Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 41: Los agujeros negros de la comunicación (Vol. 21 - 2013)

La producción científica española en Comunicación en WOS. Las revistas indexadas en SSCI (2007-12)

Spanish Scientific Output in Communication Sciences in WOS. The Scientific Journals in SSCI (2007-12)

https://doi.org/10.3916/C41-2013-02

Daniela de Filippo

Abstract

Aunque el campo de las Ciencias de la Comunicación en España ha tenido una organización más tardía que en otros países de Europa y Estados Unidos, en los últimos años ha evidenciado un claro proceso de crecimiento. Una forma de rastrear este proceso es a través del análisis de la producción científica, por lo que este trabajo se centra en este aspecto. Utilizando métodos bibliométricos se estudian las revistas y los documentos publicados en la base de datos internacional Social Science Citation Index (SSCI) de Thomson Reuters en la disciplina Communication. Si bien el foco es el estudio de la producción española, los resultados se ponen en relación con la actividad internacional en este campo. En cada caso se analizan con mayor detalle las tres revistas españolas incluidas en SSCI en los últimos años: «Comunicar», «Comunicación y Sociedad» y «Estudios sobre el Mensaje Periodístico». Los resultados obtenidos muestran un importante papel de España como editor de revistas sobre Comunicación (4º del mundo) y como productor de artículos (6º del mundo) con una notable evolución en términos cuantitativos en los últimos cinco años. La inclusión de las tres revistas españolas en la base de datos internacional ha sido una importante contribución a la visibilidad del país en esta disciplina, aunque aún es necesario promover la colaboración internacional para lograr un mayor impacto y apertura a la comunidad científica.

Although the field of Communication Sciences has been slower to organize in Spain than in other European countries and the United States, in recent years it has shown a clear tendency to growth. One way to trace this process is by analyzing scientific production, and this paper focuses on this aspect. Using bibliometric methods, we analyze scientific journals and papers indexed in Thomson Reuter’s international database, the Social Science Citation Index (SSCI) for Communication. While the focus of the study is Spanish scientific output, the results are related to international activities in this field. The three Spanish journals included in SSCI in recent years: «Comunicar», «Comunicación y Sociedad» and «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» were studied in detail. The results show that Spain plays an important role in Communcation journal publishing (4th in the world) and as a producer of scientific papers (6th in the world), with a remarkable evolution, in quantitative terms, especially in the last five years. The inclusion of these three Spanish journals in the international database has been an important contribution to the country's visibility in this field, but there is still a need to promote international collaboration to achieve greater impact and openness in the scientific community.

Keywords

Bibliometría, revistas españolas, Web of Science, SSCI, impacto, producción científica, visibilidad

Bibliometric studies, Spanish journals, Web of Science, SSCI, impact, scientific production, visibility

Archivo PDF español

Archivo PDF inglés

1. Introducción

En España es posible encontrar literatura sobre comunicación desde finales del siglo XIX –con las primeras obras que abordan el estudio de la prensa, la opinión pública y el humor gráfico–, sin embargo, la conformación del campo académico de la Comunicación ha sido más lenta que en Europa y Estados Unidos (Jones, 1998).

A pesar de la tardía organización de este campo en España, se ha producido una notable evolución pasando por etapas que van desde la emergencia, consolidación hasta el desarrollo (Martínez-Nicolás, 2009). En cada una de ellas se ha ido construyendo una masa crítica de instituciones, profesionales e investigadores que han dado un notable impulso a la institucionalización del campo. Este proceso ha sido posible, no solo debido a los cambios producidos en el sistema de comunicaciones y sus lógicas internas, sino especialmente, por el rol cada vez más central que la comunicación juega en el desarrollo de nuestros sistemas sociales (Moragas, 1997). Parte de esta evolución y desarrollo es la creación de revistas académicas y profesionales que han servido como punto de encuentro para la discusión de metodologías y como vía de difusión de los resultados obtenidos.

Desde la aparición de las primeras publicaciones sobre Comunicación y hasta la actualidad, pueden rastrearse más de 40 títulos nacionales con diferente periodicidad y continuidad. Esta multiplicidad de publicaciones refleja la intención de consolidación de un campo en crecimiento constante que se evidencia también en el creciente impulso por mejorar la calidad de las publicaciones que han debido adaptarse a los exigentes criterios de las agencias de evaluación. Lograr la incorporación de las revistas españolas a diferentes bases de datos era uno de los principales retos, ya que es un reconocimiento de la calidad de las publicaciones y de la apertura a la comunidad internacional.

Muchos esfuerzos se han realizado para mejorar la calidad de las revistas de Comunicación y entre ellos es destacable la labor de los editores que han acometido importantes cambios para adaptarse a las normas internacionales de edición científica. Asimismo, hay que reconocer distintas iniciativas llevadas a cabo por profesionales vinculados con el campo de la evaluación que han diseñado y aplicado indicadores de calidad a las publicaciones españolas para hacerlas valer en los sistemas de evaluación (Giménez, 2011).

La incorporación de revistas españolas a las bases de datos internacionales ha contribuido también a definir las publicaciones de mayor calidad del campo. Autores como Fernández-Quijada (2010) han utilizado este criterio para identificar las revistas nucleares de la disciplina en repertorios como DICE, Latindex e In-RECS y es uno de los criterios de valoración positiva en estudios sobre evaluación de revistas de Ciencias Sociales y Humanas como el proyecto REHS del CSIC (Giménez & Alcaín, 2006), o en otras iniciativas como MIAR a cargo de la Universidad de Barcelona, o la plataforma In-RECS de la Universidad de Granada.

Esta tendencia a la inclusión de revistas de Comunicación en bases internacionales ha sido un proceso que en los últimos años ha afectado a todo el ámbito de las ciencias sociales. En el caso de la base de datos Social Science Citation Index se ha notado un incremento considerable de revistas españolas: desde 1997 hasta 2007 hubo entre 2 y 8 revistas indexadas, pasando a 16 en 2008 y llegando hasta 55 en 2011. En los últimos años tres revistas de Comunicación han sido indexadas: «Comunicar», «Comunicación y Sociedad» y «Estudio sobre el Mensaje Periodístico».

En este trabajo se describen y analizan las principales características de la producción en estas tres revistas poniendo en contexto la producción de España con el ámbito internacional. Este estudio pretende complementar los resultados de diferentes autores que han analizado el campo indagando sobre sus orígenes, contenidos y temáticas (Cáceres & Cafarel, 1993; Jones, 2005; Martínez-Nicolás, 2009; Peres-Neto, 2010).

Para ello se analiza el campo de la Comunicación desde una perspectiva bibliométrica, aplicando distintos indicadores que proporcionan información cuantitativa. Otros estudios similares sobre el campo han analizado los artículos publicados en revistas españolas (Martínez-Nicolás, 2011), las tipologías de co-autoría (Fernández-Quijada, 2011), las tesis producidas sobre una temática específica (Repiso & al, 2011) o las características de las revistas españolas del campo (de Pablos & al, 2012). Si bien existen algunos trabajos previos aplicando técnicas bibliométricas para analizar, por ejemplo, las características de la producción en las revistas ISI de mayor impacto (Castillo & al., 2012), o realizar estudios en profundidad sobre una revista concreta (Roca, 2012), la reciente inclusión de las tres publicaciones españolas en JCR hace que no se hayan realizado aún trabajos sobre ellas.

2. Material y métodos

La fuente de información utilizada es la base de datos Web of Science de Thomson Reuters. A pesar de las conocidas limitaciones que presenta en cuanto al sesgo temático, idiomático y la infrarrepresentación de revistas de países no anglófono (Gómez & Bordons, 1996), es uno de los referentes internacionales multidisciplinares más reconocidos. Asimismo, permite una selección concisa de las revistas de una disciplina y aporta información sobre el impacto de los documentos así como sobre la adscripción institucional de todos los autores de los artículos.

Para la selección de documentos de Comunicación se han utilizado las bases de datos SSCI y A&HCI que contienen documentos en revistas de sociales y humanidades desde 1956 y 1975 respectivamente. Utilizando la clasificación temática del Journal Citation Report (JCR) se recuperó información sobre todas las revistas de la categoría Communication desde el año 1997 (primera edición on-line). Se han obtenido datos sobre:

• Revistas de Comunicación: número de revistas por año, número de artículos por revista, citas recibidas, factor de impacto y país de edición. Para las revistas españolas se ha incluido, además, toda la información bibliográfica básica.

• Documentos sobre Comunicación: Se ha recuperado la producción científica en SSCI y A&HCI realizando una búsqueda por categoría WoS (wc=communication). Los indicadores obtenidos fueron: número de documentos por base de datos; evolución de la producción; producción por países, instituciones, revistas y disciplinas (para documentos en revistas multiclasificadas).

Sobre el total de documentos en Comunicación, se identificó la producción de España (cu=SPAIN) obteniendo los mismos indicadores que para el total del mundo a los que se suman: proporción del número de documentos de España/mundo y número de autores firmantes por año.

Se ha profundizado en el análisis de la producción de las tres revistas españolas en JCR: «Comunicar», «Comunicación y Sociedad», «Estudios sobre el Mensaje Periodístico».

3. Análisis y resultados

3.1. Revistas sobre Comunicación en JCR

Desde el año 1997 hasta 2011 (última edición disponible), el número de revistas del JCR incluidas en la disciplina Communication ha ido en aumento así como también el número de artículos por revista y de citas por artículo. Este incremento ha tenido una repercusión notable en el Factor de Impacto que también se ha triplicado (tabla 1).

En la figura 1 se aprecia con mayor precisión que la tendencia creciente en el promedio de artículos por revistas fue similar al incremento en la citación de estos documentos. Mientras el FI promedio de las revistas tuvo un aumento gradual durante todo este período, los factores de impacto máximos crecieron considerablemente lo que indica que las revistas que encabezan la disciplina han ido cobrando gran visibilidad acrecentando la brecha de citación con respecto a las restantes revistas de la categoría.

Según el país de edición de las revistas, la amplia mayoría son anglosajonas. Solo un 4% son españolas: «Comunicar», «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» y «Comunicación y Sociedad». A partir de 2008 el número de revistas ha tenido un incremento muy notorio y es en este período cuando ingresan en el JCR las tres revistas españolas mencionadas.

3.1.1. Revistas españolas en Comunicación

Analizando las características de las tres revistas españolas se advierte que fueron creadas entre finales de los ochenta y comienzos de los noventa y todas con periodicidad semestral. Desde 2010 «Comunicación y Sociedad» tiene una periodicidad cuatrimestral. Dos de ellas pertenecen a universidades y otra a una asociación de periodistas y docentes andaluces. Solo la revista «Comunicar» se presenta como multilingüe, publicando documentos en español e inglés. Desde 2010 presenta una edición bilingüe español-inglés, mientras que las otras dos publican sus artículos principalmente en español.

La fecha de ingreso a WoS también ha sido similar para las tres y es la revista «Comunicar» la que ha logrado un mayor factor de impacto en el último año (2011) lo que la posiciona en el tercer cuartil de su disciplina (tabla 2).

3.2. Documentos sobre Comunicación en Web of Science

Hasta 2012 se han publicado 86.473 documentos recogidos en la base de datos SSCI y un 7% incluidos también en A&HCI. El incremento de publicaciones desde 1956 ha sido de un 400%. Si se observa la producción mundial se puede comprobar que hasta mediados de los 70, el incremento ha sido leve, a partir de esa fecha ha habido un aumento sostenido y a partir de 2006 se observa un crecimiento muy notorio.

Los documentos de Comunicación fueron elaborados por 136 países con una notable concentración en USA con más de la mitad de las publicaciones. Le siguen Reino Unido, Australia y Canadá. En la figura 2 se presentan los 10 países con mayor producción, el porcentaje que esta representa sobre el total del mundo y el porcentaje de revistas editadas en cada país. Los países con mayor número de revistas editadas en este campo son también los más productivos, aunque las proporciones varían: USA produce un porcentaje mayor de documentos que el de revistas que edita, mientras que en Reino Unido las cifras de publicación son muy escasas en relación al elevado número de revistas. España y Alemania publican un porcentaje levemente inferior del que cabría esperar si se mantuviera la misma distribución entre el porcentaje de producción y el del número de revistas.

Al identificar las instituciones más productivas se aprecia el dominio de las universidades estadounidenses como Wisconsin, Illinois y Michigan.

A lo largo de todo el período se evidencian algunas diferencias en el campo y para analizarlas en detalle se han considerado tres etapas. La primera, desde 1956 hasta finales de los años 70 contó con casi 22.000 publicaciones y con una concentración de la producción en USA (41%) seguida –con menos del 1%– por Canadá, Hungría y Reino Unido. La producción se distribuyó entre 22 revistas y hubo publicaciones de Comunicación clasificadas también en otras 11 disciplinas destacando las relacionadas con Tecnología Fotográfica; Telecomunicaciones; Ciencias Políticas y Sociales.

En la segunda etapa, hasta 1995, se produjeron casi 23.000 documentos con una presencia aún mayor de USA (72%) pero aumentaron sus porcentajes países como Reino Unido (3%) y Canadá (2%). La producción se difundió en 49 revistas y seis de ellas concentraron la mitad de los documentos. Se detectaron publicaciones multiclasificadas en otras 21 disciplinas destacando Finanzas e Investigación en Educación. Es notable el aumento de documentos en revistas incluidas en Biblioteconomía y Documentación que en la etapa previa fueron escasos. En la tercera etapa, hasta 2010, el crecimiento de la producción ha sido notable con más de 39.000 publicaciones. El papel de USA sigue siendo predominante (56%), pero otros países como Reino Unido, Australia, Canadá y Holanda han aumentado su participación con porcentajes de entre un 3% a un 8%. España ha ingresado a este grupo con un 2% de la producción mundial, especialmente en los últimos años cuando se indexan tres revistas en JCR. En esta etapa el número de revistas ha crecido considerablemente y las cinco primeras concentran el 20% de las publicaciones. Además de Communication, hay 28 disciplinas en la que se publican trabajos afines, entre las que destacan Finanza, Bilbioteconomía y Documentación, Ciencias Políticas y Sociología.

3.2.1. Documentos españoles sobre Comunicación en Web of Science

Sobre el total de documentos publicados en revistas de Comunicación incluidas en la Web of Science se han identificado aquellos firmados por autores con centro de adscripción español. Se detectaron 912 documentos entre 1966 y 2012. El porcentaje con respecto al mundo ha ido en aumento representando en los últimos cinco años el 80% de la producción de todos los años. El número de autores por documento también creció, con una media de 2,37 autores/doc. Si bien hay 1 documento con 128 autores, la distribución mayoritaria es uno o dos por documentos siendo estas cifras las que se muestran en un 73% de los documentos (tabla 3).

La producción de España en Comunicación se realizó en colaboración con países como USA (8% de los documentos), Reino Unido (3%), Holanda (2%), Alemania (1,4%), Italia (1,4%) y Francia (1%). Entre las revistas de Comunicación clasificadas también en otras disciplinas destacan las temáticas: Investigación en Educación; Psicología Aplicada y Lingüística. Durante este período la producción de España se ha difundido en 63 revistas siendo las tres españolas en JCR las que concentran poco más del 50% de los documentos. Las principales instituciones productoras fueron las universidades Complutense de Madrid, Navarra, Autónoma de Barcelona, Jaume I, Pompeu Fabra y País Vasco.

La revista «Comunicar» es la que concentra mayor número de documentos y la que muestra el mayor número de citas por documento (se han considerado únicamente los documentos citables: articles y reviews). Estos valores resultan muy bajos en las tres publicaciones dado que existe un alto porcentaje de documentos no citados. En la tabla 4 se puede apreciar que se han recibido citas desde las propias revistas en porcentajes de entre el 30% y el 50%.

Para profundizar en el estudio del impacto se han analizado las instituciones desde las que se recibieron las citas de cada revista. En «Comunicar», las 71 citas obtenidas hasta 2013 provinieron de 54 instituciones, 18 de ellas extranjeras (especialmente de Portugal, Colombia y Chile). En la figura 3 se muestran las principales instituciones citantes (con >2 citas hacia esta revista), entre las que destacan: las universidades de Sevilla, País Vasco, UNED, Autónoma de Barcelona y Algarve. La revista «Comunicación y Sociedad» recibió 20 citas de 14 instituciones diferentes, dos de ellas extranjeras (de Suiza y China). Entre los citantes españoles destacan la Universidad Complutense de Madrid y la Pompeu Fabra, «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» contó con ocho citas de nueve instituciones entre las que destacan la Universidad del País Vasco y la Complutense de Madrid.

Al analizar las instituciones más productivas, «Comunicar» presenta la mayor diversidad de centros entre los que destacan las Universidades Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona, Málaga y Sevilla. «Comunicación y Sociedad» muestra una importante presencia de autores de las universidades de Navarra y Complutense, «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» presenta una notable concentración de autores de la Universidad Complutense.

En cuanto a la presencia de autores de centros extranjeros, en «Comunicar» desatacan los procedentes de USA, México, Chile y Portugal y especialmente de universidades como Algarve, Minho, São Paulo y Buenos Aires. «Comunicación y Sociedad» presenta autores de centros de 10 países, siendo los de Chile los más relevantes, principalmente de la Universidad Católica, y «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» cuenta con autores de cinco países siendo los de Chile los de mayor número de artículos publicados.

4. Discusión y conclusiones

Los datos presentados muestran que el campo de la Comunicación ha vivido un proceso de notable expansión en los últimos años.

A nivel internacional, el creciente volumen de revistas concuerda con el incremento de instituciones y profesionales que desarrollan su labor académica y científica en este campo. Asimismo, el aumento del número de artículos publicados es un reflejo del creciente interés por difundir resultados de investigaciones y discusiones sobre temas relacionados con este ámbito. El hecho de que en 15 años se duplicará el número de citas también muestra el aumento del consumo del material producido y la creciente visibilidad internacional.

Estados Unidos y Reino Unido tienen una presencia predominante, siendo España el cuarto país por número de revistas indexadas en SSCI (detrás de Holanda). Actualmente las tres revistas españolas incluidas en Web of Science representan un 4% de las revistas internacionales de Comunicación en esta base de datos. Aunque es un porcentaje reducido comparado con el número de títulos actuales en el país, es un reconocimiento al esfuerzo por visibilizar las revistas nacionales. Es importante mencionar que la inclusión de estos títulos ha ido también en consonancia con la incorporación de muchas revistas de Ciencias Sociales y Humanas al JCR evidenciando un crecimiento exponencial desde 2008 (FECYT, 2011).

Es innegable que las políticas de evaluación de investigadores e instituciones implementadas en España en los últimos años (ANECA, CNEAI) tuvieron una gran influencia al potenciar la publicación en revistas internacionales y promover la indexación de las nacionales. Esto ha generado numerosas críticas por la tendencia excesiva a la cuantificación de los resultados, y ha alertado por las posibles «malas prácticas» como la co-autoría inflada o las publicaciones fragmentadas (Brochard & Brun, 2007). Otra de las consecuencias no deseadas es que los títulos incluidos en WoS se ven sobrepasados de originales y deben aumentar la tasa de rechazo, mientras que otras revistas tienen dificultades para completar sus números (Giménez & Alcaín, 2006).

Sin embargo, un aspecto positivo de esta política es que ha servido para poner en marcha diferentes proyectos que permitieron analizar, evaluar y proponer criterios de calidad que sean un referente para las publicaciones nacionales. Gracias a estas iniciativas, cada vez más revistas españolas logran mejorar su visibilidad internacional.

En el caso concreto de Comunicación, la inclusión en la base de datos SSCI de las tres revistas españolas analizadas es un indicador de calidad que coincide con las valoraciones realizadas por otras bases de datos. La base de datos MIAR, por ejemplo, incluye 342 títulos de esta disciplina, 30 de ellos españoles. Entre las revistas nacionales «Comunicación y Sociedad» encabeza el listado y se posiciona en el orden 50 a nivel internacional según su índice compuesto de difusión secundaria, que mide la presencia de la revista en diversos repertorios temáticos. Muy de cerca le sigue «Comunicar» (segunda española y puesto 54 del mundo) mientras que «Estudios sobre el Mensaje Periodístico» se ubica entre las ocho primeras españolas y en el puesto 179 del mundo. En la plataforma In-RECS, que en 2010 ofrecía información sobre 24 revistas españolas, las tres incluidas en SSCI ocupan el primer cuartil según su impacto.

Cuando se analiza la producción científica internacional en Comunicación se observan publicaciones desde mediados de los años cincuenta. Esto resulta lógico si se considera que los primeros estudios del campo pueden situarse a comienzos del siglo XX a partir de los trabajos académicos norteamericanos sobre la propaganda en la Primera Guerra Mundial que, posteriormente, dieron origen a diferentes programas de estudio en «mass-communication» (Delia, 1987). Simultáneamente, otros autores mencionan estudios en comunicación interpersonal desde 1930 (Roger, 1994). Estados Unidos no solo ha sido pionero en las investigaciones sobre comunicación, sino que ha mantenido esta supremacía durante más de cinco décadas, siendo sus universidades líderes de la producción.

Aunque resulte lógico pensar que al ser Estados Unidos el editor del mayor número de revistas del campo, sea también el mayor productor, los datos muestran que el porcentaje de documentos es aún más elevado que el de revistas. Países como Reino Unido, Holanda, España y Alemania que se encuentran entre los mayores editores de revistas, muestran porcentajes de publicaciones inferiores a los que cabría esperar.

Si se pone en relación la producción con el contexto en el que se desarrolla es claro advertir tres períodos. En cada uno los abordajes teóricos y los objetos de estudio han variado debido a los distintos intereses sociales y económicos, y a la adopción de nuevas teorías, conceptos o metodologías provenientes de otras disciplinas. Se percibe una creciente interdisciplinariedad que se comprueba al ver que las revistas clasificadas por el JCR en la categoría Communication están también incluidas en otras disciplinas. Esta interdisciplinariedad es una de las principales características de este campo ya que las ciencias de la comunicación se nutrieron de una serie de conocimientos provenientes de disciplinas como sociología, lingüística o psicología (Peres-Neto, 2010). Esta particularidad ha sido un punto de interés para numerosos autores interesados por estudiar el modo de definir con precisión los alcances del campo (Berger & Chaffe, 1988; Craig, 2003; Leydesdorff & Probst, 2009).

En España, es notoria la evolución de la producción desde mediados de los noventa y especialmente a partir de 2006 cuando el número de documentos creció exponencialmente. Aquí los tres períodos coinciden claramente con el contexto histórico y social del país. Siguiendo la clasificación temporal de Martínez-Nicolás (2009), el período de emergencia del campo puede ubicarse entre mediados de los sesenta y comienzos de los ochenta, cuando empiezan a darse las condiciones sociales, académicas e intelectuales que favorecen el surgimiento de la investigación como un campo autónomo y abordado con metodología científica. Desde los años 80 y hasta mediados de los noventa es posible hablar de un período de consolidación definido como de «explosión» en el que crecen exponencialmente las facultades con estudios relacionados con la Comunicación haciendo que en dos décadas la comunidad científica española de investigadores de la comunicación se cuadruplique.

La última etapa, denominada de desarrollo, puede ubicarse a partir de mediados de los noventa y se caracteriza por el desarrollo de un nuevo entorno comunicativo que abarca todos los ámbitos de la actividad humana. Es también el fin de las audiencias masivas y la etapa de revitalización de las redes sociales.

Aunque es evidente la creciente presencia internacional que va adquiriendo la producción española en Comunicación, la mitad de los documentos recogidos en SSCI se publican en revistas españolas y en concreto en las tres indexadas. Esto permite visibilizar la producción y las problemáticas locales, pero por sí mismo no implica una plena apertura internacional.

De hecho, la colaboración con centros extranjeros es muy escasa y, de las tres revistas españolas en SSCI «Comunicar» puede considerarse la «más internacional», tanto por el número de países e instituciones firmantes como por la presencia de artículos en idiomas diferentes al español. Aunque el idioma podría ser un factor de interés para las audiencias latinoamericanas, son escasas las instituciones firmantes de esta región. Una situación similar es advertida por Martínez-Nicolás y Saperas (2011) quienes analizan cuatro revistas españolas y sugieren que existe una relación de formación con los investigadores latinoamericanos, ya que muchos han sido alumnos de postgrados ofertados en España pero no hay una apertura a los académicos de la región.

Otro dato relacionado con la colaboración es el índice de coautoría que continúa siendo muy reducido ya que predominan los artículos individuales o firmados por dos autores, tal como muestran otros estudios previos (Castillo & Carretón, 2010). «Comunicar» es la que muestra un mayor número de autores, sin embargo, al considerar el número de autores por documento se observa que en las tres revistas españolas las cifras son mucho menores que en el conjunto de España. Es decir, que cuando los autores españoles escriben en revistas internacionales de comunicación, presentan mayor colaboración.

Estos datos podrían explicar la escasa citación de los artículos en revistas españolas ya que parece existir una relación positiva entre el número de autores por documento y la cantidad de citas recibidas (Lewison, 1991; Bridgstock, 1991). Otros autores detectaron que el origen de los firmantes afecta al impacto ya que, si la colaboración se establece entre instituciones de un mismo país, se obtienen proporcionalmente menos citas (Goldfinch & al., 2003). En este sentido, hay quienes afirman que la colaboración internacional favorece la visibilidad de los documentos, al tener una mayor audiencia, publicarse en revistas de mayor impacto (Van-Raan, 1998; Gómez & al., 1999) y por el hecho de que cada autor distribuye sus trabajos a través de diversas vías, incrementando las posibilidades de difusión (Katz & Martin, 1997).

Esto nos llevaría a pensar que la escasa colaboración de los autores españoles está influyendo negativamente en el impacto. Si bien hay que considerar que los artículos analizados en estas revistas son muy recientes y con una ventana de citación muy corta. Hasta el momento el porcentaje de documentos no citados en el caso de las tres revistas españolas es muy elevado.

También resulta relevante detectar que las instituciones pioneras en estudios de comunicación son las más productivas, resultado que coincide con los aportados por In-RECS. Estos datos reflejan la actividad de los grupos nacionales que trabajan en el campo, aunque indican que muchas veces las revistas se nutren de un volumen importante de originales de autores de la propia institución editora, sin gran trascendencia hacia otras instituciones.

Todo esto muestra que es evidente que el campo de la Comunicación ha experimentado un notable crecimiento a nivel internacional y España, a pesar de su tardía incorporación, ha demostrado que no es una excepción. La publicación de numerosas revistas ha contribuido a este proceso y su inclusión en bases de datos internacionales es un claro reconocimiento a su calidad. Sin embargo, estudios basados en la consulta a editores del campo, muestran que –en opinión de estos expertos– el futuro de las revistas científicas de Comunicación pasa por una mayor internacionalización y por lograr una mayor inclusión en índices de impacto así como por la adopción de medidas de mayor transparencia en la evaluación de manuscritos (Baladrón & Correyero, 2012).

Esto nos lleva a concluir que aún quedan metas a alcanzar como: lograr mayor producción internacional para estar al nivel de otros países europeos con desarrollos académicos similares, continuar mejorando el posicionamiento y reconocimiento de otras revistas nacionales de prestigio para dar cabida a la creciente producción local y lograr visibilidad e integración en la comunidad internacional a través de la colaboración con autores de instituciones nacionales y extranjeras y de la publicación en revistas de otros países.

Referencias

Baladrón, A. & Correyero, B. (2012). Futuro de las revistas científicas de Comunicación en España. El Profesional de la Información, 21, 1, 3442 (DOI: http//dx.doi.org/10.3145/epi.2012.ene.05)

Berger, C.R. & Chaffee, S.H. (1988). On Bridging the Communication Gap. Human Communication Research, 5, 2, 311318.

Bridgstock, M. (1991). The Quality of Multiple Authored Papers. A Unresolved Problem. Scientometrics, 21, 1, 4748. (DOI: http://dx.doi.org/10.1007/BF02019181).

Brochard, L. & Brun, C. (2007). Salami Publication: A Frequent Practice Affecting Readers’ Confidence. Intensive Care Med, 33, 212213. (DOI: http://dx.doi.org/10.1007/s00134-007-0539-9).

Cáceres, M.D. & Caffarel, C. (1993). La investigación sobre comunicación en España. Un balance cualitativo. Telos, 32, diciembre 1992febrero 1993, 109124.

Castillo, A. & Carretón, C. (2010). Investigación en Comunicación. Estudio bibliométrico de las revistas de comunicación en España. Comunicación y Sociedad, 23, 2, 289327.

Castillo, A; Rubio, A. & Almansa, A. (2012). La investigación en Comunicación. Análisis bibliométrico de las revistas de mayor impacto ISI. Revista Latina de Comunicación Social, 67, 248270 (DOI:10.4185/RLCS-067-955-248-270).

Craig, R.T. (2003). Discursive Origins of a Communication Discipline. In: Annual Convention of the National Communication Association, Miami, 21 november 2003.

De Pablos, J.M., Mateo, C. & Ardèvol, A. (2012). Revistas españolas de Comunicación: fuera de la política científica oficial, deslegitimada. Revista Latina de Comunicación Social, 67 (www.revistalatinacs.org/067/alma/tarragonarevistas.pdf) (01/04/2013)

Delia, J. (1987). Communication Research: A History. In C.R. Berger & S.H. Chafee (Eds.), Handbook of Communication Sciences. (pp. 2990). Newbury Park (USA): Sage.

FECYT (2011). Análisis de la presencia de las revistas científicas españolas en el JCR de 2010 (http://icono.fecyt.es/informesypublicaciones/Documents/2011_07_27RevEspanolasJCR2010.pdf) (01122012).

Fernández Quijada, D. (2010). El perfil de las revistas españolas de comunicación (20072008). Revista Española de Documentación Científica, 33, 4, 553581 (DOI: http://dx.doi.org/10.3989/redc.2010.4.756).

Fernández Quijada, D. (2011). De los investigadores a las redes: una aproximación tipológica a la autoría en las revistas españolas de comunicación. I Congreso Nacional de Metodología de la Investigación en Comunicación. Asociación Española de Investigación de la Comunicación y Universidad Rey Juan Carlos. Fuenlabrada (Madrid), 1314 de abril de 2011.

Giménez Toledo, E. (2011). La opinión de los expertos sobre las revistas españolas de comunicación y otros indicadores de calidad. I Congreso Nacional de Metodología de la Investigación en Comunicación. Asociación Española de Investigación de la Comunicación y Universidad Rey Juan Carlos. Fuenlabrada (Madrid), 1314 de abril de 2011.

Giménez, E. & Alcaín, M.D. (2006). Estudio de las revistas españolas de periodismo. Comunicación y Sociedad, 19, 2, 107131.

Goldfinch, S., Dale, T. & DeRoue, K. (2003). Science from the Periphery: Collaboration Network and ‘Periphery effects’ in the Citation of New Zealand Crown Research Institutes articles, 19922000. Scientometrics, 57, 3, 321337. (DOI: 10.1023/A:1025048516769).

Gómez, I. & Bordons, M. (1996). Limitaciones en el uso de los indicadores bibliométricos para la evaluación científica. Política Científica, 46, 2126.

Gómez, I., Fernández M. T. & Sebastián J. (1999). Analysis of the Structure of International Scientific Cooperation Networks through Bibliometric Indicators. Scientometrics, 44, 3, 441457. (DOI:http://dx.doi.org/10.1007/BF02458489).

Jones, D. (1998). Investigación sobre comunicación en España: evolución y perspectivas. ZER: revista de estudios de comunicación, 5, 3, 1351 (www.ehu.es/zer/es/hemeroteca/articulo/investigacionsobrecomunicacionenespanaevolucionyperspectivas/58) (01122012).

Jones, D. (2005). Las revistas de comunicación en España. Telos, 65. (www.ull.es/publicaciones/latina/telos64de2005.pdf) (03122012).

Katz, J.S. & Martin B.R. (1997). What is research collaboration? Research Policy, 26, 118.

Lewison, G. (1991). The Advantages of Dual Nationality. New Scientist, 130, 5051.

Leydesdorff, L. & Probst, C. (2009). The Delineation of an Interdisciplinary Specialty in terms of a Journal Set: The Case of Communication Studies. Journal of the American Society for Information Science & Technology, 60, 8, 17091718. (DOI: http://dx.doi.org/10.1002/asi.v60:8).

Martínez Nicolás, M. & Saperas, E. (2011). La investigación sobre Comunicación en España (19982007). Análisis de los artículos publicados en revistas científicas. Revista Latina de Comunicación Social, 66, 101129 (DOI: 10.4185/RLCS-66-2011-926-101-129).

Martínez Nicolás, M. (2009). La investigación sobre comunicación en España. Evolución histórica y retos actuales. Revista Latina de Comunicación Social, 64,114 (DOI: 10.4185/RLCS-64-2009-800-01-14).

Moragas, M. (1997). Las ciencias de la comunicación en la sociedad de la Información. Retos de la Sociedad de la Información, 149156.

Peres Neto, L. (2010). La construcción del campo de la comunicación: uniformidad y disparidad teórica. In: Segundo Congreso Internacional Comunicación y desarrollo en la era digital. Asociación Española de Investigación de la Comunicación. Málaga, 45 de febrero de 2010.

Repiso, R., Torres, D. & Delgado, E. (2011). Análisis bibliométrico y de redes sociales en tesis doctorales españolas sobre televisión (1976/2007). Comunicar, 37, 19,151159. (DOI: http://dx.doi.org/10.3916/C3720110307).

Roca, D. (2012). La productividad científica en Comunicación a través de la revista Zer. Revista Latina de Comunicación Social, 67, 292321 (DOI: http://dx.doi.org/10.4185/RLCS067957292321).

Roger, E.M. (1994). A History of Communication Studies. A Biographical Approach. New York (USA): The Free Press.

VanRaan, A. (1998). The Influence of International Collaboration on the Impact of Research Results: Some Simple Mathematical Considerations Concerning the Role of Self Citations. Scientometrics, 42, 3, 423428. (DOI:http://dx.doi.org/10.1007/BF02458380).