Blog de la Revista Comunicar

Aularia: Apuntalar el conocimiento, el verdadero reto del periodismo digital

051 tecnologiaA partir de una conferencia pronunciada en Almería por Elena Pedrosa el 3 de mayo de 2013 dentro de los actos de celebración del Día Internacional de la Libertad de Prensa, LXXXII Aniversario de la Asociación de la Prensa y entrega de los Premios Libertad de Expresión, la autora ha preparado este artículo para la revista Aularia.

Elena Pedrosa es miebro del Grupo Comunicar, doctora en Comunicación Audiovisual y Licenciada en Comunicación Audiovisual y Periodismo por la Universidad de Málaga. Actualmente es profesora de Artes Plásticas y Diseño en la especialidad de Fotografía Artística en la Escuela de Arte de Almería.

Su planteamiento inicial es que la objetividad no existe, diferenciando los términos informar, que significa «dar noticia de algo» y comunicar, que significa «hacer a otro partícipe de lo que uno tiene».  Una pregunta que se hace la autora: ¿Hasta qué punto la viabilidad económica y ese afán lucrativo de la carrera de las tecnologías de la información han sido el único criterio que se ha seguido para asegurar la construcción de un proyecto, el de las redes informativas, lo suficientemente sólido? La dictadura de la prisa por comprobar los resultados, cuanto y más si la presión de la competencia o de las directivas europeas se encuentran detrás empujando, hace que no se fundamenten en la base esos saltos cuantitativos que nos venden a las máquinas sin que sepamos aún acercarnos a su lenguaje ni comprendamos el alcance de su influencia.

Otra pregunta: ¿es lo mismo intelectualidad que inteligencia? y ¿es lo mismo formación que sensibilidad y consciencia?, ¿qué tipo de formación estamos dando y/o recibiendo? A la autora le resulta paternalista pensar que los cientos de licenciados que salen al año de las Universidades no tienen la capacidad intelectual ni el discernimiento suficientes como para escribir con estilo y criterio propio en las redes.
El verdadero reto del periodismo dependerá del tipo de sociedad en la que se desenvuelva, no de las herramientas tecnológicas que tenga a su disposición. Y, por supuesto, del tipo de sociedad que se quiera construir. Habrá de preguntarse, ¿qué tipo de intermediario quiero ser?, ¿para qué va a servir esta manera de comunicarme y estos contenidos que comunico?, ¿a quiénes?
Más que apuntalar el conocimiento, la autora opina que el verdadero reto estriba en apuntalar los cimientos de la responsabilidad humana. Las buenas personas serán las únicas que puedan cifrar una verdadera comunicación moral. Y no es moral anteponer intereses particulares, ni mezclar el bien común ni el servicio a la comunidad con el beneficio económico. Hay periodistas muy responsables, dice, pero la profesión en sí acaba consumiéndolos, de la misma forma en que el sistema capitalista en el que vivimos acaba consumiendo al individuo a no ser que acabe convirtiéndose en máquina, en masa, para formar parte de él. Mantener el espíritu crítico en una sociedad colapsada no es fácil, aunque es absolutamente necesario.

Cumplir años

En esta vida lo mejor que nos puede pasar es llegar a viejos… pues la opción B no es muy recomendable.
En la vida profesional pasa exactamente lo mismo, cuando nuestros proyectos, nuestros congresos o nuestras revistas llegan a altos números de ediciones, la madurez y la experiencia se ponen de manifiesto, y los resultados así lo muestran.  Pues de todo eso quiero hablar hoy en mi post.
El día de ayer 20 de julio estuvo lleno de emociones para mí, mi madre cumplió 89 años y estoy muy feliz y con ella… ¡afortunadamente!  Como a la vez tengo que hacer el post y precisamente la 1ª revista de Comunicar data de octubre de 1993 esto me ha llevado a reflexionar sobre los 20 años que va a cumplir Comunicar precisamente en unos meses… es más que mayor de edad, es una plataforma de expresión, un foro abierto para todos los profesionales de la educación y la comunicación que se dedican a la “Educación en medios de comunicación”, una revista  científica consolidada a nivel nacional e internacional.
Para celebrarlo con música (cada uno tiende a su terreno) he puesto en búsquedas de la revista, búsqueda por textos,  en Título la palabra música y he conseguido ¡más de 30 artículos! El primero de ellos, titulado “el video clip musical”, se publicó en otoño del 1993, y en él ya se proponía el uso de los videoclips en el aula como género de expresión y comunicación, como fuente de investigación y desarrollo del espíritu crítico.  A partir de ahí, en sucesivos números, la música siempre ha estado presente, bien sea destacando su vertiente comunicativa en un contexto audiovisual como en “Cine, música y aprendizaje significativo”,  o  destacando la necesidad de conservar temporalmente el arte sonoro que en sí mismo es atemporal, como se puede apreciar en las sugerentes viñetas de  “historia de la música enlatada” ,  realizadas por Pablo Martínez-Salanova, o en  Historia de la música que va y viene de Enrique Martínez-Salanova.
Si buscamos en Artículos interesantes también la música aparece bien situada, en el 8º lugar, con  Mediaciones en el nuevo escenario digital. Música y pantallas   y en el puesto 14 con  “El sonido de los medios”  , ambos del monográfico 34 de la revista, dedicado a Música y pantallas.  Interesante es la reflexión planteada en ellos, recordando que siendo el arte sonoro una de las formas de comunicación humana, los estudios sobre la música y  la comunicación han ido durante mucho tiempo por caminos dispares. Parece que el renovado interés actual en los “sound studies” puede ser el resultado del desarrollo de un entorno mediático en el que el sonido se ha puesto de moda.
Y podría seguir hablando del resto de los artículos que relacionan comunicación, música y tecnología, porque las búsquedas en Comunicar dan para mucho …
Pero sólo pretendía animaros a bucear en los tesoros que ha acumulado Comunicar a lo largo de estos 20 años. Probad …¡y ya me contaréis!

Apuntalar el conocimiento, el verdadero reto del periodismo digital. Conferencia de Elena Pedrosa Puertas

elena pLa  doctora en comunicación audiovisual y compañera del Grupo Comunicar, Elena Pedrosa Puertas, con motivo da la celebración del Día de la Libertad de Prensa, dio una conferencia en Almería con el tema: Apuntalar el conocimiento, el verdadero reto del periodismo digital, en la que entró de forma muy directa en las diferencias entre informar y comunicar, la responsabilidad de emisores y receptores y la importancia de todos ellos tanto en el información como en la comunicación, cuestionando muchas de las formas de comportamiento que hoy se estilan y planteando desafíos de cambio social futuros con el fin de utilizar las tecnologías como vehículo y no como contenido.  Elena resaltó la importancia de una sociedad en la que prime el conocimiento sobre la técnica y que las redes fundamenten sus contacto sen relaciones humanas constructivas. En la profesionalidad del periodista, hizo más bien énfasis en su formación integral, capaz de enfrentar críticamente la información y los problemas sociales.

Puedes leer El texto íntegro de la conferencia
«más que apuntalar el conocimiento«, ahora «el verdadero reto estriba en apuntalar los cimientos de la responsabilidad humana. Las buenas personas serán las únicas que puedan cifrar una verdadera comunicación moral. Y no es moral anteponer intereses particulares, ni mezclar el bien común ni el servicio a la comunidad con el beneficio económico«. “Conozco a periodistas que son muy responsables, pero ocurre que la profesión en sí acaba consumiéndote si lo eres. Como el sistema capitalista en el que vivimos acaba consumiendo al individuo a no ser que acabe convirtiéndose en máquina, en masa, para formar parte de él. Mantener el espíritu crítico en una sociedad colapsada no es fácil, aunque es absolutamente necesario«. Este párrafo está en una información que me ha transmitido la Asociación de periodistas de Almería)

El acto estuvo organizado por la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), en el auditorio del edificio «Pitágoras», sede central del Parque Científico-Tecnológico de Almería (PITA), que prácticamente inauguró sus instalaciones con este acto, en el que además se entregaron los premios Libertad de Expresión a la Escuela de Arte de Almería y al humorista gráfico almeriense Francisco Martín Morales «Martínmorales», y se impuso el escudo de oro de la Asociación a Antonio Pérez Lao, presidente de la Fundación Cajamar. Fueron homenajeados también seis periodistas: Lola López, Antonio Verdegay, Tereixa Constenla, José Luis Masegosa, Antonio Grijalba y María Nieves San Martín.