Los contenidos en las televisiones locales
The contents on local television


Joaquín A. García Muñoz
Badajoz (España)

     
             
             
     

RESUMEN

     
     

La televisión forma parte de nuestra realidad e incluso ha ayudado a formar la sociedad en la que vivimos. La aportación que ha realizado el medio televisivo para construir la concepción del mundo que tenemos hoy es además fundamental debido a la importancia que tiene ésta en nuestra vida cotidiana, ya que incluso estructura la organización temporal del espectador.

Nadie duda de la gran influencia que ejerce la televisión como consecuencia de su penetración en la sociedad, que es superior a la de cualquier otro medio, por lo que es considerado como el medio de comunicación de masa por excelencia.

En la actualidad nos encontramos en un momento de tránsito para la televisión en general, en el que la aplicación de las nuevas tecnologías digitales en el sector audiovisual está llamada a provocar el mayor cambio del concepto de la televisión como medio desde su aparición. La llegada de la televisión digital provoca una nueva situación que plantea una serie de posibilidades entre las que encontramos al sector de la televisión local. Se muestra evidente la necesidad de generar nuevos contenidos que alimenten la oferta multicanal en la Era Digital , e incluso alrededor de las televisiones locales es donde podemos vislumbrar el inicio de una producción audiovisual, una industria, que pueda abrir a los diferentes pueblos y comunidades las puertas de la Sociedad de la Información. A todo esto hay que unirle la capacidad que tiene el medio televisivo de ejercer funciones de representatividad y significación, por lo que se puede otorgar a la televisión local un papel determinante en la defensa de la identidad de los pueblos.

Este papel fundamental de la televisión local como generadora de la producción audiovisual puede suponer que las comunidades exporten contenidos y no sólo los reciban; por lo que además podrían ser capaces de conseguir que los pueblos se muestren al mundo, y la posibilidad de verse reflejados. La capacidad de mostrase al exterior y de poder ser conscientes de las de las propias características de cada comunidad supone una gran importancia en la defensa de conceptos como el de identidad, que habitualmente se muestran amenazados por la interconexión en la que nos sitúa la globalización de la sociedad.

Al igual que en el resto del planeta, en el caso de Extremadura lo global y lo local están conectados y se retroalimentan, pero es evidente que esta relación no es equilibrada y en la Comunidad extremeña el sector de la televisión local está dominado por la influencia de los grandes grupos de comunicación que convierten, en la mayoría de los casos, a estos pequeños operadores locales en repetidores nacionales. La exigua producción propia que realizan los operadores locales se centra fundamentalmente en el género informativo, por lo que reivindican su utilidad social. Para completar sus parrillas de programación se utilizan los contenidos procedentes de cadenas y distribuidores nacionales, que presentan un amplio porcentaje de oferta cultural y educativa, programación destinada a los más pequeños en horario infantil y con una amplia ocupación de antena por parte de la información. La ficción en horario útil, y la música y la televenta en la franja nocturna completan o «rellenan» las parrillas de este sector en continuo crecimiento que empieza a adquirir su propio peso específico en el panorama audiovisual.

La programación de los televisiones locales en Extremadura se asemeja a la estructura de los operadores nacionales, por lo que sería interesante que la aplicación del Real Decreto por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Local (Real Decreto 439/2004), potenciara la producción propia como elemento dinamizador de la industria audiovisual y ajustara la programación hacia el entorno en el que se desarrolla cada televisión local alejándola del enfoque generalista.

     
      ABSTRACT      
      Nowadays the local television has its own specific weight in audiovisual area. The little broadcasting stations are closer to the citizen than big national channel, but local television make a very similar programming but with less quality. 24- hours broadcasting is very difficult and expensive, so local channel need help from big national communication groups to completed their own playlist. The offer of local television focuses on news information, although included others genre like sports.      
      DESCRIPTORES/KEYWORDS      
     

Televisión local, televisión digital, producción, programación.
Local television, digital televisión, production, programming.

     
     

Al igual que en el resto del planeta, en el caso de Extremadura lo  global y lo local están conectados y se retroalimentan, pero es evidente que esta relación no es equilibrada y en la Comunidad extremeña el sector de la televisión local está dominado por la influencia de los grandes grupos de comunicación que convierten, en la mayoría de los casos, a estos pequeños operadores locales en repetidores nacionales. La exigua producción propia que realizan los operadores locales se centra fundamentalmente en el género informativo, por lo que reivindican su utilidad social. Para completar sus parrillas de programación se utilizan los contenidos procedentes de cadenas y distribuidores nacionales, que presentan un amplio porcentaje de oferta cultural y  educativa, programación destinada a los más pequeños en horario infantil y con una amplia ocupación de antena por parte de la información.

La ficción en horario útil, y la música y la televenta en la franja nocturna completan o «rellenan» las parrillas de este sector en continuo crecimiento que empieza a adquirir su propio peso específico en el panorama audiovisual. La programación de los televisiones locales en Extremadura se asemeja a la estructura de los operadores nacionales, por lo que sería interesante que la aplicación del Real Decreto por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Local (Real Decreto 439/2004), potenciara la producción propia como elemento dinamizador de la industria audiovisual y ajustara la programación hacia el entorno en el que se desarrolla cada televisión local alejándola del enfoque generalista.

Situación actual

En la actualidad el sector de la televisión se encuentra en pleno tránsito hacia la televisión digital y encontramos numerosos movimientos ya que los principales operadores intentan encontrar su hueco dentro del panorama televisivo. El Gobierno está negociando con los principales actores del audiovisual para consensuar cual va ha ser el marco en el que se va a desarrollar la televisión en los próximos veinte años, a la espera de aprobar el Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Terrestre. Mientras el conocido como «apagón analógico» está previsto de momento para 2010.

En lo que respecta al sector de la televisión local deben adjudicarse los concursos antes del 31 de diciembre de 2005, que deberán ser resueltos por las diferentes Comunidades Autónomas. En el caso de Extremadura el Gobierno Autonómico tiene previsto además de los dos programas reservados a la televisión autonómica, conceder dos programas privados de cobertura regional y 68 locales, de los que 17 serán de titularidad municipal. Pero a falta de la concesión de licencias y de una normativa que haya regulado el sector de la televisión local en España, nos encontramos con un número de emisoras locales difíciles de censar que cubre todo el territorio nacional. En la actualidad, desde la Universidad de Extremadura nos encontramos estudiando el fenómeno de la televisión local en la región que ha experimentado un vertiginoso crecimiento en los últimos años ya que se ha pasado de 9 televisiones censadas en 1999 (1), a las 34 que actualmente emiten con periodicidad concentrándose especialmente en los principales núcleos de población extremeños.

     
      1. La televisión local en Extremadura      
     

Las televisiones locales que en la actualidad están emitiendo en Extremadura han sido creadas mayoritariamente en los últimos años. Algo más de la mitad han iniciado sus emisiones después del año 2000, de hecho, en los últimos cuatro años se han creado en Extremadura un número de televisiones superior al registrado en los 15 años anteriores. Prácticamente todas continúan funcionando aunque bajo diferentes denominaciones y apenas hay constancias de cierres definitivos como la experiencia fallida de Tele Espiga, que emitió durante seis meses en la ciudad de Badajoz, o como también en la capital pacense el caso de Telebadajoz que pasó a ser únicamente un distribuidor de cable sin producción propia.

Las televisiones creadas en los últimos años son proyectos que nacen con cierta solidez empresarial y que pueden ejercer un importante peso en el sector a medio plazo pero todavía se encuentran a la espera de poder amortizar los elevados costes iniciales. Mientras que las que cuentan con más tradición tienen amortizadas las inversiones iniciales y presentan resultados positivos.

La mayoría de las televisiones que operan en la región y que tienen cierto peso en el sector eligen la emisión por ondas, ya que debido a la escasa densidad de población y a las distancias entre los diferentes núcleos urbanos ninguna empresa ha apostado por el desarrollo del cable en la región. Es por esto por lo que únicamente encontramos tres televisiones que emitan por cable (TV Local de Alburquerque, Televisión de Trujillo y Telecable Monterrubio), y todas ellas fueron creadas entre 1988 y 1990, cuando se pensaba que el futuro de la televisión en Extremadura estaría íntimamente ligada a este tipo de emisión.

La potencia media con la que emiten los operadores locales de la región es muy elevada, ya que ha pasado de una media de 28,5 watios de 1999, hasta los más de 137.36 watios de media que tienen en la actualidad, con lo que se demuestra que el carácter de las televisiones comerciales supera la cobertura local por la escasa rentabilidad de una región con una densidad de población tan baja.

Debido a las características demográficas de la región, y a la ubicación de las televisiones locales en los principales núcleos de población la mitad de los extremeños cuentan con al menos una televisión en su municipio, aunque sólo 21 localidades diferentes cuentan con televisión local. El incremento de la potencia media de salida hace que un mayor número de población cuente con alguna señal de televisión local, pero muy lejos de la cobertura total del territorio.

La mayoría de las televisiones locales de la región son de titularidad privada, aunque el fenómeno de la televisión pública municipal es significativo en el conjunto del sector, ya que 11 de las existentes en la región proceden de la iniciativa municipal. El número de operadores de estas características es considerable dentro del conjunto del sector, aunque es cierto que en la mayoría de los casos cuentan una infraestructura productiva muy limitada y la cantidad de producción propia que realizan está normalmente muy por debajo de la media del sector en la región.

Podemos destacar el hecho de que el crecimiento del sector de la televisión local en Extremadura ha venido determinado por la irrupción de los grandes grupos de comunicación, ya que 11 de las emisoras de la región pertenecen a la red de emisoras que distribuyen la señal de Localia TV, 5 la de Popular TV (en breve comenzarán sus emisiones tres más), una de Vocento y varias asociadas a distribuidores nacionales como Arait Multimedia (Canal 53) o Cadena Local Local Media.

La programación de las televisiones locales en Extremadura

Para la elaboración del estudio de la programación de las diferentes televisiones solicitamos una parrilla «tipo» de una semana normal (2). De este modo elaboramos una base de datos con la información referente a cada programa: el título con el que figura en la parrilla, si es producción propia o ajena, la duración, si es en directo o en diferido o se trata de una reemisión.

También se ha tenido en cuenta la franja horaria en la que se emite el contenido y tomando como referencia a Badillo (2003), que utiliza la división de Sofres, por lo que hemos dividido el día en cinco franjas horarias: la madrugada (00:00 a 07:59), la mañana (08:00 a 13:59), el mediodía (14:00 a 16:59), la tarde (17:00 a 20:29) y la noche (20:30 a 23:59). No se ha codificado el programa según la hora de comienzo, ya que hemos preferido hacer una división exacta de la presencia de cada programa por franja horaria, por lo que si la retransmisión de un partido de fútbol en diferido comienza a las 20:00, la primera media hora se contabiliza en la franja de tarde y el resto en la de noche.

Para la clasificación de los géneros y los macrogéneros en los que hemos clasificado los diferentes contenidos ofrecidos por los emisores locales, se ha utilizado la clasificación realizada por Prado y Moragas (3)(2002), que también ha sido seguida con pequeñas variaciones por López (2003), y Badillo (2003); al igual que para la realización de este estudio, para la que también se han realizado pequeños cambios para el caso extremeño. De este modo, se han diferenciado los siguientes macrogéneros con sus respectivos géneros de la siguiente manera:

•  Ficción: cine, serie, serial, cortometraje, otros.

•  Información: noticias, magazine, entrevista, pleno municipal, debate, revista de prensa, tiempo, agenda, reportaje, otros.

•  Show.

•  Infoshow.

•  Concurso.

•  Infantil.

•  Deportes: actualidad, retransmisión en directo, retransmisión en diferido, reportajes, entrevista magazine, otros.

•  Diversos: cocina, cultural/educativo, documental, religión, televenta, tarot, taurino, salud, naturaleza, erótico, motor, documental.

•  Texto.

•  Satélite.

•  Otras.

Antes de continuar definiendo los criterios utilizados para el estudio, con respecto al último macrogénero denominado como Otras, debemos señalar que en él se han encuadrado a la programación ajena de 9 de las televisiones en las que el Ayuntamiento es el titular y cuentan como programación ajena la emisión de la programación de diversas cadenas autonómicas (Canal Sur, Telemadrid o Televisión Castilla-La Mancha). Se da por tanto una situación especial, ya que estos pequeños emisores consideran tener satisfechas todas sus necesidades de contenidos, ya que cuentan con la emisión de ficción, deportes y otros macrogéneros ofrecidos por las diferentes televisiones autonómicas. Para no falsear ni distorsionar los datos del estudio se ha considerado este tipo emisión como Otras sin hacer una distinción de los programas que ofrecen las diferentes televisiones autonómicas, ya que no son pertinentes y están fuera de nuestro objeto de estudio. Si se ha tenido en cuenta y se ha sometido a los diferentes criterios de análisis la programación propia que realizan este tipo de televisiones.

Para empezar a analizar la programación que emiten las televisiones locales de la región que han sido analizadas (4), hay que tener en cuenta que emiten durante las 24 horas del día, por lo que en la mayoría de los casos se tiene automatizada la programación.

Se ha realizado una primera distinción entre la emisión de producción propia y la que no lo es. En este sentido se ha diferenciado entre las que se realizan en directo, en diferido, o son la reemisión de alguna de las dos formas anteriores; y por otra parte los que no son de producción propia sino que provienen de una redistribución.

Se ha considerado como programas a los contenidos emitidos de manera consciente y que conforman el minutado de la programación, sin importar su procedencia ni la tecnología con la que llegan a la emisora (5). No se ha considerado programa:

•  La programación que se emite sin importar los contenidos específicos que se distribuyen y sin conocer el minutado específico, es a la que hemos denominado programación por satélite.

•  Hemos denominado texto a la programación ofrecida por Calamonte TV, que únicamente emite programación propia, y entre los programas difunde imágenes y textos elaborados con power point con información municipal.

•  No han sido considerados como programas la difusión de las diferentes cadenas autonómicas, para que se ha realizado una clasificación especial denominada Otras.

Durante nuestro estudio hemos podido observar como el 40% (Otras 36%, Satélite 4%) de las emisiones son el resultado de un uso indiscriminado de la frecuencia de emisión sin contar con un diseño de programación propio realizado a la medida de las necesidades del usuario local. Se produce por tanto una contradicción, ya que este tipo de emisoras que ofrecen la programación encuadradas en Otras, en el horario en el que emiten su producción propia son las que más interés buscan en seguir los principios que podríamos considerar básicos para una televisión local como medio de comunicación social en su ámbito territorial.

Por otra parte no es significativo el tipo de programación denominado como satélite, en los que si que es especialmente difícil encontrar los criterios básicos que deben estar presentes en la televisión local. Conviene recordar que para el presente estudio no han sido tomadas en cuenta aquellas televisiones que simplemente actúan como repetidores de emisores de fuera de la región que no realizan ningún tipo de producción propia, como son los repetidores de Canal 47 y similares.

La primera distinción que se ha realizado distingue entre la producción propia y la que no lo es, se entiende por producción ajena aquella que es realizada fuera de la emisora y que puede estar realizada por una productora, un distribuidor, una cadena o la que proviene de las cadenas autonómicas (Otras).

Esta distinción se ha realizado siguiendo la clasificación del profesor López (2003: 422), realizada en función del grado de alejamiento del programa al entorno del emisor. Por tanto, se considera que una productora suministra programas más adecuados al ámbito local en el que se ubica cada televisión local, mientras que la programación ofrecida por una distribuidora o una cadena ofrece un alto grado de externalización y alejamiento de la programación del entorno socioeconómico de cada televisión local. Aunque una distribuidora mantenga una actitud centrada en lo empresarial, se considera con un mayor grado de externalización a la ofrecida por la cadena debido a que limitan en mayor medida la capacidad de decisión del emisor.

Podemos considerar entonces, a la emisión en cadena como la menos recomendable para la independencia de los operadores locales, mientras que el análisis nos muestras su mayoritaria presencia respecto a la procedencia del resto de emisiones, ya que 17 de las televisiones locales de la región emiten en cadena, mientras que otras 5 utilizan la programación ofrecida por distribuidores nacionales.

Es llamativo el escaso porcentaje de programación propia que realizan las televisiones de la región, lo que muestra su vocación de repetidores nacionales. La producción propia se queda en un escaso 17%, mientras que si nos centramos en el «horario útil» de emisión, es decir prescindiendo de la madrugada (en el que es más escasa la emisión de producción propia); el porcentaje de emisión propia solo asciende hasta el 23%, por lo que continúa siendo exigua.

La programación que emiten las televisiones locales de la región proviene en un tanto por ciento significativo de las televisiones autonómicas (Otras), y de forma aplastante de distribuidores o cadenas nacionales. Entre ellas destaca la presencia de Localia TV con 11 emisoras que emiten su programación. También está creciendo considerablemente el número de emisoras que distribuyen la señal de Popular TV, en la actualidad hay 5, que han sido creadas en los últimos años, y se espera que este número aumente próximamente con tres nuevas emisoras.

En consecuencia queda patente la importancia que presentan los grandes grupos de comunicación en el desarrollo de la televisión local en Extremadura, debido a su amplia presencia en el sector y en el que la tendencia muestra que continuarán aumentando su presencia en un breve periodo de tiempo.

La producción propia que realizan las televisiones locales de la región se emite en los horarios privilegiados considerados como prime time , por lo que la programación que realizan los diferentes productores externos, aunque esta se emitan durante todo el día, tiene una presencia especial en las franjas horarias con menores audiencias y en el horario de madrugada y de tarde donde la producción propia es más escasa.

La franja horaria predilecta por las televisiones locales comerciales para emitir los programas propios de la emisora es la de la noche (20:30 a 23:59), coincidiendo con el prime time. Para las televisiones locales públicas el mayor porcentaje de emisión propia es el que se corresponde con el medio día, ya que es cuando se muestra menos significativa la presencia de Otras.

Para ser consideradas como objeto de estudio todas las televisiones tienen que realizar programación propia y tener periodicidad en las emisiones, pero la presencia de esta en las parrillas varía de forma considerable entre las diferentes televisiones.

De este modo podemos encontrar televisiones que no cuentan con ningún tipo de producción ajena (6), pero totalmente minoritarias, ya que la mayoría de las televisiones realizan una producción propia que se sitúa alrededor del 12%. A este perfil responden las emisoras que distribuyen la señal de Localia TV y Popular TV, mientras que las pertenecientes a los Ayuntamientos de los pequeños municipios que utilizan la emisión de las diferentes cadenas autonómicas normalmente no llegan al 5% de producción propia. La televisión que menos programación propia ofrece es la emisora municipal TV Local de Olivenza, que realiza un informativo semanal de 40' los jueves, que reemite el mismo día, mientras que la programación ajena proviene de un acuerdo con Localia TV Badajoz en fechas recientes, ya que en la larga tradición de esta emisora siempre habían utilizado las emisiones de Canal Sur.

Son las televisiones independientes las que presentan un mayor porcentaje de horas de producción propia, que realizan a base de la redifusión de los contenidos ya emitidos para poder completar sus parrillas, aunque la practica totalidad tiene relaciones con algún distribuidor de contenidos para las televisiones locales.

Para el resto de la programación se muestra más significativa la realización de programas en directo, entre los que encontramos principalmente los informativos y los magazines. En muchas ocasiones los diferidos son auténticos «falsos directos», ya que se graban en los instantes previos a su emisión sin prácticamente posibilidad de introducir cambios, situación que se produce al tener que aprovechar al máximo el plató y los recursos disponibles, por lo que no da tiempo a preparar los decorados de los siguientes programas.

El directo es el tipo de emisión preferido por las diferentes televisiones para los horarios de prime time que es cuando mayor producción propia emiten, por lo que también aumenta el diferido al intercalarse con el directo para facilitar las rutinas de producción. Es por tanto, en los horarios marginales en los que encontramos una mayor presencia de las reemisiones, que suelen hacerse de forma mayoritaria en la franja horaria de la mañana y también, aunque no de una forma tan de apabullante sobre el total, en la franja de madrugada.

La franja horaria en la que encontramos un mayor equilibrio en el tipo de emisión de la producción propia la encontramos en la correspondiente al medio día, donde mientras que unas emisoras se decantan por un informativo en directo, otras prefieren la reemisión de contenidos, y también un número significativo de emisoras estrenan programas en diferido, aunque esta es la opción menos habitual.

Podemos hacer también una separación entre la producción propia que se realiza los días laborables y los fines de semana, en la que podemos observar que los fines de semana disminuye considerablemente la producción propia y la que proviene de productoras se reduce a mínimos que no son tenidos en cuenta a la hora de establecer los porcentajes, por lo que aumenta el peso de los contenidos ofrecidos por las cadenas y los distribuidores.

La escasez de producción propia durante los fines de semana es debido a que las televisiones cuentan con un personal limitado y garantizan la continuidad de sus emisiones gracias a los programas de continuidad. Los sábados y los domingos el personal disponible se reduce a algún técnico de guardia y a la grabación de eventos deportivos que se retransmiten en diferido durante la semana o se utilizan para elaborar los programas deportivos.

Es por esto por lo que encontramos una ausencia total de programas en directo los fines de semana y escasean los programas en diferidos, ya que la práctica totalidad de la programación propia que se emite los fines de semana corresponde a la reemisión de programas.

     
      2. Géneros de programas      
     

Los géneros predilectos que eligen las televisiones locales para conformar sus parrillas de programación, utilizan como piedra angular el macrogénero informativo, aunque es el apartado de diversos el que más presencia tiene en antena, debido a la gran cantidad de géneros menores que se agrupan en él.

Al analizar la preferencia de programación utilizada para el horario útil, podemos comprobar como aumenta considerablemente la presencia de los macrogéneros informativos, ficción e infantil. Mientras, se reduce drásticamente la aportación del macrogénero diversos, lo que le convierte en el utilizado para completar la parrilla en la franja de madrugada.

La distribución de estos macrogéneros no se realiza de forma uniforme a lo largo de las 24 horas de programación, y al separar la programación por franjas horarias podemos comprobar los horarios predilectos para cada uno de los géneros se siguen pautas generales de programación similares a las utilizadas por las cadenas generalistas.

El macrogénero informativo adquiere su mayor relevancia en los horarios de prime time , acompañado de la ficción y el deporte. Es en la franja matinal y en la de la tarde cuando la programación infantil tiene una presencia significativa, prácticamente desapareciendo en el resto de franjas horarias.

Es en la madrugada cuando los no considerados como programas (textos, satélite y otras) aumentan considerablemente su cuota de pantalla, mostrándose especialmente significativo, como señalábamos anteriormente, la presencia de los géneros agrupados en diversos. De este modo podemos comprobar como en la mayoría de los casos se compiten en las mismas franjas con los contenidos ofrecidos por las cadenas generalistas.

Los concursos suelen ser de producción propia y su presencia sólo es apreciable en la franja del mediodía. Por otra parte el show proviene de la programación externa, debido a lo costoso de su producción y se enmarca al final de la franja nocturna.

En el macrogénero informativo se opta por mantener una distribución similar en los horarios de máxima audiencia, en los que destacan los noticiarios, magazines y reportajes. Los debates se reservan para el horario nocturno y matutino. Los noticiarios se muestran como una pieza clave en el género y están presentes en todas las franjas horarias aunque en el horario de tarde su presencia es mínima, ya que en ella las televisiones que optan por el macrogénero informativo se centran en el magazine. En el horario denominado como madrugada, aunque la presencia de este macrogénero es escasa, se opta por la reemisión de reportajes para completar las parrillas de programación. El formato de noticias tradicionales y los magazines son los géneros que cuentan con una mayor aceptación. El magazine emitido por las televisiones locales es un programa que trata temas de actualidad y en el se incluyen diferentes géneros como la entrevista, el reportaje o el debate e imita a pequeña escala la estructura de los programas contenedores de las cadenas generalistas. Por otra parte, la retransmisión de los plenos municipales es habitual en varias de las televisiones públicas, que los retransmiten íntegros, mientras que las televisiones comerciales los utilizan principalmente para elaborar piezas de los informativos.

La programación del macrogénero deportes aunque escasa, suele enmarcarse en horario de máxima audiencia, por lo que podemos observar como en estas franjas es cuando tienen una mayor presencia los programas de actualidad. Los magazines deportivos están presentes en todas las franjas horarias, aunque proporcionalmente su presencia es mayoritaria en la franja de mañana. Las retransmisiones de competiciones en diferido son habituales para completar los horarios de poca audiencia y son escasas las retrasmisiones de eventos deportivos en directo, y en estos casos suelen venir de la producción externa.

La emisión de los diferentes géneros deportivos se muestra bastante equilibrada entre los programas de actualidad, magazines y retransmisiones en diferido. La presencia de este último tipo de retransmisiones es mayor, debido a que normalmente se corresponden con partidos de fútbol, baloncesto, o balonmano; que tienen una amplia duración lo que hace que su presencia en antena aumente.

La ficción tiene una importante presencia en la parrilla de programación y es uno de los macrogéneros que ofrecen mayoritariamente los productores externos. La producción de contenidos de ficción tiene un coste muy elevado, por lo que resulta imposible para los pequeños productores producir este tipo de contenidos. Para completar sus parrillas los pequeños operadores de televisión recurren a asociación en cadena y a las diferentes distribuidoras. Estos contenidos se emiten en franjas similares a las de las cadenas generalistas, sólo que en el caso de las televisiones locales se trata de productos que previamente ya habían sido amortizados en el mercado nacional. La emisión de películas se muestra como una estrategia habitual para completar las parrillas y tienen una importante presencia en todas las franjas horarias. En el caso de la tarde las series y las películas se utilizan respondiendo a criterios que parecen más cercanos a «rellenar» la parrilla que a estrategias de programación predeterminadas. Los seriales encuentran su segmento en la franja matutina, de manera que esta se cubre con la emisión de películas y de telenovelas, que en la mayoría de los casos también han sido ya amortizadas en diferentes mercados. Respecto a la emisión de cortometrajes sólo Telefrontera (Badajoz), emite este tipo de contenidos, independientemente de los que proceden de la cadena (Vocento). El material proviene de los jóvenes realizadores que la región que encuentran así una nueva ventana donde mostrar sus trabajos. Por otra parte, la emisión de cortometrajes es minoritaria dentro de los productos que provienen de la producción externa para las diferentes televisiones locales extremeñas.

La situación que encontramos con el género infantil es muy similar a la ya comentada con el género de ficción, pero en este caso la ocupación de antena por emisora es algo menor, aunque la mayoría de las televisiones incluyen este género en sus parrillas. Esto se debe a que la ficción, en concreto las películas se utilizan para completar la parrilla en todas las franjas horarias, mientras que la programación infantil siguiendo la tendencia de los operadores nacionales se emite en las primeras horas de la mañana, por la tarde y en las mañanas de los fines de semana. Estos programas siguen también la tendencia marcada por los operadores nacionales, ya que en el caso de Localia TV y Popular TV se realizan grandes programas contenedores en los que se incluyen concursos, series, juegos y dibujos animados dirigidos a la audiencia infantil. La programación proviene de los distribuidores y programas nacionales aunque algunas televisiones realizan contenidos dirigidos a los más pequeños dentro de su producción propia. El análisis de la programación de las diferentes televisiones locales de la región muestra que hay un gran interés de las cadenas locales por el público infantil, aunque en la mayoría de los casos nos encontramos principalmente con la emisión de series de dibujos animados que ya han sido rentabilizadas en otros mercados.

De todos modos podemos destacar una mayor presencia de contenidos juveniles en el «horario infantil» en las televisiones locales, que la utilizada por las cadenas generalistas.

Dentro de la categoría diversos es en la que hemos agrupado a géneros que no encuentran cabida en las anteriores clasificaciones. Destaca la importante presencia de programas culturales y educativos en los horarios de máxima audiencia, lo que se acerca en gran medida a las definiciones que consideran a la televisión local como un elemento dinamizador de la cultura y como reflejo de los aspectos identitarios del entorno. De este modo encontramos también programas taurinos, de flamenco o relacionado con la naturaleza del entorno, como los destinados a la caza y la pesca. La mayoría de las televisiones locales de la región (75%), incluye algún tipo de programación cultural o educativa, tanto del entorno inmediato de referencia, como de otros más alejados, pero la presencia en antena varía de unos a otros, aunque nunca se sitúa por encima del 10% de la ocupación de antena por emisora.

Los programas musicales que se emiten en prime time suelen pertenecer a la producción propia, mientras que los que se emiten horario de tarde y de madrugada se corresponden con video clips, o programas (principalmente de la cadena MTV); buscan también el mencionado efecto «relleno».

Uno de los géneros con mayor presencia dentro de la variada oferta recogida en el apartado diversos es la televenta, que intenta conseguir explotar empresarialmente las horas en las que la audiencia es más escasa. Un 36% del macrogénero diversos corresponde a la televenta, ya que este es el género utilizado por numerosas emisoras para completar la amplia franja que abarca desde las 00:00 hasta las 07:59. Esta estrategia es común en la mayoría de las televisiones comerciales, sean independientes o reciban programación de una gran cadena nacional.

En la franja horaria de madrugada encontramos también la presencia de contenidos eróticos, debido a la utilización de este tipo de contenidos por parte de algunas televisiones independientes en horario nocturno y a las emisoras de Localia TV donde encontramos una hora diaria en la programación emitida de lunes a viernes con este tipo de contenidos.

La inclusión de programas de cocina se centra principalmente en la franja de mañana, aunque su presencia todavía se hace patente en la primera parte del horario correspondiente a mediodía. Siguiendo el criterio de programación de televisiones generalistas los documentales se emiten preferentemente coincidiendo con la sobremesa.

La presencia del tarot se distribuye a lo largo de toda la jornada de horario útil, pero no se muestra como significativa, ya que este es un recurso utilizado exclusivamente por televisiones independientes y provienen de distribuidores nacionales.

El porcentaje obtenido por el género religioso en prime time y en la mañana se debe al número creciente de emisoras que distribuyen la señal de Popular TV en Extremadura.

Las diferencias que podemos encontrar entre la oferta de programas emitidos los días laborables y los fines de semana no es muy significativa, aunque como ya hemos señalado es muy reducida la presencia de personal durante los fines de semana y escasa la emisión de producción propia. Es por esto, por lo que se reduce la presencia del macrogénero informativo y aumenta el número de contenidos ofrecidos por la producción externa como la programación infantil, diversos o la programación por satélite.

     
      3. Conclusión      
     

Las televisiones locales que operan en Extremadura imitan los modelos nacionales con una programación que mayoritariamente no se adecua a las propias características de las televisiones locales. Éstas ubican su escasa producción propia en los horarios de prime time , mientras que el resto de contenidos propios que se emiten en franjas horarias de menor audiencia se corresponden con la redifusión de programas. Los programas en directo se emiten de lunes a viernes en los horarios de máxima audiencia. Podemos concluir que la oferta de las parrillas de programación de las televisiones de la región sigue tres líneas fundamentalmente:

•  La primera de ellas y la mayoritaria, es la seguida por las emisoras pertenecientes o asociadas a las principales cadenas nacionales de televisión local, ya que la estructura de éstas es bastante similar. Se observa en esta categoría una clara imitación en las pautas y estrategias de programación de las cadenas nacionales generalistas, lo que las sitúa en una situación de desigualdad a la hora de competir en el mismo terreno y con unos recursos mucho más limitados. Estas televisiones suelen emitir la programación propia original del día en la franja de prime time .

•  Por otra parte encontramos las televisiones comerciales independientes, que debido a las menores exigencias que les otorga su condición, no se ven tan encorsetadas a la hora de elegir los horarios en los que distribuyen su programación, por lo que en muchos casos realizan una mayor producción propia con un marcado «sabor local», aunque bajando la calidad en la proporción, según se incrementa el número de horas emitidas.

•  Las públicas que son las que realizan una producción más acorde con el medio local y que realizan la función de medio de comunicación social asentado en su entorno, provocando una dinamización del tejido sociocultural de la localidad en la que se ubican. Normalmente la producción propia es escasa y en la mayoría de los casos emiten utilizando los repetidores que ofrecen la señal de los canales autonómicos, que utilizan como «producción ajena».

     
     
Referencias
     
      BADILLO, Á. (2003): La desregularización de la televisión local en España: el caso de Castilla León. Barcelona, Universidad Autónoma de Barcelona.
LÓPEZ, F. (2003): La televisión local en el contexto audiovisual. Análisis del sector en la provincia de Castellón. Castellón, Universitat Jaume I.
PRADO, E. y MORAGAS, M. (2002): La televisió local a Catalunya. De les experiències comunitàries a les estratègies de proximitat. Barcelona, Consell de l’Audiovisual de Catalunya.
VACAS, F. (1999): «La televisión local en Extremadura» en ZER, Nº 7; 219-236.

     
     
______________
     
     

(1) Estas 9 televisiones son recogidas por Vacas Aguilar en un monográfico sobre televisión local publicado como: VACAS, F. (1999) «La televisión local en Extremadura» en ZER, Nº 7 ,219-236.

(2) Correspondiente a las fechas en las que se realizó el estudio (septiembre 2004 a febrero 2005). Para no condicionar los datos obtenidos se prescindió de las parrillas que coincidieron con las navidades o con fiestas y eventos que distorsionaran la normal distribución de los contenidos y del tipo de producción, recurriendo a semanas anteriores con producción normalizada.

(3) Esta clasificación está basada en la seguida por Prado y Moragas en sus trabajos de observación del Euromonitor

(4) No forman parte de este estudio de la programación Localia TV Plasencia, debido a la poca disposición del propietario a colaborar con este estudio, ni la televisión de Fregenal de la Sierra , ya que sus emisiones no son regulares. En el caso de Localia TV Plasencia es de suponer que siga la estructura normal del resto de emisoras de la cadena.

(5) Teniendo como base la clasificación establecida por López (2003), el término cadena se reserva para aquellos casos en los que se utiliza la tecnología de recepción por satélite para conformar la parrilla de programación.

(6) Canal 7 de Plasencia sólo utiliza la producción propia y completa la parrilla con la continua reemisión de sus propios programas. En el caso de Calamonte TV se realiza un programa nuevo cada día y una reemisión del resto de programas de la semana; cuando no hay programas emiten textos informativos.

     
     
____________________________________________________________________________
     
     

Joaquín A. García Muñoz es profesor de la Universidad de Extremadura (Badajoz-España) (joaquingm79@hotmail.com).