Blog de la Revista Comunicar

Tecnología digital, cultura, sociedad y educación

En el ecosistema mediático actual se le presupone al docente la capacidad de tomar decisiones de manera autónoma. Así mismo se apuesta por un conocimiento amplio sobre cómo utilizar las tecnologías digitales en el aula. En el artículo redactado por el Dr. Bård Ketil Engen, catedrático en la Facultad de Educación y Estudios Internacionales de la Oslo se analiza lo que puede significar el concepto de «docente profesional digitalmente competente» en el contexto de la escuela.  

Según puede leerse en el número 61 de la revista Comunicar es necesaria una mejor interpretación de la competencia digital profesional que tenga en cuenta diversos aspectos sociales y culturales en relación con la tecnología, las escuelas y la profesión docente. Una cuestión que resulta clave al analizar las condiciones sociales y culturales para implementar la tecnología en un contexto de enseñanza profesional. No cabe duda que, la sociedad digital ha cambiado el modo de producción de la sociedad industrial hacia la innovación, los nuevos productos, nuevos estilos de vida e incluso nuevos modelos de negocio. Por tanto, según señala el autor las competencias digitales profesionales exigen habilidades prácticas en el uso de herramientas informáticas que tienen aplicación en diferentes asignaturas y situaciones de enseñanza, así como competencia respecto a la traducción y la capacidad de hacer aplicables los dispositivos electrónicos a varias asignaturas y situaciones. Todo ello justifica que, la competencia digital del docente profesional va mucho más allá de unas competencias instrumentales basadas en habilidades. Requiere de conocimiento conceptual de los aspectos sociales y culturales e implica su papel y potencial transformador en la sociedad moderna actual.

Aspectos todos estos que podemos ampliar y concretar en: Engen, B.K. (2019). Understanding social and cultural aspects of teachers’ digital competencies. [Comprendiendo los aspectos culturales y sociales de las competencias digitales docentes]. Comunicar, 61, 9-19. https://doi.org/10.3916/C61-2019-01

HACER RADIO EDUCATIVA

imagesEl artículo que comentamos hoy, ha sido escrito por Teresa Piñeiro-Otero, (A Coruña) y Daniel Martín-Pena, (Badajoz) y se titula: Los estudios sobre radio: Un balance desde la academia iberoamericana.

¿Ha participado en programas de radio alguna vez? Se lo recomiendo será una gran experiencia para usted y sus alumnos.

Pero si nos trasladamos a Iberoamérica, la radio se convierte en un medio de gran relevancia, dado su acceso y penetración. No obstante, el estudio de la comunicación radiofónica no ha tenido la presumida proyección en el ámbito académico.

El presente trabajo efectúa una aproximación a la situación de los «radio studies iberoamericanos» desde la perspectiva de su comunidad científica. Un abordaje novedoso en tanto que se centra en las trayectorias, percepciones y valoraciones en torno a la investigación radiofónica en una esfera supranacional, con características comunes pero importantes divergencias en el abordaje de la Comunicación como ámbito de estudio.

A partir de una encuesta a 63 especialistas en radio se profundizó en la entidad, temáticas y calidad de la investigación radiofónica en las esferas personal, nacional y global; así como en sus percepciones, valoraciones y prospectivas. Más allá de las diferencias entre contextos el estudio ha permitido constatar el carácter minoritario de la investigación radiofónica incluso en aquellas temáticas de mayor proyección como las nuevas tecnologías. Asimismo, las trayectorias de la comunidad científica remiten a una fase incipiente de desarrollo de la investigación radiofónica si bien determinados indicadores, como participación en proyectos o índice de cooperación, permiten visar una evolución positiva a corto-medio plazo. En cuanto a la percepción de la calidad los académicos se muestran especialmente críticos con los «radio studies» respecto a la investigación comunicativa.

Recomendamos su lectura completa aquí.

Cómo citar este texto

Piñeiro-Otero, T. & Martín-Pena, D. (2018). Radio studies: An overview from the Ibero-American academia. [Los estudios sobre radio: Un balance desde la academia iberoamericana]. Comunicar, 57, 101-111. https://doi.org/10.3916/C57-2018-10

El buen comunicador de la ciencia

El artículo que comentamos hoy, titulado “Comunicar la ciencia: El perfil del periodista científico en España” ha sido escrito por Dr. Roger Cassany, Dr. Sergi Cortiñas, de la Universidad Pompeu Fabra, Barcelona, y Dr. Albert Elduque, de la Universidad de Reading (Reino Unido).

La ciencia es parte integral de nuestras vidas y un indicador del desarrollo social de las sociedades democráticas. Por ello, su divulgación y popularización es un reto prioritario para la Unión Europea y para gobiernos e instituciones internacionales de todo el mundo.

Sin embargo, acercar al gran público de forma clara y comprensible los conocimientos y avances científicos, así como sus implicaciones en nuestro hábitat y nuestra vida diaria, no es tarea fácil. Es una responsabilidad compartida entre periodistas, medios de comunicación, científicos y gobiernos. Pero en la mayoría de los casos son los periodistas científicos, los últimos de la cadena de transmisión, los encargados de reelaborar en clave periodística significados científicos, muchos de ellos con alto grado de complejidad conceptual y metodológica.

El artículo trata de esclarecer cuál es el perfil de los periodistas científicos que deben lidiar con tal responsabilidad, cómo se han formado y cómo ellos mismos creen que deberían haber sido formados. En esta investigación se analizan los perfiles académicos de periodistas científicos que trabajan en los principales medios españoles, analizando su trayectoria académica y sus consideraciones y propuestas al respecto, utilizando una metodología etnográfica basada en entrevistas, cuestionarios y focus group.

Los resultados muestran un escenario complejo y heterogéneo, pero también revelan que la mayoría de los periodistas científicos no solo carece de una titulación universitaria en el ámbito científico, sino que tampoco la considera necesaria. Los periodistas científicos  creen que la mejor forma de aprender es trabajar en los medios.

Recomendamos la lectura del artículo completo, aquí

Cómo citar este texto

Cassany, R., Cortiñas, S. & Elduque, A. (2018). Communicating science: The profile of science journalists in Spain. [Comunicar la ciencia: El perfil del periodista científico en España]. Comunicar, 55, 09-18. https://doi.org/10.3916/C55-2018-01

Cuando el Marketing se pone por encima de la Educación…

Las televisiones públicas «ya aplican el Neuromarketing Audiovisual como herramienta innovadora para probar y diseñar productos de entretenimiento, bloques comerciales y estrategias de mejora de la competitividad frente a su implementación en la programación educativa, encomienda principal del servicio público». Así de tajantes son un grupo de investigadores de las universidades de Vigo, A Coruña y Santiago de Compostela, tras haber investigado las aportaciones de la neurociencia a los contenidos televisivos en Europa.

La investigación también arroja algunos datos más positivos y, por ejemplo, los autores destacan que «ha mejorado notablemente el conocimiento de los mecanismos cerebrales que inciden en el aprendizaje, la memoria, la atención o la emoción». Es decir, si bien parece que el Marketing se pone por encima de la Educación, el Neuromarketing también puede aportar algo positivo a la Educación.

Los interesados en conocer más detalles de este estudio, pueden leer el artículo completo, titulado La Neurociencia para la innovación de contenidos en la televisión pública europea en la revista Comunicar, número 52 o pinchando directamente aquí.

Guía didáctica: «La audiencia del mensaje»

audienciaLa gúia didactica publicada en Aularia esta elaborada por las profesoras Jacqueline SÁNCHEZ CARRERO y Mari Carmen CALDEIRO PEDREIRA.  Es la número 5 de la serie de Píldoras audiovisuales educativas «El monosabio»

Para ver la guía completa, aquí.

El ecosistema mediático se construye con base al conjunto de medios que lo conforman y que difunden la información que ha sido diseñada para la audiencia objetivo, es decir, para el público al que se destina. Se trata de receptores que están presentes en la mente de los productores cuando elaboran el mensaje.
A lo largo de la historia más reciente, principios del siglo actual y dos últimas décadas del pasado, se ha asistido a la inmersión del mundo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación «TIC». Este hecho supone la inclusión de la información en un mercado donde la venta comienza a ganarle terreno a la propia información. La importancia de los medios de comunicación entendidos, según Turrow (2009), como formas de producción y distribución de la información, radica en que se requiere de una audiencia capaz de actuar de forma independiente y autónoma ante los contenidos mediáticos. Sujetos autónomos a los que actualmente denominamos interlocutores, es decir, receptores capaces de analizar de forma crítica los contenidos que reciben.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ACTUALES SON SUMISOS A LA AUDIENCIA


La catedrática Catalina Fuentes que está al frente del grupo de Investigación Argumentación y Persuación en Lingüistica de la Universidad de Sevilla ha llevado a cabo un estudio sobre la sumisión a la audiencia de los medios de comunicación.  Este estudio de la Universidad de Sevilla señala que los medios de comunicación actuales «son totalmente sumisos a la audiencia y que por ella se hace de todo».  Según el trabajo, «recurrir a la descortesía,  la mala educación o el discurso agresivo es habitual en los medios, especialmente en los programas de telebasura,  porque el espectador le atrae lo que está socialmente mal visto y son contenidos novedosos que le sorprenden y llaman su atención.» Curiosamente también se ha extendido a tertulias políticas  «serias» , programas radiofónicos,  en prensa escrita digital o blogs, añade el estudio. En los debates políticos,  por ejemplo,  el moderador deja incluso de realizar su función frente al abuso discursivo de los tertulianos»
El discurso descortés como estrategia para conseguir fines económico-mediáticos en un contexto, hace posible el nacimiento de una nueva figura que es el periodista que defiende su ideología politica abiertamente. Sin embargo la prensa escrita es la modalidad que menos aprueba la descortesía.
Catalina Fuentes nos señala que la investigación pretende «enseñar a la sociedad que el lenguaje nos permite adoptar distintos roles en cada momento. Saber utilizar la lengua te abre muchas puertas y es importante que haya una buena educación para no proyectar una mala imagen de uno mismo»