Índice de volúmenes - Índice de revistas - Índice de artículos - Mapa ---- Atrás


Revista Comunicar 58: Aprendizaje y medios digitales. Formas emergentes de participación y transformación social (Vol. 27 - 2019)

Conflictos en los roles profesionales de los periodistas en España: Ideales y práctica

Conflicts in the professional roles of journalists in Spain: Ideals and practice

https://doi.org/10.3916/C58-2019-06

Sergio Roses-Campos

María-Luisa Humanes-Humanes

Abstract

A partir de una encuesta realizada entre 2015 y 2016 a 122 periodistas de cuatro diarios españoles, el artículo estudia en qué medida estos profesionales perciben una desconexión –una brecha– entre sus ideales y su puesta en práctica, y cuáles son los roles más «conflictivos» en el contexto de un sistema de medios de pluralismo polarizado. Los resultados indican, a tenor de la percepción de los profesionales encuestados, que los periodistas presentan un conflicto de roles ya que se hallaron diferencias significativas entre la concepción de seis de los siete roles profesionales y la percepción de la puesta en práctica de dichas funciones. Las mayores divergencias se localizan en los roles vigilante, cívico y diseminador. Los conflictos de roles se resolvieron en todos los casos a favor de los intereses de quienes detentan el poder y en contra de los ideales de los periodistas. Estos resultados son congruentes y apoyan los hallazgos de publicaciones previas que retratan al sistema de medios de pluralismo polarizado como un ecosistema mediático donde los profesionales del periodismo, como colectivo, acumulan poco poder frente al ostentado por las organizaciones de medios, endeudadas por una excesiva «financierización» y dependientes del poder político y económico. Los resultados se discuten de acuerdo con la literatura existente, así como con el contexto en que se realizó la investigación.

Based on a survey of 122 journalists from four Spanish newspapers carried out from 2015 to 2016, this paper analyses to what extent these professionals perceive a disconnection –a gap– between their role conception and their perceived role enactment, that is between their professional ideals and their journalistic practice, and which are the most “conflicting” roles in a Polarized Pluralist media system. According to the perceptions of the professionals surveyed, journalists in Spain hold a role conflict when they work in a newspaper. The findings show significant differences between the role conception and the perceived role enactment in six of the seven professional roles. The biggest divergences are located in the watchdog, civic and disseminator roles. The conflict between the professional ideals and their implementation in the news is always resolved in favor of the media organizations. Our results are consistent and support the previous studies that have defined the Polarized Pluralist media system as a media ecosystem where journalists accumulate little power compared to the media organizations, which are in financial debt and dependent on political and economic powers. Results are discussed according to the literature review as well as the context in which the study was developed.

Keywords

Periodismo, roles profesionales, actitudes profesionales, conflicto, prensa, sistema de medios, investigación cuantitativa, encuesta

Journalism, professional roles, professional attitudes, conflict, press, media system, quantitative research, survey

Archivo PDF español

Archivo PDF inglés

1. Introducción y estado de la cuestión

La función de vigilante, también conocida como de perro guardián, forma parte del ADN de la cultura profesional de los periodistas. Sin embargo, los medios –en ocasiones aliados de los actores políticos y económicos– pueden favorecer informaciones cuya función es apoyar al poder en vez de vigilarlo. El periodista identificado con el rol del vigilante podría verse abocado en la práctica a cumplir el papel de favorecedor del statu quo. He aquí el punto de partida de este artículo: la percepción de los profesionales respecto de la existencia de conflictos de roles que dan lugar a una brecha entre sus aspiraciones y el ejercicio profesional en la práctica.

Denominamos concepciones de los roles profesionales (role conceptions) al conjunto de ideales individuales con los que los periodistas definen y legitiman sus funciones en la sociedad (Weaver & Wilhoit, 1996; Vos, 2005; Hanitzsch, 2007). Los roles son, por tanto, un factor central en su identidad profesional (Deuze, 2005). De acuerdo con la teoría del rol (Burke & Reitzes, 1981), los periodistas tratarán de poner en práctica sus ideales individuales a la hora de construir sus noticias (role enactment). De acuerdo con Tandoc, Hellmueller y Vos (2013: 541) si un periodista percibe que su rol es el de diseminador, el deseo de ser congruente con su papel en la sociedad le llevaría a tratar de poner en práctica dicho rol.

Sin embargo, el ejercicio profesional excede la dimensión individual, pues el trabajo periodístico es el resultado de un proceso colectivo y relacional sujeto a la negociación (Mellado, 2015). Está influenciado por factores organizativos, políticos y económicos (Shoemaker & Reese, 2013; Hanitzsch & Mellado, 2011), sujeto a los vaivenes a que se somete la autonomía profesional del periodista (Mellado & Humanes, 2012; Reich & Hanitzsch, 2013). En esta negociación se moldean las noticias, materializándose así los roles en los contenidos noticiosos (role performance) (Mellado, 2015; Mellado & al., 2017). Los periodistas, finalmente, perciben el grado en que dicha materialización se acerca o aleja de la puesta en práctica de sus ideales (perceived role enactment).

A partir de estos supuestos, este artículo estudia en qué medida los periodistas españoles perciben una brecha entre sus ideales (role conceptions) y su puesta en práctica (perceived role enactment) y cuáles son los roles más «conflictivos» en el contexto de un sistema de medios de pluralismo polarizado como es el español, caracterizado por una débil profesionalización y un alto nivel de paralelismo político e instrumentalización (Hallin & Mancini, 2004). Para ello, se ha partido de la conceptualización de los roles periodísticos en tres dimensiones (Mellado, 2015): la presencia de la voz del periodista en la noticia, la relación del periodismo con el poder y la forma en que se aborda a la audiencia. Cada una de estas tres dimensiones se compone de diferentes roles. El primer eje alude a la presencia (rol intervencionista) o ausencia (rol diseminador) del periodista como actor en las noticias. El segundo eje se refiere a las relaciones de los medios con el poder político y económico, y contiene el rol vigilante y el rol leal-facilitador. El tercer dominio (abordaje de las audiencias) entraña la forma en la que las prácticas periodísticas construyen su relación con la audiencia a través de tres roles: rol de servicio, rol de infoentretenimiento y el rol cívico. La operacionalización de cada rol se encuentra en la sección de material y método (Tabla 1).

Este artículo es parte del proyecto internacional «Journalistic role performance around the globe» (www.journalisticperformance.org), que reúne a investigadores de más de 20 países de todo el mundo con el objetivo de comparar la performance periodística en diferentes sistemas de medios.

1.1. La desconexión entre los ideales y la práctica en diferentes contextos

Las tensiones y discrepancias entre lo individual y lo colectivo pueden generar un «conflicto de roles» cuando el periodista aprecia una incongruencia entre lo que percibe que le corresponde hacer y el trabajo que piensa o dice que hace en su medio de comunicación (Mellado, Hellmueller, & Donsbach, 2017). Como resultado del conflicto de roles, podemos hablar de una «percepción de la brecha» que es conceptualmente diferente de la «brecha real» entre ideales y noticias (Mellado & Van-Dalen, 2014). Mientras que la primera implica una percepción de desconexión entre los ideales y su puesta en práctica, la segunda supone una desconexión tangible y cierta entre sus ideales y la materialización de su trabajo en las noticias. Si bien las discrepancias y la percepción de una brecha por parte de los periodistas no tienen por qué implicar siempre un mal funcionamiento del medio (Mellado, Hellmueller, & Donsbach, 2017), las consecuencias de estas percepciones sí podrían dañar a largo plazo la profesión (Nord, 2007), generando frustración entre los periodistas (Sigelman, 1973; Stark, 1962) y horadando su compromiso con el medio con una inevitable pérdida de calidad de las noticias (Pihl-Thingvad, 2015).

En lo que se refiere al objeto de estudio de este trabajo, la «percepción de la brecha» entre los ideales del periodista y la percepción de su puesta en práctica, encontramos algunos ejemplos en diferentes contextos.

En el trabajo de Ramaprasad y Hamdy (2006), los periodistas egipcios aseguraron que la importancia otorgada a las funciones periodísticas no se correspondía con la frecuencia con que podían materializarlas en su trabajo. Por ejemplo, la función de sustento de la democracia (segunda en importancia) era la que menos ponían en práctica. Weaver, Beam, Brownley, Voakes y Wilhoit (2007: 233) hallaron una asociación modesta entre los roles que los periodistas estadounidenses afirmaban defender y los roles presentes en lo que ellos mismos consideraban sus mejores trabajos. Oi, Fukuda y Sako (2012: 57) hallaron que los periodistas japoneses otorgaban una gran importancia al rol vigilante, sin embargo, creían que no tenían éxito al «investigar las actividades del gobierno». Y en Dinamarca más del 60% de los periodistas consideraba importante o muy importante la función de vigilante mientras que apenas un 30% percibía que pudieran llevarla a cabo en el mismo grado (Pihl-Thingvad, 2015). Recientemente, Raemy, Beck y Hellmueller (2018) hallaron que los periodistas suizos establecen una fuerte relación entre la concepción de los roles y la percepción sobre el trabajo que piensan que hacen en el día a día, con una aparente falta de influencia de factores organizacionales excepto en el caso del rol vigilante.

Ninguno de estos trabajos ha explorado de forma específica la «percepción de la brecha» entre los ideales profesionales de los periodistas y la percepción de su puesta en práctica en un sistema de medios de pluralismo polarizado como el español.

1.2. Los roles profesionales en España: de la conceptualización a su materialización

Siguiendo la tradición de estudios sobre las concepciones de los roles profesionales (Cohen, 1963; Johnstone, Slawski, & Bowman, 1972; Janowitz, 1975; Weaver & Wilhoit, 1996; Weaver, 1998; Patterson & Donsbach, 1996; Hanitzsch & al., 2011; Weaver & Willnat, 2012), numerosos trabajos han ayudado a perfilar lo que sabemos sobre los ideales de los periodistas españoles (Canel & Sánchez-Aranda, 1999; Martín & Amurrio, 2003; Roses & Farias, 2013; Berganza, Lavín, & Piñeiro-Laván, 2017, entre otros).

Centrándonos en las publicaciones más recientes, los periodistas españoles se identifican más con el papel de altavoz de la ciudadanía sobre otras funciones como la de difusor, adversario, vigilante, instructor de la audiencia, entretenedor y favorecedor del statu quo (Berganza, & al., 2017). Sin embargo, los estudios sobre la materialización de los roles en las noticias apuntan a que la prensa española se caracteriza por la relevancia de su papel intervencionista, donde roles –como el de vigilante– estarían determinados, por ejemplo, por las temáticas, siendo los asuntos económicos en los que la vigilancia estaría soslayada en la práctica pese a los ideales que manifiestan habitualmente los periodistas en las encuestas (Humanes & Roses, 2018).

A partir de la constatación de las diferencias entre lo encontrado en los trabajos sobre la importancia otorgada a los roles periodísticos y su presencia en los contenidos, en este trabajo se aborda por primera vez en España el análisis de la percepción de la brecha entre la concepción del rol de los periodistas y su puesta en práctica.

1.3. Un contexto proclive a los «conflictos de roles»

¿Es España un ecosistema mediático proclive a que los periodistas se enfrenten a conflictos de roles profesionales? Los estudios previos han señalado diferentes características que apuntan a ello.

El sistema de medios español ha sido encuadrado entre los sistemas de pluralismo polarizado (Hallin & Mancini, 2004), esto es, presenta una prensa con paralelismo político, pluralismo externo y un mercado poco desarrollado; la audiencia de la prensa es elitista y polarizada ideológicamente, y la profesión periodística aúna un estilo opinativo con un poder y autonomía limitados ante legisladores y empresas de comunicación. A estos rasgos que han sido probados empíricamente (por ejemplo, Humanes, Martínez-Nicolás, & Saperas, 2013; Casero, 2012), habría que añadir otros que habrían sido reforzados con la crisis económica como la instrumentalización de los medios o el clientelismo. Y es que los medios españoles son empresas endeudadas y dependientes del poder económico al ser la banca y los grupos de inversión sus principales accionistas o acreedores (Fernández-Fernández & Campos, 2014). A esta debilidad económica se sumaría el menoscabo de la función de vigilancia del poder por parte de presiones políticas hacia los periodistas, vehiculadas a través de los grupos de comunicación y los propios medios (Casero, Izquierdo, & Doménech, 2014). Así, el 79% de los redactores que son miembros de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España reconoce recibir presiones en el ejercicio de su trabajo, sucumbiendo a ellas tres de cada cuatro. Además, en el 55% de las ocasiones éstas provienen de los directivos de su medio y el 50% de las veces el objetivo de la presión es cambiar la orientación de una noticia (APM, 2017).

Todas las variables glosadas sugieren que el marco de acción de los periodistas en España es un caldo de cultivo para el conflicto de roles profesionales, sobre todo, en aquellos relacionados con la dimensión de distancia al poder, que incluye el rol vigilante y el rol leal-facilitador. Por ello, planteamos la siguiente hipótesis: H1: La percepción de la brecha entre la concepción de los roles y la percepción de su puesta en práctica será mayor en aquellos roles relacionados con la distancia al poder como son el vigilante, el favorecedor del statu quo, y el rol cívico. Esperamos, en este sentido, que los periodistas percibirán que el conflicto de roles se dirime a favor del poder en la práctica periodística.

2. Material y métodos

2.1. Muestra

Para responder a la hipótesis planteada, se realizó una encuesta a periodistas de los diarios «ABC», «El País», «El Mundo» y «La Razón» (N=122) entre abril de 2015 y febrero de 2016. Como hemos señalado anteriormente, este trabajo forma parte de un proyecto internacional, cuyo objetivo principal es medir la brecha entre las percepciones de los roles profesionales y su puesta en práctica, analizada a través de los contenidos noticiosos (validación de instrumentos en Mellado & van-Dalen, 2014). Este hecho ha marcado la estrategia del diseño muestral. Los periodistas encuestados se seleccionaron entre aquellos que eran autores de las noticias analizadas en el estudio de la materialización de los roles periodísticos en los cuatro diarios españoles (Humanes & Roses, 2018). En total se contabilizaron 526 periodistas en el análisis de contenido de noticias. Se envió el cuestionario a todos estos profesionales, obteniendo una tasa de respuesta del 23%1. El 55,1% son hombres, y tienen una edad media de 41 años.

2.2. Medidas

El cuestionario incluía 17 preguntas sobre indicadores acerca de prácticas periodísticas, funciones del periodismo, nivel de autonomía profesional, y técnicas de producción de las noticias; y se completaba con preguntas relativas a la situación laboral, nivel educativo, características demográficas y orientación política. En este artículo trabajaremos con las dos preguntas en las que se solicitaba que cada encuestado expresara, primero, la importancia que otorga a cada uno de los roles profesionales en una escala donde 1 significa nada importante y 5 extremadamente importante (role conceptions), y, en segundo lugar, con qué frecuencia cree el periodista que están presentes estas funciones en las noticias que escribe (1 nada frecuente, 5 muy frecuente) (perceived role enactment). En la Tabla 1 se encuentran los 23 indicadores que se corresponden con los siete roles periodísticos sobre los que se ha medido la brecha entre importancia otorgada y percepción de su puesta en práctica. 17 de estos ítems fueron desarrollados por el proyecto internacional «Worlds of Journalism Study», dirigido por el profesor Thomas Hanitzsch. El resto se basa en los trabajos previos del profesor David H. Weaver y colegas.

Para realizar los análisis estadísticos, se procedió a calcular la consistencia interna a través del alpha de Cronbach, tanto para los indicadores de la concepción del rol como para los indicadores de la percepción de la puesta en práctica de esos mismos roles.

Para el rol diseminador sólo se contempló un ítem (ser un observador imparcial), por lo que no se calculó la fiabilidad. En la concepción del rol intervencionista, tres indicadores (influir sobre la opinión pública, defender un punto de vista particular, e influir en las decisiones sobre las políticas públicas) alcanzaron un nivel aceptable (alpha=0.70). En la puesta en práctica del rol intervencionista también tres ítems (influir sobre la opinión pública, analizar los hechos de actualidad, e influir en las decisiones sobre las políticas públicas) obtuvieron un valor alpha=0.62. En la concepción del rol vigilante se relacionaron los ítems monitorear a los líderes políticos y vigilar a los poderes económicos (?=0.63); mientras que en la percepción de la puesta en práctica de este rol se relacionaron los tres indicadores –monitorear a los líderes políticos, vigilar a los poderes económicos y actuar como vigilante de la sociedad civil– (?=0.71). Para el rol leal-facilitador, el valor del alpha de Cronbach alcanzó 0.86 incluyendo los cuatro indicadores relacionados con la importancia dada a esta función, y un valor del alpha de Cronbach de 0.92 para los cuatro indicadores sobre la frecuencia de puesta en práctica del rol. En la concepción del rol cívico, los seis indicadores obtuvieron un valor de ?=0.74, mientras que en la percepción de la puesta en práctica los mismos indicadores se obtuvieron un valor aceptable (?=0.71).

En los roles de infoentretenimiento y de servicio, el alpha de Cronbach estuvo por debajo de los niveles aceptables. Por lo tanto, decidimos usar sólo un ítem para cada uno de estos dos roles: ofrecer a la audiencia la información que es más interesante para ellos –para medir el rol de servicio–, y ofrecer la clase de noticias que atrae la mayor cantidad de audiencia, para el rol de infoentretenimiento.

3. Análisis y resultados

Considerando los datos globales, los roles a los que los periodistas españoles encuestados otorgan más importancia son el rol vigilante (M=4.60; DT=0.618) y el rol diseminador (M=4.05; DT=1.164), seguidos del rol de servicio (M=3.76; DT=1.137) y del rol cívico (M=3.47; DT=0.751), mientras que el rol intervencionista (M=2.94; DT=0.652), el de infoentretenimiento (M=2.48; DT=1.180) y el leal-facilitador (M=1.72; DT= 0.729) son los que menos relevancia reciben a nivel normativo.

La Figura 1 muestra con más detalle que los indicadores que reciben mayor importancia son monitorear e investigar a los líderes políticos (M=4.67; DT=0.612) y al poder económico (M=4.53; DT=0.839), entregar análisis sobre los hechos actuales (M=4.50; DT=0.699), ser un observador imparcial (M=4.09; DT=1.145) y promover la tolerancia y la diversidad cultural (M=4.31; DT=0.955).

Figura 1. Diferencias entre importancia y percepción de la puesta en práctica para cada indicador de los roles (media).

Cuando consideramos la frecuencia con la que los periodistas dicen poner en práctica los siete roles, entonces las funciones más comunes son la de diseminador (M=3.46; DT=1.287) la de vigilante (M=3.37; DT=0.618) y la de servicio (M=3.30; DT=1.137), y entre los roles menos frecuentes están el rol cívico (M=2.96; DT=0.751), el rol de infoentretenimiento (M=2.85; DT=1.299), el rol intervencionista (M=2.84; DT=0.652) y el rol leal-facilitador (M=1.96; DT=1.033). Entre los indicadores específicos (Figura 1), cuatro coinciden con los que se valoran como los más importantes: monitorear e investigar a los líderes políticos (M=3.79; DT=1.092), entregar análisis sobre los hechos actuales (M=3.95; DT=1.049), ser un observador parcial (M=3.45; DT=1.280) y promover la tolerancia y la diversidad cultural (M=3.47; DT=1.256)2.

Nuestra hipótesis plantea que la percepción de la brecha entre la concepción de los roles profesionales y la percepción de su puesta en práctica será mayor en aquellos roles relacionados con la distancia al poder como son la función de vigilante, el rol favorecedor del statu quo, y el rol cívico. Se ha procedido a realizar la prueba T de Student para muestras relacionadas para calcular en qué roles existen diferencias de medias estadísticamente significativas entre la importancia otorgada a un rol periodístico y la percepción de su puesta en práctica, y así poder corroborar o no nuestra hipótesis. La Tabla 2 muestra cómo en seis de los siete roles la prueba de contraste de hipótesis es significativa; sólo en el rol intervencionista no se ha corroborado la brecha.

Las diferencias mayores se producen en el rol vigilante de los poderes políticos y económicos (M=1.23; DT=1.06), seguido del rol diseminador (M=0.588; DT=1.33), del rol cívico (M=0.504; DT=0.503), y del rol de servicio (M=0.453; DT=1.26). En estas cuatro funciones, los periodistas encuestados expresan la misma tendencia: perciben que ponen en práctica estos tres roles con una menor frecuencia de la que les corresponderían según la importancia que ellos les otorgan en el nivel normativo. Justo la tendencia contraria aparece en los roles leal-facilitador (M=–0.235; DT=0.875) y de infoentretenimiento (M=–0.368; DT=1.32), en los cuales los encuestados expresan que la frecuencia con la que los ponen en práctica en la producción de noticias no es equiparable a la poca importancia que les otorgan.

Estos resultados corroboran nuestra hipótesis, puesto que los periodistas perciben que el conflicto de roles se dirime a favor del poder en la producción de las noticias. Si nos fijamos en los indicadores específicos, encontramos que los periodistas siempre manifiestan las mayores diferencias en aquellos roles que relacionan más directamente a los medios con quienes detentan el poder. En la Figura 1 observamos que monitorear a los poderes políticos (M=0.899; DT=1.09) y, especialmente, a las élites económicas (M=1.54; DT=1.37) acumulan las mayores diferencias. Los periodistas creen que estas funciones son bastante o muy importantes, pero a la vez sólo en algunas ocasiones las ponen en práctica cuando producen información. Por el contrario, los periodistas perciben que sus noticias sustentan funciones como apoyar las políticas del gobierno (M=–0.512; DT=1.176), otorgar una imagen positiva de los líderes políticos (M=–0.453; DT=0.966) o entregar una imagen positiva de los líderes económicos (M=–0.391; DT=1.027), aun cuando ellos no les conceden tanta importancia como ideales profesionales.

Destaca también que los periodistas manifiestan conflicto entre lo normativo y lo práctico en aquellas funciones que les ponen en relación con los ciudadanos. Por ejemplo, los dos indicadores en los que hay mayor distancia son: ofrecer información que la gente necesita para tomar decisiones políticas (M=0.761; DT=1.061) y promover la tolerancia y la diversidad cultural (M=0.793; DT=1.268), ambos pertenecientes al rol cívico del periodismo.

4. Discusión y conclusiones

Esta investigación es la primera que estudia sistemática y empíricamente el conflicto de roles periodísticos en los comunicadores de la prensa en España, cuantificando la magnitud de la brecha percibida entre los ideales y la práctica periodística. Los datos aportados contribuyen a comprender mejor el proceso de producción de las noticias en España, si bien los resultados deben interpretarse de acuerdo con las características del ecosistema mediático en que trabajaban los periodistas encuestados: prensa diaria de un sistema de medios de pluralismo polarizado. Igualmente importante resulta considerar los rasgos del periodo de tiempo en que se circunscribe el estudio: crisis económica y escándalos de corrupción política, entre otros.

Considerando el contexto, merece la pena discutir los resultados del eje diseminador-intervencionista. Por un lado, es congruente que en un sistema de medios con paralelismo político, la brecha entre la concepción del rol diseminador y la percepción sobre su puesta en práctica sea una de las más altas. Los periodistas otorgaron una alta importancia a «ser un informador imparcial» (una persistencia del mito de la objetividad en la cultura profesional del periodismo español), pero reconocieron que esto no era tan frecuente en la praxis. Algunos periodistas de la muestra pudieron pensar que, aunque «querrían» informar con imparcialidad, no siempre lo consiguen por dar rienda suelta a su propia subjetividad. Otros, que sus jefes imponen un punto de vista determinado, impidiendo así la materialización de la información imparcial.

Por otro lado, no encontramos una brecha significativa entre ideales y prácticas referidos al rol intervencionista de forma global. Sin embargo, este resultado puede matizarse si observamos con detalle los ítems que forman parte del índice de medición de la variable. Así, los redactores perciben que ponen en práctica la función «defender un punto de vista particular» más de lo que le dictarían sus ideales. Este resultado es lógico si se asumen tanto la tradición interpretativa y de opinión de la prensa española como las hipótesis sobre el clientelismo y la instrumentalización de los diarios. Este matiz implica pensar que periodistas y medios comparten una visión similar sobre la importancia de funciones cómo influir en la opinión pública y en la toma de decisiones sobre políticas públicas, y proporcionar análisis sobre los hechos. El germen del conflicto se sitúa pues en defender o no puntos de vistas particulares. Quizás los periodistas atribuyan connotaciones negativas a esta función por la fuerza normativa del mito de la objetividad.

Por último, respecto de la hipótesis de partida, los resultados son también coherentes con la descripción del sistema de medios español en la que los principales propietarios de los grupos de los diarios son bancos y/o fondos de inversión y donde abunda el clientelismo y la instrumentalización de los medios por parte de los partidos políticos. En un periodo de crisis económica –principalmente financiera y bancaria– y de proliferación de causas por corrupción política, la percepción de la brecha entre la concepción de los roles profesionales de los periodistas encuestados y la percepción de su puesta en práctica fue mayor en aquellos roles relacionados con la distancia al poder, es decir, en aquellas funciones que tienen que ver con la independencia y con la responsabilidad social de los medios. Asimismo, de acuerdo al testimonio de los periodistas, los conflictos de roles se resolvieron a favor de quienes detentan el poder en todos los casos.

Sirva como claro ejemplo el rol de la vigilancia de los poderes económicos y políticos, donde los periodistas perciben la brecha de mayor tamaño. En un contexto político-económico convulso, los profesionales afirman que pusieron en práctica menos de lo que querrían el rol vigilante. Del mismo modo, alegan que se vieron abocados a redactar informaciones favorables a la imagen de los líderes políticos y económicos –rol favorecedor del statu quo– con mayor frecuencia de la que le dictaban sus ideales. En el estudio de Raemy, Beck y Hellmueller (2018) los periodistas suizos también afirmaron dar mucha más importancia al rol vigilante de lo que finalmente lo ponían en práctica; en cambio, la tendencia se invertía en el rol leal-facilitador. Los periodistas aseveraron ponerlo en práctica menos de lo que consideraban adecuado. A falta de disponer de datos de más países, podemos vislumbrar una tendencia a percibir la brecha sobre el rol vigilante como la más importante. Posiblemente se deba a que el mito del vigilante suscita expectativas más exigentes entre los periodistas al considerarse uno de los valores centrales de su cultura profesional a nivel global (Hanitzsch & al., 2011).

Igualmente reveladora resulta la brecha referida a la percepción del rol cívico. De nuevo observamos cómo los redactores querrían llevar a la práctica con mucha mayor frecuencia de la que lo hicieron cuestiones como motivar a la gente a participar en actividades políticas y tomar decisiones, defender el cambio social y promover la tolerancia y la diversidad cultural. Tampoco se cumplieron las expectativas de los periodistas respecto a su concepción del rol de servicio, reduciéndose en la práctica la labor de orientación y consejo al consumidor. Esto demuestra una tensión entre una cultura profesional interesada en empoderar a la ciudadanía, en un periodo en que se agudizaron las desigualdades y se desvelaron abusos de los poderosos, frente a unas empresas periodísticas proclives a no alimentar la masa crítica contra quienes detentan el poder. En esta línea de argumentación, llama la atención que los periodistas reconocieran llevar a la práctica con más frecuencia de lo que querrían el rol de infoentrenimiento. Caben varias interpretaciones a este resultado. Una de ellas plantea el interés del poder –instrumentalizando a los medios– por «adormecer», por distraer, mediante contenidos de entretenimiento la conciencia crítica de los ciudadanos en este periodo. Otra explicación puede ver este síntoma como una tendencia hacia la comercialización (hipótesis de la convergencia del sistema pluralista polarizado hacia el sistema de medios liberal de Hallin y Mancini, 2004). No obstante, independientemente de las posibles interpretaciones, los datos del estudio evidencian que, de acuerdo al relato de los redactores, en plena crisis económica y política los periodistas «fueron altavoces de los ciudadanos, los movilizaron, educaron políticamente y promovieron cambios sociales» (rol cívico) menos de lo que dictaban sus ideales; por el contrario, se vieron impelidos a «entretener» a la ciudadanía con mayor frecuencia de lo que consideraban acorde a su papel en la sociedad.

Podemos concluir que las pruebas empíricas avalan la aseveración de que el sistema de prensa español, como caso prototípico del sistema de pluralismo polarizado, es proclive al conflicto de roles profesionales entre los periodistas y los diarios en que trabajan, especialmente en un contexto de crisis política y económica. Las confrontaciones se resolvieron siempre en detrimento de los ideales de los periodistas, que acusan las mayores brechas en el rol vigilante –reduciendo el control al poder–, en el rol diseminador –menoscabando la imparcialidad–, en el rol cívico –desincentivando su papel de catalizador social– y en el rol de servicios, reduciendo su capacidad para aconsejar en asuntos cotidianos. Asimismo, los periodistas se vieron abocados a poner en práctica más de lo que consideraban necesario el rol leal-facilitador –promoviendo una imagen positiva de los poderosos– y el rol de infoentretenimiento, potenciando el divertimento.

Entre los futuros desarrollos de esta línea de investigación cabe plantear el análisis comparativo de la brecha con otros países, la replicación del diseño con una muestra de profesionales de diferentes soportes (radio, televisión, diarios nativos digitales y redes sociales) y la observación y análisis de la brecha real entre la concepción de los roles profesionales y su materialización en los contenidos.

Notas

1 La muestra es comparable a las utilizadas en trabajos nacionales e internacionales sobre roles profesionales. Por ejemplo, Berganza, Lavín y Piñeiro-Laván (2017) encuestaron a 390 periodistas en 26 medios digitales nativos y 98 medios tradicionales (periódicos, agencias, radio, TV y revistas). Mellado y Van-Dalen (2014) entrevistaron a 75 periodistas chilenos. Y Tandoc, Hellmueller y Vos (2012) emplearon una muestra de 56 periodistas en EEUU.

2 Se realizaron análisis de regresión lineal considerando variables sociodemográficas (sexo, edad, estudios), así como nivel percibido de autonomía, ideología y experiencia profesional para determinar posibles variaciones en las variables dependientes. No se encontraron modelos con capacidad explicativa aceptables.

Apoyos

Esta investigación fue realizada en el marco del Proyecto de Investigación «Modelos de Periodismo en el contexto multiplataforma» del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (CSO2017-82816-P).

Referencias

APM (2017). Informe anual de la profesión periodística. Madrid: APM. https://bit.ly/2PHb7Np

Berganza, R., Lavín, E., & Piñeiro-Naval, V. (2017). La percepción de los periodistas españoles acerca de sus roles profesionales. [Spanish journalists’ perception about their professional roles]. Comunicar, 25(51), 83-92. https://doi.org/10.3916/C51-201

Burke, P., & Reitzes, D. (1981). The Link between Identity and role performance. Social Psychology Quarterly 44(2), 83-92. https://doi.org/10.2307/3033704

Canel, M.J., Rodríguez-Andrés, R., & Sánchez-Aranda, J.J. (2000). Periodistas al descubierto. Retrato de los profesionales de la información. Madrid: CIS. https://bit.ly/2oeHuXo

Casero-Ripollés, A. (2012). El periodismo político en España: Algunas características definitorias. In A. Casero-Ripollés (Ed.), Periodismo político en España: Concepciones, tensiones y elecciones (pp. 19-46). La Laguna: Sociedad Latina de Comunicación So

Casero-Ripollés, A., Izquierdo-Castillo, J., & Doménech-Fabregat, H. (2014). From watchdog to watched dog: Oversight and pressures between journalists and politicians in the context of mediatization. Trípodos, 34, 23-40. https://bit.ly/2vPa6tt

Cohen, B.C. (1963). The press and foreign policy. Princeton, NJ: Princeton University Press. https://bit.ly/2wh6YHJ

Deuze, M. (2005). What is Journalism? Professional identity and ideology of journalists reconsidered. Journalism, 6(4), 442-464. https://doi.org/10.1177/1464884905056815

Fernández-Fernández, F., & Campos, F. (2014). Crisis financiera y brecha Norte-Sur en los grandes grupos mediáticos de la UE. El Profesional de la Información, 23(2), 126-133. https://doi.org/10.3145/epi.2014.mar.04

Hallin, D., & Mancini, P. (2004). Comparing media systems: Three models of media and politics. Cambridge: Cambridge University Press. https://doi.org/10.1017/CBO9780511790867

Hanitzsch, T. (2007). Deconstructing journalism culture: Toward a universal theory. Communication Theory, 17(4), 367-385. https://doi.org/10.1111/j.1468-2885.2007.00303.x

Hanitzsch, T., & Mellado, C. (2011). What shapes the news around the world? How journalists in eighteen countries perceive influences on their work. The International Journal of Press/Politics, 16(3), 404-426. https://doi.org/10.1177/1940161211407334

Hanitzsch, T., Hanusch, F., Mellado, C., Anikina, M., Berganza, R., Cangoz, I., … Yuen, E.K.W. (2011). Mapping journalism cultures across nations: A comparative study of 18 countries. Journalism Studies, 12(3), 273-293. https://doi.org/10.1080/1461670X.2

Humanes, M.L. & Roses, S. (2018). Journalistic role performance in the Spanish national press. International Journal of Communication, 12, 1032-1053. https://bit.ly/2McslmI

Humanes, M.L., Martínez-Nicolás, M., & Saperas, E. (2013). Political journalism in Spain. Practices, roles and attitudes. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 19(2), 715-731. https://doi.org/10.5209/rev_ESMP.2013.v19.n2.43467

Janowitz, M. (1975). Professional models in journalism: The gatekeeper and the advocate. Journalism Quarterly, 52, 618-626. https://doi.org/10.1177/107769907505200402

Johnstone, J., Slawski, E., & Bowman, W. (1972). The professional values of American newsmen. Public Opinion Quarterly, 36, 522–540. https://doi.org/10.1086/268036

Martín, R.M., & Amurrio, M. (2003). ¿Para qué sirven los periodistas? Percepciones de los y las profesionales de radio y televisión de la Capv. Zer, 8(14), 11-27. https://bit.ly/2M5Ksel

Mellado, C. (2015). Professional roles in news content: Six dimensions of journalistic role performance. Journalism Studies, 16(4), 596-614. https://doi.org/10.1080/1461670X.2014.922276

Mellado, C., & Humanes, M.L. (2012). Modeling perceived professional autonomy in Chilean journalism. Journalism, 13(8), 985-1003. https://doi.org/10.1177/1464884912442294

Mellado, C., & van-Dalen, A. (2014). Between rhetoric and practice: Explaining the gap between role conception and performance in journalism. Journalism Studies, 15(6), 859-878. https://doi.org/10.1080/1461670X.2013.838046

Mellado, C., Hellmueller, L., & Donsbach, W. (Eds.). (2017). Journalistic role performance: Concepts, contexts, and methods. New York: Routledge. https://bit.ly/2wh00Tg

Mellado, C., Hellmueller, L., Márquez-Ramírez, M., Humanes, M.L., Sparks, C., Stepinska, A., … Wang, H. (2017). The hybridization of journalistic cultures: A comparative study of journalistic role performance. Journal of Communication, 67(6), 944-967. ht

Nord, L. (2007). Investigative journalism in Sweden. Journalism, 8, 517-521. https://doi.org/10.1177/1464884907081045

Oi, S., Fukuda, M., & Sako, S. (2012). The Japanese journalist in transition: Continuity and change. In D. Weaver, & L. Willnat (Eds.), The global journalist in the 21th Century. News people around the World (pp. 52-65) London: Routledge. https://bit.ly/2

Patterson, T., & Donsbach, W. (1996). News decisions: Journalists as partisan actors. Political Communication, 13(4), 455-468. https://doi.org/10.1080/10584609.1996.9963131

Pihl-Thingvad, S. (2015). Professional ideals and daily practice in journalism. Journalism 16(3), 392-411. https://doi.org/10.1177/1464884913517658

Raemy, P., Beck, D., & Hellmueller, L. (2018). Swiss journalists’ role performance. Journalism Studies, https://doi.org/10.1080/1461670X.2018.1423631

Ramaprasad, J., & Hamdy, N. (2006). Functions of Egyptian journalists: Perceived importance and actual performance. International Communication Gazette, 68(2), 167-85. https://doi.org/10.1177/1748048506062233

Reich, Z., & Hanitzsch, T. (2013). Determinants of journalists’ professional autonomy: Individual and national level factors matter more than organizational ones. Mass Communication and Society, 16, 133-156. https://doi.org/10.1080/15205436.2012.669002

Roses, S., & Farias-Batlle, P. (2013). Comparison between the professional roles of Spanish and U.S. journalists: Importance of the media system as the main predictor of the professional roles of a journalist. Comunicación y Sociedad, 26(1), 170-195. http

Shoemaker, P., & Reese, S. (2013). Mediating the message in the 21st Century. A media sociology perspective. New York: Routledge. https://doi.org/10.4324/9780203930434

Sigelman, L. (1973). Reporting the news: An organizational analysis. American Journal of Sociology, 79(1), 132-151. https://doi.org/10.1086/225511

Starck, K., & Soloski, J. (1977). Effect of reporter predisposition in covering controversial story. Journalism and Mass Communication Quarterly, 54(1), 120-125. https://doi.org/10.1177/107769907705400117

Tandoc, E., Hellmuller, L., & Vos, T. (2013). Mind the gap: Between role conception and role enactment. Journalism Practice, 7(5), 539-554. https://doi.org/10.1080/17512786.2012.726503

Vos, T. (2005). Journalistic Role Conception: A bridge between the reporter and the press. International Communication Association (ICA) Conference, Journalism Studies Division. New York, NY, May 29. https://bit.ly/2BRaHkA

Weaver, D.H. (Ed.) (1998). The global journalist: News people around the world. Cresskill, NJ: Hampton.

Weaver, D.H., & Wilhoit, G.C. (1996). The American journalist in the 1990s: US news people at the end of an era. Mahwah, NJ: Erlbaum. https://bit.ly/2Pb5WnP

Weaver, D.H., & Willnat, L. (Eds.) (2012). The global journalist in the 21st Century. New York: Routledge. https://doi.org/10.4324/9780203148679

Weaver, D.H., Beam, R., Brownlee, B., Voakes, P.S., & Wilhoit, G.C. (2007). The American journalist in the 21st century: U.S. News people at the dawn of a new millennium. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum. https://bit.ly/2P8X1TM