Blog de la Revista Comunicar

Un historietista y la comunicación

45_historieta_01_historietistaPara ver la «historieta» completa, aquí. Historias visuales.

Posiblemente esta sea la última «historieta» que haga para la Revista Comunicar, pues vamos a cambiar de estructura visual al dejar de editarse en papel y pasar a quedarse solamente en sus ediciones on-line, DVD, e-book…. por esa razón hemos pensado suprimir alguna de sus características y dar prioridad a los artículos y textos.

Al ser este el último comic, que salvo decisión o necesidad posterior realice, he querido explicar en él cómo los he realizado hasta el momento mediante una historieta que reproduce los pasos y sistemas que utilizo. Un cómic empieza con una idea: la trama de la historia y una serie de personajes que mantienen el movimiento de la historia. Las historietas que hago son todas sobre educomunicación, su historia, aspectos que tienen que ver con los medios, con el arte, con la educación.

Y llega la idea, a veces tengo varias, algunas en espera… cuando decido la temática general, a investigar, buscar, pensar… busco historias, personajes, artefactos, vestuarios de la época… Es entonces cuando comienzo a dibujar, papel y lápiz y mucha goma de borrar. Lo entinto a rotring y rotulador, lo escaneo, y el el ordenador perfilo, monto y coloreo. En esta última historieta decidí colorear antes, a mano, para lo que utilicé lápices infantiles de colores.

Tras miles de revisiones, descartes, vueltas a empezar, doy por terminada la historieta. Normalmente, solamente montar cada una de las páginas, sin contar dibujos previos, etc… me lleva unas ocho horas de tiempo. El tiempo total es bastante, desde las ideas, bocetos, dibujos, descartes, escaneos… necesito más de un mes.

Lo de dibujar «historietas» ha sido durante tantos años una aventura maravillosa… José Ignacio Aguaded ha luchado contra viento y marea para mantenerla en una revista científica (no hay ninguna que las publique). Yo fui quien convencí a José Ignacio, aún con pena de dejarlo, de no mantenerla en sus ediciones on-line. Sé por experiencia que en ellas se buscan los artículos, las investigaciones… la historieta hubiera quedado perdida en el espacio virtual. Gracias a quienes me habéis apoyado y animado tantos años.