El consumo de las pantallas: un gran espectáculo

Autores/as

  • Dolores Rodríguez

DOI:

https://doi.org/10.3916/c31-2008-03-062

Palabras clave:

Telespectadores, consumo, pasividad, lenguaje televisivo, espectáculo

Resumen

El nivel instructivo de la TV no puede elevarse si en los espectadores no aumentan la cultura televisiva, que no es otra cosa que «saber leer íntegramente un programa, conociendo y sabiendo valorar los símbolos que se han empleado para contarnos lo que estamos viendo». A la mayoría de las personas que actualmente ven TV, les trae sin cuidado el lenguaje televisivo, no pasan de lo que llamaríamos un primer nivel: el espectáculo. Sólo ven las incidencias y la acción que narra determinado programa. No se comparte ninguna experiencia, lo único que se comparte es el espectáculo, un juego que nadie juega pero que todo el mundo puede contemplar. En la sociedad del espectáculo «lo que aparece es bueno y lo que es bueno aparece». Lo importante es administrar el tiempo libre a través de los medios de comunicación. Debemos dar un paso en la educación audiovisual y afrontar uno de los grandes retos de nuestra era: el estar con la TV. Hay que dejar de ser analfabetos televisivos y convertirnos en personas críticas, activas, creativas e imaginativas... para enriquecer la realidad cultural y social..

Descargas

Publicado

2008-10-01