Blog de la Revista Comunicar

¡ADIOS FACULTAD … ADIOS!

Pues sí, hoy es 31 de julio y he dicho adiós a la Facultad.
Estoy cercana a la “fatiga mental”. Sí, esa sensación de monotonía, de hipovigilancia… de saturación mental; noto como disminuye mi eficiencia funcional, como es peor la relación esfuerzos/resultados y aumenta la frecuencia de los errores, etc… me siento agotada.
Nunca como el presente año ha sido necesario reunirse y trabajar tanto en el mes de  cierre del curso; pero “todo pasa y todo llega…“ y ahora pienso en otros escenarios (playas, viajes, mi Cáceres…) relacionados con el descanso y la convivencia amistosa y familiar.
Se necesita y se recomienda salir de las exigentes solicitaciones –plazos, proyectos, riesgos, incertidumbres– que demanda el trabajo profesional; es importante un cambio de actividad que facilite el sosiego necesario para redimensionar la tarea y la propia la existencia. Saber despegarse periódicamente de esos reclamos contribuye a relativizar la importancia material de lo que hacemos. Los psicólogos subrayan la necesidad del periodo vacacional para desconectar de la rutina y hacer acopio de fuerzas de cara al próximo curso.
Pues me voy a cargar las pilas. ¡Ustedes lo pasen bien! Y todos tengamos unas ¡Felices vacaciones!

¡Y LUEGO DICEN QUE JULIO SON VACACIONES…!

Mi reflexión de hoy tiene que ver con la creencia de que los docentes tenemos muchas vacaciones…  y yo digo que serán algunos… pues yo en julio voy “con la lengua fuera”.  En la Facultad, los exámenes y entregas de trabajos terminaron la semana pasada y todavía tengo montones que corregir; los Consejos de Departamento y Juntas de Facultad no se acaban, el plan docente del próximo curso hay que modificarlo al alza por la aplicación del Real Decreto 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, me vencen plazos a finales de mes para la entrega de una comunicación a un congreso y de un artículo de revista… ¡no llego!
Pero en los niveles de la enseñanza no universitaria compruebo que va pasando lo mismo: en la Comunidad Valencianalos profesores  que solían irse de vacaciones en julio tendrán que cambiar su costumbre y deberán estar “a disposición” de la administración durante ese mes; por otra parte observo que también en el presente mes, cada vez se realizan más campamentos de verano que ahora se llaman SUMMER CAMP.
Luego  amigos, a trabajar en julio que siempre se ha dicho que el trabajo es salud.
Como éste será mi último post antes de las vacaciones… de agosto, aprovecho para desearos ¡FELIZ VERANO!

¡POR FIN, VACACIONES!

Me corresponde colocar el último post antes de las vacaciones y mi reflexión irá en la línea de la necesidad que tenemos de desconectar de la rutina, de la evaluación que solemos hacer  cuando un curso termina y sobre una propuesta de actividd lúdica para una noche de verano.
Todo el mundo coincide en que nuestra vida es cíclica y tenemos que cerrar espacios para después poder abrirlos con más fuerza.
Uno de los asuntos que podría resaltar cuando analizo el curso 2010-2011, es que mi amigo, compañero de despacho, de grupo de investigación y de Comunicar Juan Casanova, ha salido alcalde de Castellar de la Frontera y lo echaremos de menos en la Facultad.
El sábado 13 de agosto organiza el XIX FESTIVAL FLAMENCO “LUNA LLENA” y creo que es una magnífica  oportunidad para visitar el Castillo y celebrar también que durante el curso que termina, el flamenco logró ser considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
¡Nos vemos en Castellar y buen verano!