Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 31: Educar la mirada. Aprender a ver TV (Vol. 16 - 2008)

Propuesta metodológica para educar en mediaciones

Methodological proposal to educate in mediations

https://doi.org/10.3916/c31-2008-03-057

Gustavo Hernández-Díaz

Abstract

Educar en mediaciones es una propuesta de enseñanza y aprendizaje que nos permite conocer el plexo moral de los agentes socializadores por antonomasia, como la familia, la escuela y los medios masivos de comunicación. Señalamos, a modo de ejemplo, algunas premisas que nos permitirán comprender la cotidianidad escolar en el marco de las mediaciones sociales, mediáticas y cognitivas.

Educating in mediations is a proposal of education that allows us to know the moral plexus of the main socialization agents such as the family, the school and the media. As an example, we indicate some premises that will allow us to understand the school routine in the frame of social and cognitive mediations.

Keywords

Educación, comunicación, medios, mediaciones

Education, communication, media, mediations

Archivo PDF español

1. Propuesta metodológica para educar en mediaciones

Desde el punto de vista epistemológico, esta propuesta educativa se apoya en el paradigma de la complejidad de Morin y en la teoría de la comunicación educativa de Kaplún. En lo teórico, se basa en los enfoques provenientes de las ciencias de la educación y la comunicación. Para el primer caso, son muy útiles las teorías críticas y constructivistas del aprendizaje de Ausubel, Novak y Hanesian, así como las de Piaget, Vygotski, Bruner y Kaplún. Y con respecto a la ciencia de la comunicación, se asume el enfoque de las mediaciones sociales y cognitivas de Orozco. Y a nivel metódico, se fundamenta en la semiótica aplicada al discurso de las mediaciones, así como en el pensamiento lateral de De Bono, con la finalidad de incentivar el aprender a pensar las mediaciones sociales, cognitivas y videotecnológicas. Sintetizamos, enseguida, los principales aspectos de ordenmetodológico de la Educación en mediaciones.

2. Nivel epistemólógico

Morin (2001), por su parte, propone las siguientes categorías para examinar la producción y/o reproducción del conocimiento:

• Principio dialógico: el pensamiento debe tender puentes entre el orden y el desorden. Desde esta perspectiva estaremos atentos a las informaciones importantísimas que provienen del azar, de la incertidumbre y del desasosiego.

• El valor de la inter-pluridisciplinariedad: una disciplina es una categoría que le otorga sentido y organización discursiva al conocimiento científico; establece los límites entre los campos del saber. En esta dirección, es necesario evitar la fragmentación de disciplinas y abogar por la inter-pluridisciplinariedad, que se refiere al intercambio y cooperación entre dos o más campos de conocimiento en virtud de un proyecto o de un objeto en común desde el punto de vista sistémico.

• Los principios del conocimiento pertinente: la teoría de la racionalidad científica debe tomar en cuenta algunos factores para que el saber que deriva de ella responda a las necesidades sociales. Estos factores son: el contexto, lo global, lo multidimensional y lo complejo. El contexto refiere a que hay que acopiar y procesar informaciones desde la misma cotidianidad cultural para que adquieran un genuino sentido. Lo global da cuentas de la relación entre el todo y las partes, así como entre las partes y el todo. No hay que perder de vista que el conocimiento especializado tiene que abrevar de los avances científicos provenientes de otras disciplinas y, a la vez, el conocimiento global tiene que mirarse hacia adentro para reformular o permanecer vigilante con respecto a sus principios científicos. En cuanto a lo multidimensional, el conocimiento pertinente debe reconocer que la sociedad comporta diversas dimensiones históricas, económicas, comunicacionales, psicológicas, culturales, etc., que suministran información a los problemas planteados en la investigación científica. Finalmente, lo complejo consiste hacer consciente la complexión, la interdependencia, el contexto de la experiencia, el sistema dinámico en donde las partes y el todo así como el todo y las partes confluyen para generar informaciones de carácter multidimensional. Y, finalmente, Kaplún (1998) llama la atención hacia la necesidad de hacer conscientes los modelos pedagógicos que subyacen en los procesos de enseñanza y aprendizaje con miras a fomentar una educación problematizadora, reflexiva y dialógica. La educación con énfasis en los procesos incentiva el diálogo, la problematización del conocimiento y la participación activa con miras a generar otros puntos de vista sobre la realidad.

3. Nivel teórico

La educación en mediaciones es producto de una terminología que estamos elaborando en la línea de investigación educación, comunicación y medios del ININCO, y la misma consiste en crear competencias para comprender el lenguaje, los contenidos, los códigos, las normas sociales, las tramas y las dramáticas, los guiones mentales y socioculturales que se generan en el sistema dinámico, complejo y contradictorio de las mediaciones psicosociales y videotecnológicas. Esta modalidad de enseñanza y aprendizaje, que bebe de la interdisciplina educomunicacional, también se ocupa de los procesos metacognitivos ya que incentiva el pensamiento reflexivo, creativo y consciente de las mediaciones familiares, educativas, institucionales y comunicacionales. Algunos de los fundamentos de la educación en mediaciones son:

• Se distancia de aquellas posturas teóricas efectológicas y mediocentristas, donde la mediación de los medios pareciera que excluyera al resto de las mediaciones sociales, toda vez que se le confiere a los medios un poder de emisión desmesurado y estereotipado que muchas veces sirve de pretexto para olvidadar el rol importantísimo que desempeña la escuela y la familia en la interpretación de la sociedad.

• Uno de sus objetivos principales es aprender a pensar las mediaciones, basándose en aquellos procesos de enseñanza y de aprendizaje que nos permiten comprender los discursos, las informaciones y las tematizaciones que ellas nos ofrecen en su conjunto.

• No desmerita la importancia social que ha tenido la educación en materia de comunicación como metodología que se basa, entre otros aspectos, en la semiótica audiovisual y los factores de influenciabilidad de los mensajes masivos. Pese a ello, sostenemos que este enfoque educativo no está en capacidad de atender un sinnúmero de problemas psicosociales y culturales que se han producido hoy día con la repercusión de los medios masivos, Internet y la microelectrónica aplicada a las telecomunicaciones, como, por ejemplo, los sistemas de comunicación por celular.

• Considera el aprendizaje significativo. Según Ausubel, Novak y Hanesian (1983), el aprendizaje es significativo cuando estamos en capacidad de relacionar los contenidos que se han aprendido con los conocimientos previos que tenemos al respecto. Según Ausubel y colaboradores, es significativo aquel aprendizaje que nos permite vincular el conocimiento adquirido con nuestra realidad. Asimismo, el aprendizaje consiste en un proceso de asimilación, de interiorización de conceptos y proposiciones por lo tanto autoestructurante, subjetivo y personal.

• Considera el aprendizaje por descubrimiento. Según Bruner (1974), el procedimiento pedagógico de este tipo de aprendizaje consiste en fomentar el razonamiento inductivo y el procedimiento para resolver problemas. A fin de incentivar este tipo de razonamiento, el docente se encarga de elaborar estrategias instruccionales que permitan al educando descubrir conceptos con la mínima mediación de aquel.

• Considera el aprendizaje por equilibrio. Para Piaget (1978), el aprendizaje se produce cuando existe desequilibrio o conflicto cognitivo. Este tipo de conflicto aparece cuando descodificamos informaciones nuevas que se incorporan a nuestra estructura mental y/o de nuestro campo de experiencia. De modo que el ser humano está facultado para asimilar, acomodar y lograr el equilibrio informativo en aras del aprendizaje y de la producción del conocimiento.

• Considera el aprendizaje por reestructuración. Para Vygotsky (1979), el aprendizaje se produce cuando se internalizan los conocimientos adquiridos en el medio social. Internalización, según este autor, equivale a hablar de aprendizaje mediado o de aquel proceso cognitivo mediante el cual el sujeto transforma la información que proviene de la realidad. Este sujeto está guiado por su cultura y por sus motivaciones personales. De esta manera, la cultura se instituye como el principal instrumento mediador que actúa entre la persona y su entorno. La cultura está constituida fundamentalmente por sistemas de signos o símbolos que intervienen en la apropiación de contenidos.

• Considera el aprendizaje basado en el pensamiento lateral. De Bono (1970) considera que el conocimiento debe examinarse a la luz del pensamiento lateral, a fin de evitar la influencia de los prejuicios, la reproducción inconsciente de los paradigmas y la crítica emocional ante las posturas científicas. Los principios generales del pensamiento denotan las siguientes cualidades:

• Es un modelo mental que se distancia de los modelos lineales de pensamiento determinados por una relación causa y efecto.

• Se vincula con los procesos mentales donde opera la perspicacia, la creatividad y el ingenio con la finalidad de reestructurar los modelos tradicionales de pensamiento que permanecen anclados en la ciencia y que detienen potencial avance.

• Sin pretender excluir el pensamiento racional, indaga nuevos enfoques o caminos que no se han transitado para ofrecer soluciones creativas a un problema aun cuando esas soluciones no sean las más ideales o descabelladas en ese momento. Seguidamente se exploran las fortalezas y debilidades de cada una de las soluciones.

• La mente tiene que ser libre, espontánea y desinhibida; de otro modo, las soluciones en el marco del pensamiento racional serían las que siempre estamos esperando.

• La información no se usa como un fin, sino como el medio para generar una disgregación de los sistemas de conocimiento establecidos, así como su consecuente replanteamiento mediante la producción de nuevas ideas. No sucede así con el pensamiento crítico que emplea la información como un valor intrínseco para resolver un problema, tomando como referencia la existencia de modelos existentes.

• Las mediaciones influyen en la compresión de la realidad. Según Orozco (1996), las mediaciones están asociadas directamente a las fuentes de mediación que pueden ser individuales o cognitivas, institucionales, videotecnológicas, situacionales y referenciales. Las mediaciones individuales o cognitivas son aquellos esquemas, guiones o repertorios mentales de carácter psicosocial y cultural de los cuales se sirven los seres humanos para atribuirle sentido y certidumbre a su realidad. La mediación institucional está constituida por aquellas agencias sociales de producción de interpretaciones (amigos, familia, escuela, movimientos sociales, medios masivos, iglesia, etc.), que complementan la percepción individivual que el sujeto alberga sobre cualquier tipo de situación. La mediación videotecnológica comprende los medios masivos de comunicación y las tecnologías de punta que operan al servicio de estos medios. La mediación situacional se refiere a los escenarios específicos donde interactuamos con los medios. Así pues, el hogar, la escuela, la calle, las juntas de barrio, los restaurantes, son algunos de los escenarios más relevantes donde la audiencia se relaciona con la televisión y los medios masivos, en general. Y finalmente, la mediación referencial interviene también en el proceso de interpretación de los discursos massmediáticos. Ésta contempla edad, género, religión, etnia, raza, nivel socioeconómico y cultural-educativo.

4. Nivel metódico

La Educomunicación tiene un amplio camino que recorrer en la investigación de las mediaciones sociales, cognitivas y videotecnológicas. Sabemos muy poco sobre cómo se influyen recíprocamente las mediaciones con el fin de intervenirlas desde el punto de vista pedagógico. Consideramos que los métodos sobre el aprendizaje significativo de De Bono son de suma utilidad para analizar las mediaciones sociales y videotecnológicas. Obviamente, seguimos reconociendo a la semiótica como un método muy pertinente para estudiar los contenidos de los medios. Tendríamos que empezar a construir modelos de análisis semiótico para comprender las mediaciones escolares y familiares. Ésta es una tarea que aún está en cierne. Por otra parte, existen pocas evidencias empíricas de carácter cuanti-cualitativo que, mediante encuestas, historia de vida, grupos focales, entrevistas profundas y observación participante, puedan dar cuenta de las relaciones que se establecen entre los docentes y los estudiantes en el sistema escolar formal. Desconocemos hasta lo que ocurre en el recreo escolar, espacio por excelencia donde se produce un sinnúmero de significados sobre la cotidianidad. Precisemos algunos ejemplos. La familia muchas veces produce estereotipos sociales sin que éstos sean fomentados, precisamente, por los medios masivos. De igual manera, se piensa, por lo general, de manera intuitiva sobre una situación cotidiana sin que exista la intervención de la televisión. En otras ocasiones, este medio propone modelos de vida que los miembros de la familia asumen como verdades parciales o absolutas para reflexionar sobre el devenir social, sin confrontarlas con otras informaciones. Suponemos que los discursos que se producen giran en torno a los profesores, la familia, las historias de vida de los mismos estudiantes, pero esto no es suficiente si pretendemos comprender de manera extensa y profunda los factores de influenciabilidad del contexto sociocultural y comunicacional. En esta dirección y estando conscientes de que el campo de las mediaciones representa un terreno escasamente explorado, presentaremos a continuación algunas pautas de análisis para que las personas aprendan a pensar su mediación familiar y escolar. Éstas sirven de fundamento metodológico para reflexionar sobre las mediaciones cognitivas, institucionales, referenciales y videotecnológicas (medios masivos, Internet, celulares, etc.), las cuales influyen notablemente en el imaginario simbólico del colectivo social.

5. Nivel técnico-operativo

Aprender a pensar la mediación escolar La investigación educomunicativa puede coadyuvar en el conocimiento profundo de las mediaciones que, siguiendo a Martín-Barbero (1992) y a Orozco (2001), se entienden como aquellos espacios o ambientes de socialización donde podemos comprender las relaciones que se establecen entre la estructura mental del sujeto y la sociedad. De ahí que actualmente estamos desarrollando en la línea de investigación educación, comunicación y medios del ININCO un estudio orientado a diseñar estrategias de aprendizaje en educación en mediaciones. En esta sección presentaremos, a título de ejemplo, algunas de las premisas y problemas para la reflexión que podrían animar el debate en clase con los alumnos en torno a la mediación escolar:

6. Conclusiones

• La educación en mediaciones es una metodología que nos permite analizar la interacción que establece la persona con un conjunto de fuentes mediacionales como la familia, la escuela, los grupos de amigos, los ambientes residenciales y barriales y la presencia de las tecnologías de avanzada en la sociedad, principalmente Internet.

• Preferimos hablar de educación en mediaciones, y no de educación mediática, porque ha llegado el momento de que reconocer las instituciones sociales como un sistema dinámico y complejo del cual los medios forman parte.

• La educación en mediaciones no pretende desconocer, por un lado, los aportes trascendentales de la educación mediática, que se han forjado durante más de cuarenta años de existencia. Tampoco pretende minimizar la influencia de los medios masivos y su responsabilidad social en los sistemas democráticos.

• La Educomunicación es una interdisciplina que abreva, desde el punto de vista teórico, del campo educativoy comunicacional con el fin de generar propuestas que nos lleven a comprender tanto a los medios como al resto de las mediaciones sociales.

• La Educomunicación como interdisciplina pedagógica abarca la educación en mediaciones y, a su vez, esta modalidad de enseñanza y de aprendizaje abarca a la educación en materia de comunicación y todas aquellas variables metodológicas que tengan como objeto de estudio la enseñanza de los medios masivos o los usos de los medios con fines educativos.

• La investigación educomunicativa es importante porque nos permite tener evidencias empíricas sobre la configuraciónde las mediaciones en un contexto histórico determinado. Estas evidencias conforman la diagnosis quese requiere para intervenir pedagógicamente los ambientes socializantes por antonomasia: la familia y la escuela.

Diferencia entre la educación en medios y la educación en mediaciones

Línea de Investigación Educación, Comunicación y Medios, ININCO-UCV, 2007

• Es necesario aprender a pensar y pensar sobre lo que se piensa antes de plantear cualquier proyecto de desarrollosea éste de índole económico, político o cultural. Aquí juegan un rol importante la Educación, la Didáctica yla Psicología Cognitiva con la finalidad de reflexionar sobre el hecho educomunicacional, las técnicas de aprendizajey el aprender a comprender, respectivamente.

• Como correlato de lo anterior, ha llegado el momento de comprender tanto las tramas, las gramáticas y hasta las dramáticas que se gestan desde las mediaciones sociales y videotecnológicas desde el paradigma emergente que reivindica los valores del pensamiento pertinente, sistémico, complejo, lateral y multidimensional.

Referencias

Aguaded, J.I. (2001): La educación en medios de comunicación: panorama y perspectivas. Madrid, KR.

Ausubel, N. y Hanesian (1983): Psicología Educativa. México, Trillas.

Bruner, J. (1988): Desarrollo cognitivo y educación. Madrid, Morata.

De Bono, E. (1970): El pensamiento lateral. Barcelona, Paidós.

De Bono, E. (1994) Cómo enseñar a pensar a tu hijo. Barcelona, Paidós.

De Bono, E. (1996): Aprender a pensar. Barcelona, Plaza & Janés.

Hernández Díaz, G. (2005): «Educación en medios de comunicación en Venezuela», en Revista Comunicación, 131. Caracas, Fundación Centro Gumilla.

Kaplún, M. (1998): «Procesos educativos y canales de comunicación», en Comunicación (Aulas Mediáticas), 103. Venezuela, Centro Gumilla.

Martín-Barbero, J. (1992): Televisión y melodrama. Colombia, Tercer Mundo.

Martínez, M. (1993): El paradigma emergente. España, Gedisa.

Martínez, M. (1999): La nueva ciencia: su desafío, lógica y método. México, Trillas.

Morin, E. (2001): La cabeza bien puesta: repensar la reforma. Reformar el pensamiento. Argentina, Nueva Visión.

Orozco, G. (1991): Recepción televisiva: tres aproximaciones y una razón para su estudio. México, Universidad Iberoamericana.

Orozco, G. (1994): Al rescate de los medios (Desafío democrático para los comunicadores). México, Colección UIA: Ensayos del PROIICOM.

Orozco, G. (1996): Televisión y audiencias: un enfoque cualitativo. Madrid, La Torre.

Orozco, G. (1997): «Mass-mediación y audiencia-ción», en Comunicación, 100. Caracas, Centro Gumilla.

Orozco, G. (1998): Mirando la TV desde la escuela: guía del maestro de Educación Básica. México, Fundación SNTE para la Cultura del Maestro Mexicano.

Orozco, G. (2001): Televisión, audiencias y educación. Buenos Aires, Norma.

Pasquali, A. (1985): Comprender la comunicación. Caracas, Monte Ávila.

Pasquali, A. (1996/1997): «La dimensión moral del comunicar», en Anuario ININCO, 8. Caracas, Facultad de Humanidades y Educación de la UCV.

Piaget, J. (1978): Epistemología genética. Buenos Aires, Paidós.

Vasallo De Lopes, M. (1999): «La investigación de la comunicación: cuestiones epistemológicas, teóricas y metodológicas», en Revista Diálogos de la Comunicación, 56. Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social.

Vygotsky, L. (1979): El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Barcelona, Grijalbo.