Blog de la Revista Comunicar

México: “Y se apagan las luces…” Importancia de los festivales de cine para niños y experiencia de La Matatena

matatenaHe asistido y participado durante la primera quincena agosto al 19 Festival Internacional de cine para niños y no tan niños, organizado por La Matatena y celebrado en México. Aularia publicó hace tiempo un artículo de Liset Cotera, fundadora y motor del Festival. Para leer el artículo.

Y extraigo algunos párrafos de aquel artículo:  «Este género demanda que cuando se piensa en producir cine para niños se debe de integrar un equipo de trabajo multidisciplinario como pedagogos, comunicólogos, directores de cine, guionistas y especialistas en la producción, lo cual asegura que al abordar los temas que les inquietan a esta población se apegarán a emociones e inquietudes auténticas de los niños y que no se trata de poner de moda prácticas en la población infantil que no nos llevarán para nada a sembrar una conciencia y una posición mucho más responsable dentro de la sociedad.»

«El gran reto para un director de cine que quiera dirigirse a los niños es poder contar historias que tengan que ver con sus inquietudes y eso se logra a través de la sensibilidad de los directores para recoger una serie de situaciones concretas de la vida cotidiana que tienen que ver con el sentir de los niños, es conocer bien a la población, es allegarse de la experiencia de otros profesionales como los pedagogos y guionistas de cine que armen esta mancuerna y que hagan el valiosos intento de trasladar a través del lenguaje cinematográfico las inquietudes, sus alegrías, sus tristezas, sus logros, sus problemáticas, sus limitantes y sus capacidades. Es poder retratar lo que sucede en su vida cotidiana en diferentes etapas de la niñez y no manipular la realidad y que nos permita en verdad compartir qué les pasa a los niños y qué sienten y cómo lo sienten y cuáles son sus capacidades, habilidades y su relación con los adultos y entre ellos mismos.»

«Los Festivales de cine para niños en todo el mundo juegan un papel muy importante y son las vitrinas que permiten poner al alcance de los niños un banquete enorme en donde se puedan sentar a la mesa y probar toda esta vasta propuesta visual. De esta manera aquí si se ofrece una opción al niño y tiene la posibilidad de sentarse a la mesa, probar nuevos platillos, combinar sabores y ya después de esta experiencia el niño decidirá lo que quiera comer, pero siempre que haya tenido la oportunidad de sentarse a la mesa y probar de todo, no solo comer siempre el mismo platillo. Estas opciones son las que enriquecen al ser humano, estás opciones son las que te permiten abrir tu rango de qué es lo que esta sucediendo alrededor y esto es formar públicos, promover ciudadanía y sensibilizar a los niños y hacerlos más humanos. Es la posibilidad de que con tan solo un boleto de cine puedas viajar desde tu país a otras latitudes y conocer otras realidades y reconocerte con lo que tienes y lo que puedes ofrecer y también estar abierto a recibir.»

Felicito por el festival Internacional a su organizadora Liset Cotera, a sus decenas de colaboradores y a quienes han participado en el festival, niños y niñas, padres, directores de cine…