las posibilidades a nuevas competencias de los autores. Termina sugiriendo que la educación debe ser reconfigurada, el cambio de las relaciones entre alumno y profesor que ya están cambiando y que deben atender esta nueva realidad. Este nuevo profesor-autor puede ser encontrado en el profesor-investigador-productor de su contenido con los vídeos digitales. Hoy con los avances de la comunicación el conocimiento está más accesible, pero, no más sencillo. Es importante que el profesor desarrolle la habilidad de investigación, que tenga varias fuentes de información, que sea crítico para analizar los datos y que sea abierto a cambios de concepciones. Más adelante, debe tener nuevas formas de discutir con sus estudiantes, debe ser entonces un productor de contenido. Su conocimiento técnico no necesita ser profundo, debe saber de las posibilidades que ayudan a conducir a sus estudiantes en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Pero estar conectado es saber las nuevas posibilidades que las tecnologías permiten.

• Las escuelas como centros de producción y formación: Esta es una idea muy pormenorizada por Freire, la idea es que en el momento de confeccionar un material es un momento altamente pedagógico y político. La práctica de hacer, de criar, de pensar, de proyectar un material adecuado, que corresponda mejor a las condiciones concretas, sociales, de la comunidad, la práctica de ejecutar, de evaluar, de medir la utilidad y eficiencia de un material es una práctica profundamente pedagógica. Es necesario introducir nuevas tecnologías de comunicación en este centro, para que quede claro para «quiénes están sirviendo» (Freire). Es una alfabetización técnica, con una pedagógica y crítica. En este centro la formación ocurrió de diversas formas con diferentes personas. La formación técnica pudo ocurrir entre los estudiantes que intercambiaban información con la comunidad, lo que pudo ayudar a los estudiantes a buscar conocimiento, inclusive, de las técnicas. Pero, lo inverso también es posible, los conocimientos de los estudiantes pudieron ser pasados a la comunidad.

• Las escuelas y televisiones educativas intercambiarán sus contenidos y crearán una relación en producciones: No es necesario que el profesor produzca todo su contenido, pero tener acceso a otras fuentes es fundamental. Cambiar vídeos con la televisión educativa podrá enriquecer los dados de ambos, del profesor y del productor de televisión. Como lo que se sucede en la escuela, sólo lo puede contar quién está viviendo la realidad, entonces, el profesor debería sugerir asuntos para la televisión educativa, con intención de motivar la discusión en toda la comunidad. Además, la técnica de producción de televisión es diferente a la de la escuela, la estética es otra, el guión es distinto, los objetivos son otros. El profesor y los estudiantes podrían aprender mucho con los técnicos que dominan la producción audiovisual. Principalmente sobre los aspectos de la comunicación de masas. La televisión educativa podría aprender mucho sobre las necesidades de discusión que una comunidad pueda tener.

• Una videoteca uniendo escuelas y televisión educativa: La comunicación entre escuela y televisión podría empezar por la red, una muestra del contenido para saber lo que se tiene sobre un determinado asunto. Basta una plataforma simple. Lo que es necesario para la comunicación entre escuela y televisión educativa es una forma de permitir conocerse la una a la otra. También servirá para que las escuelas intercambien información. Un ejemplo de comunicación es la página web de la escuela de nuestra investigación. Un trabajo realizado por los estudiantes: http://beta.fae.unicamp.br/tic/dulce/.

3. Conclusiones

La discusión sobre el vídeo en clase puede ser una ayuda para pensar en la televisión educativa como una propuesta de diversificación de programas, o tener la posibilidad de investigar el potencial comunicativo del profesorado implicado en la televisión. Según Ferrés (2003) hay puntos importantes de la técnica usada en la televisión comercial que pueden ser usados en la educativa, como la función fática, que es una función del lenguaje con el objetivo de establecer y mantener el contacto entre los interlocutores. El propio Ferrés (2003), afirma que en la enseñanza el éxito del emisor está condicionado por la respuesta del receptor. Los procesos de enseñanza-aprendizaje, por cuanto forman parte de la comunicación persuasivo-seductora, no tienen como objetivo la función expresiva. Sólo cumplen su objetivo si logran provocar cambios en el destinatario, lo que comporta que le ha de convertir necesariamente en eje o centro del proceso. Una formación sobre los medios, como afirma García (2006), debe ser reflexiva, por eso es fundamental que la escuela trabaje en la producción del contenido y que haya un modo de cómo cambiar, principalmente con la televisión educativa.

Siguiendo estas propuestas también conseguiremos superar otro problema de la escuela, la entrada de tecnología. La pedagogía que nuestra investigación busca está basada en ideas humanista, con el desarrollo del diálogo entre todas las personas: profesor, estudiante, productor de la televisión educativa, los padres y otros representantes de la comunidad. La escuela debe ser el centro de las discusiones y el vídeo digital la herramienta para hacer la comunicación.

Referencias

Ferrés, J. (1992): Vídeo y educación. Barcelona, Paidós.

Ferrés, J. (2003): «El estilo comunicativo en la televisión educativa», en Red Digital, 4 (reddigital.cnice.mecd.es/4/firmas/ferres_ind.html).

Freire, P. (1982): Ação cultural para a liberdade. Río de Janeiro, Paz e Terra.

Freire, P. e Guimarães, S. (2003): Sobre Educação (diálogos). Río de Janeiro, Paz e Terra.

Garcia Garcia, F. (2006): «De la convergencia tecnológica a la convergencia comunicativa en la educación y el progreso», en ICONO 14, 7.

Gutierrez, F. (1998): Educação como práxis política. São Paulo.

Soares, I. (2001): «Gestão comunicativa e educação: caminhos da educomunicação», en Revista Comunicação & Educação. São Paulo, CCA/ECA- USP.

Souza, K. y Amaral, S. (2007): Vídeo digital e educação: projeto pedagógico utilizando vídeo digital. Brasil, Virtual Educa.

Vivarta, V. (Coord.) (2007): Remoto controle, linguagem, conteúdo e participação nos programas de televisão para adolescentes. São Paulo, Cortez.