Blog de la Revista Comunicar

Recursos digitales y docencia en Historia

Con este sugerente título encuentro un artículo publicado en la Revista Comunicar nº 61. El título completo del artículo es Recursos digitales y metodología didáctica en la formación inicial de docentes de Historia. Está escrito por los investigadores de la Universidad de Murcia Pedro Miralles y Cosme Gómez, junto a Víctor Arias (Universidad de Salamanca) y Olaia Fontal (Universidad de Valladolid).

Este artículo aborda un tema de vital importancia como esta competencia digital del profesorado en formación, en este caso, centrado en docentes de Historia. Tras hacer una encuesta en 22 universidades, 13 españolas (344 participantes) y 9 inglesas (162 participantes), la investigación concluye que «es necesario reforzar en los programas de formación del profesorado unas competencias digitales docentes que lleguen más allá del simple conocimiento de las herramientas TIC».

Los investigadores advierten que «si no se aúnan estas perspectivas metodológicas y epistemológicas, los recursos digitales tendrán solo una función lúdica y motivacional, y no un abordaje crítico que desarrolle en el alumnado la capacidad de evaluar información digital». Por lo tanto, la docencia en Historia tiene un reto importante que asumir en los próximos tiempos, para poder aprovechar todo el potencial que los recursos digitales ofrecen.

Recomiendo la lectura del artículo. Aquí dejo los datos:

Mirarles-Martínez, P., Gómez-Carrasco, C., Arias-González, V. y Fontal-Mrillas, O. (2019). Recursos digitales y metodología didáctica en la formación inicial de docentes de Historia (Digital resources and didactic methodology in the initial training of History teachers). Comunicar, Vol. XXVII, nº 61, pp. 45-56.

Enseñar con recursos propios cuando fallan los institucionales

Profesores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (México) han publicado en la Revista Comunicar un artículo titulado La enseñanza de lenguas extranjeras y el empleo de las TIC en las escuelas secundarias públicas, en el que analizan cómo es el uso de las TIC en la enseñanza de idiomas en centros públicos de su país.

Tras realizar un estudio en el que fusionan tanto técnicas cualitativas como cuantitativas, los investigadores aseguran que «los docentes buscan estrategias para contrarrestar la falta de infraestructura tecnológica e integrar diversos recursos tecnológicos en el aula (…), el empleo sistemático de las TIC para la enseñanza del inglés en la educación secundaria pública aún se encuentra en una etapa temprana».

Los docentes intentan maximizar los recursos tecnológicos de los que disponen, llegando incluso a utilizar recursos propios en sustitución de los de la institución pública. «Los docentes han desarrollado prácticas pedagógicas efectivas que les permiten maximizar el empleo de los pocos artefactos tecnológicos disponibles», sentencian los autores. Destacan también que los docentes requieren en este nuevo contexto «de una formación tecno-pedagógica apropiada y programas de investigación educativa, que les permitan maximizar los recursos existentes desde sus realidades educativas». Por lo tanto, una vez más se muestra cómo la alfabetización digital es necesaria también para los educadores.

Izquierdo, J., de-la-Cruz-Villegas, V., Aquino-Zúñiga, S., Sandoval-Caraveo, M. & García, V. (2017). La enseñanza de lenguas extranjeras y el empleo de las TIC en las escuelas secundarias públicas [Teachers’ Use of ICTs in Public Language Education: Evidence from Second Language Secondary-school Classrooms]. Comunicar, 50, 33-41. https://doi.org/10.3916/C50-2017-03

¿Quiénes utilizan las TIC en el aula?

descarga

«Docente con bastantes años de experiencia profesional, ciudadano usuario habitual de las TIC y que, además, se percibe suficientemente formado y con competencia digital», así es el perfil del profesor que mayor uso hace de las TIC con fines docentes, según un reciente estudio realizado por Area-Moreira, Hernández-Rivero y Sosa-Alonso, investigadores de la Universidad de La Laguna, España. Los resultados de esta investigación se pueden consultar ahora en la Revista Comunicar nº 47, en el artículo titulado Modelos de integración didáctica de las TIC en el aula.

Tras encuestar a más de 3.000 docentes de toda España, han descubierto que quienes hacen un mayor uso de las TIC en la docencia son quienes en su vida privada también las utilizan habitualmente. Asimismo, los investigadores han comprobado que la implementación de las TIC en el aula no supone una ruptura con las prácticas docentes anteriores, tradicionales. Es decir, se hace una transición tranquila, utilizando en cada caso las herramientas, tecnológicas o tradicionales, que más convengan para alcanzar los objetivos fijados.

Formadores para la Generación Z

images

Ante una sociedad que cada vez hace un mayor uso de las herramientas digitales, se hace más necesaria la formación en TIC de los formadores en Primaria y Secundaria, profesorado que trabaja cada día con niños y adolescentes de la Generación Z.

La revista Comunicar, en el número 46, publica el artículo titulado Los docentes de la Generación Z y sus competencias digitales, en el que se muestran los resultados de una investigación llevada a cabo en Madrid sobre la competencia digital de estos docentes.

«Los resultados muestran una alarmante diferencia entre las competencias que debieran tener los profesores para desarrollar la competencia digital en sus alumnos y la que verdaderamente tienen», concluyen los autores, Francisco José Fernández Cruz y Mª-José Fernández-Díaz, de la Universidad Francisco de Vitoria y de la Universidad Complutense de Madrid, respectivamente. Añaden que «se han encontrado indicios claros de la falta de preparación del profesorado actual para hacerse cargo del desarrollo de la competencia digital en sus alumnos. Es evidente que un profesor no puede hacer que un alumno desarrolle una competencia que él mismo no posee en profundidad». Por ello, la alfabetización digital de los docentes es hoy una necesidad que se debe satisfacer lo antes posible.

Valoración de los estudiantes sobre la enseñanza del Periodismo en España

Periodismo es una de las titulaciones preferidas por los preuniversitarios de nuestro país según las altas notas de corte. Sin embargo, ¿son necesarios los estudios de Periodismo para ejercer la profesión? La respuesta a este tema ha generado diferentes sistemas de formación: el universitario, el mixto de escuelas profesionales y universidades, las escuelas profesionales, la formación en empresas y cursos en universidades o en otras instituciones como medios, sindicatos. Actualmente, más del 80% de los periodistas que trabajan en España tienen titulación universitaria.

Desde que en 1971 se diera entrada en la Universidad a los estudios de Periodismo, su modelo de enseñanza ha cambiado gradualmente desde programas de corte humanístico hasta el reconocimiento de perfiles profesionales y el aprendizaje basado en la adquisición de competencias necesarias para el posterior desarrollo profesional.

La investigación realizada por la Dra. Mª Luisa Humanes de la Universidad Rey Juan Carlos y el Dr. Sergio Roses de la Universidad de Málaga, aporta datos empíricos sobre la necesidad de los estudios de Periodismo para ejercer la profesión y la valoración sobre la calidad de la enseñanza impartida en las facultades a partir de las actitudes y percepciones de una muestra de 1552 estudiantes de Periodismo de 5 Universidades públicas de nuestro país durante el curso 2011-2012. Si bien los resultados del estudio no son del todo generalizables, sí es la mayor muestra realizada hasta el momento, incluyendo todos los cursos y datos de las primeras promociones de alumnos de Grado de EEES. Por tanto puede servir de valioso punto de partida para posteriores estudios.

Entre las conclusiones más significativas del estudio podemos citar que la mayoría de los estudiantes creen apropiados los estudios de Periodismo como formación para el ejercicio de su profesión, si bien una cuarta parte de los encuestados considera innecesaria la titulación para ejercer de periodista.

Respecto a la valoración que recibe la calidad de la formación recibida en las facultades de Periodismo, dentro del estudio de investigación comparada a estudiantes de Periodismo de siete países (Australia, Brasil, Chile, México España, Suiza y EEUU), los resultados evidencian que las Facultades españolas reciben la segunda peor valoración, sólo por detrás de las chilenas.

Pueden disfrutar de la lectura completa de este artículo pinchando aquí.

Educar en el periodismo social e intercultural

035 Ilust.2Paseo marítimoEducar en el periodismo social e intercultural, último artículo publicado en Aularia, escrito por la Dra, Estrella Israel Garzón, de la Universidad CEU-Cardenal Herrera (España).

En la formación de periodistas se propone la incorporación de un planteamiento docente que privilegia las dimensiones social e intercultural. El objetivo es enseñar a narrar los hechos de relevancia social de un modo atento a la diversidad, a través de la indagación, la búsqueda de nuevos temas, la elección de titulares, las historias de vida, los reportajes hipertextuales, las fuentes no convencionales e incluso a través de análisis intertextuales y comparativos que contribuyen a fortalecer la comunicación periodística desde un punto de vista intercultural, y a dotarla de herramientas de contexto, pluralidad, contraste y participación.

Abordar la educación intercultural se nutre de los valores humanos de igualdad, respeto, tolerancia, pluralismo, cooperación y corresponsabilidad social; reconocimiento de los derechos personales, del reconocimiento positivo de las diversas culturas y lenguas, de la atención a la diversidad y respeto a las diferencias, sin etiquetar ni definir a nadie en virtud de éstas; en la no segregación en grupos; en la lucha activa contra toda manifestación de racismo o discriminación y en un intento de superación de los prejuicios y estereotipos.

Para la autora es tiempo de hacer un periodismo que no se limite a reproducir declaraciones sino que investigue, contextualice, busque nuevas fuentes, se guíe por buenas prácticas, en definitiva un periodismo que comunique, que busque la calidad y el rigor. En este objetivo es necesario trabajar, por paradójico que pueda parecer inicialmente, en las posibilidades de contextualización, de contraste y de conversación como tres vías para procurar el diálogo intercultural en y desde el universo mediático.

Ver aquí

Aularia: Crisis educativa y profesión docente ¿es posible ser docente en la sociedad actual (I)?

091 escuela niños y niñasFelicidad Loscertales, Profesora Emérita de la Universidad de Sevilla y Coordinadora del Área de Psicología del Aula de la Experiencia, ha plasmada en este escrito, realizado para Aularia,  la primera parte de una reflexión sobre la relación profunda –y no siempre positiva- que hay entre los objetivos, leyes y contenidos de la enseñanza y la esencia del “ser docente”. Dada su densidad se ha dividido en dos artículos. En este primero examina el panorama actual, con su problemática y en el segundo  hará una reflexión esperanzada sobre el posible futuro.

Según la profesora, en el momento histórico en que vivimos y con las formas de respuesta arbitradas, hemos llegado a estructurar la llamada sociedad contemporánea (globalizada, tecnológica, consumista…) Una sociedad múltiple y compleja en la que la educación es un punto común que concentra los afanes de individuos y colectivos, ocupando un lugar preponderante entre los objetivos sociales. En ella, los docentes padecemos en primera persona todos los problemas que pueden afectar al resultado de nuestro trabajo. Y, en efecto, si hay algo que nos distingue a los profesores actuales de los de generaciones precedentes, es un sentimiento que se podría calificar de desconcierto y quizás también de ansiosa búsqueda.

De la educación actual sale, en líneas generales, un alumnado privado de libertad y creatividad, principalmente a causa del desorden en las líneas directrices, y superado por el desconcierto de los docentes y la burocratización esclerosante que predominan en los sistemas tradicionales.

Es necesario que el profesorado evite la impermeabilidad de los métodos de enseñanza a las disciplinas próximas que podrían ayudarle a evolucionar. Seleccionando algunos pocos ejemplos podemos citar los trabajos sobre docimología (comenzados en 1930), las investigaciones de Piaget sobre la psicología infantil y la evolución de la inteligencia (a partir de 1920), las aportaciones algo más recientes de Lewin (años 40) y Moreno (sobre los 60-80) sobre la conducta de los grupos humanos, las teorías humanistas de Carl Rogers (años 60-80) en psicología social y, finalmente, la valiosa presencia actual (cambio de siglo) de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Parece, pues, llegado el momento de hacerse cargo de que la educación no sólo tiene que constituirse como ciencia y como actividad básica al servicio de la persona individual y de los grupos humanos, sino que para poder hacerlo bien tiene que estar sustentada por una filosofía clara y consecuente.

Junto a todo ello, deberá tener un concepto de la persona basado en el auténtico conocimiento de las dimensiones y valores del individuo, como ser singular y social, libre y progresivo, con lo cual la educación no tendrá que limitarse a transmitir los modelos acumulados hasta el momento sino y sobre todo, pasar adelante potenciando capacidades y proporcionando materiales para creaciones y aportaciones originales y enriquecedoras.

Tecnologías contra el plagio


Los que nos dedicamos a la docencia estamos comprobando, cada vez más, cómo algún estudiante prefiere el camino rápido y, en lugar de elaborar sus propios textos, se dedica a «cortar y pegar» fragmentos bajados de internet. Si bien es cierto que, nada más leer un texto, se puede intuir que no se está ante un trabajo original, comprobar si hay plagio ha sido, hasta hace relativamente poco, un trabajo en sí mismo. Actualmente existen programas informáticos que rapidamente detectan si el texto ha sido copiado. Lo que sucede es que, casi siempre, estos programas suelen ser costosos. Y digo «casi siempre» porque cada vez están saliendo más programas gratuitos que permiten la vigilancia contra el plagio.  Desde la simple introducción en buscadores de frases (o fragmentos de texto más amplios) hasta programas que detectan el plagio en documentos completos, existe una variedad de tecnologías anti-plagio.
Los interesados en estas herramientas de utilidad docente podrán encontrar más información pinchando aquí.