Blog de la Revista Comunicar

¿UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS?

 

post 27 5

El artículo que queremos recomendar hoy parece que indica que sí. Ha sido escrito por Susana de-Andrés, de la Universidad de Valladolid; Eloísa Nos-Aldás, de la Universitat Jaume I de Castellón y Agustín García-Matilla, de la Universidad de Valladolid bajo el título “La imagen transformadora. El poder de cambio social de una fotografía: la muerte de Aylan”.

Hay imágenes que producen gran impacto y son capaces de quedar retenidas en la memoria de una generación, así como de conmocionar a nivel mundial. En el caso de fotografía periodística, esta ha jugado un papel especialmente importante en el registro de la historia de conflictos políticos, guerras, tragedias y confrontaciones.

El estudio que recomendamos a través de este post, pretende insertar el papel de las imágenes en el ámbito de la comunicación para el cambio social con un ejemplo fotográfico de gran actualidad y que conmocionó a la población, la muerte de Aylan Kurdi, el niño de tres años ahogado en el intento de huida en una balsa de inmigrantes sirios en Bodrum.

Aborda el caso de la fotografía de Aylan para reflexionar en torno al papel de la imagen en la provocación de reacciones solidarias a escala internacional mediante la recogida de datos del impacto de la imagen en medios digitales. El análisis se centra en tres parámetros: iconográfico (descriptivo), iconológico (interpretativo) y ético (implicativo), el cual aborda aspectos como la gravedad y la pertinencia de la publicación de la fotografía.

Interesante aportación que aconsejamos leer porque introduce reflexiones no sólo del entorno periodístico sino también del contexto social en general.

Las 10 Cimas de la Investigación en Comunicación (VII): Public Opinion Quarterly

Post realizado por David Fernández-Quijada y Rafael Repiso

Llegamos hasta Public Opinion Quarterly en nuestro recorrido veraniego por las revistas de mayor impacto en comunicación. La más popularmente conocida como POQ puede que no sea la de mayor impacto pero ciertamente es una de las de mayor tradición junto a Journal of Communication. Uno de los motivos es que se fundó en 1937, de manera que podría considerarse la primera revista académica de comunicación. Esta afirmación no es fácil ya que POQ también es considerada una revista de Ciencia Política y Thomson-Reuters la incluye en una tercera categoría que da fe de su alcance: Ciencias sociales interdisciplinar. En todo caso, nuestra recomendación es dedicar un rato a leer algunos de los artículos publicados el año pasado con motivo de su 75º aniversario en un número especial con textos en acceso libre.

Editada desde el Reino Unido por Oxford University Press –aunque previamente la había editada Chicago University Press–, está enfocada al estudio de la opinión pública desde cualquier ámbito. En el primer número ya aparecía una contribución de Harold Lasswell, padre fundador de los estudios de comunicación. En esta línea, POQ es una revista en la que han aparecido contribuciones teóricas y metodológicas muy relevantes, como la de su estudio más citado. Se trata del clásico de 1972 “Agenda-setting function of mass media” de Maxwell McCombs y Donald Shaw, texto fundacional de las teorías del agenda-setting que ha sido citado la friolera de 1.035 veces, una barbaridad para cualquier artículo de comunicación. El segundo más citado no le anda a la zaga, ya que es un texto de Daniel Katz pulicado en 1960 (“The functional-approach to the study of attitudes”) que ha sido mencionado en 757 ocasiones. Igual que en otras revistas del top ten, el predominio de autores estadounidenses es abrumador.

Tabla 1. Artículos más citados de Public Opinion Quarterly

Autoría Año Título Citas
McCombs ME; Shaw DL 1972 Agenda-setting function of mass media

1.035

Katz D 1960 The functional-approach to the study of attitudes

757

Kelman HC 1961 Processes of opinion change

605

Anliere KD; Dunlap RE 1980 The social bases of environmental concern – a review of hypotheses, explanations and empirical-evidence

471

Krugman HE 1965 The impact of television advertising – learning without involvement

459

 A pesar de la larga tradición de la revista, con más de 2.000 artículos publicados desde 1956, tan sólo dos autores españoles han contribuido a lo largo de su historia… y eso fue hace más de cuarenta años.

 El primer texto data de 1966 y es un documento cuanto menos curioso. Se trata del resumen de una conferencia –apenas una página– del sociólogo Amando de Miguel, adscrito a la empresa Data S.A., sobre “Religious attitudes of Spanish youth”. Dos años más tarde aparece la segunda contribución, el artículo “Use of mass media in France and Egypt” (5 citas). Está escrito en colaboración entre E.S. Lorimor, identificado como profesor del Instituto de Estudios Norteamericanos de Barcelona, y S.W. Dunn, del Departamento de Publicidad de la Universidad de Illinois. Se trataba, en realidad, de un estudio financiado por la Oficina de Investigación Naval estadounidense. La contribución española, pues, no puede ser más limitada.

Tabla 2. Autores españoles con mayor participación en Public Opinion Quarterly

Autores Trabajos
Lorimor ES; Dunn SW Use of mass media in France and Egypt
De Miguel A Religious attitudes of Spanish youth

El impacto de las editoriales internacionales de libros en Comunicación y Educación

Hasta hace menos de un año, los investigadores andábamos perdidos en cuanto a la justificación de criterios de calidad de las editoriales científicas. Este es un problema que las revistas científicas depuraron hace décadas y que en cambio con las monografías, los científicos han tenido un problema sin resolver hasta hace poco. Tradicionalmente se ha justificado la calidad de las monografías de forma individual, obra a obra, por las citas recibidas de otros trabajos, por las reseñas en revistas y por la presencia en bibliotecas. Las citas tienen un problema, que llegan con el tiempo, las reseñas son poco habituales mientras que la presencia en bibliotecas es un factor que también tarda cierto tiempo en materializarse. El problema de la falta de indicadores de calidad para las monografías es especialmente dramático en disciplinas donde los libros son y han sido tradicionalmente el medio vehicular de la investigación, y por tanto el principal objeto de evaluación de la actividad científica de los investigadores por parte de las agencias acreditativas (sí, los demonios de la ciencia).

Pero cuando muchos rezan para que llueva, a veces, diluvia… y es que ahora están surgiendo varias iniciativas con el propósito de evaluar los libros científicos, aunque de momento ninguna herramienta es del todo definitiva. Comenzamos con los productos precursores, Google Books, nos permitía encontrar un gran número de las citas emitidas a los libros. Hace un par de años llegó el esperado Book Citation Index que como Thomson anunciaba vino a «completar el cuadro de herramientas que ofrecen». La mayor pega de esta herramienta es que sólo indiza los libros de editoriales seleccionadas (algo más de 30.000 libros). Pero estas dos herramientas, aunque claves para medir el impacto/prestigio de las editoriales de monografías, no lo hacen, sólo analizan y cargan las obras individualmente.

No es hasta hace mes y medio que no surgió una herramienta que permitía acercarnos a la calidad de las editoriales, utilizando el «prestigio«, específicamente el prestigio que las editoriales españolas y extranjeras tienen entre los profesores universitarios españoles medido a través de encuestas. Esta herramienta del Grupo EPUC fue bautizada como «Scholarly Publishers’ Indicators» del que ya hicimos una entrada. Pero ahora mes y medio después, de la mano del Grupo EC3 surge otra propuesta, la creación de un «Book Publishers Citation Reports» que pretende obtener la calidad de las editoriales científicas a través del impacto de sus libros, utilizando como muestra los datos del Book Citation Index de la Web of Science.

El Grupo EC3 propone una forma de evaluar las editoriales basada en el impacto medido en número de citas de sus libros, para ello realiza un estudio preliminar de cómo  quedaría el producto si se utilizasen los actuales datos del Book Citation Index, y calcula,  realizando un paralelismo con el JCR de las revistas, para 19 disciplinas los valores de sus editoriales más importantes. Aunque de momento es un experimento y los propios autores son críticos con los resultados, especialmente debido a la selección de la muestra (los fallos de cobertura del book citation Index tienen su eco en este subproducto), personalmente creo que mejora bastante la aislada percepción de las editoriales extranjeras que tienen los profesores universitarios españoles, que nos deja ver SPI, donde en algunas áreas poco internacionalizadas es cuanto menos divergente. Podéis acceder al Working Paper en el siguiente enlace:

Torres-Salinas, Daniel; Robinson-García, Nicolás; Delgado López-Cózar, Emilio. Towards a ‘Book Publisher Citation Reports’. First approach using the ‘Book Citation Index’. Ec3 Working Papers, August 2012.

Sin más os dejamos con un par de capturas del Top 20 de las editoriales en Comunicación y Educación, y les recomendamos que lean este Working Paper que recientemente ha sido colgado en arXiv.